Blogs

¿Quién quiere a Ricky?

El mencionadísimo “Lock Out” de la NBA está acaparando la atención del baloncesto mundial. Por lo que parece, la solución no parece cercana sino todo lo contrario y esto provocará que en las próximas semanas escuchemos un sinfín de rumores sobre movimientos de jugadores de la mejor liga del mundo a otras competiciones.

Como seguidor de la NBA veo con desolación que peligre la temporada pero he de reconocer que produciría cierto morbo una desbandada general de las estrellas del baloncesto norteamericano a ligas europeas (lo sé, alguno se irá a China pero aquello es como los jugadores veteranos de fútbol que van a retirarse a Estados Unidos).

Los jugadores españoles no escapan a las especulaciones. Rudy Fernández prolongará su estancia en el Real Madrid y Serge Ibaka tendrá la opción de hacerlo mientras que los hermanos Gasol y Calderón exprimirán su paciencia en espera de noticias más definitivas sobre el futuro de la temporada americana. Si atendemos a la cobertura informativa sobre nuestros jugadores parecería que el análisis habría terminado pero resulta que tenemos un número 5 del draft sobre el que nadie se pronuncia, Ricky Rubio.

No deja de ser curioso el peso mediático que ha perdido Ricky Rubio desde su elección en el draft. Es evidente que su rendimiento no ha sido deslumbrante en estos dos años pero la sensación que se transmite en este momento es que Rubio es un jugador sin alternativas. El club que tiene sus derechos, el Barcelona Regal no se ha manifestado en ningún momento, parece tan claro que lucharán por los hermanos Gasol si se cancela la temporada como que no harán ningún esfuerzo por contratar al base titular de su equipo Campeón de Europa hace dos temporadas.

El tiempo ha confirmado lo que ya parecía claro, Ricky Rubio no decidió irse a la NBA, el Barcelona Regal prescindió de su base que decidió fichar por el equipo que tenía sus derechos en la liga norteamericana. En mi opinión, el momento de la carrera de Rubio no admite cierres patronales, seguro que tiene buenos agentes que le aconsejen pero  no debería dejar la oportunidad de jugar cada semana. Quizás no necesita un equipazo en el que seguro no desentonaría, sino un conjunto dónde se requiera de él que forme parte del juego, que tome iniciativas y dónde pueda expresarse durante muchos minutos seguidos en la cancha.

Las últimas sensaciones que me ha dejado Ricky  han sido las de un jugador con dudas que ha decidido jugar sin riesgos para evitar cometer errores. Parece que esa actitud la está llevando fuera del campo.  Ahora tiene un buen momento para tomar impulso en su carrera, seguro que los entrenamientos que está haciendo en Estados Unidos son de gran utilidad pero ¿qué jugador de 21 años no tiene el gusanillo de competir una o dos veces por semana?.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Una respuesta a “¿Quién quiere a Ricky?”

  1. Carlos dice:

    Pues a mi se me ocurre un equipo en la capital de España, donde tendría un gran mercado, con un entrenador que ayuda a mejorar a los jugadores y confía en los jóvenes y al que le gusta que sus equipos jueguen “alegres” y que necesita un base como agua de mayo… y sino, que se venga al Estudiantes ;)

Deja tu respuesta