Blogs

‘Fuenla’ no sabe de lockout

Si uno fuera mal pensado diría que todo el tema del  Lockout de la NBA ha estado guionizado. Lo cierto es que su fulgurante resolución con demandas en los juzgados presentadas, su comienzo el día de Navidad y su temporada más cargada de partidos que nunca no han hecho sino dar un plus de publicidad añadido a la competición deportiva mejor promocionada y difundida del mundo.

El tema ha cansado un poquito y ha terminado cuándo muchos de los brillantes especialistas que tenemos en nuestro país apostaban desde hace tiempo. Es verdad que se han quedado unos cuántos millones de dólares por el camino pero lo cierto es que después de todo parece como que hay más ganas de ver la NBA. En conceptos de juego colectivo poco tiene que enseñar la NBA al baloncesto europeo pero a nivel organizativo la celeridad con la que manejan y promocionan su producto no tiene nivel de comparación.

Mientras tanto la Liga Endesa no está en Lock out para nada, el nivel de juego está siendo superior al de la temporada pasada por el empuje de los conjuntos con menos presupuesto sabedores de que este año la lucha por el descenso puede alcanzar a siete u ocho clubes. De este grupo pretende huir rápidamente Baloncesto Fuenlabrada, camino de una nueva hazaña. No consigue patrocinador pero gana adeptos cada fin de semana.

Su estilo es un manual de pistas para huir del infierno. Prohibida la especulación, todos los jugadores se sienten capaces de intentar cualquier cosa en el campo, los errores que comete son por exceso de ímpetu más que por falta de confianza. Contra equipos de mayor presupuesto dos recetas, atrevimiento y bemoles. El primer remedio lo representa Quino Colom un base joven, con amplia trayectoria ya a sus espaldas. Cierto, es un base de los “de ahora”, mucho mejor jugando un 2×2 que interpretando necesidades de mayor calado pero conoce la casa y, muy importante, juega con un sentido enorme de gratitud hacia un equipo que le ha dado la oportunidad de expresarse. Se agradece ver esos síntomas y se lamenta no ver ese sentimiento en clubes cercanos al fuenlabreño.

La bemolización tiene su cabecilla en Gustavo Ayón, fichaje made in Fuenlabrada, del club de los “no los conoce ni su padre” que tan buen resultado suele dar en el club madrileño. El pívot mejicano no aparecerá en ningún curso de Entrenador como exponente de ningún fundamento técnico pero su seguimiento debería ser obligatorio para todos los jóvenes que se inicien en este juego, bastaría con un vídeo corto de dos o tres minutos con dos palabras rotulándolo, HAMBRE y DESEO.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

Deja tu respuesta