Blogs

Lecciones del “Fuenla”

Tengo la sensación de que la clasificación de Fuenlabrada para la Copa del Rey de Barcelona ha alegrado a mucha más gente que a los aficionados del equipo madrileño, y es que ese es uno de los méritos del “Fuenla”, hacer de su rebeldía y su capacidad de superación una constante que le ha concedido el mayor de los premios posibles, la admiración general.

Sin victimismos. Fuenlabrada ha vendido a Batista, Ayón y Biyombo en menos de un año pero no se han escuchado los habituales mensajes del tipo “qué malos son los clubes con más dinero que nos quitan los jugadores”. La realidad es tan sólida como su proyecto que pasa, entre otros aspectos,  por revalorizar a jugadores para poder venderlos y seguir existiendo.

- Autoexigencia. Los múltiples avatares del equipo en forma de traspaso de jugadores y lesiones no se han traducido en mensajes condescendientes. El grupo está tan convencido de sus posibilidades que da la sensación de poder superar cualquier adversidad. No hay rastro de conformismo en el juego ni nadie se agarra a las circunstancias para justificarse. Simplemente, cada día son mejores.

- Hogar, dulce hogar. Da la sensación de que Fuenlabrada es un sitio en el que se está a gusto, que deja un gran poso entre los jugadores porque se sienten cómodos para desarrollar su mejor juego. Valters, en su momento, Sergio Sánchez o Saúl Blanco son algunos ejemplos de jugadores que han mostrado su mejor versión en el equipo madrileño y que regresaron al club después de experiencias erráticas. El perfil de ellos es parecido, chicos muy dependientes de su estabilidad emocional y de sentirse con confianza para expresarse en el campo con acierto. Esto produce un cierto “efecto llamada”, ahora mismo Fuenlabrada es un club atractivo para muchos jugadores, tienen la sensación de que “aquí voy a jugar muy bien”.

- Dirigentes. Lo que más destacaría de ellos es su valentía. Apuestan por jugadores desconocidos, demuestran conocer las ligas LEB al máximo y mantienen la guardia pretoriana encargada de enseñar el camino a los nuevos desde el primer día. En general, el club da muestras de actividad permanente.

- Entrenadores. La mayoría de los entrenadores que han pasado por Fuenlabrada en los últimos años se han revalorizado en su paso por el club madrileño. El mérito de todos ellos (Casimiro, Guill, Mateo, Maldonado y ahora Fisac) ha sido su humildad para adaptarse a la filosofía del grupo y olvidar su ego para mantener las buenas herencias recibidas. Ninguno de ellos ha pretendido ser un revolucionario, cada uno ha aportado su matiz y sus ideas pero han partido de la misma premisa que inunda el club: Prohibido quejarse y resignarse.

P.D. 1. Un reconocimiento especial para el Lagún Aro empezando por sus jugadores y cuerpo técnico y también para sus dirigentes que supieron tener paciencia y reconocer el esfuerzo del equipo cuando perdía. Vieron más allá de los resultados y distinguieron que el grupo competía en todos los campos. Fueron pacientes y tuvieron su premio, suele pasar.

P.D.2. Mi máximo apoyo para el maestro de maestros, Manel Comas. El cáncer debe estar acojonado.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta