Blogs

Estilos y méritos

Tenía gran expectación por ver el Maccabi-Barcelona de la Euroliga. Dos clubes históricos aspirantes al título y con propuestas de juego distintas. Además, me apetecía ver al equipo catalán, una vez recuperado Navarro, que no es poca cosa. Por último, por el vicio este que tenemos de comparar encajaba a la perfección otro encuentro entre dos candidatos después del interesante Real Madrid-Montepaschi del día anterior.No se puede hablar del partido como una obra de arte, ni mucho menos, es más, por momentos fue un tostón, pero define a la perfección el momento actual de juego del equipo de Xavi Pascual.

El Barcelona campeón de Europa del 2010 es uno de los mejores equipos europeos que he visto porque conjugaba vistosidad y eficacia en su baloncesto. Era un equipo demoledor que arrasaba a sus equipos (conviene repasar esa Final Four) por su capacidad física, su actividad defensiva y su habilidad para manejarse tanto en el juego de transición como en el juego posicional. La versión 2012 es bastante distinta, no entra tanto por los ojos pero mantiene su efectividad. El equipo parece un poco más “pesado” y  poco entusiasta de intentar anotar canastás rápidas, ahora mismo no es un grupo que te mantenga pegado al televisor. Comprendo por lo tanto que se esté instalando un debate acerca de la propuesta de juego del Barça pero me parecería un error que se confunda esa propuesta con el mérito que tiene desarrollar aspectos del juego como lo hace el equipo catalán.

No soy de los que piensa que el plan previo de Xavi Pascual sea jugar partidos lentos, espesos y de renuncia total al juego a campo abierto. En mi opinión la extraordinaria defensa del Barcelona condiciona tanto el partido que a equipos de propuestas alegres como el Maccabi les obliga a pensarse cada vez más sus acciones ofensivas. De ahí que los partidos del equipo azulgrana repitan una sensación que comparten los grandes grupos de todas las disciplinas deportivas, el rival al que se enfrentan siempre te parece peor de lo que es. Por lo tanto, creo que para ser justos de igual manera que se reconoce que este Barcelona aún no engancha (sigo pensando que veremos mucho más de aquí a final de temporada) hemos de asumir que tiene un mérito extraordinario el esfuerzo individual y colectivo en defensa que realizan y su extraordinaria capacidad competitiva en cualquier campo del mundo. Hay mucho y buen trabajo detrás de todo eso.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta