Blogs

Granger y la hora de las preguntas

Escribo estas líneas después de revisar la victoria de Asefa Estudiantes frente a Blusens y de confirmar que, después de una mala temporada, el equipo madrileño afrontará los tres últimos encuentros decisivos para su salvación en el mejor momento deportivo y anímico de la temporada.El partido sirvió para confirmar la excelente temporada de Jayson Granger, un chaval de 23 años que ha sabido exprimir al máximo las difíciles situaciones vividas en su equipo para añadir mayores virtudes a un juego amparado en una gran exhuberancia física y una extraordinaria personalidad. Es difícil encontrar jugadores jóvenes que sepan sobreponerse a la tensión de vivir al filo del abismo, Jayson lo ha logrado con nota contribuyendo decisivamente en ambos lados de la pista. En ataque ha sabido cuándo imponer su potencia  y ha tenido partidos de extraordinario acierto en el tiro (quizás su aspecto técnico más mejorable) mientras que  en defensa cuesta encontrar en la competición un defensor de jugadores exteriores más intenso. Es cierto, cuenta con un físico privilegiado para defender pero eso no es lo más determinante en su caso sino su capacidad de asumir cualquier misión defensiva como un reto y no como una carga.

Las actuaciones de Granger obligan a realizarse algunas preguntas de difíciles respuestas. ¿Puede considerarse que ha sido uno de los tres mejores bases de la Liga Regular? Atendiendo a su influencia en el colectivo y a sus números parece que sí pero la clasificación de su equipo puede que haga que la respuesta no sea tan categórica y más si nos fijamos en otros jugadores como Javi Rodríguez, Carlos Cabezas y Pedro LLompart que han dirigido a sus equipos a registros más ganadores. ¿Estamos ante un jugador que puede ser uno de los dos bases de cualquier equipo de la competición? Tengo menos dudas en este sentido, sobre todo por la mentalidad del jugador, su madurez y la evolución de las últimas temporadas hacen pensar que tiene una gran capacidad para adaptarse a cualquier tipo de reto. Su cambio de rol de la temporada pasada a ésta dónde ha llevado casi en exclusiva el peso del equipo le ha permitido aumentar sus registros de Director de juego, aunque sin duda es en este aspecto dónde más debe progresar.

La última pregunta que me viene a la cabeza es ¿por qué está teniendo tan poco eco mediático su gran temporada? Varias opciones, quizás porque no esté siendo tan buena y sólo nos lo está pareciendo a unos pocos o quizás porque la marcha del equipo no de para que nadie se merezca algún tipo de reconocimiento, y vosotros ¿qué pensáis?

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

3 respuestas a “Granger y la hora de las preguntas”

  1. Alonso de Palencia dice:

    Su temporada está siendo buena a medias. Primero, porque aunque parezca una frase hecha, esto es un deporte de equipo y de nada sirve tu nivel si no sirve para elevar el de tu equipo. Para mí simplemente ha confirmado lo que ya sabíamos todos hace 3 años menos su entrenador de entonces: que es un base ACB cien por cien y que si hubiera tenido más minutos habría explotado mucho antes. Pero como lo tenían para dar descanso al veterano, pues así nos ha ido.

    Confío en él y comparto gran parte de las valoraciones hechas por Mariano; pero hay dos cosas que me generan dudas.

    La primera es su alarmante falta de concentración defensiva: tiene una tendencia muy peligrosa a dejarse llevar en los primeros minutos de partido, pasando muchos bloqueos por detrás y jugando a que el rival falle. Cada bloqueo que pasa por detrás es un triple que le clavan a él y a su equipo. Con las piernas que tiene y la defensa que es capaz de hacer, debería empezar mordiendo desde el minuto 1 y hacer que el base rival sufriese el mismo síndrome que cierto base veterano sufría cuando subían a Jayson a entrenar al primer equipo: “‘Joder, otra vez este bicho aquí no, por favor”. Está capacitado para dominar partidos desde la defensa y, en caso de que no tenga la exigencia en el equipo, debería de autoexigírselo él mismo.

    En segundo lugar, es sin duda el peor jugador de la ACB resolviendo situaciones bajo presión. Cuando quedan pocos segundos para acabar la posesión, con demasiada frecuencia toma la decisión equivocada: si le defiende un alto, decide tirar un triple en vez de penetrar; si un bajito, le fuerza la entrada y no el tiro; hace tiros rarísimos a 45º al aro que dan en el canto (el famoso clonk que todos hemos sufrido) en vez de asegurar a tablero; si decide pasar, siempre va el pase al jugador más comprometido con la defensa rival, en lugar de pasar al que más espacio tenga… Cuando era más joven podíamos achacarlo a la falta de experiencia, pero en eso apenas ha mejorado desde que es titular asentado. Y debería, sobre todo por su bien, me alegraría de que le fueran bien las cosas porque me consta que es un tipo estupendo. Pero debe aprender a poner muchísima más concentración en el juego si quiere de verdad ser un crack de esto y estar al nivel que podría alcanzar por físico y calidad que atesora.
    Slaudetes

  2. Mike dice:

    Creo que es innegable que Jayson ha evolucionado muchísimo. Siempre ha sido, como dicen en el comentario anterior, un “bicho” defensivo, siempre se ha juzgado a Granger como un jugador puramente físico. No obstante, creo que ha mejorado mucho estos años como director de juego, como base puro. Si vemos sus estadísticas año a año, comprobamos que estamos en su mejor temporada en cuanto a aspectos físcos, como el rebote, y aspectos de dirección, como las asistencias.

    Eso implica que Granger, como los buenos directores, ayuda al equipo desde varias facetas, lo cual le permitiría tener sitio como uno de los dos bases para cualquier equipo ACB.

    La pregunta clave es ¿Ha sido uno de los tres mejores bases de la liga? Creo que no ha llegado a ese nivel. Ha sido, posiblemente, uno de los cinco. Pero ha habido bases que han estado a un nivel similar, y, además, han llevado a sus equipos a la victoria. Mencionas a Llompart, Cabezas y Javi Rodríguez. Yo añadiría a Raul López y el nivel que se ha demostrado en su vuelta, y a Prigioni al regresar a casa.

    Eso influye en su repercusión mediática. Que su equipo está abajo. En un mundo que premia más a las colas de león que a las cabezas de ratón, Granger le pasa desapercibido. Los que le hemos visto crecer año tras año, somos los que tenemos conciencia de su gran evolución. La pregunta debería ser donde está su techo.

  3. Uxue dice:

    Creo que si lo ficha algún equipo grande no se equivocará

Deja tu respuesta