Blogs

Una de entrenadores

Antes de ver el Barcelona Regal-Real Madrid tengo la sensación de que no será un partido demasiado intenso, que tendrá tintes preparatorios y de que los dos equipos centrarán sus esfuerzos en seguir preparándose para sus respectivos finales de temporada.

El desarrollo del partido me desmiente rotundamente, especialmente Xavi Pascual que con el recuerdo de la Final de Copa muy presente inicia el partido con Víctor Sada para frenar a Llull. El Real Madrid realiza sus mejores minutos desde la última vez que visitó Barcelona y los locales se muestran nerviosos, erráticos y tremendamente pendientes de los árbitros, mala cosa, aunque hayan obtenido su rédito en forma de mayor rigor con los blancos en el último cuarto y un pabellón entregado a la causa. Vence el Barça liderado por Navarro y se asegura la ventaja de campo en todos los play offs lo que es mucho decir si repasamos las demoledoras estadísticas de los azulgranas en su pista. Un gran partido de dos grandes equipos que dará que pensar a muchos jugadores y entrenadores sobre los diferentes límites que gozan los equipos a la hora de presionar a los árbitros.

 El Real Madrid no sale muy dañado del encuentro, diría que todo lo contrario porque da la sensación de encontrarse bastante cómodo jugando contra el Barcelona Regal. Quizás su temprana eliminación de la Euroliga debía haberle permitido no conceder derrotas evitables en la Liga Endesa que le hubieran hecho optar al primer puesto de la Liga Regular pero ha parecido que, lejos de permitirles descansar y perfeccionar aspectos mejorables, han perdido sensaciones competitivas que sólo han recuperado en la visita al Palau.

El drama de la jornada estaba en Valladolid donde Asefa Estudiantes no se podía permitir fallar y no lo hizo. Su extraordinaria afición ha vuelto a responder y se ha ganado el derecho de defender su suerte en su cancha. Es de ley reconocer la labor de Trifón Poch, sobre todo en el aspecto mental y en su capacidad para hacer creer a su equipo de que la permanencia era posible cuando todo parecía perdido, independientemente de lo que suceda en el último partido, su labor ha sido magnífica.

Pero si hablamos de entrenadores, el técnico del año se llama Sito Alonso y dirige al Lagún Aro San Sebastián. Por rendimiento de su plantilla, por propuesta de juego y por todo lo bueno que ha transmitido dentro y fuera del campo, el técnico madrileño es uno de los personajes de la temporada, afortunadamente aún podremos disfrutar de él y su equipo en los Play Offs.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Una respuesta a “Una de entrenadores”

  1. Uxue dice:

    Espero que el Estu se salve, de ser así, mucho mérito para Trifón Poch que recogió un equipo muerto.

Deja tu respuesta