Blogs

El chico del interrogante

Miro las semifinales de la Liga Endesa y pienso la gran colección de “cuatros” que presentan Barcelona, Real Madrid, Caja Laboral y Valencia. Hablo de Lorbek, Teletovic, Mirotic y Caner-Medley, todos ellos jugadores de muchos minutos en cualquier equipo europeo y perfectos exponentes de las cualidades que debe tener un jugador que ocupe esa posición.Pienso en estos jugadores e inevitablemente dirijo la atención hacia otro jugador que podía competir con ellos de igual a igual y al que lesiones, cambios de posición y descuidos en su forma física le han convertido en un jugador del que se desconoce cuál es su verdadero nivel en estos momentos. Me refiero a Novica Velickovic.

La serie entre Real Madrid y Caja Laboral tiene extraordinarios alicientes. El juego de los blancos les hace merecedores de confiar en ellos pero muchos sospechamos que Caja Laboral se ha guardado su mejor nivel del año para este final de temporada y tiene la capacidad de alterar la final prevista. La lesión de Mirotic nos privará de disfrutar de su talentazo durante los primeros partidos pero nos permitirá comprobar si Velickovic está listo para los mayores desafíos.

Desconozco si el Real Madrid tiene alguna decisión tomada respecto al futuro del jugador serbio, la sensación desde fuera es que no parece que se le considere una pieza esencial del proyecto pero se le reconoce un potencial que le permitiría destacar en cualquier grupo. Desde el punto de vista de los dirigentes, Velickovic es una verdadera patata caliente. Probablemente no ha dado muchos motivos para seguir confiando en él pero tiene toda la pinta de que volverá al Palacio de los Deportes con otra camiseta y recordará todas las condiciones que tiene.

Soy de los que piensa que muchas de las trayectorias de los jugadores están determinadas por momentos muy puntuales, quizás, quien sabe, esta serie contra Caja Laboral sea un verdadero punto de inflexión que corrija estos 3 años inestables de Velickovic. Un gran rival como el conjunto vasco, un reto a nivel defensivo como Teletovic y un buen nivel de confianza son elementos suficientes para que Nole pueda despejar muchas incógnitas. De momento, es un jugador sin número con un gran interrogante a su espalda que puede despejar recordándonos que el paso de descartable a imprescindible es mucho más pequeño de lo que pensamos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Una respuesta a “El chico del interrogante”

  1. Daniel dice:

    Pues no tengo ninguna fe en este jugador. Espero que no siga en mi equipo porque lo único que hace es quitar minutos a Mirotic.

Deja tu respuesta