Blogs

“Uno como Garbajosa”

Se retira Jorge Garbajosa y no conviene pasarlo por alto. Hay jugadores históricos, talentazos de época, carismáticos y otros que, siendo buenísimos, tienen una gran trascendencia por haber ayudado a definir una posición de juego, Garbajosa es uno de ellos.

Su evolución. Hay varias características que han hecho de Jorge Garbajosa un jugador especial. Sus inicios no aventuraban para nada su desarrollo posterior como jugador, era un pívot rocoso, sin miedo al contacto y que desarrollaba su juego principalmente cerca de canasta. El paso por Italia le ayudó a ir moldeando unas cualidades que le ayudaron a dar ese paso de buen complemento a excelente jugador. Su nivel competitivo aumentó y su registro ofensivo empezaba a orientarse más allá de la línea de 6,25. Hubo un momento que ejemplificó como nadie aquello de “menos es más” porque desarrollaba menos variedad de acciones pero era un jugador más efectivo.

Málaga 05/06. El mejor Garbajosa que he visto. Unicaja es campeón de Liga  y asistimos a un magisterio del jugador madrileño. No es sólo aquello tan manido de que hace el campo más grande para sus compañeros, es también esa sensación que transmiten los más grandes en el mejor momento de su carrera de control absoluto de la situación. Mucho del mejor Unicaja de la historia tenía que ver con Jorge Garbajosa que, cumplida su misión en Málaga, emprendió la aventura de la NBA. Su marcha de la Liga ACB dejó tanta huella que muchos equipos emprendieron una desaforada búsqueda de jugadores de parecidas características. Se buscaban pívots que resultaran una amenaza en el lanzamiento exterior y que permitieran espacios para el “cinco”. Unos años después, en plena época dónde los equipos planifican sus plantillas, ésta sigue siendo una de las figuras que más cuesta encontrar. Como toda idea, el “efecto Garbajosa” tuvo un lado perverso que se manifestó en las presuntas incompatibilidades entre pívots que habían jugado muchos años juntos. Hubo un momento que pareció que la necesidad de encontrar una virtud limitaba el baloncesto de los equipos.

La selección. Aunque en Málaga vivió sus mejores momentos, cuesta identificar a Garbajosa con un único club. El equipo de la carrera de Garbajosa es la selección española. Su papel en los éxitos recientes ha sido decisivo porque entendió como nadie qué era lo que necesitaban los talentazos de la generación del 80, porque ofreció los mejores partidos defensivos de su carrera y porque explicó qué significaba el equipo nacional a los nuevos jóvenes que se iban incorporando como Rudy Fernández, Marc Gasol o Ricky Rubio.

El final. Los últimos tiempos no han sido buenos para Garbajosa. Los problemas físicos han marcado sus últimos años y ni siquiera su habilidad para entender el juego ha podido sobreponerse a esta época acaudillada por el músculo. Hace bien la Federación Española de Baloncesto en reclutarlo. Acaba su etapa como jugador pero su legado es tan inmenso que ahora sospechamos de cualquier “cuatro” que no pueda tirar, se les permite que no reboteen y que miren la zona como la consulta del dentista, pero por favor, que anoten de tres puntos.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta