Blogs

Sobre España, giras y demás

Comienza la serie de partidos de España preparatorios para los Juegos Olímpicos con un cierto aire de rutina. Empiezan estas Giras a tener ciertas similitudes con el Tour de Francia dónde uno dosifica sus apariciones frente al televisor esperando sólo lo mejor en momentos señalados.

El grupo está más que hecho,  lleva mucho tiempo jugando junto y no se percibe un cambio de rol destacable respecto al Campeonato de Europa salvo que las lesione de Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro perduren. Sólo la vuelta de Sergio Rodríguez al equipo nacional y sus primeras sensaciones en estos partidos añaden algo de picante a la preparación. Sergio completará la sobriedad de Calderón y la exhuberancia física de Sada dotando de un punto de improvisación y genialidad a un equipo poderoso en media pista que no debe olvidar que su mejor versión se ha visto cuando su despliegue defensivo ha propiciado muchas canastas fáciles. Ahí está el reto de Scariolo, conjugar la necesidad de alimentar al iniguable juego interior de España con desarrollar situaciones que permitan descolgarse en el juego a toda pista a los desatados Llull, Rodríguez, Navarro y Rudy (cuando vuelvan). El primer partido de preparación dejó detalles interesantes en este sentido como un Sergi LLull algo más contenido y metiendo más balones interiores que en toda la temporada en el Real Madrid.

USA y los demás... Que el partido de la Final Olímpica de Pekín es una referencia de nuestro baloncesto nadie lo pone en duda, de ahí a convertir ese encuentro en dogma absoluto y reducir el baloncesto mundial a dos equipos media un abismo. La ilusión de medirse a Estados Unidos no debe hacernos olvidar el potencial de otras selecciones, lo difícil que es mantenerse permanentemente en la élite y por qué no decirlo alguna duda sobre si los referentes de esta selección llegarán en plenitud de condiciones a la cita olímpica. Tal y como está la cosa de desatada sonará a sacrilegio lo que voy a afirmar pero creo que mejor le irá a España si piensa que está más cerca de perder contra Rusia, Lituania, Argentina o Francia que de ganar a Estados Unidos.

Es tanto el recuerdo que hay de la pasada final de Pekín que hay una excesiva tendencia a plantear los Juegos Olímpicos en un paseo hasta la Final contra Estados Unidos. Aquel fue un partido excepcional extremadamente difícil de repetir y en que se tuvieron opciones porque España explotó todas las ventajas de jugar sin nada que perder y Estados Unidos jugó con demasiada altanería en defensa para la magnitud del rival. Vender otra cosa es un error. La madurez de este equipo hace pensar que se mantendrán ajenos a esta euforia externa, de lo contrario, seguramente jugaremos contra Estados Unidos, pero a lo mejor no en la Final…

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , ,

Deja tu respuesta