Blogs

Factor Marcelinho

Se aproxima el inicio de la competición oficial y por ende abundan los análisis y predicciones sobre lo que nos puede deparar una temporada que tiene su origen en la brillante final que protagonizaron Barcelona Regal y Real Madrid hace ya unos meses. No me parecen descabellados aquellos análisis que otorgan el favoritismo al Real Madrid porque su propuesta de juego caló en aficionados y crítica y porque demostró que no es incompatible con un buen rendimiento, por lo menos en las competiciones nacionales, pero me cuesta, por lo menos de inicio, situarle muy claramente en un plano superior al del actual campeón.

En espera de que los dos equipos cierren sus plantillas con algún jugador interior más (no tengo muchas dudas de que a poco que tengan oportunidad en el mercado ni Barcelona ni Real Madrid apostarán por Todorovic y Hernangómez como quintos pívots) me gustaría detenerme en la influencia que puede tener un jugador en el rendimiento de su equipo durante la campaña y en los enfrentamientos directos entre los dos equipos con mayor presupuesto de nuestro baloncesto.

El rendimiento de Marcelinho Huertas la pasada temporada no fue bueno. Lo escribe uno que considera al base brasileño uno de los mejores bases que juegan en Europa pero lo cierto es que muchas veces pareció un jugador intrascendente. Cierto es que podíamos decir que fue decisivo para el título de Liga por aquel triple excepcional pero le concedo un grado menor de importancia que las variaciones tácticas de Xavi Pascual o el constante rendimiento durante la serie de Erazem Lorbek. La realidad es que si tuviera que decir un puesto dónde constantemente fue mejor el Real Madrid que el Barcelona diría que fue en el de base ya que el peso de Llull y Rodríguez en el juego fue mucho mayor que el de Huertas y Sada en los partidos que disputaron.

Como no comparto, quizás por corporativismo, esas ideas que señalan a Pascual como un técnico que prohíbe a sus bases cualquier tipo de decisión improvisada y que les impide expresar su talento limitándoles a un mero papel de “trasladadores de balón de campo a campo” quiero pensar que el bajo rendimiento de Huertas (o por lo menos por debajo del esperado) no se prolongará una temporada más. Los movimientos en el verano del Barcelona han reducido su capacidad correctora en defensa pero les han dotado de más jugadores capaces de crearse sus opciones de anotación por sí solos, en este sentido Huertas tiene la responsabilidad de detectar cuál de todas las opciones que dispone su equipo es la mejor para utilizar en cada momento pero no debe resignarse a poder interpretar que él puede ser un foco que genere superioridades también en momentos determinados. Sólo en algunos partidos puntuales y, ante la ausencia de Navarro, Huertas se recordó que una buena capacidad de dirección no implica mantenerse de puntillas por el desarrollo del partido.

El progreso de los equipos no debe recaer exclusivamente en lo que pueda aportar una u otra incorporación, a veces también es bueno dedicar tiempo a analizar qué jugadores que siguen en la plantilla pueden elevar su nivel y por consiguiente hacer crecer al grupo. En un contexto donde parece que el Real Madrid perfeccionará su apuesta y tendrá menos días inconsistentes en defensa que en el pasado una de las claves para que el más renovado Barcelona pueda aumentar su nivel será el rendimiento del fenomenal base brasileño. Estaremos atentos, nosotros y Jasikevicius que aunque viene, parece, a jugar de escolta seguro que no se resigna a rascar algún minutillo de base…

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Una respuesta a “Factor Marcelinho”

  1. Naxo dice:

    Me despistas, pensé que tirabas más por lo blanco pero hoy me das un tufillo culé…

Deja tu respuesta