Blogs

El valor de Jaycee

Jaycee Carroll es una bendición para nuestra competición.  Da igual de que equipo seas, es muy difícil que te guste el baloncesto y no encuentres como excepcional todo lo que ofrece el jugador del Real Madrid. Más allá de sus enormes cualidades, es admirable su gran capacidad para mantenerse concentrado en el partido y como asume que los errores propios y los de los demás (ya sean compañeros o árbitros) forman parte de este juego. No es nada desdeñable esta cualidad sobre todo si la comparamos con algún compañero empeñado en comportarse como si quisiera que siempre los focos le apuntaran a él. Poco más que lo que dura una mueca se permite Carroll distraerse de su particular misión, anotar.

Moscú y Tenerife han sido las dos últimas ciudades que han disfrutado del “show de Jaycee”. En los dos partidos, el escolta estadounidense ha logrado maquillar dos malos partidos de un equipo que ha acusado el desgaste físico de los viajes y su tendencia a relativizar conceptos defensivos básicos para cualquier grupo. La defensa es precisamente el factor que explica que sea difícil que Carroll supere con holgura los 20 minutos por partido de juego. Lo sabe Pablo Laso y todos los entrenadores que juegan contra el Real Madrid. En el partido contra C.B. Canarias, los madrileños se mantenían en el partido a duras penas hasta que el entrenador local, Alejandro Martínez apostó su suerte a castigar la defensa de Carroll con situaciones cercanas al aro para Saúl Blanco. En esas Pablo Laso tiró de manual y retiró a Jaycee con el marcador ya desfavorable pero la reacción de su equipo no fue la esperada. Con casi todo perdido Pablo Laso dió marcha atrás, protegió a Carroll con defensas zonales y éste se encargó del resto en ataque con esos tiros aparentemente imposibles y que desafían cualquier defensa por la rapidez con la que es capaz de levantarse.

No debería el Real Madrid acostumbrarse al “milagreo” para sacar partidos como el disputado contra el CB Canarias ni deberíamos dejar de admirar las exhibiciones de Carroll aún cuando sean habituales. Su papel no es nada sencillo, está condenado a anotar para ganarse continuidad en el juego y cada vez que pisa la pista es el principal foco de su rival en ambos lados de la cancha. Nada de eso altera a Jaycee, un regalo para la Liga Endesa, un anotador, sólo eso y todo eso.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta