Blogs

El “cuatro” de D´Antoni

Mike D´Antoni debió pensar que todo sería más fácil cuando aceptó hacerse cargo de los lakers. Las sensaciones que transmitía el equipo con Brown eran difíciles de empeorar y lo cierto es que durante algunos momentos de determinados partidos los Lakers han dado la sensación de ser capaces de adaptarse a la velocidad de ejecución que exige su nuevo entrenador. Pero no nos engañemos un balance de 8 derrotas en los primeros 15 partidos de la competición es un dato tremandamente decepcionante para un equipo construido para pelear por el título.

Gasol. No es cómoda la situación del jugador español, su movilidad y capacidad de pase siempre le han ayudado para jugar con otro jugador interior pero el sistema de Mike D´Antoni aleja demasiado a Gasol del aro y le hace perder efectividad. La realidad es que Pau no es el tipo de “cuatro” que ha utilizado D´Antoni en su carrera y se percibe una cierta incomodidad en la relación deportiva entre entrenador y jugador. Estamos ante una situación bastante típica en cualquier disciplina deportiva que pone a prueba la capacidad de los técnicos para sacrificar parte de su “librillo” atendiendo a las características de la plantilla que dispone. Para que nos entendamos, imaginemos un Garbajosa en su mejor momento, estoy convencido que D´Antoni lo cambiaría a pelo por el Gasol actual porque sacrificaría puntos cerca del aro por jugadores que abrieran el campo y consiguieran que el equipo fuera más amenazante en más zonas del campo.

En el caso que nos ocupa, sería absurdo que D´Antoni intentara reinventar a un jugador de 32 años que se ha ganado un prestigio por su capacidad de generar juego para él y para los demás en situaciones cercanas al aro por lo que la única posibilidad es que adapte su estilo a involucrar a Gasol y a Howard en mayor medida de lo que está sucediendo hasta el momento. Desgraciadamente para el equipo californiano la convivencia Gasol-D´Antoni no es el único problema,  el banquillo no aporta alternativas y hay una evidente carencia de lanzamiento exterior que permite a las defensas de los rivales cerrarse sobre Gasol y Howard.

El clavo ardiendo. Ni muchos gramos de paracetamol tienen mejor efecto que un gran base en los dolores de cabeza de los entrenadores. El regreso de Steve Nash permitirá evaluar de manera definitiva qué recorrido tiene este equipo. El base conoce los métodos de su entrenador y seguro que tiene una idea de cómo adaptarlos a los compañeros que lo rodean, además quitará algo de tiempo el balón de las manos de Kobe Bryant (al que poco se puede reprochar en estos partidos) y dispondrá de buenas opciones para exhibir su buen lanzamiento exterior. Si Nash tampoco logra cambiar la tendencia se avecina una temporada muy dura en Los Ángeles que puede derivar en un futuro desolador si Howard no prolonga su vinculación con la franquicia.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta