Blogs

Póquer de lujo

En esta etapa dorada de nuestro baloncesto dominada por el talento de los hermanos Gasol, la capacidad anotadora de Navarro y la omnipresencia en el juego de Rudy Fernández, este fin de semana parece más que apropiado para reconocer la trascendencia de cuatro jugadores que ocupan la posición de base y que afrontan este momento de su carrera con perspectivas muy diferentes.

Siempre Calderón. La débil plantilla de los Raptors y el claro mensaje que le enviaron los dirigentes del equipo canadiense con el fichaje de Lowry parecían argumentos bastante contundentes para que el extremeño encontrara pocos estímulos en esta temporada. El esfuerzo de Calderón por no dejarse arrastrar por la dinámica de su equipo es admirable así como su capacidad por defender su puesto en la élite durante muchos años. El impacto mediático de Ricky Rubio en Estados Unidos no debe alejarnos de valorar la trayectoria de un jugador al que lo mejor que se le puede desear en estos momentos es un equipo con mayores aspiraciones, ¿por qué no en Europa la próxima temporada?.

La reaparición de Ricky Rubio tras su larguísima lesión es una noticia fantástica que nos ha recordado la huella que dejó su juego no sólo en Minnesota sino también en toda la competición. El buen comienzo de temporada de su equipo liberará a Rubio de todo tipo de presión y la probada capacidad de adaptación que ha demostrado durante toda su trayectoria hará el resto. Los Timberwolves son el equipo perfecto para el jugador español, rodeado de un técnico que aprecia todas las bondades de su juego y varios jugadores europeos entre los que es un verdadero referente. El único objetivo de esta temporada debe ser recuperarse completamente de su lesión y acumular minutos de experiencia que le presenten nuevos retos y también obstáculos (no todo será tan fácil).

El ritmo del “Chacho”. Sergio Rodríguez está haciendo méritos para que el equilibrio entre sus devotos y los que cuestionan sus cualidades se incline claramente hacia los primeros. Entre los numerosos méritos que acumula Pablo Laso desde su llegada al Real Madrid, recuperar plenamente al jugador canario es uno de los más relevantes. Sergio nos está acostumbrando a mostrar con  regularidad lo que antes era esporádico y la consistencia de su tiro exterior le permite tener más alternativas ofensivas que nunca. Un jugador carismático y necesario en nuestra competición del que aún se puede esperar mucho más porque tiene condiciones de sobra para que su progresión no se detenga.

LLull, dominante. Quizás el debate ya no sea si el jugador balear es base o no,  sino si es el mejor jugador en esa posición en la Liga Endesa. Si su temporada anterior ya fue buena, en la actual está dando un paso más en cuanto a solidez. Es cierto que marca diferencias por su capacidad física pero también lo es que cada vez reconoce mejor las situaciones en las que tiene que poner en juego a sus compañeros. LLull no tiene el talento de Ricky ni el magnetismo de Rodríguez y su carrera no es comparable con la de Calderón pero es un ejemplo de perseverancia, tenacidad y confianza en sí mismo que le ha valido para derribar todos los obstáculos que se le han presentado en su trayectoria. Admirable, sin duda.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu respuesta