Blogs

¿Estancados?

Dediqué uno de mis primeros escritos en esta bitácora para hablar sobre Deron Williams y Chris Paul, entonces en camino de ser los mejores bases de la NBA comenzado el declive de Nash y Kidd y en espera de la explosión de Derrick Rose. Más de cuatro años después las sensaciones que me generan Deron Williams y Chris Paul son bastante diversas.

Deron Williams es una de las mayores decepciones de las últimas temporadas. Eso es así. Su salida de Utah y su llegada a los Nets no ha supuesto ningún impulso en su carrera sino más bien todo lo contrario. Williams no ha progresado en ningún aspecto de su juego, lo que hacía muy bien lo hace un poco peor y aquellos aspectos mejorables como el control del tiempo de juego y una mejor toma de decisiones siguen siendo más que asignaturas pendientes. Da la sensación de que le cuesta mantener la concentración mucho tiempo seguido pero sobre todo muestra una alarmante falta de pasión en el juego, simplemente se deja llevar. La pregunta ahora es si podemos esperar de Williams algo más o tendremos que conformarnos con esta versión menor en un jugador que por momentos parecía en condiciones de discutir el status de mejor base de la competición a cualquiera. Ahora mismo me cuesta valorarle como uno de los cinco o seis mejores porque sus cualidades están difuminadas en un cuestionable espíritu competidor.

Chris Paul es un caso distinto, su prestigio en la Liga no ha disminuido en estas temporadas y su incorporación a los Clippers ha revitalizado al atractivo equipo californiano. Paul tiene menos piernas que Williams pero mucha más personalidad e influencia en el juego. Sin duda, es uno de los grandes jugadores de una competición que crea muchos bases brillantes en el juego de uno contra uno pero en la que cuesta adivinar verdaderos directores de juego. La virtud de Paul es que puede disfrazarse de varios personajes en un mismo partido, por un lado es capaz de dominar el ritmo de su equipo y de favorecer los vuelos de sus atléticos compañeros pero también sabe cuando asumir el protagonismo ofensivo en los momentos decisivos de los partidos. La asignatura pendiente de Paul es conseguir que Los Clippers ofrezcan su mejor rendimiento frente a los mejores equipos de la competición. Hasta ahora, como sucedió en los Play Offs de la pasada temporada frente a los Spurs, los californianos se hacen muy pequeños contra los aspirantes al título, ya no se trata de ganar o perder sino que por momentos parecen hasta lejos de competir contra ellos.

Williams y Paul no compiten en la misma “Liga” desde hace unos meses pero la NBA ofrece momentos para la redención, quien sabe si  los próximos Play Offs proporcionarán el estímulo que necesita Deron Williams para recordarse y recordarnos que tiene mucho más de lo que está ofreciendo. Mientras tanto, con Rondo y Derrick Rose lesionados, pocos discuten el trono de un Chris Paul, bueno, quizás Westbrook, aunque para eso habría que ampliar mucho mucho la definición del término Base…

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta