Blogs

Por cosas como éstas

Andan las cosas movidillas en el baloncesto nacional, se cuentan con los dedos de una mano (¿y sobran?) los equipos que pagan al día, se empieza a tener la sensación de que muchos partidos tienen poca o ninguna trascendencia y aquella prometida renovación, reinvención o revolución, que de todas las maneras se llamó, de la que tanto se habló hace un par de temporadas se ha quedado en nada. Es tiempo de espantadas, de equipos que no pagan pero fichan, de partidos en streaming entre el primer y el segundo clasificado y de batallas por evitar la desaparición, aunque se disfrace con la palabra descenso.

Y aún así, todo esto sigue mereciendo la pena porque siempre quedará el juego y esos detalles que merecen recuperarse de cada jornada. Comparto algunos de los últimos que más me han llamado la atención.

Qyntel Woods. Woods es uno de los jugadores de más talento de la competición que juega en uno de los equipos que mejor pueden aprovechar sus cualidades, Lagún Aro de San Sebastián. Las cualidades técnicas del jugador norteamericano le valdrían para jugar en cualquier equipo de Euroliga, pero hace mucho tiempo que a sus habilidades no le acompaña cierta voracidad competitiva. Aún así, cada partido deja dos o tres cositas de esas en las que de repente te ves de pie y no sabes por qué. Un lujo con cierto aire de culto, de esos con los que a veces hay que cerrar un poquito los ojos cuando defiende o eso que hace cuando su equipo no ataca.

C.B Canarias, EQUIPO. Si nos fijamos en los resultados del conjunto dirigido por Alejandro Martínez, su temporada debe calificarse como excelente. Si analizamos su juego la valoración anterior se queda bastante corta. Su apuesta por consolidar un sitio en esta liga no pasa por la especulación sino por la rebeldía y por asumir que las limitaciones no son impedimentos. Ganan y pierden pero casi siempre juegan bien.  Que nadie olvide que no sólo los equipos de Euroliga hacen grande una competición sino actitudes como las que transmite C.B. Canarias.

Manresa, porque sí.  Entenderé que a alguno le parezca presuntuoso incluir a BasquetManresa en una lista de este tipo, pero uno tiene memoria y mucho respeto hacia la trayectoria de un equipo y un club admirable, plataforma de lanzamiento de muchos buenos jugadores de esta competición y por qué no decirlo de otros muchos nombres que sólo tendrían la opción de jugar en una liga tan complicada como la española en el equipo catalán. Me gusta de Manresa hasta su último fichaje, Nemanja Aleksandrov, jugador deslumbrante en categorías inferiores, castigado por las lesiones y por prematuras expectativas que, como otros muchos, puede encontrar en la localidad catalana un lugar adecuado para poder mostrar todo su potencial.

El PARTIDO. El Caja Laboral-Real Madrid fue algo extraordinario. Dos equipos por encima del 50% en tiros de campo, momentos puntuales de brillantez de todos los grandes jugadores que se juntaron. Que si empieza golpeando Nocioni, coge el testigo San Emeterio y siempre está Nemanja Bjelica, ¡ talentazo¡ pero el Real Madrid sigue a lo suyo, confía tanto en su método que cualquier desventaja le parece poca, y aparece Rudy, el mejor Rudy, muchos puntos y pocos gestos, se suman por momentos los bases y como casi siempre está Carroll y su punto por minuto, pues eso, el juego, siempre el juego al rescate.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , ,

Una respuesta a “Por cosas como éstas”

  1. Basketmanía » Blog Archive » Elogios al CB Canarias en “elEconomista.es” dice:

    […] “Por cosas como éstas“ […]

Deja tu respuesta