Blogs

Martín, Nacho

Mira que es difícil esto, pero si me obligaran a elegir un jugador, tan sólo uno, como el más destacado de la temporada en la Liga Endesa, creo que me quedaría con Nacho Martín. El jugador de Blancos de Rueda Valladolid merece todos los elogios y reconocimientos por su influencia en el extraordinario rendimiento de un equipo ejemplar (digo equipo, no club, ni dirigentes porque es imposible asociar ese calificativo a quién no cumple con sus obligaciones) que ha hecho de la capacidad de superarse un medio de vida.

Martín es uno de esos jugadores que parece haber alcanzado su plenitud porque siempre ha sabido interpretar todas las situaciones que ha vivido en su trayectoria. Formado en las categorías inferiores del Barcelona siempre pesaba sobre él la duda de cuál era su posición ideal para desarrollarse, si la de alero alto o la de “cuatro” con capacidad para jugar de cara a canasta. Cuando salió del Barcelona hizo camino en la LEB, que siempre curte, hasta que Granada apostó por él para vivir sus primeras experiencias en la máxima competición. Aquel Nacho Martín era un jugador que apuntaba cosas, que mostraba detalles pero que dejaba dudas sobre su evolución por su falta de continuidad en el juego. No sé si se puede aplicar un calificativo así a un jugador pero lo cierto es que lo primero que me sale al recordar a aquel Nacho Martín es la de un jugador “indefinido”.

Su fichaje por Valladolid fue el mejor estímulo posible para su carrera. Desde su llegada al club castellano, Martín se ha convertido en un indudable referente porque ha sabido completar sus cualidades con la madurez que proporciona saberse un jugador de referencia. No sólo se trata de números, que son fantásticos por otra parte, sino de esa sensación de dominio y seguridad que está demostrando con una continuidad admirable en los partidos como local y como visitante. Ya no se trata de averiguar en qué puesto puede rendir más sino de disfrutar de su aportación y ver la influencia en su equipo en los momentos más decisivos de los partidos, competitividad que se llama.

Y ahora, lo de siempre ¿Martín, selección?. El debate es lógico, merecido y es una manera de reconocer la valía de su temporada. La verdad es que su elección no podría ser discutida si atendemos a los méritos, sería un pequeño premio para todos esos equipos a los que sólo se les presta atención por sus problemas con los pagos o las fugas de sus jugadores y un reconocimiento a la trayectoria de un jugador empeñado en agarrarse a la élite.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags:

Una respuesta a “Martín, Nacho”

  1. rosenrod plante dice:

    rosenrod plante…

    Poste bajo » Blog Archive » Martín, Nacho…

Deja tu respuesta