Blogs

Miedo

Durante los 30 primeros minutos del tercer partido se refuerza la sensación de que si hubiera que elegir un término para definir lo que estamos viviendo en la Final de la Liga Endesa sería el de Miedo. El Barcelona, que también lo padece, como analizaremos después, ha encontrado en el temor que transmite el Real Madrid en su juego su principal elemento motivador y con ello se ha dado una opción, ahora mínima,  de competir por un título ante un rival que durante muchos momentos ofrece una sensación de vacío, de necesidad de encontrar un anotador constante que les alumbre en los abundantes minutos de oscuridad.

En este contexto, Felipe Reyes que de miedos sabe lo justo, se empeña en mandar mensajes a sus compañeros para que alguien se sume a su esfuerzo y se anime a no dejar escapar una oportunidad histórica de conquistar el campeonato. El primero en reaccionar es Sergio Llull, un tipo al que se le pueden cuestionar alguna toma de decisión pero en ningún caso su capacidad competitiva y la confianza que muestra en sus cualidades. Sobre estos dos jugadores, el Real Madrid realiza un último cuarto magnífico, el mejor de la final en el que suma buenas noticias además de la victoria, como los primeros minutos grandiosos de Mirotic en la Serie y las posibilidades que ofrece Darden en el poste bajo.

Todos los mensajes positivos que suma el Real Madrid son puñaladas en el corazón de un Barcelona que tiene dificultades para encontrar escuderos a Navarro en los momentos decisivos. Marcelinho Huertas, buen jugador de finales de partido, no ha entrado en la eliminatoria, como tampoco Lorbek, y Tomic no es alimentado con la continuidad que requiere. Quizás, solo quizás, el Barcelona ha interiorizado tanto su inferioridad que no ha sabido castigar lo suficiente tantos minutos sombríos de su rival y se ha conformado con seguir a rajatabla su plan de intentar llegar con opciones a los últimos minutos.

No nos engañemos, la Final no está siendo grandiosa, aunque sí interesante. El Real Madrid tiene casi todo en su mano pero le convendría no olvidar que sus mejores minutos han venido cuando se ha olvidado de envidar contastemente a la “chica” y apostar a la “grande”. Si se empeña en aceptar la propuesta del Barcelona aún puede meterse en un problema porque los de Xavi Pascual parecen disminuidos y lejos del potencial de la temporada pasada pero tienen orgullo, carácter, muchos títulos a sus espaldas y a Navarro…, demasiados argumentos para que los madrileños no teman un quinto partido.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , ,

Deja tu respuesta