Blogs

El mercado de Calderón

José Manuel Calderón afronta unos días decisivos en su carrera ante la oportunidad de firmar, probablemente, su último contrato en la NBA. La situación de Agente Libre del internacional español le permitirá escoger entre todas las ofertas que disponga y nos dará una percepción real de la valoración actual del jugador extremeño en la liga norteamericana.

La respuesta a la pregunta de qué buscan las franquicias incorporando a Calderón la tendremos en las próximas horas. Hasta ahora, su trayectoria en la NBA es una garantía para pensar que no le faltarán ofertas pero no sabemos si todas serán de su gusto. Desconozco que busca Calderón en su próximo contrato pero entiendo que, en ningún caso debe repetir experiencias como las últimas en Toronto y Detroit donde era un jugador reconocido dentro de dos equipos en reconstrucción muy alejados de los dos focos principales que mueven el negocio, el mediático y, sobre todo, el deportivo.

Entiendo que Calderón debe intentar formar parte de un equipo con sólidas aspiraciones de, al menos, jugar play offs y que le garantice protagonismo deportivo en forma de minutos en pista. Desde el punto de vista de las franquicias es muy comprensible que vean en el español un buen base para dirigir equipos jóvenes y en formación pero, por mucho tiempo que juegue, considero que ese rol no aporta nada en este momento de su carrera a Calderón.

La palabra clave es RETO y es lo que debe primar a la hora de elegir destino. Reto en forma de competencia con otro buen base (sólo uno, eso sí), reto por estar rodeado de buenos jugadores que necesiten orden en su juego y que agradecerán contar con un compañero que sepa ponerles el balón donde más les gusta y reto por sentirse obligado a ser mejor jugador cada día. Seguro, y hará bien, que, además de estos condicionantes, Calderón busque un buena valoración económica que refuerce su sensación de una verdadera apuesta por parte de la franquicia pero estoy convencido que los aspectos deportivos serán claves en su decisión.

¿Y Europa?  Pues parece que tendrá que esperar porque Calderón aún tiene mucho mercado en Estados Unidos aunque no puedo negar que provoca cierta curiosidad saber cuál sería el impacto del base en nuestro continente y si precisaría de ese periodo de adaptación que afectó, en su momento, a jugadores como Sergio Rodríguez. Personalmente, siempre me ha gustado  la versión más desenfadada de Calderón, aquella que juega más cerca del error porque se arriesga a tomar decisiones más agresivas, que la versión más sólida pero menos brillante y con menos capacidad de sorpresa que ha mostrado alguna que otra vez. Por eso, lo que me gustaría es ver a Calderón en el mejor equipo posible, pero sobre todo, lo que me gustaría es ver al mejor Calderón posible, porque éste es un jugador impresionante.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

Deja tu respuesta