Blogs

Síntomas y estilos

Me cuesta hablar de certezas después de los partidos de pretemporada. Es verdad, la Súpercopa es un título oficial pero está muy condicionado por la fecha cuando se disputa y sólo permite aventurar el presumible impacto de las incorporaciones realizadas, los posibles nuevos roles en los diferentes equipos y las presumibles carencias que deberán ir camuflando los entrenadores.

No niego que en esta edición de la Súpercopa el equipo que más atención me generaba era el Barcelona, por las numerosas incorporaciones realizadas y porque sus resultados en los partidos de preparación destacaban por la gran cantidad de puntos anotados. El estilo del Barcelona lleva tiempo a debate, sobre todo desde que Pablo Laso fichó por el Real Madrid (ya sabéis,  el eterno espejo ..). Mi sensación es que Xavi Pascual ha simplificado algo más su repertorio ofensivo, no en cantidad sino en la intención de ser más agresivos en los primeros segundos de posesión algo que beneficiará a sus bases y restará un cierto aire previsible que acusó el Barcelona la pasada temporada.

La realidad es que la plantilla del Barcelona es excepcional y sólo queda esperar cómo encajan las piezas y cómo se distribuyen las responsabilidades, sin duda, el aspecto más difícil de gestionar tanto por jugadores como por los técnicos. Para empezar, Pascual deberá dar una vuelta a cómo dar espacio a Pullen y a mejorar el rendimiento defensivo de jugadores como Nachbar o Lampe, probablemente el aspecto del que más provecho sacó el Real Madrid en la Final. Desconozco cuando estará Lorbek disponible pero su nivel de la temporada pasada no le da para disputar muchos minutos en esta plantilla.

El Real Madrid ha acertado de pleno con la incorporación de Bouroussis. Es mucho más móvil y mejor pasador que Begic y, sobre todo, tiene un mayor grado de competitividad. De momento, Mejri y Díez, los otros dos nuevos, parten como los jugadores 11 y 12 del equipo. La temporada es muy larga y tendrán oportunidades para hacerse valer.  Como es lógico, la estructura de equipo del Real Madrid está más definida y los jugadores están muy adaptados a la interesante propuesta de juego. Me quedo también del Madrid con los dos buenos partidos de Rudy Fernández que apunta a mejorar en mucho la temporada precedente, la creciente madurez de Mirotic, la influencia de Darden y esa pareja de pívots capaz de cambiar la dinámica de los partidos con su movilidad y actividad defensiva como son Reyes y Slaughter, en mi opinión, poco reconocidos. Ellos, y el mejor base español del momento, claro, Sergio Rodríguez que ha añadido a su talento y creatividad la condición que separa a los buenos de los elegidos, el dominio.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta