Blogs

Motivos

Productos de la crisis, jugadores que “rompen” definitivamente, entrenadores capaces de levantar proyectos apasionantes y apuestas más atractivas para el espectador. Todo eso y mucho más está ofreciendo la Liga Endesa. Y apetece hablar también de aspectos que nos ilusionan de la competición porque el debate para hacerla más atractiva, solvente e interesante no debe cegarnos de tal manera que obviemos los distintos motivos que aún hacen de este circo algo apasionante.

Y sí, sigue siendo ésta una Liga de muchas velocidades pero afortunadamente, no como en otros deportes, no abunda el victimismo y la continua apelación a las diferencias económicas sino un aire más inconformista que enriquece la competitividad y el juego en sí. Y es verdad, la liga sigue siendo medio clandestina y permite modelos de gestión que acumulan miles de euros de deuda cada día (eso de fichar y no pagar, en fin…), pero con todo eso no dejan de surgir historias y nombres apasionantes.

Emotivo, brillante y muy didáctico es el trabajo de Aíto García Reneses en Cajasol. La plantilla es de aquellas que se califican como “bonitas” si por un momento olvidamos que esto se trata (aunque no sólo) de ganar partidos. Valoro mucho que los rectores de Sevilla miraran más allá de los números para dar continuidad al trabajo de Aíto y que no se apresurasen por el mal comienzo en la presente campaña. A día de hoy no parece ninguna locura que el equipo más joven de la Liga juegue la Copa del Rey y eso sería una hazaña impresionante para un conjunto lleno de grandes proyectos pero de pocos jugadores con una trayectoria estable en nuestra competición.

Seguro que el técnico madrileño está disfrutando de una aventura que ha parecido tambalearse muchas veces pero que tiene el aval de cimentarse sobre pilares que deben asegurar la estabilidad del club en los próximos años. Este Cajasol es un equipo al que apetece ver por la consolidación de Satoranski, la posible recuperación de Franch y la evolución de hombres como Porzingins y Hernangómez. Junto a ellos, un jugador impresionante como Latavious Williams, una de las joyas menos valoradas de la Liga.

Después de Sergio Rodríguez, que está a otro nivel, creo que no exagero mucho si digo que Guillem Vives puede ser el mejor base de la competición hasta este momento. En la última selección sub 20 había tres nombres que destacaban que hoy viven realidades muy diversas en la ACB. Dani Díez intenta hacerse un hueco en un equipo muy armado y consolidado. Sólo la experiencia de convivir con ellos le enriquecerá y debe estar listo para aprovechar todas las oportunidades que tenga. Jaime Fernández acusa la dinámica negativa en cuanto a resultados de su club que no favorece la estabilidad para los jugadores jóvenes pero frecuentemente deja detalles para ilusionar. Lo suyo debe ser un ejercicio de constancia, trabajo y paciencia para poder enlazar varios partidos buenos consecutivos.

Guillem Vives está impactando en la competición. Su influencia en el juego de la Penya es máximo y ha asumido con enorme arrojo una responsabilidad que, en ocasiones, ha dinamitado carreras prometedoras. Vives es uno de esos bases que ayuda en muchas facetas del juego y que cuenta con una virtud impropia de su edad, es un jugador bastante estable que encaja bien los errores, algo en lo que influye, y mucho, la confianza que le está dando Salva Maldonado. Vives es de las mejores noticias de la Liga hasta el momento y un gran heredero de los innumerables bases que ha fabricado el Joventut para nuestro baloncesto.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta