Blogs

Spanoulis y las piernas blancas

Claro que no es buena cosa enfrentarse a un campeón como Olympiacos en unos Cuartos de Final de la Euroliga. La trayectoria del Real Madrid daba para un rival algo menos complicado, pero unos despistes inoportunos y que Olympiacos acusó en el Top 16 los innumerables cambios en la plantilla, nos han llevado a este duelo apasionante.Seguro que los griegos tampoco están contentos con el emparejamiento. Ese triple de Spanoulis en el último partido del Top 16 y esa celebración posterior significaban, no sólo una victoria ante el eterno rival, sino la sensación de haber eliminado de su camino a un rival poco deseado. Nadie esperaba la posterior derrota del Real Madrid en Kaunas y este cruce con aroma de Final, que no deja pensar en una serie corta y que pondrá a prueba la condición física y mental del conjunto de Pablo Laso.

¿Cómo está el Real Madrid?. Si atendemos a los últimos partidos diríamos que está lejos de su mejor versión de la temporada. El balón circula con menos fluidez, las pérdidas de balón aumentan,  la actividad defensiva es menos constante y tiene más problemas para encontrar canastas de alto porcentaje. Muchos síntomas que tienen que ver con que las piernas y la cabeza no andan demasiado frescas. Cosas lógicas porque la rotación se ha acortado por las lesiones y porque el equipo parece muy concienciado ( ¿quizás demasiado?) de acabar la fase regular de la ACB invicto.

Dicho esto, si algún equipo se merece que no dudemos de él es el Real Madrid y el reto que supone jugar contra el campeón de Europa seguro que activará de nuevo a unos jugadores que deben estar preparados para una serie complicada, igualada y donde será importante demostrar que han aprendido de lo que sucedió en la pasada final de la Euroliga donde Olympiacos llevó el encuentro a un nivel mental y físico al cual no llegó el equipo madrileño. Creo que gran parte de la eliminatoria pasará por el nivel de los secundarios (tipo Darden, Mejri, Draper o Slaughter), quizás, sobre todo en el caso de Darden, poco influyentes en el último mes, y muy necesarios, por su capacidad atlética ante equipos del perfil de Olympiacos. A favor del Real Madrid cuenta el hecho de que Rudy Fernández está a un nivel bastante superior a la temporada precedente y que Sergio Rodríguez puede atreverse a discutir la supremacía de Spanoulis.

Alguien que lea el blog hasta este momento pensará que peco de precavido. Puede ser, pero ningún buen aficionado a baloncesto debe dejar a un lado los brillantes momentos que nos ha ofrecido el equipo griego en los últimos tres años. Las dos últimas Euroligas fueron un ejemplo de cómo jugar a diferentes ritmos y  de cómo enfrentarse a situaciones adversas. Nadie ha jugado con tanto corazón como el equipo  entrenado por Bartzokas. Incluso en esta edición, marcada por la irregularidad, Olympiacos ha protagonizado partidos extraordinarios a los que sólo han podido igualar en cuanto a nivel el Barcelona y el Real Madrid.

Y además.. Spanoulis. Por si fuera poco, en Olympiacos juega Spanoulis que necesitará de más defensores además de Llull para enfrentarse a él. Draper será importante en este aspecto como a lo mejor intentar utilizar a algún exterior de más tamaño. En Spanoulis empieza y acaba mucho de Olympiacos pero no conviene despreciar el valor de sus compañeros y de una idea de juego que castiga mediante pases rotaciones lentas en defensa. El Real Madrid se merece el papel de favorito por tener mayor talento y capacidad para anotar (sobre todo si recupera a Carroll). Siendo éste un juego de iniciativas, conviene que en el primer partido el Real Madrid marque el territorio.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , ,

Deja tu respuesta