Blogs

El Rookie del año

Decían que la generación actual de novatos de la NBA era una de las mejores de los últimos años. Los Wiggins, Parker, Embidd, Randle, Gordon, Exum y compañía se presentaban como proyectos de futuras estrellas. Las lesiones de Embidd, antes de comenzar la temporada y Randle nos privarán de especular cuál será su impacto y progresión en la competición hasta que estén recuperados mientras que Wiggins, Parker y Exum están demostrando que  son chicos con gran talento pero también algo inmaduros técnica y sobre todo tácticamente, algo lógico si atendemos a su edad e inexperiencia en el baloncesto de alto nivel.

De los tres, Jabari Parker parece el más preparado en este momento y no parece un riesgo aventurar que acabará la temporada como el jugador-franquicia de Milwaukee Bucks y levantando el trofeo de Rookie del año. En cualquier caso, si el trofeo se decidiera ahora mismo, el ganador en mi opinión debería ser Bojan Bogdanovic, el jugador croata de los Brooklyn Nets.

La trayectoria deportiva de Bogdanovic tiene apuntes curiosos. Su destacado nivel en categorías inferiores llamó la atención a los responsables de cantera del Real Madrid . Fue quemando etapas pero parecía que según pasaba categorías formativas su nivel no progresaba de la misma manera. En categoría cadete era de lo mejor de Europa, en Junior también, pero no tanto, y después  pareció perderse en ese mar de dudas que embarga a muchos jugadores que no acaban de hacerse un hueco en la élite de manera inmediata.  El Real Madrid intentó “activarle” con su cesión a Murcia pero tampoco allí tuvo protagonismo.  A la edad que ahora tienen Wiggins y Parker, Bogdanovic regresó a Croacia y allí pareció liberarse de la presión y comenzó a responder a las expectativas. Su rendimiento en la Cibona y, sobre todo, con el equipo nacional situaron a Bogdanovic en el primer plano europeo, hecho que consolidó en su última etapa en Turquía donde, sin duda, fue de lo poco destacable del errático Fenerbahce.

El impacto de Bogdanovic en la NBA no sorprende. A sus 25 años ya tiene la experiencia de liderar equipos, ha disputado varias ediciones de la Euroliga y se ha medido con los mejores jugadores del mundo con su selección. La sensación que transmite en la cancha es de una madurez admirable mezclada con ese atrevimiento y carácter competitivo digno de su origen. Es el debutante en la NBA que más minutos juega (más de 31 por partido) y todo hace indicar que estamos asistiendo a los primeros partidos de un jugador que hará carrera y larga en la mejor competición del mundo por su conocimiento del juego y su facilidad para interpretar qué se necesita de él en cada momento.

Bogdanovic es el heredero de aquella idea que representó en su momento Ginóbili e imitaron Scola y Splitter entre otros. Frente a otros jugadores que apuestan por desembarcar en la NBA con escasas vivencias competitivas a sus espaldas, el jugador croata ha preferido demorar algo su partida para asegurar que el “salto” tuviera una red más sólida que le protegiera. Su apuesta parece tener todo el sentido del mundo y está avalada por la confianza que le está ofreciendo su franquicia, los Brooklyn Nets. En la generación de rookies más esperada de los últimos años, el jefe, a día de hoy, es Bogdanovic.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu respuesta