Blogs

Archivo de la categoría ‘Aíto García Reneses’

El Campeón y Don Alejandro

Domingo, 21 Febrero 2016

No ha beneficiado al Real Madrid un comienzo tan cómodo del partido. La sensación de anotar con facilidad ha contribuido a que el equipo perdiera tensión y que Herbalife Gran Canaria se metiera en el partido. Por momentos, la Final de la Copa parecía un encuentro sin trascendencia y de trámite pero probablemente era algo que buscaban los canarios, mentalizados para no dejarse ahogar por la presión y fortalecidos por la historia de los partidos previos donde habían superado momentos muy complicados. Esos primeros minutos con ligeras ventajas de los blancos han anestesiado al Real Madrid y permitido que los canarios se adaptaran poco a poco a la exigencia de la Final y explorara los caminos dónde podía hacer daño a los campeones. El comienzo de la segunda parte, con las primeras ventajas de los de Aíto García Reneses ha sido el mejor despertador posible para los blancos que han sido capaces de romper el partido apoyados en su defensa y en los momentos ofensivos puntuales de su intendencia, encabezada por Maciulis y por Carroll y siempre apoyada por Ayón.

La victoria del Real Madrid dignifica la trayectoria del equipo desde que Pablo Laso lo dirige y demuestra el grado de competitividad de un grupo que, con altibajos en la temporada, ha sabido superar la mayoría de los partidos de más calado que ha disputado. El encuentro deja la sensación de que ninguna de las incorporaciones ha sabido ganarse el corazón de Laso como jugadores importantes en la rotación y de que los “Sergios”, sin estar brillantes, marcan diferencias por su capacidad de dominar el juego y su influencia en los minutos decisivos de los encuentros. Meritorio y justísimo MVP de Gustavo Ayón, decisivo en ataque por su tremenda movilidad y actividad y muy mejorado en la defensa de las situaciones de “pick and roll”. El mejicano encarna a la perfección cuál es el perfil de jugador interior que le gusta a Pablo Laso.

El arreón final de Herbalife Gran Canaria no hace sino poner en valor el carácter y orgullo de los canarios, brillantes durante toda la Copa y muy bien dirigidos en el banquillo por el Maestro Aíto y en la pista por Albert Oliver, ejemplo de cómo la experiencia y el conocimiento del juego pueden ayudar a seguir progresando cuando las piernas empiezan a mandar señales de decadencia. Entre Oliver y Rabaseda, otro jugador  que se ha revalorizado en la competición, han mantenido a su equipo de pie y obligado al Real Madrid a sudar el triunfo hasta el final.

La Copa del Rey de A Coruña ha sido un ejemplo de la buena temporada que se está viviendo en el baloncesto nacional. Todos los partidos han tenido atractivo y matices dignos de destacar, la semifinal entre el Real Madrid y Baskonia fue extraordinaria y Bilbao Basket y Herbalife Gran Canaria han expresado la rebelión de la “segunda” fila que tanto bien está haciendo al baloncesto nacional.

Permitidme que las últimas líneas las dedique al entrenador del subcampeón, Aíto García Reneses, brillante dirigiendo, planificando y también reflexionando antes, durante y después de la competición. Aíto, al que probablemente se le reconocerán sus méritos mucho más cuando no esté (ya sabéis, España…) es una de las joyas de nuestro baloncesto. La Final ha sido un perfecto manual de su personalidad como entrenador.  La presencia de Pasecniks como titular es el típico guiño a un joven en el que cree de cara al futuro, la manera en que ha defendido a los bases del Real Madrid con sus pívot saliendo a defenderles muy lejos del aro es habitual en su trayectoria y se aleja de los cánones habituales. Pero entre todos los detalles me quedo con la humildad y generosidad para escuchar sugerencias de sus jugadores. Un tipo que ya ganaba títulos cuando ninguno de sus pupilos había nacido que deja su ego a  un lado con el único objetivo de fortalecer y transmitir confianza en el colectivo.

La sonrisa del maestro

Jueves, 9 Abril 2015

Mira que el partido tuvo momentos interesantes y la gesta de Gran Canaria merece de por sí todos los elogios, pero siempre asociaré el encuentro que clasificó al “Granca” para la Final de la Eurocup con  esa imagen de Aíto García Reneses retirándose en soledad a los vestuarios mientras sus jugadores celebran eufóricos su hazaña.

Esa medio sonrisa que acompaña su pausado caminar mientras mira al público y les aplaude agradecido, es la imagen que explica por qué un señor que ha conseguido todo tiene la motivación de seguir enseñando y disfrutando de una profesión que le debe muchísimo. Y reconozco que yo soy de los que en su momento pequé y en algún instante de las aventuras andaluzas de don Alejandro llegué a pensar aquello de “qué necesidad”, porque  quizás había perdido algo de poder de transmisión a los grupos. Afortunadamente, el tiempo nos ha permitido la oportunidad de seguir disfrutando de las ideas de un técnico particularísimo, al que, como tantos otros, no se le ha valorado en su justa medida.

Hay en esta etapa de Aíto todas las ideas que han marcado su trayectoria adaptadas a su propio ciclo vital. Sus gestos están medidos porque no tiene necesidad de atender a más factores que a los necesarios, enseña más que entrena y logra inculcar a sus grupos las ideas que han definido su trayectoria, trabajo en toda la cancha, ritmo alto de juego, poco espacio para la ausencia de actividad  y esa habilidad para pulir talentos. Este “Granca” de Aíto es un dragón de tres cabezas, las de su técnico y las de dos bases nacionales ideales para construir grupos sólidos. Albert Oliver y Tomás Bellas son parecidos, a la vez que complementarios,  y  tienen su mejor cualidad en que cuesta encontrarles alguna carencia. El reto que les espera en la final es mayúsculo con el base de Khimki, Tyrese Rice, habituado a ser decisivo en encuentros de máxima trascendencia.

El mérito de Gran Canaria viene determinado también por el camino escogido para afrontar los retos. Nada de esperar a que el otro falle sino una clara intención de llevar la iniciativa en todos sus partidos y de exprimir al máximo los recursos de los que dispone la plantilla. Un equipo sin figuras, con un proyecto de estrella como Tavares, que ya ha marcado diferencias en muchos partidos,  y con muchos jugadores ambiciosos con ganas de no dejar pasar la oportunidad de vivir un momento excepcional en sus carreras. El nuevo ciclo del club después de abandonar el Centro Insular de Deportes no puede comenzar mejor y, seguramente, la plantilla seguirá creciendo después de esta dosis de confianza para poder disputar los Play Offs de la Liga Endesa. Y ahora vendría aquello de que la final ya es un premio y todas esas cosas pero no pienso escribirlo no sea que, por casualidad, le de por leer este blog al entrenador de Gran Canaria, a ver si os vais a pensar que por no pasarse todo el partido gritando o con un pie dentro de la cancha no le gusta ganar más que a nadie.

Perdedores, pero no tanto

Mircoles, 4 Junio 2014

Interesantes (y muy  clandestinos) Cuartos de Final de la Liga Endesa. La eliminatoria “estrella” resultó todo un fiasco porque Baskonia dejó de creer en sus posibilidades en los primeros minutos del segundo partido y el Barcelona no desaprovechó el regalo para regalarse varios días de preparación para su tremendo choque de semifinales. El resto de emparejamientos ha deparado muchos momentos de interés y curiosamente ha reforzado la posición tanto de ganadores como de perdedores, que han encontrado en estas eliminatorias muchos motivos para asentar sus diferentes proyectos.

La mencionada derrota de Caja Laboral cierra una temporada bastante discreta del equipo vasco. Es cierto que durante el año ha tenido arrebatos de gallardía que defendían el prestigio de un club indispensable en el crecimiento de esta competición en la última década, pero el equipo ha carecido de continuidad tanto en su juego como en su entusiasmo. Muchas voces avecinan una renovación profunda en Vitoria, los recursos económicos no son los de otras temporadas y habrá que acudir a la imaginación, al arrojo y a esa ambición que fue el motor que elevó a este club a ser referencia del baloncesto europeo. Parece que no será Sergio Scariolo quién dirija el nuevo proyecto, ni tampoco Sito Alonso, veremos si Querejeta acierta con un técnico que logre ser referencia y estímulo para los jugadores que permanezcan, sepa integrar a las nuevas incorporaciones y se atreva a dar salida a los jóvenes con calidad con los que cuenta en las categorías inferiores el Caja Laboral.

El sabor de la derrota del Cai Zaragoza frente al Real Madrid es poco amargo. El equipo dirigido por José Luis Abós ha competido de manera admirable en los dos partidos. Este es un equipo que merece mucho respeto porque los dos encuentros han dado para que en un momento determinado el Cai bajara los brazos pero su empeño en mantenerse con opciones ha sido admirable. Lo más importante que se puede decir del club aragonés es la sensación que transmite que nos hace pensar que estamos ante un proyecto bien construido, medido, ambicioso y capaz de regenerarse temporada tras temporada.

 Cai Zaragoza ha llegado para quedarse y lo mismo se puede decir de Herbalife Gran Canaria. Su eliminatoria contra el meritorio Unicaja de Joan Plaza ha sido dura, de esas en las que cada canasta deja litros de sudor en el camino. En el desenlace ha tenido mucho que ver el factor cancha y el mayor talento de los jugadores de Unicaja. No hay ningún motivo para pensar que los canarios no estarán dando guerra la próxima temporada sobre todo si mantienen el núcleo de jugadores principales (esa pareja de bases Oliver-Bellas está pero que muy bien) y logran incorporar algún jugador con buena capacidad para generarse sus puntos en posiciones exteriores. Otra conclusión del Play Off es que Tavares está muy bien, tiene un potencial tremendo y también que otra temporada en las Islas le vendría de maravilla.

Aíto y punto. Cajasol ha obligado a Valencia Basket a luchar hasta el último minuto por estar en semifinales. Nada que reprochar a un conjunto que en sus dos últimos partidos del curso se desenvuelve de manera tan admirable. Aíto ha conseguido que sus jóvenes jueguen y compitan, ganarse el respeto de todo el mundo del baloncesto y algo mucho más importante e impagable, hacer de su club un referente para aquellos jóvenes que busquen una oportunidad para su talento. Todos los elogios se quedan cortos para técnico y plantilla y por qué no decirlo también para unos dirigentes que en estas dos temporadas tuvieron la paciencia suficiente para seguir apostando por una idea representada en el técnico cuando las derrotas abundaban más que las victorias.

Motivos

Mircoles, 27 Noviembre 2013

Productos de la crisis, jugadores que “rompen” definitivamente, entrenadores capaces de levantar proyectos apasionantes y apuestas más atractivas para el espectador. Todo eso y mucho más está ofreciendo la Liga Endesa. Y apetece hablar también de aspectos que nos ilusionan de la competición porque el debate para hacerla más atractiva, solvente e interesante no debe cegarnos de tal manera que obviemos los distintos motivos que aún hacen de este circo algo apasionante.

Y sí, sigue siendo ésta una Liga de muchas velocidades pero afortunadamente, no como en otros deportes, no abunda el victimismo y la continua apelación a las diferencias económicas sino un aire más inconformista que enriquece la competitividad y el juego en sí. Y es verdad, la liga sigue siendo medio clandestina y permite modelos de gestión que acumulan miles de euros de deuda cada día (eso de fichar y no pagar, en fin…), pero con todo eso no dejan de surgir historias y nombres apasionantes.

Emotivo, brillante y muy didáctico es el trabajo de Aíto García Reneses en Cajasol. La plantilla es de aquellas que se califican como “bonitas” si por un momento olvidamos que esto se trata (aunque no sólo) de ganar partidos. Valoro mucho que los rectores de Sevilla miraran más allá de los números para dar continuidad al trabajo de Aíto y que no se apresurasen por el mal comienzo en la presente campaña. A día de hoy no parece ninguna locura que el equipo más joven de la Liga juegue la Copa del Rey y eso sería una hazaña impresionante para un conjunto lleno de grandes proyectos pero de pocos jugadores con una trayectoria estable en nuestra competición.

Seguro que el técnico madrileño está disfrutando de una aventura que ha parecido tambalearse muchas veces pero que tiene el aval de cimentarse sobre pilares que deben asegurar la estabilidad del club en los próximos años. Este Cajasol es un equipo al que apetece ver por la consolidación de Satoranski, la posible recuperación de Franch y la evolución de hombres como Porzingins y Hernangómez. Junto a ellos, un jugador impresionante como Latavious Williams, una de las joyas menos valoradas de la Liga.

Después de Sergio Rodríguez, que está a otro nivel, creo que no exagero mucho si digo que Guillem Vives puede ser el mejor base de la competición hasta este momento. En la última selección sub 20 había tres nombres que destacaban que hoy viven realidades muy diversas en la ACB. Dani Díez intenta hacerse un hueco en un equipo muy armado y consolidado. Sólo la experiencia de convivir con ellos le enriquecerá y debe estar listo para aprovechar todas las oportunidades que tenga. Jaime Fernández acusa la dinámica negativa en cuanto a resultados de su club que no favorece la estabilidad para los jugadores jóvenes pero frecuentemente deja detalles para ilusionar. Lo suyo debe ser un ejercicio de constancia, trabajo y paciencia para poder enlazar varios partidos buenos consecutivos.

Guillem Vives está impactando en la competición. Su influencia en el juego de la Penya es máximo y ha asumido con enorme arrojo una responsabilidad que, en ocasiones, ha dinamitado carreras prometedoras. Vives es uno de esos bases que ayuda en muchas facetas del juego y que cuenta con una virtud impropia de su edad, es un jugador bastante estable que encaja bien los errores, algo en lo que influye, y mucho, la confianza que le está dando Salva Maldonado. Vives es de las mejores noticias de la Liga hasta el momento y un gran heredero de los innumerables bases que ha fabricado el Joventut para nuestro baloncesto.

Manresa y Sevilla

Mircoles, 14 Noviembre 2012

Duele ver a Assignia Manresa sin ninguna victoria después de las siete primeras jornadas de la Liga Endesa. En realidad, estábamos tan acostumbrados a la normalidad con la que habían gestionado sus milagros que hasta puede sorprender esta situación pero tarde o temprano la precariedad se acaba pagando.

Veo la plantilla del equipo catalán  y cuesta pensar que den un paso adelante sin refuerzos, cierto es que en Manresa hace tiempo que no tienen equipazos y precisamente ahí puede haber estado el error, pensar aquello de que “como todos los años lo hacemos, esta vez será igual” pero la verdad es que cuesta encontrar pilares sólidos dentro del grupo sobre los que se pueda asentar la recuperación. Cada derrota suma más ansiedad y tensión al partido siguiente a un equipo con muchos jugadores jóvenes que buscarán esa primera victoria como el primer paso de su recuperación. (more…)

Aíto, la idea frente a la lógica

Lunes, 10 Enero 2011

La realidad es así. Por presupuesto, por historial, por respaldo social y por plantilla, es un fracaso que Unicaja de Málaga no esté presente en la próxima edición de la Copa del Rey.

La trayectoria de Unicaja en la presente temporada confirma el declive apuntado en el curso anterior que culminó con el despido del Director General y del Director Deportivo. Desde entonces, nada ha hecho pensar que la situación haya mejorado. En el centro de todas las miradas, uno de los técnicos más prestigiosos de Europa, Aíto García Reneses, maestro de entrenadores y contratado con dos objetivos fundamentales. El primero de ellos, mantener al equipo en la élite del baloncesto español y europeo, el segundo, dar cabida en la primera plantilla a la gran inversión realizada por los andaluces en sus equipos de formación.

Aíto. Me gusta mucho Aíto como entrenador. Habría muchos argumentos para defenderle, pero el que más me atra es que siempre ha sido un técnico con un estilo muy reconocible. Podrías quitar la camiseta a sus jugadores y solo viéndoles jugar adivinarías quién era el equipo entrenado por el técnico madrileño. El drama de Unicaja es que tres años después no hay ni rastro del estilo Aíto en el equipo andaluz. Es cierto que sigue utilizando amplias rotaciones pero éstas no lucen en la típica intensidad que mostraban la Penya y el Barça entrenados por García Reneses. Las famosas defensas presionantes utilizadas por el ex seleccionador español son defensas blandas y apenas dañinas para los contrarios y lo más grave, el contraataque no es la principal fuente de anotación de Unicaja que se lo juega todo a la baza del lanzamiento exterior. La sensación que da es que Aíto quiere mantener sus principios pero el grupo no da el nivel físico necesario para jugar con la rapidez y actividad necesaria y el entrenador no encuentra la forma de explotar las virtudes de sus jugadores.

En mi opinión, la plantilla de Unicaja no da para jugar con 10-11 jugadores. Es cierto que no hay súper estrellas pero hay muchos jugadores que necesitan de continuidad para explotar todas sus virtudes. Pienso en Tripkovic y Saúl Blanco que se han mostrado especialmente acertados cuando han logrado jugar con continuidad sin sucumbir a las, a veces, caprichosas rotaciones pero que juegan con una presión añadida de anotar sus primeros lanzamientos si saben que olerán el banquillo a los cuatro o cinco minutos de pisar la cancha.

Estamos por tanto ante una lucha entre el ideario de un entrenador y la verdadera capacidad de un equipo para llevarlo a cabo. Por supuesto que Unicaja puede jugar rápido como pretende Aíto pero la plantilla carece de la capacidad atlética suficiente para desarrollar ese juego con plena capacidad por sus carencias en el rebote. Además, tengo la sensación de que mentalmente el equipo es frágil y una mayor delimitación de los roles ayudaría a consolidar la confianza de unos jugadores que pueden jugar mucho mejor de lo que están haciendo. Entre los cambios de jugadores a los que nos está acostumbrando la Dirección Deportiva y que un jugador puede pasar de jugar 30 minutos un día a 10 el siguiente cuesta consolidar una idea concreta de juego.

Sobre Pepu, Aíto y Sito Alonso

Martes, 9 Marzo 2010

Vuelve Pepu. Fenomenal noticia para la ACB. De tanto tiempo que llevaba sin entrenar, su vuelta ha sorprendido porque no se pensaba en una apuesta tan fuerte por parte de la Penya y porque la sombra del técnico campeón del Mundo parecía rondar el Martín Carpena de Málaga.

La unión de Pepu y el equipo de Badalona pinta francamente bien y manda un mensaje de ambición desde la Directiva del Club, mensaje que quizás debió ser más contundente en verano invirtiendo de manera más coherente el dinero obtenido por el traspaso más caro en la historia de nuestro baloncesto. Los estilos de Pepu y el Joventud se complementan a la perfección aunque quizás el equipo necesite retoques más que inmediatos para que esta unión de sus primeros pasos de manera satisfactoria.

El trabajo de Sito Alonso merece también un reconocimiento. Ha intentado dar continuidad al estilo veloz y atractivo que fabricó Aíto García Reneses. Su equipo tenía una clara identidad y ha logrado dar presencia a los valores más emergentes de la cantera. La diferencia está en el envoltorio que protege a los jóvenes talentos. Ricky Rubio creció con la sabiduría de Bennet mientras que Franch compite contra Mario Fernández y Kristaps Valters. Odiosas comparaciones, ¿verdad?.

Queda para la especulación y el basket-ficción si el rapidísimo fichaje de Pepu Hernández por el Joventud de Badalona tiene algo que ver con que Aíto García Reneses siga siendo entrenador de Unicaja. Mientras tanto, el equipo sigue ofreciendo señales más que preocupantes. En la ACB no acaba de encontrar el pulso a su juego y en Europa ha mostrado una alarmante falta de entusiasmo que le ha privado de pasar a la siguiente fase en un grupo francamente asequible. Se intuye un verano muy movido en Málaga.

Aíto y Axel

Jueves, 5 Noviembre 2009

Axel Hervelle no cuenta para Messina. El técnico italiano no le fichó, ni le firmó el gran contrato que tiene y apenas lo utiliza esperando venderle cuanto antes. Hervelle es un buen jugador, jugaría minutos en cualquier equipo de la liga, pero el “cuatro” de Messina tiene que ser otra cosa. En esa posición ha tenido al mejor Garbajosa de siempre y a Smodis, jugadores muy inteligentes, brillantes en la toma de decisiones.  Será una decisión acertada o no, pero los jugadores tienen claro quien manda y eso es el primer paso para un proyecto serio. Creedme, en muchos sitios, no está tan claro (y si no, ver algún compañero de club de Messina).

Aíto no ha ganado en esta temporada en la ACB. Aíto peligra, dicen. No lo creo, Unicaja empezará a ganar y hará una buena temporada. Aíto es  muy bueno, y listo. Sabe manejarse muy bien entre las decisiones que ha tomado, asumido, ejecutado o ignorado. Con Aíto nunca se sabe hasta qué punto ha decidido él sobre algo, se supone que sí, pero a veces, parece que no. Su aventura en Málaga comenzó enquistada desde que no llevó a Cabezas a la selección. Como es Aíto, no sabemos si realmente le quería o no, a veces parecía que no, pero luego dicen que se le ofreció el doble de lo que ganaba. El caso es que Cabezas no sigue y la pareja de bases de los andaluces no está rindiendo a buen nivel. Cook es un aceptable base suplente y Jeter no es base de equipo grande.

 Haría bien la entidad malagueña en seguir confiando en Aíto, nadie mejor que él para enderezar el rumbo de la nave y para dar salida a los innumerables talentos que vienen apretando en la cantera de Unicaja. Si la cosa no mejora, las miradas se dirigen a Pepu pero que nadie olvide a Salva Maldonado, que ya coincidió en Gran Canaria con el actual Director General de Unicaja.

Tiempo Muerto

Martes, 20 Octubre 2009

Es un privilegio poder escuchar las instrucciones de los entrenadores en los tiempos muertos. Televisión Española, que no se caracteriza por su innovación en las retransmisiones deportivas, ha conseguido que los entrenadores accedan a que sus comentarios al grupo sean públicos con lo enriquecedor que supone para todos los espectadores.

El tiempo muerto es el elemento preferido de crítica de la mayoría de los espectadores que acuden a los pabellones. Si os fijáis, siempre hay un par de aficionados detrás de cualquier banquillo que se dedican a recordar al entrenador la conveniencia de pedir un Tiempo Muerto realizando (la mayoría de las veces incorrectamente) el gesto que se asocia a este famoso minuto. Entendiendo que hay compromisos publicitarios que dan recursos a las televisiones, soy de los partidarios de limitar aún más el número de tiempos muertos por partido, teniendo en cuenta que estamos hablando de un deporte donde los entrenadores pueden dirigirse permanentemente a sus jugadores hasta tal punto de que hay muchos que marcan cada jugada que debe realizar su equipo en ataque. De hecho, los entrenadores están optando por guardarse ese minuto para las últimas posesiones de los periodos.

En el Unicaja-Real Madrid tuvimos el placer de escuchar a dos maestros como Messina y Aíto García Reneses y se dieron dos situaciones típicas después de un tiempo muerto, ambos pedidos exclusivamente para trazar una jugada. En la primera, los jugadores del Real Madrid no ocuparon los espacios tal y como había pedido su entrenador ante la agresiva defensa de Unicaja y no consiguieron éxito. En la otra, Aíto planteó otra situación con diferentes alternativas y comentó al base que otra posibilidad era que él lanzara. Como suele suceder en algún caso, este jugador hizo de su opción la mejor opción y le salió bien anotando una canasta importante.

Aún así, el partido lo ganó el Real Madrid porque sus jugadores estuvieron más acertados y tomaron mejores decisiones en los instantes finales, además de que cuenta con un base que no necesita de muchas instrucciones para saber lo que necesita su equipo de él en cada momento.

El peligro de saberlo todo

Viernes, 16 Octubre 2009

Decía el bueno de Neven Spahija antes de enfrentarse al Regal Barcelona (o por lo menos así lo recogieron diferentes medios) que lo sabía todo del equipo catalán. No dudo de las palabras del entrenador croata, al que por cierto, tengo en gran estima profesional, pero a veces vale más tirar de prudencia que alardear de conocimiento de un rival que está perfectamente capacitado para sacar del campo a casi todos los equipos del continente.

El trabajo de “Scouting” o estudio sobre el rival es una de las facetas en constante evolución de nuestro baloncesto. Cada vez son más los elementos tecnológicos que ayudan a esta tarea que también está obligando a muchos equipos a buscar soluciones para intentar camuflar en la medida de lo posible sus movimientos.

Así, encontraremos equipos que nunca señalizarán sus movimientos (como hacía Salva Maldonado en Gran Canaria) sino que los verbalizan y otros que cambiarán de seña cada partido buscando tirar por la borda las muchas horas de trabajo que dedican los ayudantes a identificar las señas de cada sistema.

La importancia del estudio del rival varía de unos entrenadores a otros. Sergio Scariolo representa el perfil de entrenador que da gran importancia a todo lo que realiza el rival, haciendo que sus jugadores conozcan a la perfección todos los sistemas y variantes del equipo contrario. Aíto García Reneses se sitúa en el extremo contrario dando menos trascendencia al scouting y más a perfeccionar aquellas acciones de su propio equipo.

Ninguna de las dos opciones es garantía de éxito pero, volviendo a las palabras de Spahija, lo que parece claro es que tan importante como estudiar al equipo contrario es conocer perfectamente cuales son las características de tu propio equipo para saber cómo explotar las virtudes y camuflar sus defectos.

 A día de hoy esa es la diferencia entre el Regal Barcelona y el Valencia. Al Barça cuesta encontrarle defectos y al Valencia, como a tantos otros en esta clase de partidos, cuesta encontrarle virtudes.