Blogs

Archivo de la categoría ‘barcelona’

Síntomas y estilos

Lunes, 7 Octubre 2013

Me cuesta hablar de certezas después de los partidos de pretemporada. Es verdad, la Súpercopa es un título oficial pero está muy condicionado por la fecha cuando se disputa y sólo permite aventurar el presumible impacto de las incorporaciones realizadas, los posibles nuevos roles en los diferentes equipos y las presumibles carencias que deberán ir camuflando los entrenadores.

No niego que en esta edición de la Súpercopa el equipo que más atención me generaba era el Barcelona, por las numerosas incorporaciones realizadas y porque sus resultados en los partidos de preparación destacaban por la gran cantidad de puntos anotados. El estilo del Barcelona lleva tiempo a debate, sobre todo desde que Pablo Laso fichó por el Real Madrid (ya sabéis,  el eterno espejo ..). Mi sensación es que Xavi Pascual ha simplificado algo más su repertorio ofensivo, no en cantidad sino en la intención de ser más agresivos en los primeros segundos de posesión algo que beneficiará a sus bases y restará un cierto aire previsible que acusó el Barcelona la pasada temporada.

La realidad es que la plantilla del Barcelona es excepcional y sólo queda esperar cómo encajan las piezas y cómo se distribuyen las responsabilidades, sin duda, el aspecto más difícil de gestionar tanto por jugadores como por los técnicos. Para empezar, Pascual deberá dar una vuelta a cómo dar espacio a Pullen y a mejorar el rendimiento defensivo de jugadores como Nachbar o Lampe, probablemente el aspecto del que más provecho sacó el Real Madrid en la Final. Desconozco cuando estará Lorbek disponible pero su nivel de la temporada pasada no le da para disputar muchos minutos en esta plantilla.

El Real Madrid ha acertado de pleno con la incorporación de Bouroussis. Es mucho más móvil y mejor pasador que Begic y, sobre todo, tiene un mayor grado de competitividad. De momento, Mejri y Díez, los otros dos nuevos, parten como los jugadores 11 y 12 del equipo. La temporada es muy larga y tendrán oportunidades para hacerse valer.  Como es lógico, la estructura de equipo del Real Madrid está más definida y los jugadores están muy adaptados a la interesante propuesta de juego. Me quedo también del Madrid con los dos buenos partidos de Rudy Fernández que apunta a mejorar en mucho la temporada precedente, la creciente madurez de Mirotic, la influencia de Darden y esa pareja de pívots capaz de cambiar la dinámica de los partidos con su movilidad y actividad defensiva como son Reyes y Slaughter, en mi opinión, poco reconocidos. Ellos, y el mejor base español del momento, claro, Sergio Rodríguez que ha añadido a su talento y creatividad la condición que separa a los buenos de los elegidos, el dominio.

El mercado y el trío del Barça

Mircoles, 17 Julio 2013

Anda parado el mercado y es lógico, no hay mucho dinero y los clubes esperan a mover piezas sabiendo que las oportunidades pueden aparecer en cualquier momento. A estas alturas, salvo del campeón, el Real Madrid, que parece que cerrará la plantilla con Boroussis, se hace difícil aventurar cual será el nivel y la composición del resto de los clubes de una competición definitivamente cerrada como la Liga Endesa, detalle éste que, sin duda, estará presente en la cabeza de muchos directivos para definir la inversión definitiva en sus jugadores.

Mientras que el Real Madrid ya tiene definida su plantilla, el Barcelona se ha encontrado con la negativa de Spanoulis, un revés importante, porque es bastante unánime la sensación de que el equipo dirigido por Xavi Pascual necesita alternativas creativas y anotadoras en el juego exterior. Sin embargo, no es encontrar ese perfil de jugador el mayor reto del equipo catalán sino definir un proyecto que parece presentará demasiados cambios de caras en los últimos dos años y, sobre todo dar salida y consolidar en la élite a tres jugadores llamados a figurar entre los referentes del baloncesto europeo en dos o tres años como Abrines, Hezonja y Todorovic. En este punto las preguntas que surgen pensando en el papel de estos jugadores son varias. ¿Puede competir el Barcelona con los mejores equipos de Europa teniendo suficiente presencia Abrines, Hezonja y Todorovic para seguir progresando? ¿No merece realmente la pena asumir ese riesgo e invertir en el desarrollo de estos proyectos planteando una estructura de plantilla que les permita disponer de espacio? ¿fue una mala decisión fichar la misma temporada a Abrines y Hezonja teniendo en cuenta que ocupan posiciones similares y esto hace más difícil que ambos puedan “salir”? y la última ¿estaré sobrevalorando su potencial?.

Desconozco a día de hoy los planes del Barcelona con estos jugadores pero entiendo que sería un reto estimulante y atractivo que Xavi Pascual, Joan Creus y compañía se marcaran como objetivo optar a todos los títulos ofreciendo recorrido a jugadores contratados con la idea de asentarse en el primer equipo. Por supuesto, en esta apuesta cobra especial importancia el perfil de los jugadores que los rodeen pero ya tienen una buena base en ese sentido con hombres como Marcelinho, Navarro y Tomic.

La realidad es que se hace difícil presentar los tres casos de una manera similar. Todorovic demostró a final de temporada que está listo para formar parte de la rotación de jugadores interiores, no es tan blando como aparenta y tiene detalles que indican que sabe interpretar lo que sucede en el partido. En su contra juega el hecho de que no genera muchos espacios porque aún no es una constante amenaza en el lanzamiento exterior pero es un problema algo menor con un poquito más de cintura táctica. Abrines tuvo una primera temporada irregular en el Barcelona que vivió sus mejores momentos cuando, por la cantidad de lesiones del equipo, tuvo protagonismo y disputó enormes partidos especialmente en la Euroliga. Actualmente está recuperándose de una lesión pero no tengo dudas de que ya está preparado para jugar con solvencia y, si no cuenta con esa garantía, debe buscar alternativas que le ofrezcan presencia habitual en la pista. El último caso, el del fenómeno croata Mario Hezonja es el más especial porque apenas convivió con el equipo. A priori, parece que parte con más opciones para salir cedido, confirmando que ahora no hay hueco para una apuesta conjunta con Abrines, pero es otro jugador con un potencial extraordinario que está preparado para ayudar de manera inmediata.

Quizás sea necesaria una reconstrucción en el Barcelona y seguro que la exigencia de ganar títulos es una losa importante que pesa a la hora de confeccionar la plantilla, eso sí, contar con un presupuesto alto que permita optar a casi todos los jugadores del mercado no debe evitar echar un vistazo primero a las posibilidades que ofrecen los jugadores de los que disponen. Contar y apostar de verdad por Todorovic, Abrines y Hezonja daría cierto margen en la exigencia al grupo, posiblemente costaría alguna derrota de más en los primeros meses de competición pero sería algo coherente, justificaría la inversión en la incorporación de estos jugadores y ganaría adeptos para una sección muy necesitada de ellos.

La Final en 10 ideas

Jueves, 20 Junio 2013

1- Merecimiento. El triunfo del Real Madrid honra una idea de baloncesto que merecía ser refrendada con un título como el de Campeón de Liga. Hubiera sido durísimo que el equipo madrileño dejara escapar cuatro oportunidades repartidas en dos temporadas para conquistar una Liga. Creo que este campeonato otorga solidez al club y refuerza el camino comenzado hace dos temporadas.

2. Lecciones. El desarrollo de la Final ha sido muy útil para definir los siguientes pasos que debe dar el Real Madrid para conseguir optar a títulos de manera continua durante un largo ciclo de tiempo. La realidad es que este Real Madrid 2012-2013 no ha mejorado en juego la versión 2011-2012 pero ha conseguido un campeonato de Liga y disputar la Final de la Euroliga. Seguro que, además de celebrar convenientemente un título tan importante, los responsables deportivos blancos analizan en profundidad detalles decisivos que pueden ayudar a evolucionar el equipo.

3. La fe de Laso en LLull. No tenía muchas dudas pero la Serie Final ha dejado a las claras que el jugador predilecto de Pablo Laso es Sergi Llull. La fe del entrenador vitoriano en Llull afecta considerablemente a la valoración que se debe hacer de otros jugadores como Sergio Rodríguez o Draper. Creo que ambos merecen mucho reconocimiento por su temporada, exprimiendo al máximo los minutos que han jugado y cambiando en muchos momentos el destino de varios partidos.

4. Los invitados sorpresas.  Darden y Slaughter han sido jugadores importantes para decidir la serie. Junto con el ya mencionado Draper, merecerían continuidad en el equipo a pesar de que se alejan de ese perfil de americano que tiene que marcar diferencias y se acercan más a especialistas de primer nivel. Los tres han contribuido al salto cualitativo de la defensa del Real Madrid (aspecto en el que sí ha evolucionado el grupo este año) y Darden ha demostrado que con más continuidad es un jugador diferencial por su capacidad atlética, su actividad y su buena elección de los tiros. No me extrañaría que si no sigue en el Real Madrid repitiera el camino realizado por Tomic..

5. Rudy Fernández. Sí pero no. Rudy es mucho más que un anotador y su presencia en ambos lados del campo siempre suele ser positiva. Creo que sus molestias en la espalda afectan a su rendimiento y también que este título le va a liberar y la próxima temporada rendirá mejor. Eso sí, parece que nadie con peso en el club o con ascendencia hacia su persona ha hablado con él y le ha comentado lo perjudicial que es para él mismo, su club y el baloncesto la permanente sobreactuación que demuestra en cada partido. Cuidado, ya no es un crío….

6. Los entrenadores.  La Final no deja derrotados entre los entrenadores. Pablo Laso ha demostrado personalidad, recursos y entereza para superar la presión de saberse señalado como favorito. Xavi Pascual ha conseguido convencer a su grupo de que el reto era posible, ha llevado al límite a su rival y ha descubierto elementos muy válidos para el futuro como Todorovic.

7. La ¿última? balada de Saras. El quinto partido de la Final ha dejado un partido emocionante de Jasikevicius. El jugador lituano se empeñó en mantener vivo a su equipo, rompió la monotonía del juego con dos pases excepcionales y generó dudas sobre si podía haber tenido un papel más importante durante el año. Grande.

8. El Barcelona. Dignísimo finalista, hasta el final ha metido el miedo en el cuerpo a jugadores y seguidores madridistas. Creo que sus jugadores tenían más claro el plan a seguir pero no ha sido suficiente porque contaban con menos recursos que su rival. Aún así, también tiene deberes para la próxima temporada, fundamentalmente buscar más jugadores capaces de generarse sus propias canastas.

9. Tomic. Esto ya lo escribí el año pasado. No tengo claro si ha jugado bien o mal, por lo que entiendo que eso no debe ser buena cosa. Creo que es un gran  jugador que no compite del todo bien. Con N´Dong y Vázquez el Real Madrid no hubiera competido contra el Barcelona con ese porcentaje de tiro de tres porque era mucho más difícil anotar canastas debajo del aro.

10. Don Felipe. Merecidísimo MVP. Ha sido factor decisivo en las tres victorias blancas y de los pocos que ha dado la cara en las dos derrotas. Tremendo en rebote, sólido en su tiro de media distancia y muy brillante en la faceta defensiva. Ejemplar.

Dos equipos en apuros

Martes, 18 Junio 2013

Eso de que coincidan en el tiempo la Final de la Liga Endesa con la de la NBA da para que, irremediablemente, encuentres analogías entre distintas situaciones, te avergüences de otras (véase tratamiento televisivo, difusión, cierto cariño por el producto en definitiva) e intentes encontrar aspectos similares entre las vivencias que pueden estar sintiendo los distintos equipos.

En este punto de ambas series, con la iniciativa moral del Barcelona frente al Real Madrid y la real de los Spurs contra los Heat conviene analizar aquellos aspectos comunes  por los que los dos equipos que partían como favoritos han permitido llevar las eliminatorias ante un punto límite que no les permite ningún margen en forma de derrota.

 Los rivales:  Sería injusto para San Antonio y Barcelona no reconocerles el enorme mérito de sus actuaciones. Los Spurs están logrando llevar la iniciativa táctica de la Serie apoyándose en la constancia de Duncan y Parker, en los momentos brillantes de Ginóbili y, por encima de todos, en Greene y ese Kawai Leonard que hace de todo y muy bien. El punto de coincidencia con el Barcelona viene porque da la impresión de que sus jugadores tienen mucho más claro lo que se espera de ellos que los de sus rivales y también porque están sabiendo jugar con esa sensación de que Real Madrid y Miami Heat tienen mucho más que perder que ellos.

Roles. En el Real Madrid los roles están menos claros, Darden ha pasado en cuatro partidos de ser un jugador de últimas rotaciones a jugar momentos decisivos, Carroll ha llevado el proceso contrario, casi como Sergio Rodríguez, héroe en la primera victoria blanca y muy señalado en la última derrota con sorprendente poca presencia y viviendo desde el banquillo minutos en los que suele ser protagonista. Esto es, no ha habido una real suma de jugadores a la causa, los que se han sumado ha sido a costa de otros, será muy interesante observar la gestión de los minutos por parte de Pablo Laso en el último partido. En el Barcelona casi podemos adivinar la presencia que tendrá cada jugador. Mavrokefalidis está siendo un jugador importante por su capacidad para combinar con cualquier jugador interior mientras que Jasikevicius cobrará más protagonismo por los problemas físicos de Navarro. Aún así, nadie puede dudar ya de que Marcelinho es el termómetro de este equipo.

Popovich y Pascual. Creo mucho en Pablo Laso y en Spoelstra y en los grandes proyectos que están construyendo en sus equipos pero, hasta ahora, parece que están siendo superados por los entrenadores rivales. El matiz con el que están compitiendo Popovich y Pascual es distinto. El entrenador de los Spurs apela mucho a las emociones pero hace jugar a su equipo con el orgullo de sus cuatro anillos ganados, esto es, no asume tácticamente ningún tipo de inferioridad y busca castigar a Miami retando el orgullo de sus estrellas concediendo tiros lejanos a Wade y Lebron pero poniendo mucho énfasis en no permitirles canastas de alto porcentaje. Esos últimos minutos del quinto partido con San Antonio huyendo de especular con el marcador y con Parker percutiendo constantemente contra sus defensores son un claro ejemplo de la manera con la que los Spurs intentan conseguir el título. Si Popovich no se encuentra a gusto con márgenes cortos en el marcador, Xavi Pascual parece tener otro pensamiento. Ha logrado calar en el equipo que todo lo que sea llegar con opciones a los últimos minutos es muy positivo, planteamiento de aquél que se sabe inferior y que ve en esta idea la única opción de conseguir la victoria. El Barcelona está viviendo de su solidez defensiva y de la enorme tensión con la que juega el Real Madrid que, salvo contados minutos, no ha sabido liberarse de la presión de saberse favoritos. Cada fallo en el lanzamiento exterior de los blancos es una piedrita más en la mochila de la tensión que lleva a los partidos a decidirse en situaciones cercanas al aro, terreno donde el Barcelona sabe que tiene muchas más opciones.

Aún así creo que Real Madrid y Miami Heat van a conseguir el título. El Real Madrid, casi por un tema de probabilidades, no puede seguir tirando tan mal (aunque ojo, ya van cuatro partidos..) y tiene muchos más recursos que el Barcelona, sólo tiene que ponerlos en orden. Los Heat llevan seis meses sin perder dos partidos seguidos por lo que parece bastante probable que lleven la eliminatoria al decisivo séptimo encuentro. En ese contexto, jugando en casa y con el mejor jugador del momento parece un atrevimiento no considerarles favoritos aunque yo no me fiaría de Popovich….

Miedo

Viernes, 14 Junio 2013

Durante los 30 primeros minutos del tercer partido se refuerza la sensación de que si hubiera que elegir un término para definir lo que estamos viviendo en la Final de la Liga Endesa sería el de Miedo. El Barcelona, que también lo padece, como analizaremos después, ha encontrado en el temor que transmite el Real Madrid en su juego su principal elemento motivador y con ello se ha dado una opción, ahora mínima,  de competir por un título ante un rival que durante muchos momentos ofrece una sensación de vacío, de necesidad de encontrar un anotador constante que les alumbre en los abundantes minutos de oscuridad.

En este contexto, Felipe Reyes que de miedos sabe lo justo, se empeña en mandar mensajes a sus compañeros para que alguien se sume a su esfuerzo y se anime a no dejar escapar una oportunidad histórica de conquistar el campeonato. El primero en reaccionar es Sergio Llull, un tipo al que se le pueden cuestionar alguna toma de decisión pero en ningún caso su capacidad competitiva y la confianza que muestra en sus cualidades. Sobre estos dos jugadores, el Real Madrid realiza un último cuarto magnífico, el mejor de la final en el que suma buenas noticias además de la victoria, como los primeros minutos grandiosos de Mirotic en la Serie y las posibilidades que ofrece Darden en el poste bajo.

Todos los mensajes positivos que suma el Real Madrid son puñaladas en el corazón de un Barcelona que tiene dificultades para encontrar escuderos a Navarro en los momentos decisivos. Marcelinho Huertas, buen jugador de finales de partido, no ha entrado en la eliminatoria, como tampoco Lorbek, y Tomic no es alimentado con la continuidad que requiere. Quizás, solo quizás, el Barcelona ha interiorizado tanto su inferioridad que no ha sabido castigar lo suficiente tantos minutos sombríos de su rival y se ha conformado con seguir a rajatabla su plan de intentar llegar con opciones a los últimos minutos.

No nos engañemos, la Final no está siendo grandiosa, aunque sí interesante. El Real Madrid tiene casi todo en su mano pero le convendría no olvidar que sus mejores minutos han venido cuando se ha olvidado de envidar contastemente a la “chica” y apostar a la “grande”. Si se empeña en aceptar la propuesta del Barcelona aún puede meterse en un problema porque los de Xavi Pascual parecen disminuidos y lejos del potencial de la temporada pasada pero tienen orgullo, carácter, muchos títulos a sus espaldas y a Navarro…, demasiados argumentos para que los madrileños no teman un quinto partido.

Sobre obsesiones, Tomic y un genio

Lunes, 10 Junio 2013

No defraudó el primer partido entre el Real Madrid y el Barcelona por las alternativas en el marcador, los recursos tácticos empleados por los dos técnicos y ese “emocionante” final que denota la tensión con la que están viviendo estos eternos rivales la lucha por el último título de la temporada. Aún así, tengo la sensación, poco compartida eso sí, que estos dos equipos son peores que los que disputaron la final la temporada pasada. Entonces los buenos minutos de ambos conjuntos eran más prolongados, ahora viven más de los momentos de inspiración individual de sus estrellas o de secundarios que alteran el guión previsto como Víctor Sada. No obstante, el partido dio para mucho incluso por exceso.

- El Barcelona y los árbitros.  Hace tiempo que técnicos y jugadores del Barcelona afrontan los partidos contra el Real Madrid con cierto aire de sospecha sobre la labor de los colegiados. Creo que esta sospecha que va camino de convertirse en obsesión les hace estar en desventaja con su rival. El Barcelona fue mejor muchos minutos del partido pero especuló con la ventaja y dejó de ser agresivo cuando el Real Madrid presentó defensas zonales en el último cuarto. Además, sigue sin ser capaz de dominar el rebote defensivo, hecho que resultó decisivo en la resolución del encuentro. Comprendo que la última jugada provocara airadas reacciones por la trascendencia de la decisión y porque lo habitual en estas jugadas es señalar falta  pero no entiendo la predisposición sobre la actuación arbitral que demuestra el equipo de Xavi Pascual cada vez que juega contra el Real Madrid.

- Mirotic y Carroll. Empiezan a tener el cartel de sospechosos habituales en las grandes citas y estoy convencido que lograrán desquitarse en algún partido. Para eso, bien haría Mirotic en volver a lo básico, controlar su ansiedad y dejar que su momento llegue. Carroll está señalado por Pascual como un elemento débil de la defensa madridista y en ataque no encuentra su espacio porque Rudy, Llull y Rodríguez (aunque éste con mucho mejor criterio) abusan de utilizar demasiados botes perjudicando la circulación de balón. Su momento llegará, seguro.

- Tomic, ¿Lo ves?. Seguro que esa corta frase salió de la boca de algún entrenador y directivo del equipo madrileño. El rendimiento de Tomic lleva una línea descendente en este Play Off. En justicia, hay que decir que el Barcelona no fue capaz de encontrarle (de hecho ni lo intentó) en los momentos decisivos del partido cuando era la principal ventaja ofensiva de su equipo. Tomic es un factor diferencial del Barcelona respecto al Real Madrid, además es un jugador que necesita para no “irse” de los partidos ser frecuentemente alimentado en situaciones cercanas al aro por eso sorprendió que, emparejado con Reyes o Slaughter, no formara parte recurrentemente del plan del Barça en ataque.

- Sergio Rodríguez y punto. Más allá de los números, la actuación del base canario fue espectacular por la demostración de personalidad, atrevimiento y seguridad con la que dirigió a su equipo en los minutos finales. Entiendo que aquello de “echarse el equipo a la espalda” debe ser esto. La evolución de Sergio Rodríguez tiene un plus fundamental, ha sido capaz de convertirse en un jugador sólido sin perder capacidad creativa, esto es, ha limitado su margen de error sin convertir su baloncesto en rutinario y previsible. Grande.

El Partido

Jueves, 9 Mayo 2013

Leo y escucho muchos análisis sobre la semifinal de la Final Four entre Real Madrid-Barcelona Regal de la Euroliga, por muchos partidos que hayan disputados en el último año nos afanamos por encontrar aquellos aspectos que pueden resultar decisivos para definir el resultado. A veces, intentamos rascar demasiado porque siempre hay un porcentaje que escapa de la táctica, que tiene relación con el manejo de las emociones y con la capacidad de aprovechar las oportunidades que van apareciendo con el paso de los minutos. Estamos ante un partido del que está todo o casi todo dicho pero cuyo nivel aún puede hacer que nos sorprenda.

No hay favorito. El Real Madrid ha sido muy superior en la Liga pero los últimos partidos entre ambos equipos (incluso el de la última derrota del Barcelona hace unas semanas) han mostrado que el conjunto de Xavi Pascual tiene las ideas bastante claras de cómo jugarle al Real Madrid. Las bajas de Mickeal y los problemas físicos de otros jugadores como Jawai no deben ser minusvalorados pero a estos equipazos se les debe obligar a responder ante cualquier circunstancia adversa, de otra manera no se entendería tener plantillas de más de 12 jugadores, un verdadero lujo.

La línea entre la especulación y la certeza es demasiado fina en las horas previas a un encuentro de este tipo. Cualquiera de las siguientes afirmaciones se mueve entre ambos términos. Aventuramos que Pascual empezará el partido poniendo muchos balones cerca del aro para Lorbek (un clásico entre estos equipos que los tres o cuatro primeros ataques sean buscando castigar a Mirotic cerca del aro)  y para Tomic. Quizás, por lo visto en el último encuentro, Pablo Laso responda jugando mucho con Begic intentando meter en problemas de faltas a Tomic, más ahora que Jawai está tocado. No tengo tan claro el papel que Laso otorgará a Suárez, acertaría en mi opinión si en los primeros compases trata de que el jugador madrileño tenga presencia en las acciones ofensivas de su equipo.

LLull y Marcelinho. Revisando los partidos previos entre estos dos conjuntos se deduce que Pascual no tiene muchos problemas en que Llull sea el jugador exterior con más lanzamientos del Real Madrid. Su defensor exagera las ayudas, la prioridad es que no tiren Carroll y Rudy Fernández pero no hay tanto problema en que lo haga Llull al que parecen castigarle con la ansiedad que le provoca verse tantas veces liberado para lanzar. Me provoca mucha curiosidad ver cómo responderá el jugador balear ante esta “provocación defensiva” que le suele preparar el Barcelona. Por los catalanes, siempre he defendido la influencia de Marcelinho Huertas en su rendimiento, su conexión con Tomic en el juego de bloqueo directo está perfectamente consolidada pero su nivel defensivo condena a Xavi Pascual a ese juego que tan poco gusta a los entrenadores de echar cuentas si lo que aporta en un lado de la pista lo compensa en el otro. En mi opinión, Huertas es un tipo bastante fiable en estos encuentros y es probablemente el factor clave que marcará las opciones del Barcelona porque, a priori, es una posición en la que el Real Madrid en global es superior al Barcelona.

Los de siempre y las zonas. Desde que Xavi Pascual cambió el destino de la Liga con sus defensas alternativas en el cuarto partido de la pasada final le ha cogido el gusto a plantear defensas zonales en partidos de máxima trascendencia. El Real Madrid cuenta con muchos y buenos tiradores pero no logra una circulación de balón fluida contra este tipo de defensas contra las que suele abusar del uso del dribling. La zona de Pascual no será una sorpresa para Pablo Laso pero no por eso hay que pensar que no tendrá un buen resultado, a lo mejor hasta la emplea desde el comienzo del partido.

Muchas palabras de un Real Madrid-Barcelona y ninguna dedicada a jugadores como Navarro. Aunque parezca lo contrario, es un homenaje. No hay incertidumbre, se lo ha ganado, estará impresionante, como siempre, y si no, da igual.

En honor de Pete

Mircoles, 27 Marzo 2013

La baja de Pete Mickeal por una enfermedad pulmonar no sólo es un golpe durísimo para su equipo, el Barcelona Regal, sino para todos los que vivimos el baloncesto con pasión. El jugador estadounidense es un personaje de referencia de nuestro baloncesto por su dominio de una posición en la que ha demostrado ser el jugador más dominante en las últimas temporadas.

La trayectoria y personalidad de Mickeal muestran detalles más que interesantes. El primero de ellos es su capacidad de adaptación al entorno al que pertenece. Algunos dudábamos cuando Baskonia decidió incorporarle en el año 2007  que su versión mostrada en Lugo pudiera encajar en un grupo con una personalidad tan definida como el vitoriano. Nada más lejos de la realidad, Mickeal logró encajar todas sus virtudes en el colectivo y el grupo paulatinamente fue descubriendo todas las posibilidades que ofrecía el bueno de Pete que, como ocurre ahora en el Barcelona, quizás no era el jugador más llamativo del Baskonia pero sin duda el que marcaba más diferencias en su posición. No debe ser casualidad que el equipo vitoriano no haya ganado ningún título desde que Mickeal fichó por el Barcelona, ¿verdad? (more…)

“Cada día más trabajo, cada día más equipo”

Domingo, 10 Febrero 2013

Pues eso. Mejores palabras que las que ha dicho Mickeal después de la Final son difíciles encontrar para definir lo que ha realizado este Barcelona Regal en esta Copa del Rey. Una demostración de autoridad impresionante cimentada en su extraordinaria actitud de trabajo, su amplitud de recursos ofensivos y la habilidad de Xavi Pascual  en sus decisiones para camuflar los escasos puntos débiles de su grupo.

Los bases del Barça. En mi opinión la clave del Torneo. Navarro, Mickeal y Lorbek solo pueden ser discutidos en su condición de mejores “2″, “3″ y 4″ que juegan en Europa por pocos jugadores pero Marcelinho y Sada se mueven en una línea poco constante en los últimos tiempos. El brasileño ha superado a todos los bases que ha tenido delante y ha sido una fuente de alimentación constantes para los “finalizadores” de los que dispone su equipo. Con Huertas y Sada a este nivel, el Barcelona es prácticamente imbatible y te obliga a jugar a un nivel excepcional al que sólo pueden llegar pocos equipos.

El factor Oleson. La Copa ha confirmado lo adecuado del fichaje. Oleson es un jugador que se puede definir como “estable”. Anota de manera constante, no comete grandes errores y te permite mantener el nivel cuando Navarro o Mickeal no están en cancha. Oleson ha dado continuidad a los momentos de excelencia del Barcelona y tiene un perfil que encaja muy bien con lo que demanda Xavi Pascual, un entrenador que sabe como exprimir toda la amplitud del campo.

Ganar al Madrid. No tengo al Barcelona Regal con un equipo con problemas de autoestima, nadie ha ganado más que ellos en los últimos años pero lo cierto es que la victoria frente al Real Madrid dio al equipo ese punto de confianza que, por momentos, había perdido en algunos partidos de la temporada. El equipo ha dado la sensación de tener plena confianza en lo que estaba haciendo en cada momento. La confianza en el juego suele manifestarse a la hora de tirar y sobre todo de pasar. Poca gente lo menciona pero qué bien se ha pasado el balón en la Copa este Barcelona.

El Rey Pete. Mickeal probablemente no es el mejor jugador del Barcelona pero sí es un jugador enormemente diferencial. Estamos ante uno de los elegidos que se crecen cuando asoman cualquier tipo de trofeo en su camino, incluso los que parecen más lejanos. El competidor por excelencia no tiene rival en su puesto, sólo Nocioni consiguió limitarlo. Me da igual si merecía o no el MVP, es admirable la manera en que logra sacar lo mejor de sí mismo en los partidos trascendentales. Impagable.

Con permiso. Perdón por meter un breve comentario del Real Madrid en el día que se deben rendir todos los homenajes al campeón. Como casi siempre todo muy exagerado todo lo referente al equipo blanco. En mi opinión, nada de fracaso perder con este Barcelona, firme aspirante a la Final Four y ganador de 10 títulos en 4 años. Es cierto, Llull hizo algún tiro de más, pero ¿por qué no mirar al que hizo algún tiro de menos?. Ojo, soy muy fan de Mirotic pero alguno de sus pases en vez de extra pass fueron “fear pass”. Pues eso

Oleson en 5 claves

Martes, 29 Enero 2013

1.- Rectificar es de sabios… y de ricos: La incorporación de Oleson es un acierto que viene a reconocer una serie de errores. Por el camino quedan el traspaso y el sueldo pagado por Ingles (posible damnificado), se cuestiona la apuesta por Rabaseda y, sobre todo por Abrines (que ahora tiene a Oleson y Navarro por delante y apretando mucho a Hezonja por detrás). Oleson viene a decir que algo faltaba en el equipo desde que se fueron Lakovic, Grimau o Basile.

2.- Futbolización. La realidad es que el segundo clasificado de la Liga se ve obligado a desprenderse de un jugador por su delicada situación económica en mitad de la temporada. Eso es así. El lento e inexorable camino hacia la bipolaridad sigue su curso. Dirán algunos que eso ha sido así toda la vida. En gran parte es verdad, pero no deja de ser significativo que un equipo que juega la Copa del Rey en su casa dentro de dos semanas se desprenda de un jugador importante para reforzar a uno de sus máximos rivales.

3.- El ejemplo Carroll. Da la sensación de que el Barcelona ha echado un ojo a su eterno rival a la hora de mirar qué le puede aportar Oleson. Por un lado contará durante los minutos que Navarro no esté en pista con otro anotador contrastado que además ofrece un buen nivel defensivo. La dependencia de Navarro será menor y el internacional español podrá darse más tiempo para recuperarse de sus lesiones. Veremos si Oleson tiene la misma capacidad de Carroll para enchufarse rápido a los partidos. A priori, tiene todas las condiciones para dar un buen rendimiento desde el primer día.

4.- Navarro-Oleson.  Seguro que jugarán minutos juntos. Esta es una tendencia que se impone cada vez más, la de juntar a los mejores jugadores sin atender al dogmatismo de posiciones rígidas de juego. En el caso del Barcelona será interesante verlo en un equipo acostumbrado a superar físicamente a los adversarios en casi todas las posiciones. El Barcelona será menos académico y más imprevisible pero tendrá que asumir que se ocuparán menos espacios en defensa.

5.- ¿Necesario?.  Brad Oleson es un buen jugador que tendría minutos en todos los equipos de Europa. El Barcelona Regal es mejor equipo con él porque añade amenaza exterior y por tanto mayores espacios a los Lorbek, Tomic, Jawai y compañía. Además es un jugador que conoce la competición por lo que el periodo de adaptación se limita a su conocimiento del club y de sus compañeros. Dicho esto, pienso que el Barcelona Regal también era candidato a todos los títulos sin Oleson en su plantilla. Su fichaje viene determinado por los problemas físicos de Navarro, por los nervios provocados por sus derrotas en la Liga Endesa y por el poderío que demuestra el Real Madrid. No nos olvidemos, Real Madrid y Barcelona siempre piensan que puede aportarles un fichaje en los enfrentamientos directos entre ellos.