Blogs

Archivo de la categoría ‘bases’

Llega la Copa del Rey: Unicaja - Gran Canaria

Viernes, 20 Febrero 2009

Andan revueltas las aguas en Málaga después de la derrota en el último partido de la ACB frente al C.B Murcia. Aíto ha dudado de la ambición de sus jugadores en un claro intento de estimularles ante la cita copera. Unicaja empezó la temporada como un tiro y ahora parece en una línea menos contundente de juego. Gran Canaria es uno de los equipos más exigentes de la competición, no tiene nada que perder y tiene capacidad para inquietar a los andaluces. Llevan años buscando un pasito más que les meta en semifinales y seguro que ahora se ven con más opciones que cuando se celebró el sorteo.

Las claves

1. - N.Dong-Archibald. Aunque Gran Canaria cuenta con un buen juego interior, la superioridad física de los “cinco” de Unicaja puede ser determinante.

2. - Ritmo. A Unicaja le interesa un partido a toda pista, de máxima actividad, donde juegue mucho contraataque y transición. Gran Canaria se sentirá más cómodo en un partido de ritmo lento y posesiones más elaboradas.

3. - Cabezas-Berni. No están haciendo una gran temporada. Para que Unicaja sea un equipo redondo les necesita. Haislip necesita colaboración desde el exterior y los dos internacionales españoles suelen competir bien en esta clase de partidos.

4. - Marcus Norris. Es el termómetro de Gran Canaria. Tendrá trabajo en defensa con los bases de Unicaja y deberá ayudar a English en la anotación en los momentos importantes del partido.

5. - Banquillos. Los dos equipos pueden plantear una rotación amplia, del rendimiento del banquillo puede depender el resultado del partido.

Llega la Copa del Rey: Real Madrid - Barcelona

Mircoles, 18 Febrero 2009

El duelo más esperado de cuartos de final. Dos equipos separados por una victoria en la liga a favor del Regal Barcelona y una victoria en el Top 16 de la Euroliga a favor del Real Madrid. A priori máxima igualdad, aunque en sus duelos directos el equipo catalán ha sido superior la mayor parte del tiempo.

El Real Madrid contará, a priori, con el favor de la mayoría del público, está por ver cómo conduce esta situación porque en un momento determinado puede jugar en su contra. Llega en un momento de máxima confianza después de sus últimas victorias aunque no convence demasiado su irregularidad en el juego. El Regal Barcelona tampoco parece el equipo de hace un mes y su defensa, hasta entonces la mejor de la ACB, ha dejado alguna duda en los últimos partidos.

Estos son los aspectos que pueden resultar determinantes en el partido:

1.- El tiro exterior del Real Madrid. El Barcelona concede pocos puntos cerca de la canasta, probablemente es el equipo con más capacidad de intimidación de los presentes en la Copa del Rey. Los de Joan Plaza necesitan alternativas a Bullock en el lanzamiento. La remontada frente al Tau viene porque Llull y Hervelle contribuyen a abrir el campo pero las derrotas del Real Madrid en la temporada se han dado con porcentajes por debajo del 20% en el lanzamiento de tres puntos.

2.- La intendencia. Asumimos que Navarro y Andersen anotarán por parte del Regal Barcelona y Bullock y Reyes lo harán por el Real Madrid. A partir de aquí el duelo lo decidirán los Llull, Hervelle, Massey y compañía por un lado y los Basile, Sada, Ilyasova por otro.

3.- Las defensas alternativas. Ambos equipos (más el Real Madrid) suelen recurrir a defensas zonales como alternativa. En esta clase de partidos, de tanta intensidad, no basta con saber atacarla sobre el papel, y pueden resultar decisivas.

4.- Bases. La ausencia de Lakovic y la duda de Raúl dejan mermados a ambos equipos. Pepe Sánchez ha mejorado pero acusa falta de ritmo y una alarmante ausencia de lanzamiento exterior. Llull afronta su primera Copa del Rey como jugador importante y lo puede acusar. Sada es un jugador estable en defensa y Barret está decepcionando.

5.- Pequeños detalles. Mumbrú y Hosley pueden hacer daño cerca del aro porque solo Barton puede igualarles físicamente. El Barcelona castigará a Bullock con muchas situaciones jugadas por el jugador que él defienda, le meterán constantemente en defensas de aclarados y bloqueos directos, sabedores de que sufre bastante en este tipo de situaciones.

Autoritarios Tau y Barça

Lunes, 13 Octubre 2008

Han bastado tres jornadas de competición, para que los equipos se vayan consolidando en las posiciones que más o menos se les presumían.

Granada y Manresa ocupan los puestos cabeceros e intentan aprovechar su buen trabajo de pretemporada para llegar cuanto antes al número mágico de 12 victorias (quizás este año valgan 11) mientras que por abajo Murcia no logra ganar y, lo que es más preocupante, ni siquiera competir y Cajasol se abona nuevamente a un comienzo de temporada decepcionante.

La tercera jornada nos ha dejado también la autoridad mostrada por Regal Barcelona en su victoria frente a Pamesa Valencia y del Tau Vitoria en el siempre difícil Martín Carpena de Málaga. Los catalanes no dieron opción al conjunto valenciano gracias a un extraordinario trabajo defensivo.  Destacó en el Barça Jaka Lakovic, que va camino de convertirse en otro ejemplo de jugador descartado que resulta definitivo en las victorias de su equipo. A día de hoy parece, con mucho, el mejor base del conjunto de Xavi Pascual.

El triunfo del Tau en Málaga es un golpe en la mesa del actual campeón que ha logrado frenar a un equipo que parecía inalcanzable en estos momentos. La ausencia de Splitter está siendo perfectamente suplida por Barac y por un motivadísimo Will McDonald que está encontrando confianza en Dusko Ivanovic, algo imprescindible para un jugador con grandísimas condiciones técnicas y atléticas pero que no destaca por su fortaleza mental.

Del resto de partidos, importante victoria del DKV Joventut en Menorca en un encuentro que prácticamente tenía perdido y necesaria muestra de solidez del Real Madrid que, en cualquier caso, deberá encontrar alternativas que completen el extraordinario momento de forma de Felipe Reyes.

Por último, destacar el buen partido de jóvenes jugadores españoles como Sergi LLull, Carlos Suárez y Pablo Aguilar que están aprovechando al máximo los minutos de los que disponen y que fueron factores decisivos en las victorias de sus equipos.

Pívots, pívots, pívots

Lunes, 18 Agosto 2008

Hizo bien España en revelarse ante lo que estaba sucediendo en el campo. Si el partido hubiera transcurrido como los diez primeros minutos, nuestra selección hubiera empezado a tirar por la borda parte del prestigio acumulado en los últimos tiempos.

El demoledor parcial de 83 a 25 en los últimos 30 minutos del partido puso las cosas en su sitio y dio sentido al principal objetivo que debían buscar los nuestros en el partido, la recuperación de sensaciones positivas para afrontar de la mejor manera el momento decisivo de la competición.

Es difícil valorar este tipo de encuentros entre rivales de tan distinta entidad pero los antecedentes de España en los Juegos Olímpicos hacían necesario que todos nos reencontráramos con la mejor versión del combinado de Aíto García Reneses que, habilmente, hizo múltiples guiños a sus jugadores más necesitados de autoestima durante todo el encuentro.

Ahora llega Croacia, y eso será otra historia. El equipo balcánico es el paradigma de la irregularidad pero tiene talento de sobra para complicar enormemente el partido a España. España es muy superior en el juego interior, donde los Gasol y Reyes se antojan demasiado poderosos para el, aún tierno Barac y el todoterreno Banic (una debilidad personal). La clave, por tanto, será que nuestros jugadores exteriores muestren un mayor grado de estabilidad de la mostrada hasta el momento y sean capaces de limitar la capacidad en el juego uno contra uno de los Popovic, Ukic, Planinic y Tomas.

Además, creo que España debe echar un ojo a cómo Argentina logró sacar literalmente del campo a los croatas. Los argentinos que, junto a los griegos, van poquito a poco alcanzando su mejor nivel a medida que se acerca la fase decisiva del campeonato llevaron el partido a un terreno muy físico y castigaron sin remedio a los croatas en situaciones cercanas al aro, en especial aprovechando la ausencia de un tres alto en el equipo balcánico. Es un buen partido, por tanto, para que tanto Mumbrú como Jiménez logren provocar situaciones de ventaja en el poste bajo para que sus compañeros se puedan beneficiarse de esa labor y para que todos los tiros exteriores vengan generados por el trabajo en situaciones cercanas al aro.

Si España juega con equilibrio en ataque empezará a ganar el partido. En unos Juegos Olímpicos que vuelven a demostrar que el baloncesto cada vez se juega menos en el poste bajo y más en los bloqueos directos, nuestra selección debe decantar el partido desde los pívots y matarlo con los jugadores exteriores. Intentarlo de otra manera puede ser empezar a preparar el viaje de vuelta.

España y USA a menos de dos semanas

Lunes, 28 Julio 2008

A menos de dos semanas para el inicio de los Juegos Olímpicos, España y Estados Unidos se retan desde la distancia. Ambas selecciones parecen un punto por encima del resto de los equipos y la preparación para el evento asiático no está haciendo sino confirmarlo. Aunque no situaría a Grecia muy lejos de ellos, lo cierto es que si tuviera que apostar diría que España y Estados Unidos son los dos más firmes candidatos a la medalla de Oro. Este fin de semana hemos podido observar a los dos equipos y estos son los aspectos más destacados y en los que los dos equipos tendrán que trabajar durante el tiempo que queda.

España, lo más:

- Los tres bases están en muy buen momento, importantísimo para el buen rendimiento colectivo.

- Gran implicación defensiva de todos los jugadores. Muchos puntos nacen de la gran actividad en defensa.

- Dominio abrumador del rebote.

- Amplitud de posibilidades tácticas (juego con dos bases, los hermanos Gasol juntos, Navarro y Rudy juntos)

- Excelente juego a todo pista, demoledor para los rivales.

- Buena implicación y aportación de los presuntos reservas.
España, lo menos:

- Gasol, Navarro y Garbajosa. Los juegos exigirán una mejor versión de lo mostrado hasta ahora.

- En determinados momentos falta un poco de fluidez en el juego cinco contra cinco. El balón se retiene en exceso y se mueve con lentitud.

- Hay margen de mejora en la zona 2-3 y 1-3-1 ensayadas hasta ahora

USA, lo más:

- Parece que han hecho un buen análisis de lo sucedido en el Mundial de Japón y saben que el éxito parte de la defensa, aunque con matices que luego señalaremos.

- Extraordinario ritmo de juego.

- Intentan jugar de manera más solidaria, cuando lo consiguen son imparables.

- Cris Paul y Deron Williams, aire fresco desde el banquillo.

- Todos sus jugadores en pista son capaces de crearse sus opciones de anotación.

- El juego de bloqueo directo con Howard.
USA, lo menos

- Les falta paciencia en defensa, más allá de los 12 o 15 segundos de posesión es más fácil anotarles porque se impacientan buscando el robo de balón.

- Los pívots (Bosh, Howard, Boozer), tienen muy poca presencia en el juego ofensivo.

- Con Paul y Williams, chirría ver a Jason Kidd jugando tanto.

- Carmelo Anthony. En un equipo con James, Wade y Bryant, sin duda el de los Denver Nuggets es el jugador más egoísta.

La España de Aíto

Martes, 10 Junio 2008

No eran esperadas grandes revoluciones en la lista de Aíto para los Juegos Olímpicos de Pekín. Era indudable que los cambios se podían centrar en la posición de base donde la escasa participación de Sergio Rodríguez en Portland le limitaba sus opciones de estar en la lista definitiva (tampoco hay que obviar que Aíto siempre se mostró muy crítico con el salto al baloncesto americano del base canario).

La presencia de Ricky Rubio y Raúl López se antoja justa atendiendo a la temporada de ambos, aunque los últimos partidos de Carlos Cabezas han sido brillantes. Ricky vivirá su primera experiencia en el combinado nacional absoluto sabedor de que será un pilar fundamental durante muchos años. No debemos cargarle con excesiva presión y sí esperar de él ayudas en momentos puntuales para cambiar ritmos de partidos y calidad en las diferentes variantes defensivas que prepare el técnico madrileño.

Será interesante esperar quienes son los jugadores que completan la selección y si serán una o dos las plazas en juego en función de la evolución de la lesión de Garbajosa. Si el pívot de Toronto Raptors no puede acudir Aíto deberá elegir un jugador interior más entre Claver y Triguero, quizás con más posibilidades para el primero que puede ofrecer un perfil más diferente al resto de jugadores.

¿Cómo jugará la España de Aíto?. Comparándolo con Pepu, nos encontramos ante dos técnicos de ideas parecidas, que organizan el equipo con estructuras de juego poco rígidas que dan margen a que los jugadores se expresan sin demasiadas cortapisas. Pepu nos deleitó utilizando brillantes defensas zonales como defensas bases del equipo en numerosos momentos y es presumible que Aíto utilice las zonas 1-3-1 y 2-3 que le han dado éxito en muchos momentos. Es probable que García-Reneses “juguetee” más con los jugadores que pueden ocupar posiciones interiores y que podamos ver más tiempo juntos a los hermanos Gasol y también a Mumbrú y Jiménez en la posición de cuatro al estilo de lo que ha hecho en el Joventut, donde era posible ver muchos minutos juntos a Sonseca y Moiso y también a Barton alternándose en la posición de “tres” y “cuatro”. Por otra parte, tampoco debemos descartar que utilice dos bases en pista, aprovechando la polivalencia de Ricky Rubio. Los dos técnicos han sido partidarios de utilizar rotaciones amplias, porque son entrenadores que apuestan por defensas exigentes en campo abierto y un ritmo alto de juego, aunque Pepu fue reduciendo la aportación del banquillo en el último Campeonato de Europa.

Lo que está claro es que la selección española sigue en muy buenas manos y que es de esperar una brillante participación en las Olimpiadas aunque el verano se presenta complicado por la situación contractual de algunos jugadores que pueden distraer la preparación de la Selección para este ilusionante evento.

Orgullo Celta

Viernes, 6 Junio 2008

Mis primeros recuerdos de baloncesto están muy relacionados con aquellas finales Lakers-Celtics de los ochenta. Las inevitables comparaciones surgieron en cuanto observé el parquet del Banknorth Garden de Boston, parecido, pero no igual al del mítico Boston Garden. Un vistazo a los físicos de los jugadores de ambos equipos me avisaba de la evolución del baloncesto en todos estos años.

El base de aquellos magníficos Celtics era Denis Johnson, un base fuerte, poco definido y, si se me permite la expresión, bastante “culón”, pero con una extraordinaria capacidad competitiva y un apabullante conocimiento del juego. El base del actual equipo de Boston, apenas rebasa los 20 años, tiene brazos kilométricos, poderosos hombros, es tremendamente rápido y su conocimiento del juego se reduce a intentar anotar constantemente y utilizar el bote sin saber muy bien para qué. Responde al nombre de Rajon Rondo y, seguramente, en un par de años será uno de los mejores bases de la liga. Anoche, todo evocaba recuerdos, pero todo era radicalmente distinto.

Sólo hubo un factor que me resultó gratamente familiar, el orgullo de un equipo campeón que supo revolverse ante una situación adversa y honrar a su historia con una demostración de carácter que apabulló por completo al equipo californiano. En el final del segundo cuarto y comienzo del tercero, la sensación era de un dominio absoluto de Los Ángeles Lakers. Bien es cierto que la distancia nunca fue excesiva pero su juego de pases y su paciencia para encontrar la mejor opción de tiro superaba a la precipitación del equipo local. Cuando Pierce anotó dos triples consecutivo después de su “lesión” el partido cambió radicalmente. De repente, los Celtics manejaron excelentemente el pase extra y los Lakers no encontraron la respuesta adecuada en el “Bryantsistema” que esta vez no sólo no resultó suficiente sino que pareció inadecuado dado lo bien que había jugado el equipo cuando había implicado a más jugadores.

La Final Four sin favorito

Viernes, 2 Mayo 2008

Después de la interesante jornada de ayer en la ACB que va a dejar la lucha por la segunda plaza de descenso a LEB entre, al menos cuatro equipos, es el momento de analizar el acontecimiento que centrará la atención del baloncesto europeo durante estos días, la Final a Cuatro de la Euroliga que coronará al mejor equipo continental del curso.

La cita madrileña es la más igualada de los últimos años, la ausencia de Panathinaikos y las dudas en el juego que ha mostrado el CSKA de Moscú hacen que Macabbi, Montepaschi Siena y Tau Vitoria acudan al evento con la sensación de encontrarse ante una oportunidad única.

Aún así, si atendiéramos a la lógica como elemento para emitir un pronóstico, deberíamos hablar del conjunto ruso como el principal candidato al título. El  equipo entrenado por Ettore Messina es un especialista en esta competición y es un maestro en preparar a sus equipos para esta clase de eventos. La variedad de recursos del equipo moscovita es enorme, cuenta con varios jugadores con gran facilidad para anotar y la versatilidad de Goree, Andersen y Smodis en el juego interior suele ser demoledora para sus rivales. Además, si hablamos de aplicación y brillantez defensiva estamos probablemente ante el mejor equipo de Europa. Las esperanzas del Tau, su rival en semifinales hay que buscarlas en la discreta temporada de jugadores como Holden, Zisis y la irregularidad de una de sus novedades esta temporada, el lituano Siskauskas.

Es evidente que el panorama no parece muy halagüeño para el Tau pero encuentro motivos para pensar que los vitorianos están capacitados para sorprender a la máquina rusa. Tradicionalmente el equipo presidido por Querejeta responde mejor en las citas donde no aparece como principal favorito y eso les puede ayudar a jugar con menos presión. Las opciones de los de Spahija pasan por un rendimiento óptimo de todo el grupo y en particular de los bases del equipo, especialmente irregulares esta temporada (algo habitual en Planinic pero no tanto en Prigioni).

La otra semifinal la disputarán el Montepaschi Siena italiano y el Maccabi Tel Aviv israelí. Difícil aventurar un pronóstico, ambos equipos llegan en un gran momento y han disputado partidos tremendamente brillantes esta temporada. Los italianos son la revelación de la competición con jugadores conocidos para la afición española y que no tuvieron éxito en nuestra competición como Ilievski, Thornton o Sato. Su juego es bastante atractivo, con gran velocidad en sus acciones y con muchos jugadores en pista capaces de anotar desde el exterior. La incógnita viene porque es el equipo con menos experiencia y  porque, en ocasiones, ha mostrado debilidad en el juego interior por lo que el equilibrio de su juego se resiente.

Por último, el Macabbi, verdugo en el camino previo a esta Final Four de Real Madrid y Axa Barcelona está realizando una temporada de menos a más. Su variedad de recursos defensivos y las aportaciones de Morris, Vujcic y el brillante Bynum han sido sus mejores avales hasta el momento y los pilares a los que se agarran los aficionados israelitas para conseguir su tercer título en los últimos cinco años.

Aquellas pequeñas cosas

Lunes, 31 Marzo 2008

Que nadie se asuste, que esto sigue siendo un “blog” de baloncesto y no vamos a escribir, aunque lo mereciera, sobre la maravillosa canción de Serrat.

Simplemente vamos a tratar de ilustrar pequeños detalles del juego que hacen a los equipos grandes. Esos detalles muchas veces ajenos al gran público no tienen la espectacularidad de los magnificados mates ni el brillo de un contraataque bien desarrollado, pero resultan fundamentales para marcar la línea que separa los buenos de los mejores.

Dentro de estos conceptos, me gustaría hablar sobre el pase, sin duda uno de los elementos del juego en los que más ha progresado el jugador español en los últimos años. No me voy a detener mucho en las más visibles asistencias de lujo, pases por la espalda y demás donde tenemos varios especialistas en la competición como por ejemplo el genial Pepe Sánchez sino en otro tipo de pases a los que se presta menos atención por parte de prensa y público y que resultan fundamentales para un buen funcionamiento colectivo del grupo.

Dentro de la formación de los pívots, uno de los aspectos fundamentales que deberíamos enseñar debe ser el pase para un tiro de un jugador exterior. Hay muy pocos jugadores interiores que pongan el balón correctamente a los jugadores exteriores jugando dentro-fuera, cuántos tiros librados se pierden por dar un mal pase. De los jugadores que yo he visto, uno de los mejores en este fundamento ha sido Alfonso Reyes, que aunque no contaba con una técnica de pase depurada ni le acompañaba la estética del pase, siempre ponía el balón en las mejores condiciones para sus compañeros, ya podía estar cayéndose o intentando librarse de una situación de “dos contra uno” que siempre daba un pase con la tensión necesaria para asegurar la ventaja en el tiro de sus compañeros.

Siguiendo con el pase, propongo a los amantes del baloncesto que se fijen en los problemas de algunos jugadores exteriores para pasar después de iniciar una penetración, o cómo, esos mismos jugadores pueden ser brillantes cuando el pase es de progresión a canasta, en especial a sus pívots y tienen más problemas para asistir a jugadores abiertos. En el partido del pasado sábado Raúl López y el, cada vez más asentado, Víctor Sada nos ilustraron perfectamente sobre estas acciones. Mientras el base del Real Madrid dio una lección de enlazar cambios de dirección enlazado con pase a un jugador interior, el jugador de Akasvayu Girona cometió dos faltas de ataque por no dar el pase en el momento oportuno, algo que, sin duda, con la evolución que está llevando mejorará con el paso de los años.

Kidd-Nash Vs Paul-Williams

Lunes, 17 Marzo 2008

“Quien tiene un buen base tiene un tesoro”. Es una de las primeras fases que escuché cuando empecé a interesarme por el apasionante mundo del baloncesto. Con el paso de los años la posición de base ha ocupado buena parte de mis inquietudes y siempre he mostrado una cierta pasión por los grandes bases del baloncesto mundial.  

La presente temporada estamos asistiendo al comienzo del relevo generacional de grandes bases en la NBA. Lentamente, con orgullo y con un gran nivel de baloncesto en sus manos y, sobre todo en su cabeza, Steve Nash y Jason Kidd ven su cetro amenazado por Chris Paul y Deron Williams que a pesar de su juventud están dirigiendo brillantemente a sus equipos hasta los puestos de privilegio de la durísima Conferencia Oeste de la NBA.

Chris Paul es un base pequeño que destaca más por sus capacidades técnicas que por las atléticas, excelente manejador de balón y hábil en el pase especialmente para sus jugadores interiores. Tiene capacidad para anotar y domina especialmente el tiro de dos puntos en suspensión,  un detalle técnico en desuso que deberíamos reivindicar cuando cada semana no hacemos más que observar bases que se empeñan en jugar contra los pívots rivales obviando la posibilidad de realizar tiros cortos de igual efectividad.

Deron Williams es un director de juego muy físico, menos grácil que Paul, pero más contundente en sus acciones. Cuando se dirige al aro lo hace con la determinación propia de los que se saben imparables. De apariencia fría, ha sabido ganarse la confianza del exigente Jerry Sloan para conjugar capacidad de liderazgo y dirección con una buena dosis de anotación especialmente en los momentos decisivos del partido.

Williams y Paul son de las mejores cosas que le ha pasado a la NBA en los últimos años, un soplo de aire fresco necesario que reivindique la tan cuestionada figura del base en la liga profesional americana.