Blogs

Archivo de la categoría ‘Bruixa d´Or Manresa’

Los Otros

Martes, 30 Diciembre 2014

Conviene no reducir la Liga Endesa a las andanzas de los equipos de la Euroliga. Escribo esto como una pequeña autocrítica repasando que hace mucho tiempo que no dedico unas líneas a alguno de los equipos que están contribuyendo a una edición bastante interesante de nuestra competición, donde, a diferencia de cursos anteriores, pronosticar tiene un componente de riesgo bastante elevado.

En su momento ya mencioné lo meritorio de la propuesta del FIATC Joventut pero el equipo de Badalona sigue mereciendo todos los elogios posibles. Maldonado ha construido un equipo sin apenas jugadores de “entre tiempo”. Sus veteranos han encontrado en Badalona el mejor escenario posible para exigir un poco más a sus cuerpos y los jóvenes crecen arropados por tipos de sobrada profesionalidad que no dudarán en enseñarles el camino correcto al mínimo despiste que tengan. La manera de jugar de la Penya engancha por desenfadada y dinámica, esperemos que el vértigo que les puede dar cuando miren la clasificación no afecte al equipo.

Si el Joventut tiene bastante amarrada su presencia en la Copa del Rey algo parecido pueden decir en Bilbao, donde Sito Alonso no ha tardado mucho en consolidar una dinámica positiva. Nuevamente, como en Badalona, son algunos veteranos como Mumbrú, Hervelle y Raúl López los que aportan una dosis de estabilidad importante complementados por jóvenes prometedores como Marko y Dejan Todorovic. Merece destacarse el rendimiento que está mostrando Quino Colom, probablemente en su mejor etapa como jugador ACB.

Si la lucha por entrar en la Copa promete emociones fuertes (Valencia y Baskonia tienen muy poco margen de error), la competición paralela de todos los años por evitar el “descenso” tiene la novedad de que no hay ningún equipo que se descuelgue de manera prematura. A priori, La Bruixa D´Or Manresa parecía el equipo menos sólido pero los catalanes están progresando y cuentan con el aval de ser dirigidos por Pedro Martínez. Los manresanos compiten contra cualquier rival cuando juegan como locales y da la sensación de que seguirán sumando victorias en el Nou Congost, la duda es si el equipo también tiene interiorizada esa sensación y eso les hace ser más débiles e inconsistentes cuando juegan fuera de casa. Ahí tienen su asignatura pendiente, en cualquier caso merece destacarse la gallardía con la que se agarra a la competición un club con medios tan limitados.

Tampoco Movistar Estudiantes sabe lo que es ganar fuera de casa y eso que ha estado cerca de lograrlo en varias ocasiones. Su clasificación está por debajo de lo que transmite un equipo que, si se confirma la continuidad de Slokar, cuenta con una plantilla amplia y  capacitada como para que podamos pensar que progresarán con el paso de las jornadas.

Sorprende que cierre la clasificación Baloncesto Sevilla pero en realidad es un hecho que confirma la tendencia y dinámica de las últimas semanas donde es el equipo de los de “abajo” que peor está compitiendo. La defensa del conjunto sevillano está lejos del nivel necesario en la ACB y  se echan en falta referentes que proporcionen estabilidad en este tipo de situaciones.  Antes hemos mencionado el caso de Joventut y Bilbao donde los jóvenes crecen protegidos por las victorias que se logran en gran parte gracias a la aportación de veteranos conocedores de la Liga. En Sevilla, no existe este perfil de jugador y cuentan con muchos jugadores que no conocen la competición o que han desarrollado roles secundarios, sólo Berni Rodríguez podría ayudar en este sentido pero la dinámica del equipo también se lo ha “tragado”. Huele a cambios en Sevilla, veremos cuándo y cuántos, teniendo en cuenta que el primero que debe afectar al equipo es el de actitud. Andorra, Estudiantes, Manresa, Fuenlabada y Gipuzkoa Basket parecen tener más claro a lo que se enfrentan, es hora de que en Sevilla se olviden, por lo menos este año, de los sueños de grandeza, están de lleno metidos en el barro, es hora de tirar a la basura los trajes de gala.

Dos valientes y varias lecciones

Lunes, 6 Mayo 2013

Los descensos (ya veremos si virtuales o no) de Lagún Aro y de La Bruixa d´Or Manresa dejan la Liga Endesa con el único interés de ver qué equipos acceden finalmente a los Play Offs y cómo se configuran los mismos. Las casualidades no existen y estos dos equipos se descolgaron desde el comienzo y aunque nuestra competición tiene varias historias de equipos que se han salvado “remando” durante muchas jornadas, la realidad es que nunca han alcanzado una línea sólida en su juego que les permitiera atisbar la orilla de la salvación algo más cerca.

Ponsarnau y Sito Alonso. Sin duda, son dos de los técnicos más interesantes de la Liga. Hablamos de dos entrenadores con cierto parecido en su ideario. No temen arriesgar con jugadores que no conozcan la competición y plantean opciones de juego rápidas, poco especulativas y que otorgan bastante espacio a la creatividad de sus jugadores. Dos personalidades sin miedo a exhibir alternativas novedosas tanto en defensa como en ataque.  Curiosamente, los dos sonaron para dirigir equipos de Euroliga el pasado verano con el aval de sus temporadas precedentes y unos meses después se han encontrado con un descenso que probablemente no afecte a su bien ganado crédito y a su reconocimiento pero que lamentablemente nadie podrá borrar de sus curriculums.

Proyectos. Me consta que Sito Alonso y Jaume Ponsarnau son, como otros muchos, entrenadores que buscan crear proyectos y no sólo obtener resultados.  En el caso de Alonso vio como, con la pretemporada en marcha, el presupuesto de Lagún Aro se vio bastante reducido y las expectativas de repetir la gran campaña anterior empezaban a verse cuestionadas. No es el primer caso de este tipo que hemos visto, clubes que vienen de realizar una gran temporada que quieren dar un pasito más pero la realidad les obliga a reducir costes, hacer demasiados cambios en la plantilla y comenzar un nuevo viaje con otro equipaje distinto al que pensaban llevar. Lagún Aro descendió en los primeros meses de competición, después el lastre de las derrotas fue demasiado para un equipo al que le ha costado encontrar pilares sólidos a los que agarrarse. Como los males no vienen solos, en San Sebastián y Manresa han compartido desgracias en modo de lesiones por lo que las dificultades para formar un grupo estable no han cesado en toda la temporada.

Los bases, siempre los bases.  Una situación como un descenso no puede reducirse a un sólo problema pero lo cierto es que los dos equipos han compartido inestabilidad en varios puestos claves. Manresa fue el patio de la casa de Javi Rodríguez, el sitio donde el base gallego ha demostrado encontrarse más a gusto. Su lesión vino a reforzar la sensación de que el equipo dependía demasiado de él. En Lagún Aro todos esperábamos que éste fuera el año de Raulzinho Neto pero el base brasileño no ha dado ese salto de calidad esperado porque probablemente ha sido uno de los jugadores que más ha acusado las derrotas del comienzo de temporada. Es cierto, sus estadísticas han mejorado y su peso en el equipo también pero tampoco podemos olvidar que la mayoría de los momentos decisivos de los partidos los jugaba Javi Salgado. Soy un reconocido fan de Salgado pero su condición de indispensable es una especie de termómetro que puede dar una pista sobre cuales han sido los problemas del equipo vasco.