Blogs

Archivo de la categoría ‘Bryant’

Deseo, corazón y defensa

Lunes, 14 Junio 2010

¿Puede que por primera vez acierte un pronóstico y nos vayamos al séptimo partido en la Final de la NBA?. Nada me haría más ilusión, y no por satisfacer mi maltrecho ego lleno de augurios errados (el año de Lebron, final ACB Barça-Real Madrid y tantos otros), sino porque estamos asistiendo a unas series finales extraordinariamente intensas que merecen decidirse en el último suspiro de un séptimo encuentro.

Hay momentos puntuales en los que los factores que rodean al juego en sí logran ocultar determinadas miserias. Está ocurriendo en las Finales entre Lakers y Celtics. El juego de los dos equipos dista de ser brillante pero la Final está reuniendo suficientes alicientes para ser recordada en años. Los Lakers se han disfrazado de favoritos y han adquirido demasiados vicios consecuentes de esta condición. Es un equipo muy seguro de sí mismo que roza la altanería en determinados momentos y que parece encontrarse cómodo encomendándose demasiadas veces al extraordinario Kobe Bryant. En una Serie tan larga no debes basar toda tu fortaleza en exprimir tus virtudes al máximo sino en saber analizar cuáles son las debilidades del rival. En este sentido Boston lleva la delantera y por mucho.

En cualquier caso, la confianza es el principal activo de los californianos en su regreso a Los Ángeles pero de nada les bastará si no logran igualar en deseo al equipo de Boston que juega como si supieran que es la última final que jugarán en sus vida. ¿Acaso no es la  mejor manera de afrontar una final?

Los Celtics son otra historia. Han decidido llevar la Final al terreno de la épica y se les nota encantados. Combaten cañonazos con espadas y están ganando la batalla porque siempre queda uno de sus espadachines en pie. Un día es Allen, otro Garnett, otro Paul Pierce, otro los reservas y casi siempre está Rajon Rondo.

¿Y Gasol?. El jugador español puede ser decisivo para que los Lakers impongan su baloncesto pero la agitación y el barullo va en contra de los que viven de su capacidad para entender el juego. Tampoco le ayuda la inconsistencia con la que es utilizado en el juego. Mientras los Celtics analizan al detalle cuales son los aspectos débiles de la defensa californiana para percutir una y otra vez contra ellos, Phil Jackson no está logrando un plan de juego alternativo al Kobesistema, claro que este sistema es tan bueno que igual le vale para ganar otra vez.

Los Lakers sin Bryant Vs Los Lakers sin Gasol

Martes, 9 Febrero 2010

Empiezo este comentario con el firme propósito de huir del chauvinismo, no sé si podré, porque las dos últimas victorias de los Lakers sin Kobe Bryant no han hecho sino reafirmar el enorme impacto que supuso para la Liga Norteamericana la llegada de Pau Gasol al equipo californiano.

Pocas veces el equipo de Phil Jackson ha dejado tanta sensación de solidaridad y compromiso como en estas dos últimas noches. Vale que son los actuales campeones pero nunca han sido un equipo redondo, siempre andan luchando contra su inconsistencia defensiva y están lejos de convertirse en un equipo inolvidable, aunque cuentan con todos los factores para serlo.

Discutir que Kobe Bryant es uno de los mejores jugadores de la historia es una temeridad. Sus infinitos recursos competitivos y su capacidad para decidir partidos le colocan en un lugar preferente en el Olimpo de la canasta. Ahora bien, tampoco me parece irresponsable decir que la inconsistencia de los Lakers y la irregularidad de su juego tiene mucho que ver con la concepción de Bryant de este deporte. El escolta añade elementos decisivos para su juego cada temporada pero no se preocupa de conseguir que su equipo sea mejor año tras año, siempre da la sensación que Bryant sale con el número de tiros que va a realizar desde el vestuario.

El perverso terreno de las hipótesis nos plantea la opción de elucubrar cuál sería el nivel de unos Lakers sin Gasol y unos Lakers sin Bryant. Estos últimos los conocimos relativamente hace poco, antes de la llegada de Pau. Un equipo de primera o segunda ronda de play off aunque con jugadores jóvenes que hacían pensar que estaban capacitados para dar un paso más. Los Lakers sin Bryant ofrecen un balance de dos partidos ganados y ninguno perdido, insuficientes para hacer una proyección rigurosa. Un equipo rápido, entusiasta y agresivo pero quizás algo corto de talento en posiciones exteriores para alcanzar el título de la NBA y carne de cañón en los Play Offs.

La realidad es que los Lakers pueden repetir el título por tener a Bryant y Gasol en sus filas y serían candidatos a hacer historia y superar a los Celtics en campeonatos logrados si el genial Kobe ha tomado buena nota de los sucedido en las dos últimas noches.

Historia de un Hito

Lunes, 15 Junio 2009

Los Angeles Lakers, campeones de la NBA. Pau Gasol, campeón de la NBA. El baloncesto español alcanza un nuevo hito que culmina una trayectoria de casi 25 años desde que Fernando Martín aterrizara en el baloncesto americano.

No es casualidad que Pau Gasol haya sido el primer jugador español que haya logrado el título de campeón de la NBA. Estamos hablando de un predestinado, de un prodigio técnico y físico amparado en una gran capacidad para asimilar todos los acontecimientos que han acompañado a su trayectoria.

Este título se empezó a ganar hace más de un año, cuando los Lakers apostaron por el pívot español para convertir un buen equipo en un conjunto ganador. La derrota en las finales del año pasado ante los Celtics fueron un aviso de lo que podía suceder si los californianos no corregían su arrogante actitud en la pista. Pienso que los Lakers han ganado sin demostrar todo su potencial y que pueden ser mucho mejor equipo. De su facilidad para encontrar nuevos retos dependerá que Gasol pueda coleccionar anillos de campeón.

La noche nos deja muchos triunfadores, uno de ellos Kobe Bryant, camino de convertirse en leyenda. El escolta de los Lakers se acerca a la madurez ajustando su juego al inevitable paso de los años. Es menos espectacular pero es mucho mejor jugador. Nunca he visto en los compañeros de Bryant las miradas de complicidad y aprobación hacia su labor como en estos play offs. Es muy bonito ser admirado y querido por prensa y aficionados pero nada hace a un equipo más ganador que el respeto y admiración de los compañeros.

El otro héroe es Phil Jackson. Consigue su décimo título de campeón de la NBA. Desde la distancia, Jackson es un tipo que me desconcierta. No me lo imagino con chandal entrenando, temo que me decepcionaría en un clinic haciendo ejercicios con chavales, pero estoy convencido de que me fascinaría escuchándole anécdotas sentado en una silla de un viejo aula rodeado de libros.

El rival más débil

Viernes, 5 Junio 2009

Decía un entrenador con el que trabajé que el baloncesto tiene mucho que ver con buscar en cada momento las debilidades de la defensa de cada equipo y ajustar tus ataques para castigar el eslabón más frágil del oponente. Algo así como aquel concurso de televisión llamado “El rival más débil”.

Ago parecido han hecho los Lakers en el primer partido de la final. El partido no tenía buena pinta para los californianos en el primer cuarto, Orlando dominaba el ritmo del partido, Turkoglou castigaba sin parar a su defensor y Gasol no se encontraba cómodo en la pista. Howard no anotaba con fluidez pero no permitía canastas fáciles de sus defensores. En ese momento, Jackson dio entrada a Luke Walton,  un buen jugador de equipo que tampoco sería una estrella en Europa. Durante cinco ataques consecutivos, Jackson disfrazó al hijo del legendario Bill Walton de Kobe Bryant y le hizo la primera referencia ofensiva de su equipo. Buscó el rival más débil y le castigó en situaciones cercanas para poner a los Lakers con ventaja por primera vez en el partido mediado el segundo cuarto.

Lo que pasó después ya lo sabéis, exhibición de Bryant, buena aplicación defensiva de Gasol y bajada de brazos descomunal de Orlando dando demasiado pronto por perdido el partido. El baloncesto es un juego de detalles y de momentos y, aunque oiremos mucho tiempo hablar de la exhibición en este primer partido de Kobe Bryant, para mí el momento del partido fue cuando un secundario, Luke Walton, logró cambiar el rumbo de un partido con bastante mal aspecto para su equipo.

Bryant, Wade y James

Jueves, 12 Marzo 2009

Son los tres mejores jugadores de la NBA, los máximos y únicos candidatos al premio de Mejor jugador de la presente temporada regular y los acaparadores de las mejores acciones de cada jornada. Tres jugadores exteriores, versátiles y que están logrando un gran rendimiento de sus equipos. Es difícil asegurar quien es mejor por lo que vamos a analizarles desde diferentes aspectos del juego.

Dribling. Wade combina calidad y velocidad en sus acciones, tiene bastantes recursos usando el bote. Bryant tiene una técnica más depurada pero es menos explosivo. James tiene problemas para manejar su mano izquierda aunque está haciendo progresos, pero quizás tiene menos recursos que los jugadores de Miami y Los Ángeles.

Tiro: Wade es demoledor tirando de dos puntos después de bote, está ampliando su rango de tiro pero no es un lanzador puro desde larga distancia. Bryant es más consistente en el tiro de tres pero más irregular en la media distancia que Wade. Lebron apenas lanza de dos puntos, sus acciones son penetraciones o lanzamientos desde más allá del arco. Es muy irregular, todavía no es un tirador consistente, otro de los aspectos en los que puede mejorar “King James”.

Defensa. Los tres son grandes competidores que mejoran sus prestaciones defensivas cuando mayor es el reto que tienen delante. Wade es muy rápido de manos y hábil para robar balones pero no es estable defendiendo el uno contra uno. Bryant tiende a despistarse en las segundas y terceras ayudas. James, por su parte no exprime todo su potencial físico en defensa aunque su envergadura ya es de por sí un problema para sus rivales.

Otros. Los tres son grandes pasadores, James tiene una gran capacidad para pasar, es el mejor de ellos cuando está parado pero Wade es superior pasando después de dribling. Bryant es bueno en cualquier situación. James es el mejor reboteador aunque tiene capacidad para sorprender más en el rebote de ataque y Bryant es el mejor de los tres jugando en el poste bajo donde maneja sus pies excepcionalmente. Lebron James no tiene muchos recursos cerca del aro donde podía ser aún más demoledor si aumentara su gama de movimientos. Wade es un grandísimo jugador en el “pick and roll”.

Kobe Bryant es el más completo técnicamente, el que tiene más variedad en su juego, Wade es un gran competidor  y está logrando levantar el ánimo tras la nefasta pasada campaña de Miami. Lebron James no tiene el título de Campeón de la NBA y no parará hasta lograrlo es el más potente, imparable cuando está en carrera pero también el que tiene más margen de mejora con un físico inigualable para este juego.

Volvemos a olvidarnos de los Celtics

Viernes, 5 Diciembre 2008

Mucho hablar de la gran aportación de Gasol jugando de “cuatro”, de la paulatina y sólida consolidación de Bynum, de las excelencias de Kobe Bryant y de la gran aportación del banquillo de Los Ángeles Lakers y, al igual que el año pasado por estas fechas, nadie parece tomarse en serio la gran temporada de los Boston Celtics.

Mientras Phil Jackson afirma, con bastante criterio por otra parte, que ve imposible que su equipo bata el record de los Bulls de Michael Jordan en la liga regular, los Celtics, injustamente ninguneados, tienen el mejor récord de la liga, suman 10 triunfos consecutivos y vuelven a exhibir una extraordinaria aplicación defensiva que contrasta con los minutos de absoluta desidia que suelen ofrecer los Lakers en cada partido.

Lo cierto es que si la mayoría de personas que seguimos esta competición tuviéramos que apostar por una final de la NBA 2009, casi todos diríamos que se va a repetir el duelo entre Celtics y Lakers. Me parece bastante interesante el duelo en la liga regular por ver quien es el equipo que obtiene el mejor registro de victorias y por lo tanto la ventaja de campo en una hipotética final ya que puede ser un factor decisivo para resolver el campeón. Por lo mostrado hasta ahora, aunque la presencia de Bynum hace mejores a los Lakers, sus dos carencias fundamentales en la pasada temporada no han sido corregidas. Por un lado el equipo tiende a descoserse en defensa con demasiada facilidad y por otro los bases son tremendamente irregulares alternando actuaciones brillantes con otras menos esperanzadoras.

Aunque los Cleveland Cavaliers acechan a los actuales campeones a tan solo una victoria de distancia, no parece que la continua evolución de Lebron James y compañía sea suficiente para poner en duda la hegemonía de los Boston Celtics en la conferencia Este, donde no tendrán rival a no ser que sufran inoportunas lesiones duraderas de sus jugadores importantes.

En el Oeste, San Antonio Spurs y Phoenix Suns, teóricos rivales de los Lakers han comenzado de manera irregular y los sorprendentes Blazers de Rudy Fernández y Sergio Rodríguez presentan el segundo mejor récord de victorias habiendo jugado el doble de partidos fuera de su cancha del Rose Garden. Seguro que los españoles podrán jugar los Play Offs esta temporada aunque no parece que el 2009 sea todavía el año de Portland que, eso sí, gracias a una buena gestión en los despachos se ha asegurado ser un equipo protagonista en la competición durante el próximo lustro.

NBA Semana I: Houston, Iverson, los Gasol…

Mircoles, 5 Noviembre 2008

El frenético y desconcertante calendario de la NBA ya está en marcha y ya hemos cumplido la primera semana de competición. Seguro que hay algún motivo que explique claramente por qué los Lakers juegan dos partidos en dos días y uno más en los seis siguientes pero cómo lo desconozco permitidme que manifieste mis sorpresas ante ese caprichoso sistema.

La semana ha dejado el primer traspaso interesante de la temporada. Allen Iverson y su monstruoso contrato viajan a Detroit a cambio del sólido Billups y del reboteador McDyess. Creo que deportivamente sale ganando Denver que añade dos piezas de nivel a un buen conjunto. Desde el punto de vista de Detroit parece el primer paso para emprender una reconstrucción en la que la contratación de Iverson solo se puede entender como el último intento de alcanzar un éxito a corto plazo para desprenderse de él a final de temporada y utlizar el dinero de su contrato en rejuvenecer el grupo.

Siempre he tenido en alta estima a Iverson, un competidor voraz que estuvo a punto de alcanzar un anillo en un equipo muy limitado como los Sixers. Sin embargo, creo que sus últimos años en los Nuggets estaban empezando a sumirle en una peligrosa tendencia al conformismo que no correspondía con la imagen incorformista y rebelde del jugador que aterrizó en la NBA de la mano de los Sixers.

De los equipos que más me han llamado la atención, destaco a Houston Rockets, que creo que cuenta con un bloque sólido, equilibrado y de gran calidad. Con Scola más acoplado y los jóvenes Brooks y Landry (qué jugador para Europa¡¡) creciendo, el trío McGrady, Artes y Yao Ming puede hacer que el equipo tejano compita con cualquiera. Sólo la tendencia a lesionarse de sus jugadores estelares puede alejar a los Rockets de su propósito de avanzar rondas en los play offs.

Para los españoles esta ha sido una gran semana. Rudy y Sergio se abren camino en Portland y el primero ya ha dejado actuaciones deslumbrantes. Calderón ejerce de jefe en los imbatidos Toronto y los Gasol acaparan comentarios y portadas en Los Ángeles y Memphis.

Marc Gasol está impactando por su solidez defensiva e incluso ha sido capaz de anotar con cierta regularidad algo de gran mérito teniendo en cuenta que comparte equipo con dos de los jugadores más egoístas de la competición como Rudy Gay y O.J Mayo. El mediano de los Gasol está demostrando una enorme personalidad dentro y fuera del campo y puede que empiece a cuestionar que el traspaso de su hermano a Los Ángeles no les salió tan gratis a los californianos.

Los Lakers han ganado sus tres partidos con un buen Pau Gasol, al que Phil Jackon pide, no sin parte de razón, que asuma más responsabilidades en las segundas partes. Lo que no ha comentado el bueno de Jackson es que Pau necesita el balón en sus manos para poder crear peligro, algo que no sucede con demasiada regularidad en los minutos decisivos donde Bryant acapara por completo la posesión del equipo.
La contundencia con la que los Lakers han resuelto sus partidos han corroborado la sensación de que estamos ante los más firmes candidatos al título pero no deben ser suficientes para evaluar a un equipo al que su indolencia defensiva le privó del campeonato la pasada temporada.

El final del Perro Grande

Viernes, 12 Septiembre 2008

Shaquille O´Neal ha anunciado su retirada para el final de la temporada 2010. Entonces contará con 38 años y pasará a la historia como uno de los mejores pívots de la NBA.

Confieso que más de una vez he utilizado una de sus más famosas aseveraciones en sus famosas guerras dialécticas con Kobe Bryant.  Aquella frase de “si el perro grande no come, el perro grande no muerde” ha sido una de mis coletillas en los distintos equipos de formación en unos tiempos donde el baloncesto se mueve en una etapa poco agraciada para los jugadores interiores.

El gigante pívot de los Suns siempre ha demostrado mucho más ingenio fuera que dentro de la cancha, pero su descomunal fortaleza y habilidad para mover su mastodóntico cuerpo le bastó para dominar la liga en sus años de plenitud. En los últimos años O´Neal ha sufrido el lógico desgaste de un cuerpo enormemente castigado con más de 1.000 partidos a sus espaldas pero siempre he tenido la sensación de que ha sido infrautilizado tanto en su última etapa en los Miami Heat como en Phoenix Suns.

A veces me cuestiono por qué Shaquille O´Neal ocupa un lugar tan preferente en mi Olimpo baloncestístico. Técnicamente es un jugador limitado, con enormes problemas para finalizar con su mano izquierda, carente de un movimiento representativo que le igualara con otras leyendas y  sólo el paso de los años y su convivencia con Phil Jackson hicieron que mejorara su capacidad para entender el juego y, en especial su habilidad para asistir a sus compañeros. Además, ha tenido el dudoso honor de poner a prueba a todos los supuestos especialistas en mejorar su eficacia en los tiros libres, algo que nadie ha conseguido y que hacen de él probablemente uno de los cinco peores tiradores del mundo.

A pesar de todas estas carencias nunca he visto un jugador tan absolutamente imparable como la mejor versión de “Shaq”.  Sus limitaciones técnicas no escondían una gran habilidad para sacar partido de sus condiciones físicas, a las que fue dotando de pequeños trucos con el paso de los años. Si el exuberante O´Neal de sus primeros años en la Liga se dedicaba a romper tableros y mover más de 150 kilos con una soltura asombrosa, el Shaquille de los Lakers se volvió más selectivo a la hora de utilizar su poderío, pero dotó a su juego de nuevas habilidades que le hicieron el mejor jugador de ese momento.

Como buen admirador de Shaquille O´Neal siempre he sido esquivo a admitir su declive y, aunque es evidente que un jugador tan dependiente de su físico es muy vulnerable al paso del tiempo, estoy convencido que, bien dosificado, aún puede ser un jugador importante en la NBA y, por qué no,  añadir un nuevo título a su ya excelso palmarés. Al Perro Grande aún le queda algún mordisco.

Angola, algo más que un trámite

Domingo, 17 Agosto 2008

Sí, ya sé que el partido de mañana contra Angola carece de un gran valor clasificatorio. También es conocido que el potencial del equipo africano no es muy grande y que España debe ganar sin muchos apuros. Sin embargo, las últimas sensaciones del equipo español hacen que el encuentro de mañana pueda ser un buen punto de partida para que los nuestros puedan recuperar esas sensaciones positivas que tan necesarias son después de la abultada derrota de ayer frente a Estados Unidos.

Hay varios aspectos preocupantes del partido contra los americanos. El primero de ellos es que el campeonato avanza y España no parece resolver los problemas que empezaron a manifestarse en su máximo esplendor en el partido contra China. El equipo muestra una buena disposición colectiva en defensa y la actividad es buena pero en líneas generales falta mucha agresividad. El grupo de Aíto García Reneses está precisando de demasiadas situaciones de ayudas, tanto en la defensa del uno contra uno como en los bloqueos directos. Como bien indicó nuestro seleccionador, da igual el tipo de defensa que se realice si la agresividad con la que se realiza no es la adecuada. Las excesivas facilidades en defensa no pueden compensarse con ataques anárquicos y sin equilibrio ya que ante equipos tan rápidos como Estados Unidos un pase de menos o un bote de más se castigan sin remedio.

La amplia derrota contra Estados Unidos no sólo debe justificarse en el extraordinario encuentro de los James, Bryant, Wade y compañía (sigo pensando que, al menos en un partido van a mostrarse vulnerables) sino en que, por primera vez en mucho tiempo, asistimos a una sensible bajada de brazos de nuestra selección.

Aunque el partido carecía de un valor decisivo para el desarrollo de los Juegos, el escenario en el que se movió el encuentro fue el peor para los intereses de España que no consiguió dar sentido a ninguno de los 40 minutos de juego. No recuperó jugadores (salvo quizás Reyes), no mejoró sus asignaturas pendientes y, probablemente generó algo de desconfianza en el grupo que debe intentar olvidar la derrota cuanto antes y pensar que empieza una nueva competición.

Sigo siendo muy optimista con España porque es un grupro maduro que, a buen seguro, será capaz de hacer un correcto análisis de lo sucedido hasta ahora en los Juegos Olímpicos. El camino hasta las medallas comenzará con la siempre peligrosa Croacia, un equipo de gran talento pero que está llevando una trayectoria descendente en esta competición y que, en condiciones normales, debería ser superada por España.

España y USA a menos de dos semanas

Lunes, 28 Julio 2008

A menos de dos semanas para el inicio de los Juegos Olímpicos, España y Estados Unidos se retan desde la distancia. Ambas selecciones parecen un punto por encima del resto de los equipos y la preparación para el evento asiático no está haciendo sino confirmarlo. Aunque no situaría a Grecia muy lejos de ellos, lo cierto es que si tuviera que apostar diría que España y Estados Unidos son los dos más firmes candidatos a la medalla de Oro. Este fin de semana hemos podido observar a los dos equipos y estos son los aspectos más destacados y en los que los dos equipos tendrán que trabajar durante el tiempo que queda.

España, lo más:

- Los tres bases están en muy buen momento, importantísimo para el buen rendimiento colectivo.

- Gran implicación defensiva de todos los jugadores. Muchos puntos nacen de la gran actividad en defensa.

- Dominio abrumador del rebote.

- Amplitud de posibilidades tácticas (juego con dos bases, los hermanos Gasol juntos, Navarro y Rudy juntos)

- Excelente juego a todo pista, demoledor para los rivales.

- Buena implicación y aportación de los presuntos reservas.
España, lo menos:

- Gasol, Navarro y Garbajosa. Los juegos exigirán una mejor versión de lo mostrado hasta ahora.

- En determinados momentos falta un poco de fluidez en el juego cinco contra cinco. El balón se retiene en exceso y se mueve con lentitud.

- Hay margen de mejora en la zona 2-3 y 1-3-1 ensayadas hasta ahora

USA, lo más:

- Parece que han hecho un buen análisis de lo sucedido en el Mundial de Japón y saben que el éxito parte de la defensa, aunque con matices que luego señalaremos.

- Extraordinario ritmo de juego.

- Intentan jugar de manera más solidaria, cuando lo consiguen son imparables.

- Cris Paul y Deron Williams, aire fresco desde el banquillo.

- Todos sus jugadores en pista son capaces de crearse sus opciones de anotación.

- El juego de bloqueo directo con Howard.
USA, lo menos

- Les falta paciencia en defensa, más allá de los 12 o 15 segundos de posesión es más fácil anotarles porque se impacientan buscando el robo de balón.

- Los pívots (Bosh, Howard, Boozer), tienen muy poca presencia en el juego ofensivo.

- Con Paul y Williams, chirría ver a Jason Kidd jugando tanto.

- Carmelo Anthony. En un equipo con James, Wade y Bryant, sin duda el de los Denver Nuggets es el jugador más egoísta.