Blogs

Archivo de la categoría ‘Cai Zaragoza’

Mérito

Lunes, 10 Diciembre 2012

Es difícil no caer en la injusticia cuando te planteas escribir con la idea de alabar las andanzas de personajes y equipos de nuestra competición. La eterna comparativa que establecemos entre propuestas y rendimientos nunca puede atender todos los posibles criterios y es por eso que se tiende a obviar circunstancias que afectan a unos y otros equipos. Medir el éxito  es una tarea difícil porque ¿Qué tiene más mérito las once victorias del Real Madrid, las ocho de Herbalife Gran Canaria, las siete de Zaragoza, o las seis de Blancos de Rueda o Blusens Monbús?

La pregunta tiene mucha trampa y la posible respuesta mucho más por lo que parece más adecuado detenerse en aportar cuáles son los aspectos que están incidiendo en la gran temporada que todos estos equipos están realizando hasta el momento. Hay un factor común en todos ellos,  la sensación de seguridad, confianza y juego colectivo que transmiten originada sin duda por el efecto balsámico que siempre producen las victorias.

Real Madrid, sin freno.  El Real Madrid versión 2012-2013 mantiene su ritmo endiablado del curso anterior. Sus partidos permiten que el rival tenga minutos donde pueda expresarse en plenitud, no es un equipo que gane porque haga jugar mal al oponente sino porque le obliga a anotar regularmente durante muchos minutos. La constancia anotadora de  los blancos penalizan al máximo los lógicos momentos de duda del resto de los equipos.

Herbalife Gran Canaria, la adversidad como estímulo. Los canarios eligieron rebelarse contra el infortunio de las lesiones y están recogiendo el fruto en forma de victorias. Su rendimiento fuera de casa es extraordinario y el factor diferencial respecto a las últimas temporadas.  Pedro Martínez está sacando lo mejor de una plantilla versátil y completa dónde un día te gana un partido Bellas, otro aniquila desde el exterior Toolson y casi siempre cuenta con la gran aportación del poco valorado Nelson. Gran Canaria gana porque pasa mucho el balón y lo hace muy bien. Así de fácil de escribir y difícil de realizar.

Cai Zaragoza, disfrutar en invierno lo hecho en verano.  El conjunto maño está recogiendo los frutos del buen rendimiento de sus incorporaciones. Norel, Roll y Rudez van creciendo con el paso de las jornadas y el equipo aspira a reencontrarse con la Copa del Rey, competición que forma parte de la historia del CAI. Lo mejor del equipo dirigido por José Luis Abós es las múltiples opciones que cuenta para anotar y el esfuerzo defensivo que está realizando para quitarse la sensación de equipo “blandito” que transmitió en algún momento de la pasada temporada.

Blusens Monbus, el sueño continúa. La trascendencia del equipo gallego va más allá de sus victorias, los de Moncho Fernández se están ganando el aprecio de sus aficionados y de seguidores de otros equipos. Está bien ese aura de equipo simpático pero no debe cegarnos y dejar de valorar la brillantez de sus resultados. Corbacho, Junyent y Kendall están destacando en un conjunto que lucha por mantener la categoría pero que no renuncia a cualquier pista para sumar victorias. Una plantilla más equilibrada y con más alternativas que la temporada precedente, una dinámica positiva y una afición entusiasta son el mejor aval para que pronto dejen de pensar en la salvación y puedan pensar en otras cosas. De momento, mejor ir paso a paso como están haciendo.

Blancos de Rueda Valladolid.Ganar en el Palau. Ese equipo por el que el 95% (y me quedo corto) de aficionados a la Liga Endesa hubieran apostado que ocuparía el último puesto de la tabla cuando comenzó la temporada suma ya seis triunfos y mejora su baloncesto jornada a jornada. Su victoria frente al Barcelona Regal convenció al equipo de que todo era posible. Cuesta encontrar talento en su plantilla pero el grupo transmite una sensación de trabajo espectacular y su entrenador Roberto González ha sabido identificar rápidamente qué podía aportar cada jugador a la dinámica colectiva. Los que pensamos que los proyectos necesitan tiempo, que la pretemporada tiene una gran importancia y que es muy conveniente tener a toda la plantilla junta cuánto antes, estamos quedando retratados por el rendimiento del equipo castellano. A este paso, tal y como están los clubes con los pagos, el año que viene contratarán a los jugadores una semana antes del comienzo de la competición para ahorrarse un par de meses de nóminas.(Upss, mejor no dar ideas..)

Drama en Zaragoza

Lunes, 11 Mayo 2009

Cai Zaragoza jugará en LEB la temporada 2009-2010. Esa es la única noticia confirmada que nos deja la última jornada de la liga regular que ha venido a confirmar el descenso de un equipo que, paradójicamente en estos tiempos de crisis, goza de una buena situación económica que no ha ayudado a configurar un equipo de garantías.

El CB Murcia se ha convertido por méritos propios en la bestia negra del equipo maño, al que, en su momento privó del ascenso a la ACB y que tres temporadas después vuelve a condenar a la liga LEB. El Cai ha sido víctima de su ansiedad y mala planificación. Apostó por Larry Lewis y Taureen Green como pareja de americanos. Un pívot experto, ejemplar en su profesionalidad, pero cada vez más limitado físicamente y un jovencísimo americano con talento pero con dudosa capacidad para jugar de base. Junto a ellos, un grupo de jugadores que no ha alcanzado nunca un rendimiento óptimo salvo en el caso de Quinteros. Además, la sustitución de Alberto Angulo por Curro Segura no varió demasiado la dinámica del equipo y supone un fuerte varapalo para el ex jugador internacional que debuta en la ACB con un descenso a cuestas. La ACB ya tiene un equipo descendido confirmado y la LEB ya tiene su máximo candidato al ascenso para la próxima temporada, aunque seguro que esto no es ningún consuelo para la siempre fiel y exigente afición maña.

CB Murcia es la otra cara de la moneda. Un equipo sobre el que planea la permanente sombra de la desaparición, con evidentes problemas económicos que han afectado a la construcción de la plantilla pero que ha sabido responder en los momentos decisivos y que siempre ha contado con referentes claros y sólidos en Taquaen Dean y Lamont Barnes. La confianza mostrada en Manuel Hussein ha tenido un justo premio que también debe valorarse por lo que supone el mensaje de reforzar la autoridad del entrenador en situaciones deportivas adversas.

Cambiar para… ¿mejor?

Viernes, 20 Marzo 2009

Ya he manifestado en otros blogs mi disconformidad con la gran cantidad de altas y bajas que permite la ACB en los diferentes equipos, hecho que no penaliza como debiera un mal trabajo en verano y que no beneficia en absoluto las maltrechas economías de las diferentes entidades.

No todos los cambios de jugadores o entrenadores garantizan que la dinámica del equipo cambie pero es cierto que algunas incorporaciones han tenido un papel tremendamente revitalizador,  como  las de Clay Tucker en Cajasol y  Loren Woods en Zaragoza que han logrado aumentar el alicaido ánimo de sus equipos. Estos dos jugadores cumplen todos los requisitos que se buscan en la sustitución de jugadores. El primero de ellos es un rendimiento deportivo destacado desde el primer momento ya que no hay tiempo para esperar adaptaciones y se exigen resultados a corto plazo. El segundo es contagiar una perspectiva más positiva de la competición a sus compañeros que, generalmente, arrastran  demasiados componentes negativos que afectan a su aportación al grupo. Woods, además, es el revitalizador por excelencia que contagia con la afición por su carácter populista y que viene a heredar una figura de prestigio en la ACB como David Wood que tuvo un efecto similar en todos los equipos donde jugó. Habrá que esperar para ver si con  estos dos jugadores Cajasol y Cai Zaragoza logran la permanencia, de igual manera que intentará lograrlo Menorca que ha puesto sus esperanzas anotadoras en Steve Burtt. El importantísimo Menorca-Estudiantes del domingo será una buena prueba para el escolta americano.

Precisamente MMT Estudiantes tampoco se ha librado de la tentación de cambiar jugadores y sustituyó al decepcionante Cummings por Corey Brewer. El cambio ha mejorado al equipo porque la aportación de Cummings era prácticamente nula pero Brewer ha acabado por contagiarse de las dudas del grupo ( o él aumentar las dudas del colectivo que nunca se sabe) y parece que el efecto de su llegada no logrará evitar que los madrileños pasen apuros hasta el final de temporada (repito, ojo al partido de Menorca).

Ni siquiera los grandes se han librado de realizar cambios en sus plantillas. El DKV Joventud no ha tenido suerte con sus americanos que no han logrado implicarse plenamente en el proyecto. Mensah-Bonsú tuvo una lesión muy pronto y ahora disfruta de minutos en Toronto. Moiso, su sustituto, no es tan fiable en ataque pero ayuda mucho a los de Sito Alonso en facetas defensivas, por su parte Coby Karl está lejos de dar el nivel de un Bracey Wright llamado a ser el líder anotador de los de Badalona.

El Tau apostó por Ilievski para sustituir a Shukur pero ya se sabe que estando Prigioni en Vitoria y Dusko Ivanovic de entrenador, la función de segundo base es puramente testimonial. El técnico montenegrino sufre cuando no está Prigioni en cancha y casi nadie le da las mismas garantías que el genial base argentino. Tengo la sensación de que ni siquiera Chris Paul jugaría más que Prigioni en el Tau.

No parece tampoco que Kenedy Winston sea el salto de calidad que necesitaba el Real Madrid para acercarse a Tau y Barcelona. Parece difícil que alcance el nivel de indisciplina de Hosley pero tampoco parece preparado para el nivel de exigencia del Real Madrid donde tienes que aprovechar el tiempo del que dispones al máximo. Al igual que Marko Tomas, Winston parece un jugador muy bueno para 30 minutos pero más discreto para 15-20 minutos, pero esto ya lo demostró en el Panathinaikos.

Mirar hacia abajo

Lunes, 9 Marzo 2009

O mirar hacia arriba. Esa es una de las claves del momento de la temporada en el que nos encontramos. El sistema de competición y la rotundidad del liderazgo del Tau hacen que las miradas en el tramo final de la Liga Regular de la ACB se dirijan inevitablemente a los equipos que pelean por evitar el drama del descenso.

Descender, esa palabra que nadie quiere mencionar pero que a estas alturas de la temporada coquetea con muchos equipos que, dadas las penurias económicas que soportan algunos de ellos, puede significar algo más que perder la categoría. Es por eso que la mayoría de los equipos que se ven amenazados aumentan los números rojos de sus cuentas intentando buscar fichajes que sean capaces de cambiar la cara del grupo.

Este año no esta siendo una excepción. Cajasol ha cambiado casi la mitad del equipo y parece haber acertado en sus últimos movimientos (Tucker, Rey, Milisalvjevic). El equipo sevillano parece en una línea más positiva y en mejor dinámica que alguno de sus rivales por mantener la categoría. Entre estos, Menorca sumó una importante victoria frente a Fuenlabrada que dará confianza al nuevo entrenador, Javier Imbroda, que también ha movido ficha con las incorporaciones de Weis y Burtt. Tampoco ha sido ajeno a los cambios Zaragoza que, además de sustituir a Curro Segura por Alberto Angulo ha añadido centímetros a la pintura con Woods y Zigic.
El quinto equipo que se mueve en situaciones de riesgo es MMT Estudiantes que intentó hace semanas evitar pasar apuros cambiando al decepcionante Cummings por Brewer que ayudó en un principio a conseguir alguna victoria pero que parece en un mar de dudas en los últimos partidos.

Creo que la ACB debería reflexionar sobre determinadas situaciones y limitar mucho más las posibilidades de cambio de jugadores de los equipos. El límite actual es demasiado generoso y da demasiado margen de error a equivocarse en verano. Es cierto que pueden darse situaciones, como lesiones de gravedad,  que, se deben contemplar en la reglamentación pero tampoco parece lógico que se permita cambiar más de la mitad de la plantilla.Debería premiarse más a aquellos equipos que hacen bien su labor en verano y no a aquellos que tienen mayor capacidad económica o mayor facilidad para endeudarse.