Blogs

Archivo de la categoría ‘cska’

Lecciones de Berlín

Martes, 17 Mayo 2016

La Final Four de Berlín ha estado a la altura de toda la temporada de la Euroliga. CSKA de Moscú ha sido un justo campeón refrendando el extraordinario nivel de su juego durante todo el año. Los rusos han derrotado al excepcional Fenerbahce y a muchos de sus “fantasmas”.  Durante el ciclo de Itoudis al frente del CSKA, el equipo de Moscú ha desarrollado el mejor juego en Europa.  He conocido plantillas de los rusos en años recientes a priori mejores que su magnífico grupo de jugadores actual, pero este año las piezas parecían más encajadas, los roles más definidos y la pareja De Colo-Teodosic ha marcado diferencias.

La trascendencia de los partidos no ha limitado el nivel de los equipos. Tanto el partido entre el Baskonia y Fenerbahce como la Final fueron dos partidos magníficos, con alternativas y riqueza visual y táctica.

La Final exhibió la maestría del CSKA en la ocupación de los espacios y en su manera de circular el balón durante la primera parte y el orgullo del Fenerbahce para remontar subiendo líneas en defensa y jugando con mayor ritmo en ataque. Los detalles magníficos de De Colo y Teodosic no deben menospreciar el valor de hombres como Hines o Khryapa, absolutamente decisivos para el desenlace del encuentro y los mejores representantes de la filosofía de juego que ha impuesto Itoudis.  De Colo mereció el MVP por su madurez y su capacidad para jugar con la aceleración y la pausa.

Destaco de Fenerbahce la capacidad de Obradovic para exprimir al máximo las distintas combinaciones que les ofrece las características de su plantilla. Acostumbrados a un baloncesto excesivamente riguroso en cuanto a  las condiciones de los jugadores que deben ocupar cada posición, hemos visto como Obradovic, que utilizó como “interiores” a Kalinic y Datome en su cruce contra el Real Madrid,  ha usado durante la Fase Final el recurso de jugar simultáneamente con sus dos  “cincos”, Vesely y Udoh. La apuesta le salió mejor en algunos momentos que en otros pero valoro mucho su iniciativa por inusual en estos tiempos tan dogmáticos.

La semifinal de Baskonia reivindica el nivel y el trabajo del equipo. Sólo determinados detalles le apartaron de jugar la final.  Para mí, Darius Adams sale reforzado de este evento porque jugó con una personalidad tremenda, ayudó a que su equipo se metiera en el partido y superó una y otra vez a una defensa que había demostrado su nivel para defender a jugadores exteriores durante toda la temporada. Cierto, tomó malas decisiones en momentos trascendentes (en ningún caso el último tiro) pero también Teodosic, por ejemplo, tuvo  su cuota de responsabilidad en permitir laremontada de Fenerbahce en la Final.

Bourousis también realizó un partido acorde a su trayectoria en Vitoria. El pívot griego llegó un poco cansado al final del encuentro lo que le limitó a la hora de trabajar para conseguir mejores opciones para recibir el balón (movió más la boca que las piernas en los últimos minutos), pero su partido fue espléndido. En un baloncesto que valora cada vez más a  jugadores interiores móviles y versátiles, Bourousis marca diferencias por su capacidad para jugar de espaldas a canasta (poca variedad de movimientos pero muy efectiva), su liderazgo y su gran manera de entender el juego que expresa a través del pase.

Un gran Baskonia que además exhibió a su extraordinaria afición. Con ganas de ver si son capaces de trasladar su versión Europea a los Play Offs de la Liga Endesa. Si es así, la Liga saldrá ganando y el título tendrá un firme candidato más.

Baskonia, ¿Por qué no?

Jueves, 12 Mayo 2016

Vaya por delante que ya me parece un éxito que Baskonia opte a ganar esta Euroliga. Y claro que sería una sobrada considerarles favoritos pero el equipo de Velimir Perasovic ha dado argumentos suficientes  para pensar que puede derrotar a cualquier equipo del continente.

A priori, todo lo que no sea una final que enfrente a Fenerbahce y CSKA de Moscú se puede considerar una sorpresa y es éste precisamente el principal argumento al que se deben agarrar Laboral Kutxa Baskonia y Lokomotiv Kuban para dar la vuelta a estos pronósticos. Son varias las experiencias en los últimos años que muestran a favoritos descompuestos por esa responsabilidad, a jugadores consolidados sudando más de la cuenta, a muñecas agarrotadas por la presión y a demasiados pases del miedo disfrazados de “pases extra”.

Pensando en las opciones de Baskonia creo que lo principal es que el grupo mantenga su personalidad y valentía. El mérito de los vitorianos viene principalmente porque se han ganado sus victorias queriendo ser protagonistas, sin especular y no dejando la suerte de los partidos a los fallos de los rivales sino a su capacidad para llevar los encuentros a un ritmo alto e intenso que obliga a sus oponentes a anotar muchos puntos para derrotarles.

A buen seguro que el técnico de Fenerbahce, Obradovic, está dedicando muchos de los entrenamientos previos a ver la manera de limitar a Adams y James. Parece inútil pedir una versión contenida de los dos “Directores” del equipo vitoriano, todo lo contrario, es tiempo de mayor atrevimiento, si cabe, y de evitar que el partido se decida permanentemente en situaciones de juego en media pista donde debería imponerse la mayor amplitud de recursos de Fenerbahce. Si observamos los precedentes de la serie de los turcos contra el Real Madrid, se puede aventurar un reto muy duro para los bases americanos.

Ningun equipo ha defendido mejor a los “Sergios” que Fenerbahce, que en ningún momento dejó que LLull y Rodríguez “entraran” en los partidos apostando por subir líneas en defensa y trabajando muy duro sobre ellos cuando se desprendían el balón. Fenerbahce exprimió al máximo una carencia del Real Madrid, que la mayor parte de su juego se genera a través del dribling de sus bases.  En este sentido, para Baskonia,  el alivio que supone la presencia de Bourousis como generador de juego en situaciones interiores puede ser un buen punto de partida para encontrar un espacio de seguridad donde poner el balón cuando la presión defensiva  de los turcos sea máxima. El pívot griego tampoco lo tendrá fácil con Udoh y Vesely pero, a diferencia de los interiores del Real Madrid, obligará a sus defensores no sólo a trabajar en bloqueos directos sino en unos contra unos cerca de canasta. Por el contrario, no hay que olvidar que otros de los aspectos en los que Obradovic prestará atención será  a jugar contra la defensa de Bourousis.

El plan parece obvio. Perasovic querrá que el partido se juegue en las manos de Adams, las piernas de Hanga y la cabeza de Bourousis mientras que Obradovic pretenderá llevar el encuentro a que se juegue en la cabeza de Adams, las piernas de Bourousis y las manos de Hanga.  Gran parte de la resolución del partido pasará en ver cómo se resuelve esta batalla aunque Baskonia necesitará algo más que puede venir por la calidad de Bertans y Causseur (si como parece puede estar disponible).

Vencer a la memoria

Mircoles, 13 Mayo 2015

Me cuesta encontrar un favorito para la Final Four de la Euroliga. Más allá del tópico de que, una vez llegados aquí, cualquier equipo puede ser campeón, es difícil concentrar en un equipo más factores que puedan hacernos pensar que parte con más opciones que el resto. Y claro, yo también pienso como la mayoría que, a priori, en las semifinales tanto Real Madrid como  CSKA Moscú parecen mejores que sus rivales pero entonces recuerdo que el presupuesto del Fenerbahce supera por bastante al de los blancos y que los entrena un tipo que sabe un poquito de qué va este tema y que  Olympiacos tiene un alma de superviviente que se adapta perfectamente a los partidos del “todo o nada”.

Me rindo entonces en la tarea de escoger favorito y prefiero centrarme en aquellos factores que pueden resultar decisivos para resolver la incógnita de quién será el campeón de Europa en el año 2015. Pienso en el Real Madrid y me provoca mucha curiosidad saber cómo lidia con el hecho de ser el equipo local. Merece Pablo Laso culminar su obra con un título que se le resiste. Las opciones del Real Madrid pasarán por ser sólidos en defensa, encontrar al menos un aliado en el juego interior (Ayón parece en buen momento) y, por encima de todo, evitar que la ansiedad y la presión lleven al equipo a esos momentos en los que se utilizan demasiados botes, el balón apenas circula y  se abusa del lanzamiento exterior.

Esta competición está llena de historias de héroes que han resultado decisivos para decantar el título para sus equipos pero el Real Madrid menos brillante de la temporada es el que ha olvidado las bondades del juego colectivo y ha intentado ganar los partidos a través, exclusivamente, de la capacidad en el juego “uno contra uno” de sus jugadores exteriores más importantes. El cuarteto Llull, Rodríguez, Rudy y Reyes es diferencial en el Real Madrid. Desde su talento se ha creado un equipo impresionante que roza la excelencia cuando logra implicar a más jugadores en una dinámica positiva, por eso creo que las posibilidades de título pasan porque jugadores como Ayón, Carroll o Nocioni ofrezcan minutos de calidad y superen esa irregularidad que parece acompañarles este curso.

La semifinal frente a Fenerbahce presenta retos difíciles para Laso y su grupo. Los turcos juegan numerosísimas situaciones de “pick and roll” que medirán al Real Madrid desde los primeros minutos. Queda pendiente ver el plan de partido de Obradovic y si se atreve a retar a los locales jugando “a ritmo” o si opta por arriesgar menos y jugar con la ansiedad que puede suponer a los blancos ver que no anotan con fluidez y no pueden encontrar canastas en transición. El Real Madrid tiene ventaja en la posición de base y los turcos tienen más talento en jugadores como Goudelock, Vesely, Bogdanovic, Preldzic o Bjelica.  No cabe duda del potencial del Fenerbahce pero el Real Madrid se impondrá si domina el rebote (ojo con esto que es el termómetro del Real Madrid esta temporada) y si exprime al máximo esos minutos que tienen los turcos en todos los partidos donde sus jugadores parecen desconectar y hacer la guerra cada uno por su lado.

¿Por fin, Teodosic?.  Personalmente, uno de los alicientes que presenta esta Final Four es observar si Milos Teodosic culmina la que puede haber sido la mejor temporada de su carrera. El base serbio es un talento impresionante pero ha pegado algún petardazo que otro en este tipo de citas. El CSKA comparte con el Real Madrid un par de detalles. Como los blancos, también luchará contra su historia reciente y también, en sus peores momentos, echa en falta mayor aportación anotadora de sus jugadores interiores, aun así, ningún equipo en Europa ha jugado mejor baloncesto hasta ahora del que han exhibido los rusos en varios de sus partidos de esta edición de la  Euroliga .

La Final Four en claves

Jueves, 10 Mayo 2012

El partido: Respetando el Olympiacos-Barcelona Regal, la semifinal que enfrentará a Panathinaikos y CSKA de Moscú tiene el aroma de un partido ya clásico por la rivalidad de los dos equipos en la última década y por la curiosidad que produce ver que recursos utilizará Obradovic para compensar el teórico favoritismo de la súper plantilla rusa. Hay partidos para ver y otros para ver y grabar, creo que éste es uno de ellos.

El Barça. Nadie podrá acusar a Xavi Pascual y su equipo de haber hecho una mala preparación. LLegan en el mejor momento del año y al habitual talento de Navarro y Lorbek suma la capacidad competitiva de Mickeal y Eidson o el poderío físico de Vázquez, N´Dong y Perovic. Puede haber alguien tan favorito como ellos, pero no más, se lo han ganado.

Los bases. Su rendimiento suele ser decisivo en estos partidos pero hay que poner esta reflexión en cuarentena. Panathinaikos y CSKA crecen cuando Diamantidis y Teodosic están muy acertados pero el Barcelona es un equipo poco dependiente del rendimiento de Marcelinho y Sada. De hecho los bases del equipo catalán no acaban de redondear una buena temporada. Veremos si en Estambul el equipo necesita más de ellos.

Olympiacos, un escalón por debajo. Siempre hay que respetar a un campeón de Europa, pero sería una  gran sorpresa que el conjunto entrenado por Ivkovic obtuviera el título. En cualquier caso, su temporada es muy positiva, en noviembre parecía un equipo sin alma, debilitado y con un entrenador pasado de rosca, mañana jugará por acceder a la Final de la Competición, las cosas del deporte. Aún así si simplificamos la comparación con sus rivales en términos como talento y capacidad atlética, está  por debajo de ellos.

CSKA. Probablemente los momentos de juego más brillantes en la competición los ha ofrecido el equipo ruso. Tiene de todo, buenos pasadores, muchos tiradores y referencias dominantes en el juego interior. La Final Four pone a prueba su alma y su capacidad competitiva, por ahí es por dónde se pueden agarrar al partido el Panathinaikos y el Barça en una hipotética final. Hubo algún detalle en la serie contra Gescrap Bizkaia que me dejó alguna duda sobre el empaque de este equipo cuando no todo va rodado.

¿Y el relevo? Analizando los nombres que serán protagonistas en Estambul te das cuenta de que estamos ante una generación magnífica de jugadores a los que está costando encontrar relevos. Salvo el ruso Shved y la mayor juventud de Teodosic, los Navarro, Spanoulis, Siskauskas, Diamantidis, Jasikevicius y compañía siguen siendo los jugadores-referencia de sus equipos. Jugadores veteranos pero de un nivel máximo que les ha permitido ser competitivos durante mucho tiempo y obligar a sus equipos a rodearles de jugadores que les permitieran llegar a esta cita. No es que los que vienen sean malos, es que ellos son absolutamente extraordinarios, merece la pena disfrutarlos una vez más.

La Euroliga y sus claves

Mircoles, 19 Octubre 2011

Consolidación:  La Euroliga es un producto absolutamente consolidado que dará otra puntilla a las competiciones nacionales si se generaliza el cambio de sus partidos a los viernes. Quizás, el único “pero” que se le puede poner es esta primera fase eterna con demasiados partidos carentes de interés.

(more…)

¿Ya no somos tan buenos?

Jueves, 18 Noviembre 2010

Habría que buscar, y mucho, en los archivos para encontrar una semana europea con tantas derrotas de equipos españoles. Gran Canaria, Real Madrid, Caja Laboral, Power Electronics y Regal Barcelona han mordido el polvo, en algún caso de manera sonrojante. ¿Casualidad?, ¿un mal día?, ¿cambio de tendencia?.

La realidad es que el nivel de la liga ACB sigue siendo bastante superior al de cualquier otra competición europea porque no hay ninguna otra liga que tenga tantos equipos de un nivel parecido pero tampoco es menos cierto que este año nuestros equipos no están mostrando una significativa autoridad contra los equipos continentales.

Pocos cambios en  Europa. El baloncesto europeo tampoco ha sido inmune a la famosa crisis. Los petrodólares rusos parecen haberse agotados y solo el Khimki y el CSKA aguantan el tipo aunque no parecen candidatos a grandes logros esta temporada. De los países del este, tenemos que prestar atención al baloncesto letón, polaco y ucraniano que buscan un club hegemónico que pueda representarles en la máxima competición con dignidad aprovechando la calidad de los jóvenes jugadores que tienen y que vendrán. De Italia, sigue sin haber noticias más allá de Siena. Duele ver a Bolonia y Treviso, dos santuarios del baloncesto lejos de sus mejores tiempos. Vienen buenos jugadores italianos en las categorías inferiores pero la LEGA  necesitará reforzarse para que sus estímulos diarios les ayuden más en su progreso. Del resto de países sigue destacando el bipolarismo griego (tan dañino para el resto de clubes y su competición) y el entusiasmo con el que se vive el deporte en Bélgica, país que ha mejorado sensiblemente el nivel de su competición doméstica y de su selección nacional en los últimos años. Por su parte, los clubes balcánicos siguen fabricando grandes talentos que no pueden aguantar mucho tiempo en sus filas por lo que costará encontrar en años un club de primera fila que luche verdaderamente por los títulos continentales.

Bajan los españoles. Visto lo visto, la respuesta a las reiteradas derrotas de los clubes españoles hay que buscarla en un descendo del rendimiento de todos ellos. El Regal Barcelona sigue siendo el máximo favorito para todas las competiciones que dispute pero aún no ha encontrado el nivel óptimo de juego que exhibió toda la pasada temporada (menos los tres últimos partidos), el Caja Laboral sigue añorando a Splitter mientras espera que Marcelinho Huertas, verdadero termómetro de su equipo actual, mejora sus prestaciones. El Power Electronics Valencia ha repetido errores clásicos de gestión. No quiere pagar a Spahija un contrato de entrenador de primer nivel por problemas presupuestarios, ficha a un entrenador con caché más bajo que afronta un calendario durísimo con muchos problemas de lesiones, le despide y se gasta más de lo que le hubiera costado mantener a Spahija en el despido del entrenador y en la contratación de Pesic. ¿Alguien tenía dudas de que esto iba a pasar?.

Y el Madrid. Lo del Real Madrid en Bélgica fue la versión 2.0 de la derrota en Alicante. El equipo tiene problemas serios, el primero de ellos es su nivel de acierto. Si analizamos el partido contra el Charleroi, los blancos lanzaron en posiciones cómodas muchísimas veces. No anotaron. Hay una evidente desconfianza en los jugadores que se manifiesta en cómo abusan del dribling, las numerosas fintas de tiro que realizan y los problemas en la circulación de balón. Todo ello liderando la ACB lo que da que pensar respecto a la fortaleza mental del grupo. Si con una buena dinámica de victorias, el equipo duda tanto….

Mensajes

Lunes, 18 Octubre 2010

Mensaje 1 del fin de semana: CSKA gana a los Cavaliers en Estados Unidos. No hacía falta esta victoria para cerciorarnos de que hay varios equipos europeos que competirían más que dignamente en la NBA ni tampoco para confirmar que Vujosevic es un fantástico entrenador que continuará en Moscú el grandísimo trabajo que realizó en el Partizan.

- Rectificaciones sigilosas. Dos detalles muy positivos de Messina. El Real Madrid tiene quinteto titular y rotación establecida. Se espera que algún jugador (como Velickovic) altere el orden demostrando por fin su calidad pero se empieza a reconocer una estructura en el ilusionante equipo blanco. Falta por pasar la prueba de las derrotas. Segundo detalle: Palabras de optimismo previas al debut en Euroliga contra Olympiakos. Transmite confianza en sus jugadores y aleja el pasado reciente más victimista.

- Cero de Tres. Cuatro equipos no conocen aún la victoria. Sorprende en el caso de Asignia Manresa que nos tenía acostumbrados a comienzos vertiginosos. Meridiano Alicante sufre en la posición de base, urge una solución porque sin un buen director de juego es difícil competir en esta Liga. Granada acusa sus numerosas incorporaciones y su reacción parece cuestión de tiempo. Por último Asefa Estudiantes repite sus malos comienzos de campañas pasadas. El equipo ha recuperado a Nik Caner Medley que será de gran ayuda pero que obligará a redefinir los roles, parece que el hecho de contar con más jugadores útiles ha descuadrado un poco a un grupo acostumbrado a moverse la temporada pasada en rotaciones de 7-8 jugadores.

- Línea Profanada. Como pronosticamos, el retraso de la línea de tres puntos no ha supuesto un cambio significativo en el porcentaje de acierto. Si se pretendía alterar de alguna manera la forma de jugar de los equipos no se ha conseguido y se debería haber apostado por un retraso más significativo. En resumen, un cambio testimonial de dudosa utilidad.

- Tristeza. El baloncesto en Televisión da pena. Nada que decir de los indudables esfuerzos didácticos de Cañada, Comas y el invitado de turno (muy bien Porfirio Fisac, por cierto) pero la idea de comentar desde el Estudio limita el sonido ambiente y perjudica enormemente el rigor de la información. Otro tiro en el pie a nuestro deporte y a nuestra competición, tan necesitada de gestos que la revitalicen.

Barça Favorito, pero no tanto

Jueves, 6 Mayo 2010

Sería injusto no conceder grandes posibilidades de éxito al Regal Barcelona en la Final a Cuatro de la Euroliga. Cuesta encontrar un equipo con una trayectoria tan impecable en los últimos años. El máximo nivel de juego del equipo catalán en esta temporada está varios pies por encima del mejor baloncesto realizado por cualquier otro equipo.

Resaltar los méritos del Barça no debe hacernos perder la perspectiva sobre la dificultad de conseguir cualquier título y más uno tan prestigioso como la Euroliga. Los tres equipos que acompañarán a los de Xavi Pascual en París son conjuntos de un enorme potencial y, sobre todo, extremadamente competitivos. Para nosotros son más conocidas las hazañas del Barça pero nunca viene de más que advirtamos sobre las capacidades y virtudes de CSKA Moscú, Partizan y Olympiakos.

CSKA Moscú. El valor de la experiencia. Lo reconozco, yo también he pecado. No daba un duro por el equipo de Pashutin esta temporada. Xavi Pascual me ha puesto en mi sitio ( a mí y otros muchos) esta semana al afirmar que presuponíamos que Pashutin era peor que Messina por puro desconocimiento. Pascual sabe de lo que habla porque él ha sufrido y, aún sufre, el sorprendente rigor con que se mide a los técnicos más alejados de los focos mediáticos. El CSKA ha ido de menos a más en su trayectoria europea. Empezó titubeante pero derrotó con mucha autoridad al Caja Laboral. Un rival incomodísimo para semifinales con los ya conocidos Smodis, Langdon y Siskauskas al frente y con jóvenes como Kaun o Vorontsevich que representan el relevo generacional que se avecina en Moscú. El Barça ganará si impone la superioridad física de sus interiores y si Ricky Rubio logra llevar el partido a un ritmo que exprima la amplitud de banquillo azulgrana.

Olympiacos. Por fin, un proyecto. En un club donde la lógica ha brillado por su ausencia en los últimos años, es de valorar la sensatez con la que ha actuado en las dos últimas temporadas. El año pasado empezó a construir un equipo capaz de todo que no consiguió ninguno de sus objetivos pero que apuntó estar cerca de lograrlo. El proyecto ha continuado y se ha mejorado con jugadores de primer nivel como Kleiza. Después de dos años, los del Pireo parecen preparados para conseguir el título. Carece de la brillantez en el juego del Regal Barcelona pero es el equipo con más recursos para poner en problemas a los de Xavi Pascual. Bases talentosos y físicos, aleros poderosos capaces de limitar a Mickeal, interiores versátiles y un entrenador con experiencia y que sabe manejar a la perfección los egos de las supuestas estrellas que le acompañan.

Partizan Belgrado. Nada que perder. El candidato con menos opciones. Sin duda, el equipo con más mérito de Europa.  Que jugaran la final sería una sorpresa, que la ganaran completaría otra página brillante de su historia al nivel de aquel equipo que fue Campeón de Europa jugando como local en Fuenlabrada. Su entrenador, Dusko Vujosevic es uno de los genios olvidados  de este deporte. Un mago habituado a crear estrellas y, en algunos casos a inventarlas, como ocurre con Alexs Maric, comparsa en Granada y una de las revelaciones del año en la mejor competición europea. Sus opciones pasan por ser capaces de aprovecharse de la responsabilidad de sus rivales y saber exprimir su papel de víctimas propiciatorias. Es un equipo joven pero tremendamente disciplinado que tiene su principal aval en su extraordinaria aplicación defensiva que compensa los minutos malos que suele tener cada partido en ataque donde acusa la falta de una verdadera referencia anotadora.

Euroliga: Buscando el Pleno

Martes, 19 Enero 2010

No tengo dudas, los cuatro equipos españoles estarán en los Cuartos de Final de la Euroliga. Sólo el peligroso grupo del Real Madrid puede provocar alguna inquietud pero los blancos irán creciendo y, a poco que las lesiones les permita trabajar con continuidad, harán valer su cada vez más amplia plantilla. Eso sí, bien harían los de Messina en intentar ser primeros de grupo porque una eliminatoria contra Barça o Panathinaikos con el factor pista en contra reduciría enormemente sus posibilidades de acceder a la Final Four.

Dudar del Regal Barcelona a estas alturas sería de ilusos. La pregunta que ronda el baloncesto europeo es si se le puede ganar al equipo de Xavi Pascual. Mi opinión es que el equipo catalán pasará sobrado el grupo y será durísimo para cualquier rival en una serie a cinco partidos. Ganar tres partidos de cinco a los Navarro, Lakovic, Basile, N´Dong y compañía parece ahora mismo una quimera. Sólo hay dos motivos que pueden inquietar al líder de la ACB. El primero de ellos es que, hasta ahora, es un grupo respetadísimo por las lesiones y eso puede cambiar en cualquier momento, si bien es cierto que tampoco es casualidad y es un dato más que habla de la buena preparación de los azulgranas. El segundo aspecto es el relacionado con los picos de forma de la temporada. El Barça es un auténtico rodillo partido tras partido y parece lógico pensar que tenga ese momento de duda y de menos acierto que asola a todos los grupos. Si no sucede, ya tenemos campeón de la Copa del Rey, Liga ACB y Euroliga porque a día de hoy está 10 puntos por encima de sus rivales más cercanos.

Con Unicaja y Caja Laboral la duda es si ocuparán el primer o el segundo puesto de su grupo. Los andaluces parecen haber encontrado en Dixon alguna respuesta a sus problemas aunque habrá que esperar alguna semana para ver si alcanzan un cierto grado de estabilidad y equilibrio en su juego aunque Zalgiris y Aseco Prokom parecen muy lejos del verdadero nivel de Unicaja. Un equipo que ha conocido lo peor  de sí mismo en la temporada será peligrosísimo en dinámica positiva si logra alcanzarla.

Respecto a Caja Laboral el pronóstico es bastante parecido. Tiene en su grupo al millonario Olympiakos con el que discutirá la primera plaza y la ventaja campo en el cruce de Cuartos. El tandem Querejeta-Ivanovic ha vuelto a crear un proyecto de gran calado competitivo que se asienta en la madurez de jugadores como Teletovic, Splitter y San Emeterio. Parece más que suficiente para pasar de grupo y enfrentarse con serias posibilidades de victoria a  Unicaja o CSKA de Moscú en un hipotético cruce de Cuartos.

Obradovic y van 7

Lunes, 4 Mayo 2009

Gran Final Four la que hemos visto este fin de semana en Berlín. Dejando a un lado el innecesario tercer y cuarto puesto con victoria del Regal Barcelona, hemos asistido a tres encuentros de emoción, intensidad y grandes detalles que nos reafirman en la calidad del baloncesto europeo.

Panathinaikos y CSKA, Obradovic y Messina, un guión ya conocido que deparó una extraordinaria final, desigual en su desarrollo pero de enorme interés debido a la calidad de los equipos, a sus innumerables recursos y al orgullo de campeón del CSKA de Moscú que siguió peleando hasta rozar el triunfo aún llegando a tener 23 puntos de desventaja. Como suele suceder con este tipo de eventos, el partido dejará tendencias y conceptos del juego que serán imitados en todo el continente.

Los grandes equipos y los grandes entrenadores siempre marcan la pauta a la hora de las innovaciones en el juego. La Final de Berlín ha mandado mensajes contradictorios sobre la tan debatida figura del pívot. Obradovic tiene mucho que agradecer de su triunfo al trabajo de Batiste y, especialmente de Pekovic pero en los últimos minutos decidió no utilizarlos demasiado en sus opciones ofensivas. Por otro lado, la distribución de los jugadores exteriores empieza a olvidarse del uno-dos y tres y, aunque Siskauskas, el mejor ”tres” de Europa,  ha sido uno de los jugadores del campeonato, ahora se apuesta por jugar con los mejores juntos, independientemente de que se puedan juntar en pista dos bases y un escolta pequeño.

Por último, me gustaría resaltar a los héroes de Berlín. Por un lado, Zeljko Obradovic, que consigue su séptimo título, el año que quizás menos ha sonado la candidatura del Panathinaikos. El genial técnico ha manejado con habilidad a su plantilla y sigue disfrutando de una especial permisividad que le permite protestar todas y cada una de las decisiones arbitrales en su contra. Supongo que serán privilegios que dan los títulos. De sus jugadores me quedo con tres, el primero Jasikevicius, dosificado en sus esfuerzos, penalizado en minutos por su fragilidad defensiva pero letal en el lanzamiento y en el juego de “pick and roll”. El segundo Nikola Pekovic, el pívot más dominante de Europa, absolutamente imparable ganando la posición cerca del aro. El tercero, Perperoglou, como sinónimo de todos aquellos jugadores de equipos imprescindibles para alcanzar el éxito colectivo. Ni un mal tiro, ni una mala decisión, insuperable en defensa, sin duda, el Carlos Jiménez griego.