Blogs

Archivo de la categoría ‘Doc Rivers’

Corazón, deseo y estrellas

Domingo, 3 Mayo 2015

La primera ronda de los Play Offs de la NBA no ha sido gran cosa, la verdad. A diferencia de temporadas precedentes ha existido mayor desigualdad y demasiados partidos que se han decidido pronto. La excepcional serie entre los Clippers y los actuales campeones, San Antonio Spurs, ha compensado con creces lo vivido en otras eliminatorias. Los Spurs tuvieron la opción de cerrar la serie en casa pero, sorprendentemente, dieron muestras de debilidad y abrieron la posibilidad al equipo californiano de seguir progresando en la competición.

Si tuviera que elegir dos aspectos por los que han ganado los Clippers diría que estos son, “piernas” y “hambre”. En el aspecto físico, los Clippers partían con algo desventaja por la escasa confianza de Doc Rivers en sus jugadores de banquillo. Pese a ese hecho, la sensación es que físicamente superaban en alguna posición a unos Spurs a los que les ha faltado algo de frescura en jugadores como Parker o Ginobili, menos determinantes y más erráticos de lo que acostumbran. A quién no se le puede reprochar nada es al excepcional Duncan. Ni la derrota de su equipo nos debe evitar rendir pleitesía a este jugador legendario que ha mantenido a su equipo en la serie hasta el último segundo. No serán motivos deportivos y de rendimiento los que puedan hacer que Duncan tome la decisión de retirarse, con 39 años a cuestas aun es de los mejores jugadores interiores de la competición.

Tim Duncan ha liderado la respuesta del campeón ante el empuje de los Clippers. La franquicia de Los Ángeles ha jugado con una determinación y confianza extraordinaria. Los Clippers han sido un equipo con mucho corazón guiados por el empuje que supone enfrentarse y tener la opción de poder derrotar al vigente campeón. Es inevitable no realizar una mención especial a sus dos jugadores franquicia. Chris Paul ha exhibido el liderazgo que se espera de un jugador de su clase. A partir de su dirección, los Clippers han sabido involucrar a diferentes jugadores para castigar la defensa de los Spurs que, todo hay que decirlo, ha estado lejos del nivel exhibido en las últimas finales. Si Paul ha sido importante, Blake Griffin ha exhibido en la serie una dimensión diferente de jugador que ya venía anunciando en los últimos meses. Griffin ya es algo más que un habitual en las 10 mejores jugadas de la semana, de ser básicamente un “finalizador” ha pasado a ser un tipo capaz de generar para sus compañeros y mejorar en gran medida su toma de decisiones. Ahora, y no antes, Griffin sí es la súper estrella que nos anunciaban y un jugador capaz de elevar el nivel de su equipo más allá de sus números.

Honor para los Spurs. El futuro de los de San Antonio estará vinculado a las decisiones de jugadores como Duncan y Ginobili. Las piernas del jugador argentino han exhibido síntomas parecidos a los que nos deja atisbar Navarro con el Barça. A pesar de este hecho aun quedan buenas dosis de baloncesto en Ginobili, con menos minutos quizás. Personalmente, a pesar de la derrota, los Spurs no me han dado la sensación de ser un equipo amortizado. Evidentemente, necesitarán retoques y algún jugador con la barriga menos llena de títulos pero no cometeré el error de enterrarles y más viendo el nivel de Duncan.

NBA en estado puro

Viernes, 18 Junio 2010

Pensaba esta noche cuando acababa la Final de la NBA que el Séptimo partido entre Lakers y Celtics representa fielmente lo que es la situación de la Liga Norteamerica actualmente con todas sus grandezas y miserias a cuestas. Un partido de una calidad bajísima marcado por los nervios y malas lecturas de juego de la mayoría de los jugadores de ambos equipos y de una dureza defensiva extraordinaria, jugado con una pasión extrema que compensaba la permanente visión de malos pases y lanzamientos. El último minuto y medio del partido permanecerá por mucho tiempo en la memoria de los amantes de la NBA.

Los Angeles Lakers

- Orgullo. Si los de Phil Jackson igualan en corazón a Boston, tienen mayor calidad para llevarse el triunfo. La aplicación defensiva de los Lakers en los últimos 15 minutos de partido ha sido la mejor exhibición colectiva en defensa en mucho tiempo.

- Secundarios. Fisher, Artest y Odom han sido decisivos en el partido final. Tres jugadores veteranos, desconcertantes, irregulares pero con un gen competitivo especial que ha resultado decisivo.

- Bryant. Preso de su ansiedad, ha compensado su desacierto con una actividad impagable que le ha permitido ayudar en otras facetas del juego. Durante la Serie Final ha tenido momentos grandiosos pero da la sensación de que no termina de convencerse de que un punto de altruismo en su juego le haría escalar posiciones en el Olimpo del baloncesto.

- Gasol. El partido del jugador español ha sido emocionante. Extraordinario en el rebote, también ha sucumbido a la ansiedad pero ha sabido dominar sus nervios en los momentos más decisivos del partido. No hay sensación más grande que la de saberse y sentirse respetado. El crédito de Gasol crece y crece en la liga norteamericana. Mientras esté en los Lakers, estos seguirán siendo candidatos a todo.

- El futuro. Mientras esperan la decisión de Phil Jackson sobre su continuidad, los Lakers pueden vislumbrar el futuro con mucho optimismo. Bryant y Gasol están en un gran momento y Bynum debe mejorar año tras año. Aún así, deberían moverse en encontrar algún jugador fiable que de mayor consistencia a su banquillo. El año que viene serán de nuevo los máximos favoritos.

Boston Celtics

- Extraordinarios. La derrota de los Celtics es tremendamente conmovedora. El equipo ha llegado justísimo de fuerzas pero con el orgullo intacto al último partido. Han tenido el partido dominado gracias a su solidaridad en ambos lados del campo pero no han tenido piernas para defender el último arreón de los Lakers.

- Doc Rivers. El entrenador del equipo perdedor sale muy reforzado de estas finales. Ha mostrado recursos infinitos en la preparación de jugadas puntuales,  capacidad de improvisación y una sensacional preparación de los partidos.

- Rondo. Ha sido el factor decisivo para que los Celtics llegasen a la final y un auténtico dolor de cabeza para los Lakers. Poderosos físicamente, se ha destapado como un gran competidor. Va camino de ser un jugador legendario

- El futuro. Una incógnita. El rendimiento en las Finales de los Pierce, Garnett y compañía hace pensar que aún les queda un aliento de baloncesto del máximo nivel, pero la conferencia Este se antoja durísima la próxima campaña. Quizás es el momento de romper el “Big Three” y rejuvenecer el equipo. Se han movido muy bien en verano los últimos años y eso nos hace pensar que no debemos descartar una reedición de esta final la próxima campaña.

P.D. Si fuera de  los Celtics no estaría pero que nada contento con el arbitraje de este séptimo partido.

Deseo, corazón y defensa

Lunes, 14 Junio 2010

¿Puede que por primera vez acierte un pronóstico y nos vayamos al séptimo partido en la Final de la NBA?. Nada me haría más ilusión, y no por satisfacer mi maltrecho ego lleno de augurios errados (el año de Lebron, final ACB Barça-Real Madrid y tantos otros), sino porque estamos asistiendo a unas series finales extraordinariamente intensas que merecen decidirse en el último suspiro de un séptimo encuentro.

Hay momentos puntuales en los que los factores que rodean al juego en sí logran ocultar determinadas miserias. Está ocurriendo en las Finales entre Lakers y Celtics. El juego de los dos equipos dista de ser brillante pero la Final está reuniendo suficientes alicientes para ser recordada en años. Los Lakers se han disfrazado de favoritos y han adquirido demasiados vicios consecuentes de esta condición. Es un equipo muy seguro de sí mismo que roza la altanería en determinados momentos y que parece encontrarse cómodo encomendándose demasiadas veces al extraordinario Kobe Bryant. En una Serie tan larga no debes basar toda tu fortaleza en exprimir tus virtudes al máximo sino en saber analizar cuáles son las debilidades del rival. En este sentido Boston lleva la delantera y por mucho.

En cualquier caso, la confianza es el principal activo de los californianos en su regreso a Los Ángeles pero de nada les bastará si no logran igualar en deseo al equipo de Boston que juega como si supieran que es la última final que jugarán en sus vida. ¿Acaso no es la  mejor manera de afrontar una final?

Los Celtics son otra historia. Han decidido llevar la Final al terreno de la épica y se les nota encantados. Combaten cañonazos con espadas y están ganando la batalla porque siempre queda uno de sus espadachines en pie. Un día es Allen, otro Garnett, otro Paul Pierce, otro los reservas y casi siempre está Rajon Rondo.

¿Y Gasol?. El jugador español puede ser decisivo para que los Lakers impongan su baloncesto pero la agitación y el barullo va en contra de los que viven de su capacidad para entender el juego. Tampoco le ayuda la inconsistencia con la que es utilizado en el juego. Mientras los Celtics analizan al detalle cuales son los aspectos débiles de la defensa californiana para percutir una y otra vez contra ellos, Phil Jackson no está logrando un plan de juego alternativo al Kobesistema, claro que este sistema es tan bueno que igual le vale para ganar otra vez.

Mitos

Lunes, 7 Junio 2010

Dice una de las definiciones de Mito: “Conjunto de creencias o imágenes idealizadas que se forman alrededor de un personaje y que le convierten en modelo o prototipo”.

Pienso en esto mientras observo la doble ración de baloncesto dominguero, la ACB en Vitoria, la NBA en Los Ángeles. La pasión de unos aficionados orgullosos de su equipo en el Buesa Arena, el “show Business” en el Staples Center, el baloncesto bueno, de calidad en contadísimos momentos de los dos partidos, dominados por los nervios y la tensión de la mayoría de los protagonistas.

Mito 1: Entrenadores.Pienso cuánto hay de verdad en lo que nos han contado y recuerdo las palabras de Xavi Pascual previas a su enfrentamiento en la Final Four de la Euroliga contra el CSKA de Moscú aludiendo a que dabamos por hecho que el entrenador del equipo ruso era peor que Messina simplemente porque no se le conocía. Pasa lo mismo con Phil Jackson y Doc Rivers. Jackson es un triunfador, coleccionista de títulos de campeón de la NBA rodeado de una aureola excesiva favorecida por un personaje amante del Zen y que regala libros a sus jugadores. ¿Es un buen entrenador?, sin duda,  pero sus aportaciones al juego son cuestionables y su capacidad de improvisación es limitada. El segundo partido de la Serie ha sido dominado tácticamente por Doc Rivers, más impulsivo que su colega de Los Ángeles, menos reflexivo pero con mucha más pasión e iniciativa. Rivers ya ganó por la mano a Jackson hace dos años y va camino de repetir la situación a base de una mayor capacidad para exprimir los numerosos recursos de su plantilla. Boston iguala las Series Finales a una victoria con Garnett y Pierce esperando su momento, muy malas noticias para los Lakers.

Mito 2. Árbitros. Después de la huelga paripé que se ha cerrado en falso y que dará que hablar nuevamente (al tiempo), la semifinal entre Caja Laboral y Real Madrid ha vuelto a demostrar que los colegiados españoles son de un gran nivel y tienen una gran capacidad para compensar errores y aciertos.El quinto partido en Vitoria fue el fiel ejemplo de lo traicionera que resulta la conciencia. A falta de ataque inventada de Tomic se responde con la misma situación señalada a Splitter. Si se le perdona la tercera falta a uno, se hace lo mismo con el otro. Si Sergio LLull comete falta de ataque y se le pita a la defensa, la siguiente acción se le señalan unos pasos imaginarios. ¿Influencia en el resultado?. Ninguna.¿Buen arbitraje? No. Arbitraje inteligente.