Blogs

Archivo de la categoría ‘Eurobasket Eslovenia’

Alrededor de una medalla

Lunes, 23 Septiembre 2013

Terminado el Eurobasket, es momento de analizar lo que supone la medalla de bronce para España y enmarcar esta selección como el primer paso hacia la irremediable transición que se avecinará después del Campeonato del Mundo del próximo año.

Aunque la competición no ha tenido un nivel demasiado elevado y su sistema  ha permitido demasiados partidos intrascendentes, es interesante que pongamos en valor esta medalla de España como un ejercicio de orgullo competitivo en defensa de un estatus adquirido en los últimos años. No ha habido término medio con esta selección, o ha aplastado a los rivales o ha perdido el resto de los encuentros y probablemente el número de partidos permita comentar que no es una casualidad este desarrollo sino que está relacionado muy directamente con las características de algunos de nuestros jugadores, capaces de llegar a su mejor nivel en dinámicas positivas pero menos acostumbrados a tener un papel fundamental en los momentos decisivos de los encuentros con el equipo nacional.

Lo que nos traemos.  De Eslovenia volvemos con el prestigio intacto con la garantía de que jugadores como Marc Gasol, Sergio Rodríguez o Rudy Fernández son una base muy sólida sobre la que se debe construir el futuro. También volverá reforzado un Víctor Claver que ha llevado una línea muy ascendente en todo el campeonato y al que hay que reconocerle su impacto en la medalla conseguida. La presumible vuelta de Reyes, Ibaka y Gasol para el campeonato del Mundo volverá a plantear otro reto al jugador valenciano, el de rendir con menos continuidad en el juego. También volvemos con la sensación de que el equipo ha ido de menos a más, que ha avanzado en su distribución de roles, ha tenido paciencia para encontrar espacio a jugadores que no arrancaron bien el Europeo, ha realizado una buena preparación de los partidos y que ha encontrado un estilo atractivo que encajaba con las cualidades del grupo. Todos estos aspectos deben colocarse en el haber del seleccionador. Creo que Orenga dirigirá a España en el Mundial, creo que lo merece y también que, con todas las estrellas, su labor será mucho más complicada por paradójico que parezca.

Lo que nos dejamos.  Hemos perdido una oportunidad para ganar otro campeonato de Europa porque, a pesar de las bajas, los mejores momentos de baloncesto de este Eurobasket los ha ofrecido España. No es poca cosa, pues, pero esta generación de Francia también merece un reconocimiento, en especial, un jugador espectacular como Tony Parker, ejemplo de compromiso y adaptación. Por otra parte deja cierto mal sabor de boca la forma en la que se han perdido los cuatro partidos. En todos ellos pareció que su resultado estaba más en manos de España que del rival pero faltó serenidad, planes mejor definidos, mayor acierto y sobró el indudable entusiasmo de los rivales ante el reto de vencer al absoluto dominador del baloncesto europeo de los últimos años. El mejor aval de España lo resumieron las palabras de Parker tras su victoria, calificándola “como la más bella”.

Una exhibición en varios actos

Mircoles, 18 Septiembre 2013

Acto 1. Orenga. Al César lo que es del César. Transmite serenidad, confianza en su grupo y una fe inquebrantable en su método pese a las dudas externas y decisiones que puedan gustar más o menos (yo creo que dice a Marc Gasol que haga dos faltas rápido para no mandarle al banco y chotearse de todos nosotros). La diferencia en el marcador no sólo es explicable por el acierto, motivación o mayor experiencia en los nuestros. Hay un buen trabajo del partido por parte de los técnicos y se les debe reconocer. Podremos poner muchas pegas al rival pero estos cuartos de final contra Serbia han sido uno de los mejores partidos de España en mucho, pero que mucho tiempo.

Acto 2. El terreno. España pisa terreno conocido cuando llegan estos partidos. Un grupo con tanta experiencia sabe diferenciar entre lo trascendental y lo rutinario mientras Serbia aún no es capaz de atender a esos matices y demuestra que le sobran tres o cuatro tallas del encuentro por mucho que su entrenador ya hablara de baloncesto con Naismith. Eso sí, también es mérito de los nuestros llevar el partido al terreno donde se destapan las vergüenzas. Dureza defensiva, dominio del ritmo  y galones encima de la mesa desde el primer minuto.

Acto 3. Los bases y EL BASE. La convivencia de tres genios no siempre repercute de manera positiva en el rendimiento colectivo del grupo. Fundamentales en el resultado final (para mí, la clave principal) por lo acertado que han interpretado cada uno sus papeles en el ratito que ha “durado” el encuentro. Rubio marcando las primeras diferencias con la intimidación defensiva que ejerce, Calderón aportando serenidad y buenas decisiones en el puesto de escolta y Sergio Rodríguez reconociendo que esta selección necesita un anotador en el puesto de base que equilibre la aportación de Marc Gasol. Su momento deportivo merece un rol principal, por si acaso había dudas, en los dos últimos partidos, lo ha dejado bien claro.

Acto 4.  Rudy. El Eurobasket de Rudy Fernández tenía un cierto aire a su temporada en el Real Madrid. Momentos buenos, alguno muy bueno pero demasiados minutos de intrascendencia para un jugador con su calidad. Su hiperactividad defensiva ha tenido un buen respaldo en su acierto en el tiro y sus primeros aciertos han contribuido a elevar la confianza del grupo. Es un referente, como tal hay que exigirlo y como tal hay que reconocerlo cuando ejerce su papel a la perfección.

Acto 5. Claver y Orenga (de nuevo).  Uno que ya no esperaba mucho de Claver en este Eurobasket, que se desespera con ver tantas condiciones sin exprimir no puedo sino reconocer que el jugador valenciano lleva unos partidos aportando y mucho a la selección. Vuelvo a mencionar a Orenga para destacar su constancia en seguir confiando en un chico que parecía que no iba a salir de su cascarón.

Acto 6. El Sistema de competición. Hoy nuestra selección ha salido muy beneficiada y bien que nos alegramos. Pero prefiero otro sistema que penalice más los errores, con menos equipos y muchos partidos con algo más en juego. Pre Europeos a cara de perro y un campeonato de ocho equipos. Más que suficiente.

Hábitos, roles y dudas

Lunes, 9 Septiembre 2013

Siempre he defendido que estos cinco primeros encuentros eran una especie de prolongación de los partidos de preparación (afortunadamente, muchos de nuestros rivales también lo han pensado) y que servirían para consolidar hábitos, manifestar dudas, definir roles y preparar al equipo para momentos de más exigencia competitiva.

Como la proporción de las dudas no ha sido exagerada, me atrevo a calificar esta Fase de positiva. Lo cierto es que clasificarnos con una derrota nos deja con margen para equivocarnos, pero no mucho, en algún partido venidero y las sensaciones de los últimos encuentros permiten afirmar que hay automatismos y conceptos que  se van mejorando y que el grado de confianza del grupo ha crecido. No debemos despreciar el valor de los últimos partidos de España, cierto es que los rivales han sido endebles pero estaríamos siendo injustos si negáramos que se ha desarrollado un buen juego.  La derrota contra Eslovenia merece ser dejada a un lado aunque deja un poso extraño, como siempre ocurre en estos casos, en cuanto a la capacidad de reacción del equipo en momentos adversos.

El manual de Ricky Rubio. En los primeros partidos de preparación tuve la sensación de que Rubio intentaba “competir” con Calderón y Sergio Rodríguez intentando igualar las virtudes de ambos. Eso le colocaba en una posición de inferioridad.  En el Eurobasket, Rubio ha tomado la inteligente decisión de marcar la diferencia en los aspectos del juego en los que él es el mejor. La cantidad de balones recuperados, tocados y modificados de Ricky Rubio han contribuido a enriquecer el trabajo defensivo de nuestra selección y favorecer el juego en toda la pista. Al jugador de los Timberwolves le ocurre lo mismo que al equipo, que se suelta en ataque después del éxito en defensa. El rol de Rubio se ha reforzado en esta primera fase y muchos de los mejores minutos de España en el campeonato han sido con el jugador catalán en pista.

Defensa. Más allá de los puntos  encajados. España cuenta con unos activos extraordinarios en defensa. La ya mencionada envergadura y actividad de Ricky Rubio, la habilidad de Rudy Fernández y Llull en el lado débil y la intimidación de Marc Gasol (incontables los tiros que ha modificado). Además, con el paso de los partidos crece la sensación de que el equipo es muy consciente de la necesidad de recuperar balones porque se siente imparable en el juego de contraataque y no es ajeno a las dudas que transmite en el juego en igualdad en media pista. Sin embargo, no debemos quedarnos únicamente en el dato de los puntos encajados y señalar que hay momentos donde la responsabilidad en la defensa al jugador con balón no es totalmente asumida y dejamos a muchos jugadores camino libre para atacar el aro contra Marc Gasol. La segunda fase ayudará a resolver esta duda así como la de nuestro balance defensivo, poco exigido hasta ahora por nuestra superioridad y por planteamientos conservadores de los equipos rivales.

 El “cuatro”. Ni Claver ni Aguilar se han quitado el enorme interrogante que traían a este Eurobasket. Entiendo que Orenga pruebe minutos con Mumbrú en esa posición pero no deja de ser un mensaje con cierto aroma desolador para el futuro. Eso, o simplemente un ajuste hacia la realidad que se nos avecina. Claver y Aguilar son dos jugadores como los que ha tenido España toda la vida. Buenos, destacados en nuestra competición y con los que piensas que puedes apañarte en Europa. Pero ninguno rompe hacia la excepcionalidad a la que nos han traído alguno de sus compañeros presentes y ausentes. A lo mejor ni siquiera es culpa de ellos sino de lo mal acostumbrados que estamos. Eso sí, visto lo visto con mis pronósticos, podéis apostad por alguno de ellos como MVP del campeonato.

Ni dramas ni soberbia

Viernes, 6 Septiembre 2013

No me han gustado algunas declaraciones de jugadores españoles después de perder contra Eslovenia. Aquello de que “sabíamos que nos iban a caer palos” o, el muy recurrente, “nos están esperando” puede transmitir cierta sensación de soberbia que contrasta con la  auto exigencia que ha demostrado este grupo en los últimos años y que, sin duda, ha sido un elemento imprescindible para su éxito. Además, sinceramente, yo  no veo que se esté esperando a nadie, si acaso al seleccionador, si atendemos a la crueldad de algún comentario.

Conviene, por tanto, alejarse de las trincheras y buscar explicaciones a una derrota inesperada, pero posible, que reforzó sensaciones y síntomas que nuestra selección viene mostrando desde los partidos de preparación y también en el encuentro contra Croacia, de engañoso marcador por la intolerable actitud del rival. Una derrota, sin más, porque no está más lejos España de ganar el campeonato de lo que estaba hace un par de días, que debe vivirse con tranquilidad y  conducir a la reflexión y no al histerismo porque esto ya lo hemos vivido incluso con los Pau, Navarro, Ibaka y compañía.

El debate de las rotaciones. Los dos primeros partidos del Eurobasket han demostrado que los jugadores 11 y 12 del equipo son Fernando San Emeterio y Germán Gabriel. El noveno parece ser Xavi Rey, penalizado por la importancia de Marc Gasol en el equipo. En los demás puestos exteriores, Orenga mantiene la idea de  no “elegir” y  tener a todos los jugadores “vivos”, especialmente a los bases. La apuesta del seleccionador favorece que todos tengan oportunidades pero, en algún momento, va en detrimento de los méritos, de lo que demanda el partido y de consolidar una cierta estructura de seguridad en el grupo. Pienso que el seleccionador  piensa a largo plazo con determinadas decisiones, seguro que si el partido de ayer hubiera sido el cruce de Cuartos las rotaciones hubieran sido distintas.

Y después de Marc… El Plan A del juego en media pista de España es Marc Gasol, y bien lógico que parece. A partir de aquí aún queda por encontrar alternativas más sólidas y constantes. Según avanza la competición se confirma que Gasol es nuestro jugador más determinante pero que el rendimiento competitivo del grupo lo marcarán jugadores como Rudy Fernández, Sergi LLull y lo que pueda sumar la pareja Claver-Aguilar que, de momento, no es mucho. Afortunadamente, los porcentajes de tiro de tres puntos no están siendo nada malos, sobre todo, por la excelente aportación de Calderón en esta faceta, pero el juego en media pista tiene mucho margen de mejora sobre todo en lo que se refiere a la circulación de balón, a la optimización de los botes y a aprovechar el faro que supone tener a Marc Gasol en pista.

El lado “perverso”.  Me gusta la “flexibilidad” de España y la capacidad para combinar jugadores de puestos similares, lo defenderé siempre y creo que el baloncesto camina en esa línea.  No comparto tanto la idea de convertir recursos en hábitos porque das más opción a que se te vean las costuras. El hecho de abusar de quintetos pequeños puede provocar que no logres compensar con la actividad de los exteriores la inferioridad física en determinadas posiciones. Algo de eso pasó contra Eslovenia donde en un momento dado hubo poco cuerpo y poco brazo en el camino hacia el aro de los Dragic, Lakovic, Nachbar y compañía.

El siguiente nivel

Lunes, 2 Septiembre 2013

Leo y escucho muchas referencias a los jugadores que no estarán presentes en el Eurobasket y es cierto que la nómina es impresionante. Aún así, el Campeonato presenta alicientes suficientes y nombres llamativos que no compensarán pero sí aliviarán el vacío de referentes del baloncesto europeo.

Los siguientes jugadores que voy a mencionar no son necesariamente los 8 mejores jugadores que participarán en el Campeonato de Europa. Hablamos de excelentes jugadores que, por uno u otro motivo, tienen en la cita eslovena una oportunidad de reivindicarse,  cambiar el paso de su selección,  consolidarse definitivamente en la élite, impulsar su carrera a un nivel diferente o en algún caso llevarlo al nivel que se esperaba, aquel que tienen los Spanoulis, Parker, Navarro, Pau y Marc Gasol, el de los elegidos en definitiva.

.- Bojan Bogdanovic. Dentro de la desconcertante selección croata, Bogdanovic debe ser su máxima referencia en el juego exterior. Frustrado su paso a la NBA, el escolta tiene una gran oportunidad de llevar a su selección a pelear por puestos de privilegio. Para ello deberá demostrar que el paso de los años está aumentando su conocimiento en el juego y es capaz de integrarse mejor en dinámicas colectivas.

.- Mirza Teletovic. El ex jugador de Baskonia es uno de los atractivos de este Eurobasket, por lo menos, para los que siempre hemos valorado sus condiciones. Su año de ostracismo en los Nets parece haber influido en el ánimo de un jugador que debe ser referencia en su puesto en el baloncesto europeo. Parece que él insiste e insiste en su sueño de triunfar en la NBA, muy loable,pero los partidos de preparación con su selección nos están dando a entender que el sueño está teniendo un precio demasiado alto.

.- Kostas Papanikolau.  Dentro de la peligrosa selección griega apetece ver las prestaciones del flamante fichaje del Barcelona. Hace tiempo que Grecia no llegaba a una competición de este tipo con un rol de aspirante tan claro. Sin duda, la presencia de Papanikolau contribuye a esta percepción ya que pocos equipos cuentan con un “tres” más influyente en el juego.

.- Bostjan Nachbar. ¿Significará el Eurobasket el definitivo despertar de Nachbar?. Veremos, pero lo que parece claro es que el jugador esloveno es un claro ejemplo de lo beneficioso que puede resultar dar dos pasitos hacia atrás para tomar impulso. Su temporada en el Brose Basket sólo ha reportado beneficios a un jugador que apuntaba mucho en sus inicios y cuando regresó a Europa después de su paso por la NBA daba la sensación de estar muy de vuelta de todo.

.- Marco Belinelli.  Otra de mis debilidades, el jugador italiano ha sacado provecho a sus minutos en los Bulls para madurar, competir y ganarse un respeto en la NBA que ha llamado la atención de los mismísimos San Antonio Spurs ( o sea Popovich). Aún así, intuyo que la presencia de Belinelli no será suficiente para que Italia opte a puestos de prestigio.

.- Petteri Koponen. El jugador finlandés representa a esas selecciones que no ganarán el campeonato pero que tienen como interés ver cómo se está desarrollando el baloncesto en sus países (vamos, por no decir que el campeonato será demasiado largo y tendrá demasiados equipos que darán partidos con diferencias abultadas). Koponen ya lleva avisando en el Khimki que es un base interesante, con buenas capacidades técnicas y físicas que merece la pena seguir.

.- Jonas Valanciunas.  Dominador en categorías inferiores, probablemente éste será el primer Eurobasket de muchos donde el jugador lituano sea uno de los jugadores de referencia. Después de Marc Gasol (otra historia), probablemente el pívot lituano sea el jugador interior más determinante del Torneo y uno de los motivos por los que Lituania puede considerarse un aspirante a todo.

.- Emir Preldzic. Reconozco que esperaba algo más del jugador turco y que su última temporada ha sido algo decepcionante. Nada mejor que un Eurobasket para lamerse las heridas de la decepcionante temporada en Fenerbahce y consolidar a Turquía como una de las potencias continentales.

Sobre la Lista

Mircoles, 10 Julio 2013

Ya es oficial la lista de jugadores que representarán a España en el próximo Eurobasket, juventud, veteranía, oportunidad para varios jugadores de relanzar sus carreras y para otros de interpretar un rol distinto al que habitualmente exhiben con la selección. La primera lista de Juan Antonio Orenga y seguro que no la última.

- Los bases. Estaba claro que la temporada de Sergio Rodríguez le llevaría directo a la selección. Junto con Calderón y Ricky Rubio forman probablemente el puesto más sólido del equipo. La duda en estos casos es saber cómo se reparten los minutos y cómo afecta a su rendimiento saber que será muy difícil que alguno de ellos supere los 20 minutos en pista. No es fácil rendir bien con poca continuidad y alguno de ellos ya lo ha sufrido en el equipo nacional. A priori, una garantía, pero veremos…

- El Llull de Messina. El papel de Sergi Llull en esta selección ante la ausencia de Navarro recuerda al que tenía en el Real Madrid de Messina. Presumbiblemente será el escolta titular con responsabilidad en la anotación exterior del grupo. El jugador balear no es de los que precisa periodo de adaptación, veremos si controla la ansiedad y la experiencia de jugar en el puesto de base le ayuda a interpretar mejor situaciones determinadas del juego. Su rendimiento aumentará si Orenga apuesta por un juego rápido.

- El reto de Rudy. La temporada de Rudy Fernández ha dejado una sensación de “sí pero no”. En el Campeonato de Europa tendrá la oportunidad de despejar dudas sobre su evolución como jugador y ser el referente del equipo junto a Calderón y Marc Gasol. En especial prestaremos atención a su lanzamiento exterior, no sólo en lo que se refiere al acierto sino a lo habitual que viene siendo la mala selección que está realizando. Sin duda, una oportunidad para reencontrarse con su mejor versión.

- Claver, ¿por fin? Tengo gran curiosidad por ver si Víctor Claver es capaz de dar un paso adelante. Ya son varias convocatorias donde la palabra que define su presencia es “intrascendencia” y ésta no debería ser igual. Fundamental, en su caso, que en los partidos de preparación demuestre evolución, personalidad y atrevimiento.

- El juego interior. Las ausencias se acumulan en las posiciones interiores  y es lógico afirmar que el equipo pierde gran potencial. Por contra, veremos mayor capacidad para abrir el campo con jugadores como Gabriel y Aguilar, la solidez que siempre aporta Xavi Rey y contamos con la garantía que supone tener a Marc Gasol que quizás deberá asumir más tiros que nunca en la selección. Ilusionante la presencia de Aguilar por el test que supone el Europeo de cara a futuras convocatorias, justa la presencia de Gabriel por su buena temporada y por el reconocimiento a una trayectoria e interesante la aportación que pueda realizar un jugador como Xavi Rey que puede ser muy útil por su entrega defensiva y su capacidad para rebotear, siempre necesaria en estos campeonatos.

- Las ausencias. En mi opinión la lista es poco cuestionable aunque entiendo que pueda generar debates. La presencia de Mumbrú no debe extrañar si hemos seguido su temporada, y la ausencia de Rafa Martínez cobra sentido desde el momento que se llevan tres bases y se apuesta por LLull de escolta. No ha sido el mejor año de San Emeterio pero conoce al grupo y es un buen competidor y, por dentro, Nacho Martín ha realizado méritos para ir convocado pero Aguilar es una alternativa para más años, Xavi Rey es necesario para defender a jugadores más físicos y Germán Gabriel ofrece un perfil más polivalente. No sería injusta la presencia de Martín pero tampoco lo es la presencia de las elecciones de Orenga.

- El caso Mirotic.  No distingo la ausencia de Mirotic del resto de bajas voluntarias. Tampoco entendería comportamientos revanchistas que evitaran que el jugador pudiera cumplir su deseo de jugar con Montenegro, si fuera el caso. No está y no quiere estar pero no pensamos que, en su momento, pudo y quiso estar y no se le citó. Respeto para su decisión y a centrarse en los convocados.