Blogs

Archivo de la categoría ‘Euroliga 13/14’

El mapa de la Euroliga

Viernes, 18 Octubre 2013

Pienso en lo primero que se viene a la cabeza sobre la recién comenzada edición de la Euroliga y llego a la conclusión de que, probablemente, el año pasado por estas fechas tenía muchas ideas parecidas.

Que si Barça y CSKA son favoritos, que vaya equipazos tienen los turcos, que seguro que Maccabi da guerra, que el Real Madrid puede imponer su estilo también en Europa y que no parece que Olympiacos llegue al nivel de los equipos anteriores (¿me llevaré otro ZAS¡?).

Así que pretendo rascar un poquito más y centrarme en algunos aspectos que merecen llamar la atención sobre la evolución de una competición fantástica, destinada a convertirse en una liga cerrada que tiene su lunar en que no ha sabido enriquecerse con la presencia de proyectos deportivos que han merecido el enorme reconocimiento que supone formar parte de ella.

Porque la Euroliga mola y mucho. Es una competición de grandes historias. La de los jóvenes que empiezan a abrirse camino en la élite europea como Gentile o el jovencísimo base del Fenerbahce, Ilkay, terreno redentor como lo fue para Nachbar en el pasado y puede serlo para Kleiza en el presente y el particular talón de Aquiles de jugadores brillantes a los que la Euroliga parece empeñada en poner piedrecitas en su camino año tras año como Milos Teodosic, o les recuerda que hay mucho por hacer todavía como a Nikola Mirotic. La Euroliga es un “medidor” extraordinario. Primero de jugadores, aquello de “Nivel Euroliga” o no que decide un buen puñado de euros o dólares; también de entrenadores exigidos como nunca por el potencial de equipos y del resto de técnicos y, por último, del propio juego, acostumbrado últimamente a que le hundan sus tópicos por el éxito de tipos como Hynes, que han depreciado el valor del centímetro en el mercado.

También, por qué no decirlo, la Euroliga es  un reflejo de la situación general del continente y de la gestión deportiva en los distintos países. Así, cada vez es más reconocible el paulatino auge en el baloncesto de clubes alemán, que aún tardará tiempo en dar un equipo candidato al título pero que va ganando peso por el respeto y seriedad con el que abordan sus proyectos. También son muy identificables esos proporcionados pabellones franceses repletos de entusiastas seguidores.  Cierto que tampoco será francés el próximo campeón pero no deben dejar de reconocerse proyectos muy serios con jugadores muy interesantes que mientras esperan ofertas mejores al menos tienen asegurado su sueldo a final de mes (por cierto, ¿cuánto durará Ajinca en Strasbourg..?).