Blogs

Archivo de la categoría ‘Final ACB 2013’

Sobre obsesiones, Tomic y un genio

Lunes, 10 Junio 2013

No defraudó el primer partido entre el Real Madrid y el Barcelona por las alternativas en el marcador, los recursos tácticos empleados por los dos técnicos y ese “emocionante” final que denota la tensión con la que están viviendo estos eternos rivales la lucha por el último título de la temporada. Aún así, tengo la sensación, poco compartida eso sí, que estos dos equipos son peores que los que disputaron la final la temporada pasada. Entonces los buenos minutos de ambos conjuntos eran más prolongados, ahora viven más de los momentos de inspiración individual de sus estrellas o de secundarios que alteran el guión previsto como Víctor Sada. No obstante, el partido dio para mucho incluso por exceso.

- El Barcelona y los árbitros.  Hace tiempo que técnicos y jugadores del Barcelona afrontan los partidos contra el Real Madrid con cierto aire de sospecha sobre la labor de los colegiados. Creo que esta sospecha que va camino de convertirse en obsesión les hace estar en desventaja con su rival. El Barcelona fue mejor muchos minutos del partido pero especuló con la ventaja y dejó de ser agresivo cuando el Real Madrid presentó defensas zonales en el último cuarto. Además, sigue sin ser capaz de dominar el rebote defensivo, hecho que resultó decisivo en la resolución del encuentro. Comprendo que la última jugada provocara airadas reacciones por la trascendencia de la decisión y porque lo habitual en estas jugadas es señalar falta  pero no entiendo la predisposición sobre la actuación arbitral que demuestra el equipo de Xavi Pascual cada vez que juega contra el Real Madrid.

- Mirotic y Carroll. Empiezan a tener el cartel de sospechosos habituales en las grandes citas y estoy convencido que lograrán desquitarse en algún partido. Para eso, bien haría Mirotic en volver a lo básico, controlar su ansiedad y dejar que su momento llegue. Carroll está señalado por Pascual como un elemento débil de la defensa madridista y en ataque no encuentra su espacio porque Rudy, Llull y Rodríguez (aunque éste con mucho mejor criterio) abusan de utilizar demasiados botes perjudicando la circulación de balón. Su momento llegará, seguro.

- Tomic, ¿Lo ves?. Seguro que esa corta frase salió de la boca de algún entrenador y directivo del equipo madrileño. El rendimiento de Tomic lleva una línea descendente en este Play Off. En justicia, hay que decir que el Barcelona no fue capaz de encontrarle (de hecho ni lo intentó) en los momentos decisivos del partido cuando era la principal ventaja ofensiva de su equipo. Tomic es un factor diferencial del Barcelona respecto al Real Madrid, además es un jugador que necesita para no “irse” de los partidos ser frecuentemente alimentado en situaciones cercanas al aro por eso sorprendió que, emparejado con Reyes o Slaughter, no formara parte recurrentemente del plan del Barça en ataque.

- Sergio Rodríguez y punto. Más allá de los números, la actuación del base canario fue espectacular por la demostración de personalidad, atrevimiento y seguridad con la que dirigió a su equipo en los minutos finales. Entiendo que aquello de “echarse el equipo a la espalda” debe ser esto. La evolución de Sergio Rodríguez tiene un plus fundamental, ha sido capaz de convertirse en un jugador sólido sin perder capacidad creativa, esto es, ha limitado su margen de error sin convertir su baloncesto en rutinario y previsible. Grande.