Blogs

Archivo de la categoría ‘Finales NBA 2009’

Historia de un Hito

Lunes, 15 Junio 2009

Los Angeles Lakers, campeones de la NBA. Pau Gasol, campeón de la NBA. El baloncesto español alcanza un nuevo hito que culmina una trayectoria de casi 25 años desde que Fernando Martín aterrizara en el baloncesto americano.

No es casualidad que Pau Gasol haya sido el primer jugador español que haya logrado el título de campeón de la NBA. Estamos hablando de un predestinado, de un prodigio técnico y físico amparado en una gran capacidad para asimilar todos los acontecimientos que han acompañado a su trayectoria.

Este título se empezó a ganar hace más de un año, cuando los Lakers apostaron por el pívot español para convertir un buen equipo en un conjunto ganador. La derrota en las finales del año pasado ante los Celtics fueron un aviso de lo que podía suceder si los californianos no corregían su arrogante actitud en la pista. Pienso que los Lakers han ganado sin demostrar todo su potencial y que pueden ser mucho mejor equipo. De su facilidad para encontrar nuevos retos dependerá que Gasol pueda coleccionar anillos de campeón.

La noche nos deja muchos triunfadores, uno de ellos Kobe Bryant, camino de convertirse en leyenda. El escolta de los Lakers se acerca a la madurez ajustando su juego al inevitable paso de los años. Es menos espectacular pero es mucho mejor jugador. Nunca he visto en los compañeros de Bryant las miradas de complicidad y aprobación hacia su labor como en estos play offs. Es muy bonito ser admirado y querido por prensa y aficionados pero nada hace a un equipo más ganador que el respeto y admiración de los compañeros.

El otro héroe es Phil Jackson. Consigue su décimo título de campeón de la NBA. Desde la distancia, Jackson es un tipo que me desconcierta. No me lo imagino con chandal entrenando, temo que me decepcionaría en un clinic haciendo ejercicios con chavales, pero estoy convencido de que me fascinaría escuchándole anécdotas sentado en una silla de un viejo aula rodeado de libros.

¿Quién quiere la última?

Lunes, 8 Junio 2009

En esta dualidad informativa en la que estamos metidos estos días entre la NBA y la ACB, ayer asistimos a dos desenlaces de partidos muy similares.

En nuestra competición Unicaja estuvo a punto de dar una gran sorpresa en el Palau y alterar la final más previsible de los últimos años. Solo las malas decisiones en los últimos ataques han privado al equipo de Aíto de conquistar la Copa del Rey y acceder a la final de la ACB. El último ataque es digno de análisis. Cabezas, nuevamente el mejor de los suyos, consigue superar a su defensor y poder lanzar un tiro a cuatro metros, quizás pensando que dejaba tiempo de reacción para el Barcelona, decide pasar a N´Dong que evita  un tiro corto al que nunca hubiera renunciado si fuera el primer tiro del partido. Por último, Cook, aún con cara de sorpresa por que le llegara el balón, lanza a la desesperada sin éxito.

No me parece casualidad este final de partido de Unicaja. El equipo andaluz es un conjunto de buenos jugadores, de muy buenos en algún caso, pero que no tiene esa estrella capaz de asumir la responsabilidad en los momentos calientes del partido. Unicaja ha perdido la opción de un título pero tiene una pista clara de lo que le falta para alcanzar a los mejores, ese jugador de referencia, sobre todo exterior capaz de fabricarse con solvencia sus opciones de anotación.

Algo parecido se puede aplicar a Orlando Magic. Asumiendo que Howard no es un jugador muy fiable en los últimos instantes, Van Gundy tiene un abanico grande de jugadores para apostar la suerte de un partido. Todos son buenos o muy buenos, pero no estrellas rutilantes. En cualquier caso el partido deja noticias positivas para Orlando. Su entrenador ha movido piezas y no se ha instalado en la resignación para encarar la final contra los Lakers y, aunque es cierto que han perdido una oportunidad, parece bastante posible que la serie no se cierre en Florida. Buen partido de Gasol, inteligente en defensa y resolutivo en ataque, adaptándose permanentemente a las necesidades de un grupo que todavía necesita reconocerle con más frecuencia como una baza fundamental para su juego ofensivo.

El rival más débil

Viernes, 5 Junio 2009

Decía un entrenador con el que trabajé que el baloncesto tiene mucho que ver con buscar en cada momento las debilidades de la defensa de cada equipo y ajustar tus ataques para castigar el eslabón más frágil del oponente. Algo así como aquel concurso de televisión llamado “El rival más débil”.

Ago parecido han hecho los Lakers en el primer partido de la final. El partido no tenía buena pinta para los californianos en el primer cuarto, Orlando dominaba el ritmo del partido, Turkoglou castigaba sin parar a su defensor y Gasol no se encontraba cómodo en la pista. Howard no anotaba con fluidez pero no permitía canastas fáciles de sus defensores. En ese momento, Jackson dio entrada a Luke Walton,  un buen jugador de equipo que tampoco sería una estrella en Europa. Durante cinco ataques consecutivos, Jackson disfrazó al hijo del legendario Bill Walton de Kobe Bryant y le hizo la primera referencia ofensiva de su equipo. Buscó el rival más débil y le castigó en situaciones cercanas para poner a los Lakers con ventaja por primera vez en el partido mediado el segundo cuarto.

Lo que pasó después ya lo sabéis, exhibición de Bryant, buena aplicación defensiva de Gasol y bajada de brazos descomunal de Orlando dando demasiado pronto por perdido el partido. El baloncesto es un juego de detalles y de momentos y, aunque oiremos mucho tiempo hablar de la exhibición en este primer partido de Kobe Bryant, para mí el momento del partido fue cuando un secundario, Luke Walton, logró cambiar el rumbo de un partido con bastante mal aspecto para su equipo.

Howard y mucho más

Mircoles, 3 Junio 2009

Dwight Howard es el jugador que marca la actualidad en los días previos a la Final de la NBA. El poderoso pívot de Orlando acapara análisis y valoraciones sobre su influencia en el duelo contra los Lakers. Conviene que hagamos una mirada más serena sobre la verdadera capacidad de Howard, su influencia en el juego de los Magic y la posible estrategia que pueden emplear los Lakers para limitarle.

Orlando Magic es uno de los equipos más completos de la liga en ataque. Stan Van Gundy ha sabido crear una estructura de juego que penalice cualquier situación de ayuda sobre Howard rodeándole de jugadores amenazantes en el lanzamiento exterior. Los Lakers nunca se han caracterizado por una gran disciplina defensiva y tienen problemas en las rotaciones cuando utilizan defensas dobles en el poste bajo. Se antoja fundamental que Bynum y Gasol no permitan que Howard reciba cerca de la canasta, deben defender muy agresivos antes de que reciba el balón. Los Lakers no deberían olvidar que la mejor manera de limitar a un rival es atacándole. Gasol deberá ser una referencia constante en el juego de los californianos y debería obligar a Howard a jugar a cuatro metros del aro e intentar cobrarle faltas con el amplísimo primer paso del jugador español.

La presencia de Gasol y Bynum al mismo tiempo deberá ser una de las ecuaciones que resuelva Jackson. Si coinciden en pista, Bynum puede desgastarse con Howard y conceder las primeras faltas frente al pívot de Orlando, pero esta solución presenta el inconveniente de las dificultades de Gasol defendiendo a jugadores como Lewis, Turkoglou o Pietrus. Estos tres jugadores son una de las claves del éxito de los Magic. Son jugadores totales, versátiles, capaces de subir el balón, lanzar de tres puntos y anotar cerca del aro. Jugadores que escenifican hacia donde camina el baloncesto moderno, un base, un pívot y tres jugadores versátiles y complementarios. Sin ellos, Howard no gozaría de tantos espacios y sin Howard, sería difícil que los tres coincidieran tantos minutos en pista.