Blogs

Archivo de la categoría ‘garbajosa’

“Uno como Garbajosa”

Jueves, 28 Junio 2012

Se retira Jorge Garbajosa y no conviene pasarlo por alto. Hay jugadores históricos, talentazos de época, carismáticos y otros que, siendo buenísimos, tienen una gran trascendencia por haber ayudado a definir una posición de juego, Garbajosa es uno de ellos.

Su evolución. Hay varias características que han hecho de Jorge Garbajosa un jugador especial. Sus inicios no aventuraban para nada su desarrollo posterior como jugador, era un pívot rocoso, sin miedo al contacto y que desarrollaba su juego principalmente cerca de canasta. El paso por Italia le ayudó a ir moldeando unas cualidades que le ayudaron a dar ese paso de buen complemento a excelente jugador. Su nivel competitivo aumentó y su registro ofensivo empezaba a orientarse más allá de la línea de 6,25. Hubo un momento que ejemplificó como nadie aquello de “menos es más” porque desarrollaba menos variedad de acciones pero era un jugador más efectivo.

Málaga 05/06. El mejor Garbajosa que he visto. Unicaja es campeón de Liga  y asistimos a un magisterio del jugador madrileño. No es sólo aquello tan manido de que hace el campo más grande para sus compañeros, es también esa sensación que transmiten los más grandes en el mejor momento de su carrera de control absoluto de la situación. Mucho del mejor Unicaja de la historia tenía que ver con Jorge Garbajosa que, cumplida su misión en Málaga, emprendió la aventura de la NBA. Su marcha de la Liga ACB dejó tanta huella que muchos equipos emprendieron una desaforada búsqueda de jugadores de parecidas características. Se buscaban pívots que resultaran una amenaza en el lanzamiento exterior y que permitieran espacios para el “cinco”. Unos años después, en plena época dónde los equipos planifican sus plantillas, ésta sigue siendo una de las figuras que más cuesta encontrar. Como toda idea, el “efecto Garbajosa” tuvo un lado perverso que se manifestó en las presuntas incompatibilidades entre pívots que habían jugado muchos años juntos. Hubo un momento que pareció que la necesidad de encontrar una virtud limitaba el baloncesto de los equipos.

La selección. Aunque en Málaga vivió sus mejores momentos, cuesta identificar a Garbajosa con un único club. El equipo de la carrera de Garbajosa es la selección española. Su papel en los éxitos recientes ha sido decisivo porque entendió como nadie qué era lo que necesitaban los talentazos de la generación del 80, porque ofreció los mejores partidos defensivos de su carrera y porque explicó qué significaba el equipo nacional a los nuevos jóvenes que se iban incorporando como Rudy Fernández, Marc Gasol o Ricky Rubio.

El final. Los últimos tiempos no han sido buenos para Garbajosa. Los problemas físicos han marcado sus últimos años y ni siquiera su habilidad para entender el juego ha podido sobreponerse a esta época acaudillada por el músculo. Hace bien la Federación Española de Baloncesto en reclutarlo. Acaba su etapa como jugador pero su legado es tan inmenso que ahora sospechamos de cualquier “cuatro” que no pueda tirar, se les permite que no reboteen y que miren la zona como la consulta del dentista, pero por favor, que anoten de tres puntos.

Espléndida Serbia

Mircoles, 8 Septiembre 2010

Minutos después de acabar el partido de cuartos de final del Mundial de Turquía que ha dejado a España fuera de la lucha por las medallas conviene aparcar análisis más generales (que llegarán) y dedicar unos momentos a pensar y saborear este espléndido partido de baloncesto entre dos grandísimas selecciones. Es duro que el actual Campeón del Mundo se quede lejos de repetir éxito, pero este hecho no debe evitar reconocer el sensacional partido de una Serbia que ha dignificado como no había hecho en mucho tiempo la brillante historia de su baloncesto.

El Tablero. En la partida de ajedrez Ivkovic-Scariolo, el técnico balcánico empezó tomando la iniciativa dando una lección de como ocupar los espacios en ataques. Serbia hizo el campo de ataque muy grande aprovechando la versatilidad de sus jugadores y España sufrió para defender tanto espacio. No nos han hecho daño jugadores muy creativos con el balón en las manos, sino aquellos que han tenido la virtud de ocupar el mejor espacio en cada momento. La mayoría de los lanzamientos balcánicos vinieron de ventajas generadas jugando de cara al aro. Los dos mejores tiros defendidos fueron los dos últimos, también anotados por Keselj y Teodosic. En defensa, Ivkovic recurrió por momentos a una zona de ajustes que condicionó el ritmo de España y anuló la conexión con Marc Gasol en el juego interior.

Inconsistencia y Ritmo. España ha jugado un buen partido, conviene recordarlo para los mensajes apocalípticos que se nos avecinan, pero ha sido un equipo inconstante y poco sólido. La inconsistencia ha sido la nota dominante durante todo el campeonato, al equipo le ha costado tener un buen rendimiento continuado en los partidos, probablemente debido más a desconexiones mentales que a factores tácticos. Por otra parte, España tampoco hoy ha encontrado el ritmo adecuado a sus intereses, quizás sorprendida por el descaro con el que Serbia ha afrontado el partido, una imagen muy alejada de la especulativa selección que nos imaginábamos.

El dilema de la última falta. Cuando te anotan un triple desde más de 8 metros para ganar el partido hay que dar todo el mérito al ataque. La posibilidad de tener la última posesión para empatar o ganar el partido se esfumó una vez se dejaron transcurrir demasiados segundos a Teodosic con el balón en las manos. Si no se hizo cuando restaban 10, 12 segundos la opción de defender era la correcta y un tiro tan lejano parece una buena respuesta de la defensa. Con el quinteto serbio la opción más factible hubiera sido una falta a Velickovic cuando inició la acción de bloqueo sobre Teodosic pero insisto, parece poco reprochable la última defensa de España una vez que se decidió no hacer falta.

El “Tres” y el “Cuatro”. Serbia nos ha machacado en los puestos de “tres” y “cuatro”. Entre Bjelica, Keselj, Velickovic y Savanovic han anotado más de 60 puntos. El dato es lo suficientemente contundente para que nos planteemos una reflexión de cómo vamos a ocupar esos puestos en el futuro y cómo lo hemos hecho en el presente. La exhuberancia de Rudy y Navarro han eclipsado la necesidad de ir encontrando alternativas válidas al eterno Carlos Jiménez. La gran actuación de Jorge Garbajosa en este Mundial sirve para tapar la boca a todos aquellos que cuestionaban su posición de indiscutible en el grupo. El problema es que bajo el colchón que te dan las medallas, quizás la Federación tendría que haber planificado dando algo más de espacio a jugadores que en un plazo medio de tiempo se antojan imprescindibles para el equipo nacional. En este sentido, jugadores como Suárez o Claver (que es como si no hubiera ido) están perdiendo la oportunidad de acumular experiencia al abrigo de sus laureados  compañeros. Hay veces que no conseguir un medalla se ve compensado con el paso del tiempo por las vivencias que ofreces a determinados proyectos.

España ha perdido haciendo un buen partido ante un rival que ha sido mejor y que ha jugado cerca de su máximo nivel. No hay más. Queda acabar de la manera más digna posible y aprovechar la derrota para dejar a un lado el autobombo, las giras a medida y pensar seriamente cómo queremos que se realice la tan manida “transición”.

Guiños al pasado y al futuro

Mircoles, 23 Junio 2010

Ya conocemos la lista de 15 jugadores que maneja Sergio Scariolo. Una selección coherente que mantienen los lazos con el periodo mágico de la selección y que avanzan los jugadores que pueden encabezar la cercana, pero no tan inmediata, reconstrucción. Esta es una de las incógnitas que nos quedan por resolver, si en los tres descartes que debe realizar el técnico italiano apuesta por la experiencia representada en jugadores como Mumbrú o Garbajosa o por el empuje de los jóvenes como Suarez, Claver o Aguilar.

 Estas son algunas claves de la Lista de 15 de Scariolo.

- Dos bases y Llull: Habitualmente siempre contábamos con tres bases en la selección definitiva. La elección de este año confirma que con la presencia de Calderón y Ricky el puesto de base está más que cubierto porque se trata de dos bases con el rol de titulares. La presencia de Llull cubre alternativas puntuales en esta posición.

- San Emeterio y Suarez Vs Claver y Mumbrú. Los dos primeros cuentan con el aval de haber realizado la mejor temporada de su trayectoria. Claver ha hecho un año discreto y Mumbrú ha cumplido en su primer año en Bilbao. Si fuera por el año realizado la elección por los dos primeros sería incuestionable, pero en Claver se piensa como uno de los referentes del futuro y puede ayudar en la posición de “cuatro”. Mumbrú, además,  es uno de los líderes del vestuario. Probablemente estamos ante la decisión con más miga que tendrá que realizar Scariolo.

- Rafa Martínez. Reconocimiento más que merecido para la excepcional temporada y continua evolución del escolta del Powers Electronics Valencia. A priori cuenta con pocas opciones de estar entre los 12 pero tengo la sensación de que es un jugador que gana en su reconocimiento con el contacto diario con sus entrenadores. Su aplicación defensiva puede ayudar a cubrir las carencias de los geniales Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro.

- El “Cuatro”. Probablemente es la posición dónde más dudas tenga Scariolo. Además, el técnico italiano es uno de los responsables de la creación y expansión de ese pívot con capacidad para abrir el campo por su habilidad para lanzar de tres puntos. Garbajosa parte con ventaja pero es lógico pensar que su rol debe ir reduciéndose en la Selección. La presencia de Aguilar suena más a Casting para el futuro que como una solución a corto plazo. Claver puede ser la solución o apostar por jugar muchos minutos con Vázquez y Marc Gasol juntos.

Garbajosa y lo que no viene

Martes, 25 Mayo 2010

Un tipo discreto, inteligente, de los que conviene escuchar cuando habla se ha convertido en protagonista de los Play Offs de la ACB. Jorge Garbajosa es muy responsable de que el Proyecto Messina no haya sufrido su revolcón más contundente. El jugador madrileño ha dado un paso al frente en un momento delicado reivindicando su papel en un equipo que empezaba a marginarle en la rotación en las últimas semanas.

Garbajosa es uno de los nombres que más circula entre los aficionados al baloncesto en la presente temporada. Su fichaje por el Real Madrid y su presencia en la selección española es motivo de debates y análisis constantes. Lo cierto es que estamos ante un jugador fundamental para entender el éxito del baloncesto español en los últimos años y una referencia táctica que ayudó a instaurar una forma de juego determinada en todo el basket continental. Porque ahora Garbajosa no goza de total unanimidad pero hace no mucho todos los equipos buscaban su Garbajosa particular, ese jugador que dotara de espacios a un pívot dominante y que supiera lanzar y pasar desde más allá de la línea de 6,25. El de Torrejón representaba el  ”cuatro” por excelencia, síntoma de un baloncesto dónde los espacios adquirieran mucha más importancia y dónde se explotara al máximo la capacidad de sumar de tres en tres de la mayoría de jugadores de los equipos.

Pero no solo me acuerdo de Garbajosa por su extraordinaria aportación en las dos victorias del Real Madrid frente al Cajasol sino también porque todos estamos empezando a elucubrar sobre la composición del equipo nacional en las próximas citas. La temporada del madrileño no invita a considerarle como uno de los fijos pero las alternativas a su presencia no parecen lo suficientemente sólidas y anticipan uno de los problemas a los que se puede enfrentar el baloncesto español en los próximos años y es la ausencia de relevos de garantías en las posiciones interiores para los Garbajosa, Felipe Reyes y Pau Gasol. En este sentido, probablemente habrá jugadores con más empuje físico que el jugador del Real Madrid pero no conviene despreciar el valor de la inteligencia y de la habilidad para saber lo que necesita el colectivo que representa Garbajosa. Es entendible que haya un cierto cansancio de determinadas caras pero no por ello se debe caer en la injusticia de menospreciar la aportación de algunos veteranos. Por todo ello y porque ninguna alternativa interior salvo Fran Vázquez parece derribar la puerta de la selección, Garbajosa, si el quiere, SÍ.

La Lista. Fran y Sergio

Lunes, 29 Junio 2009

Ya tenemos los 12 de Polonia. Un gran equipo, sin duda. Un combinado de garantías para conseguir el ansiado Oro en un campeonato de Europa que tanto se resiste a nuestro país. Aquel tiro de Holden en Madrid nos privó del campeonato de Europa pero puede haber resultado decisivo para que jugadores como Gasol y Navarro hayan dejado a un lado su cansancio y problemas físicos para comprometerse, una vez más, con el equipo nacional.

Ricky Rubio, Cabezas y Raúl López serán los encargados de intentar hacer olvidar a Calderón. Talento, Físico y Dirección son las principales virtudes de tres jugadores que intentarán evitar a toda costa quedar relegados al tan temido papel de tercer base. Este temor ha podido alejar a Sergio Rodríguez de la selección. El canario acaba de ser traspasado a Sacramento Kings y afronta con gran ilusión la posibilidad de ser un jugador importante en la NBA. La cercanía del europeo con la pretemporada americana y no tener la garantía de jugar un rol importante en España han hecho que Sergio decida no acudir a la convocatoria en una decisión respetable pero que puede tener consecuencias negativas en un futuro para el ex jugador de Estudiantes.

Rudy Fernández y Juan Carlos Navarro son los dos mejores escoltas de Europa. Junto a ellos, Berni Rodríguez es un pretoriano de lujo al que Scariolo siempre le ha sacado un gran rendimiento. Mumbrú es un jugador sólido, muy necesario por su experiencia y su competitividad. Claver es la incógnita y la esperanza. Después de su lesión no ha tenido partidos esperanzadores pero el comienzo de la pasada temporada empezó a alumbrar el jugador que todos imaginamos que puede llegar a ser. Probablemente también sea utilizado en la posición de “cuatro”.

La posibilidad de que los hermanos Gasol jueguen juntos es uno de los aspectos que más me interesa observar en la etapa de Scariolo al frente de la selección. El técnico italiano apostó en su etapa de Unicaja por tener siempre en cancha un pívot capaz de abrir el campo. Esa misión corresponderá a un Garbajosa que seguro que tiene ganas de volver a ser un jugador-referencia en el combinado nacional como lo era antes de los últimos Juegos Olímpicos. Completa un gran juego interior un Felipe Reyes que siempre acaba siendo importante en este grupo por su facilidad para rendir a gran nivel sin necesidad de disputar siempre 25 ó 30 minutos por partido. Una virtud poco destacada del pívot cordobés.

Sorprende la renuncia de Fran Vázquez a disputar el Campeonato de Europa. Como ocurre en el caso de Sergio Rodríguez, su decisión merece todo el respeto del mundo, aunque los que no conocemos los entresijos de su cabeza podemos extrañarnos de cómo un jugador con infinitas condiciones renuncie a medirse todos los días a alguno de los mejores jugadores del mundo.

Jugó con fuego y Ricky lo salvó

Martes, 12 Agosto 2008

Si alguien tenía alguna duda (aunque creo que no) de por qué Aíto García Reneses apostó por Ricky Rubio cuando tenía 14 años y le ha llevado a unos Juegos con 17, seguro que el partido contra China le ha disipado cualquier inquietud. El base del Joventut no realizó un grandísimo partido pero tuvo acciones de enorme influencia en el resultado final, cuando España lo pasapa peor, el más joven enseñó el camino a sus laureados compañeros.

No ha sido un buen partido de España, pero, la victoria, no sólo certifica prácticamente la clasificación a cuartos de final sino que demuestra la enorme capacidad de este equipo para solventar situaciones adversas.

Durante más de 30 minutos nos encontramos con una versión de España muy distinta de la esperada. Los nuestros no encontraron respuesta  al anárquico juego chino y se mostraron especialmente débiles en la defensa de los jugadores exteriores chinos que camparon a sus anchas durante la mayor parte del partido.

Los de Aíto se vieron sorprendidos y se mostraron especialmente erráticos en ataque donde sólo encontraron respuesta con continuidad en el enorme partido de Pau Gasol que va recobrando sensaciones y que literalmente sacó del campo a Yo Ming.

La victoria, importante y de mérito, por cómo se desarrolló el encuentro, no debe esconder alguna asignatura pendiente que tiene el equipo español y que, en mi opinión, serán fundamentales ante rivales de mayor entidad.
Al igual que en el partido ante Grecia, España hizo demasiado grande el campo en defensa y demasiado pequeño en ataque. En defensa tenemos problemas para evitar la progresión del jugador con balón aunque la respuesta colectiva del equipo en forma de ayudas es excelente. En nuestro ataque nos falta un punto de paciencia. Cuando las cosas iban mal sobraron botes y faltaron pases, algo que se invirtió por completo cuando los nuestros se pusieron por encima. En determinados momentos faltó movimiento cuando el balón estaba en el poste bajo. Además, sigo pensando que las rotaciones de Aíto, que otorgan de gran protagonismo a todo el grupo y mantienen una alta intensidad en el juego de la selección, dejan en evidencia a aquellos jugadores que han llegado en peor momento a estos juegos como Jorge Garbajosa y Juan Carlos Navarro que necesitan más continuidad para desarrollar su juego. Estoy convencido que, con el paso de los partidos irán adquiriendo ese punto de chispa necesario para responder inmediatamente a las exigencias del seleccionador.

El nuevo orden, la nueva realidad

Mircoles, 30 Julio 2008

Algo se mueve en el baloncesto mundial, más allá de la realidad económica mundial y de la depreciación del dólar respecto al euro, debemos realizar un análisis más profundo sobre todo lo que está sucediendo en nuestro deporte. El verano de 2008 puede ser la punta del iceberg de una situación que se podía adivinar desde hace tiempo.

El retorno de grandes jugadores europeos como Garbajosa, Nachbar, Navarro, Brezec o Krstic al baloncesto europeo y la llegada de jóvenes proyectos americanos (Childress y quizás también Landry) debemos explicarla desde algún punto de vista más aparte del evidente poderío económico de los equipos más representativos del baloncesto europeo y de otros que intentan alcanzar notoriedad y éxito captando estos jugadores.

La NBA es una competición que despierta un enorme interés mediático y ejemplar en muchos aspectos pero que, en mi opinión, debería dar un giro a su modelo deportivo. En los últimos años asistimos a un empobrecimiento del nivel medio de los jugadores de la competición americana. Este hecho motivó la captación de los jugadores más destacados del viejo continente y de todos los rincones del mundo. La universalidad de la NBA es tremendamente positiva pero no esconde la realidad de que muchos jugadores mediocres, leen bien, mediocres, juegan en las muchas franquicias americanas. Para mí, la solución pasaría por una reducción considerable de equipos, algo que produciría que volviera a ser realmente caro jugar en esa liga, un sistema de competición algo más atractivo y que posibilitara que no sólo mereciera seguir la competición durante dos meses. Una liga regular tan larga hace que muchos partidos carezcan de trascendencia y que muchos jugadores ( y España ha tenido ejemplos concretos) caigan en la desmotivación más absoluta. Ahora en la NBA hay pocas superestrellas, bastantes buenos jugadores, muchos jugadores de nivel medio y demasiados jugadores que tendrían problemas para jugar minutos en los 30 mejores equipos de Europa.

Personalmente, me parece una noticia positiva el regreso de los jugadores antes mencionados al baloncesto europeo, y me parece una buena elección querer “competir” en Europa a preferir “estar” en la NBA, si además van a estar mejor pagados, es completamente lógica su decisión. Ninguno de ellos lo ha comentado, nadie se atreve a decirlo en voz alta pero la realidad es que habrán vivido experiencias vitales muy positivas pero ahora mismo ninguno de ellos, es mejor jugador que cuando se fue.