Blogs

Archivo de la categoría ‘Ibaka’

Derribando el muro

Mircoles, 11 Marzo 2015

Personalidad y atrevimiento. Estos son los dos aspectos que han llevado a Nikola Mirotic a “romper” en estas últimas semanas. Y no es que sea una sorpresa, porque no son muchos los jugadores con las condiciones del ex jugador del Real Madrid pero merece destacarse este enorme paso hacia delante del Novato de los Bulls.

El reconocimiento a Mirotic empieza por sus propios compañeros que han encontrado una solución de garantías y un tipo al que no le quema el balón en las manos en un momento de la temporada donde las lesiones y la poca aplicación defensiva del equipo están mermando el rendimiento de uno de los aspirantes al título de la conferencia Este. Lo cierto es que Mirotic es de lo poco que está saliendo bien parado de este momento complicado de Chicago y que se puede afirmar con rotundidad que está sacando partido a su primera temporada en la Liga. Se nota que su entrenador Tom Thibodeau tiene interés en explorar las posibilidades de su “perla” en la competición. Los experimentos en la posición de alero han puesto de manifiesto dos aspectos que intuíamos, que Mirotic tiene condiciones técnicas y tácticas que permiten exigirle rendimiento en diferentes cometidos y que su mentalidad, a diferencia de la de otros jugadores, le permite alternar roles sin verse especialmente afectado en la continuidad de su juego.

Manifesté en anteriores blogs que Mirotic debería estar alerta a ese proceso de especialización en el que se ven envueltos determinados jugadores cuando llegan a la competición. Esto es, su apuesta debería ser por intentar consolidarse como un gran jugador y no sólo como un gran “cuatro” abierto. De las dos maneras se puede hacer camino, pero el montenegrino apunta a ser mucho más que un buen tirador. En este sentido, su evolución en la temporada está siendo magnífica porque la confianza que exhibe le animan a intentar más cosas, a poner más veces el balón en el suelo y a interpretar perfectamente contra qué tipo de jugador se está enfrentando.

Tengo gran curiosidad por ver cómo estas actuaciones de Mirotic le permiten encajar en la rotación de los Bulls cuando la plantilla esté al completo. En ese momento, la realidad le obligará a un nuevo ejercicio de madurez. Menos minutos de juego, menos balones en sus manos y menos margen de error porque estaremos en tiempo de Play Off, pero todo ello con un matiz muy distinto, sus compañeros le mirarán con gran confianza porque sabrán que junto a ellos está alguien preparado y que ha sabido echarse el equipo a la espalda en momentos muy complicados.

El muro pendiente. Mientras Mirotic se hace un sitio en la NBA a bazocazos, empieza uno de los debates recurrentes que suelen comenzar por estas fechas. Me refiero a su presencia o no con la selección española en el próximo Campeonato de Europa en verano. La brillantez de las actuaciones de Mirotic no debe cegarnos y limitar el mérito de la trayectoria de Ibaka. La elección de uno u otro deberá venir determinada por qué quieres que te aporten en cada caso. No me parece cuestionable la elección de Ibaka, salvo que lleves a Ibaka para jugar de Mirotic que algo de eso ha pasado y el “síndrome” todavía le afecta al jugador de los Thunder ya que en algunos partidos  apenas pisa la zona empeñado en demostrar sus progresos en el lanzamiento de tres puntos.

Mucho Ibaka

Lunes, 26 Mayo 2014

La ausencia de Serge Ibaka en los dos primeros partidos de la Final de la Conferencia Oeste entre San Antonio Spurs y Oklahoma City Thunder ha puesto en valor, la aportación  del pívot de origen congoleño en su equipo y su capacidad para condicionar cualquier partido.

Ibaka es el pegamento que convierte a un equipo anárquico, con poco cuidado de los detalles y demasiado dependiente de los porcentajes de tiro de sus anotadores, como son los Thunder, en un verdadero aspirante al título. Es agradable ver que un tipo con los valores que representa Ibaka logre un reconocimiento tan unánime aunque sea a costa de sus ausencias. Más allá de sus cualidades atléticas, conviene detenerse en la capacidad del internacional por España para abrirse hueco y consolidarse en un equipo dominado por dos de las estrellas más rutilantes de la competición como Durant y Westbrook. Ibaka ha evolucionado de manera firme desde que aterrizó en la competición. Su aportación en defensa fue inmediata pero sus limitaciones ofensivas hacían que no formara parte del quinteto de los de Oklahoma en los momentos decisivos de los partidos. Su trabajo en los meses fuera de temporada, su paciencia y la confianza que ha demostrado en sus posibilidades le han permitido consolidar su lanzamiento y entender mejor la manera de explotar sus condiciones en ataque. Estamos ante mucho más que un potencial All Star, un jugador ejemplar por su altruismo, su capacidad de trabajo y su actitud, de la que también ha hecho gala cuando ha formado parte de la selección española.

El compromiso y tesón de Ibaka por “recuperarse” ha otorgado interés a una final de conferencia que conducía a un triunfo claro de los Spurs. Oklahoma no logró competir los dos primeros partidos y dio la sensación de no tener ningún plan para contener la velocidad a la que circula el balón en San Antonio. El panorama cambia bastante con Ibaka porque ya no será tan fácil hacer canastas de alto porcentaje, porque Durant y Westbrook tendrán un buen finalizador que juega por encima del aro para castigar las ayudas de San Antonio y por el refuerzo anímico que proporciona a sus compañeros su presencia.

Más allá de la influencia de Ibaka, conviene que echemos un vistazo al duelo de estilos que representan estos dos equipos. San Antonio es el mayor ejemplo de cómo un buen juego colectivo apoyado en la convivencia de buenos pasadores es el sistema ofensivo más difícil de defender. El buen uso del pase multiplica las opciones ofensivas de los Spurs y castiga la frágil defensa de unos Thunder que intentan competir a través del desequilibrio individual de Durant y Westbrook. La duración y el desenlace de esta final vendrá determinada por la aportación de más jugadores del equipo de Oklahoma. Ibaka ha sido el primero en levantar la mano, pero  no será suficiente si alguien más no se apunta a la fiesta. Están a tiempo…

El árbol de España

Viernes, 4 Abril 2014

Sergio Rodríguez, Calderón, Ricky, Llull, Navarro, Rudy, Marc Gasol, Paul Gasol, Claver, Felipe Reyes e Ibaka forman un grupo difícil de discutir. El puesto número 12 dependerá del estado físico de los fijos y de que el jugador elegido asuma el papel de no esperar muchos minutos de juego. Quizás Pau Ribas, aunque la composición de la selección juegue en su contra, tal vez San Emeterio, aunque su temporada no está siendo buena, a lo mejor un guiño al pasado, con Álex Mumbrú o, tal vez, el inicio de la transición con la presencia de Álex Abrines.

Lo cierto es que, salvo lesiones de por medio, el  árbol de España (en este caso hablo de la selección de baloncesto, aunque se podría aplicar en otros ámbitos) no se mueve a cinco meses del Mundial. No tengo muy claro que sea malo pero sí tengo más certezas de que no es bueno que no encontremos muchos nombres que puedan provocar algo de debate sobre su presencia en la selección. Visto que no hay aire que mueva el árbol, el debate se centra en quién elegir entre Mirotic e Ibaka. En mi opinión, el debate es más artificial que real porque la Federación hace tiempo que eligió a Ibaka. El problema es que cuesta decirlo públicamente porque Mirotic también es muy bueno y porque la FEB no quiere perder la opción Mirotic en caso de cualquier contratiempo con el jugador de los Thunder.

La decisión de contar con Ibaka es irreprochable (como también lo sería que fuera Mirotic). Que Mirotic se exhiba más cerca de nosotros no debe hacernos obviar el impacto de Ibaka en uno de los mejores equipos de la NBA. Hemos sido espectadores cercanos de la transformación de promesa a realidad de Mirotic pero la progresión de Ibaka en estos años también ha sido magnífica. El jugador de origen congoleño ha desarrollado un tiro bastante fiable y físicamente marca diferencias. Probablemente, un “cuatro” del estilo Mirotic es más compatible con los hermanos Gasol pero es cierto que Ibaka garantiza estabilidad defensiva y capacidad atlética para jugar por encima del aro que puede ser muy aprovechable por la extensa nómina de pasadores de España.

Dicho esto, da la sensación de que en todo este tema ha faltado comunicación entre todas las partes y que se ha echado de menos cierta o mucha sensibilidad para manejar una situación nada sencilla pero que se ha hecho más complicada desde el verano pasado. Asumiendo que la Federación tiene todo el derecho a elegir a quién considere oportuno, no parece muy justo el paulatino y sibilino proceso de desarraigo al que se está sometiendo a Mirotic. Es lo que tiene intentar abarcar tanto, que a veces te ves desbordado. Y eso que Oleson todavía no ha abierto la boca….

Sobre Francia, Rudy e Ibaka

Martes, 7 Agosto 2012

España “inicia” mañana los Juegos Olímpicos. Una realidad tan innegable como que en el partido contra Brasil el equipo intentó ganar, fue ganando pero cuando empezó a perder recordó que no era tan grave la derrota. Dicho esto, la “preparación” para los partidos que ahora comienzan han minado la confianza de un grupo cuyas caras no transmiten la alegría de otras ocasiones y que da una sensación de fragilidad desconocida. Aún así, el palmarés de este equipo nos obliga a pensar que las posibilidades de disputar la Final olímpica son muchas porque una victoria frente a Francia en cuartos de Final haría que estos depredadores de medallas  se alimentaran de la enorme motivación que supone “oler” un nuevo éxito.

Francia. Seguro que España era el rival que menos le apetecía en Cuartos de Final. Moralmente partimos con gran ventaja, aunque menos que antes de empezar los Juegos Olímpicos ( nuestro juego ha permitido que cualquier equipo piense que tiene más opciones de ganarnos). Los galos tienen capacidad física pero sus jugadores interiores tienen pocos centímetros para detener nuestro juego interior y poca movilidad para castigar a los hermanos Gasol en situaciones lejanas al aro. Es un rival que nos va bien pero con el que no bastará el nivel de juego mostrado en esta primera fase. Más allá de la importancia de la defensa de Parker y Batum habrá que prestar atención a recuperar esa actividad defensiva que permita canastas en situaciones de transición que tienen un componente terapeútico muy necesario para los nuestros.

Ibaka. El jugador de origen congoleño puede aportar muchas de las cosas de las que está careciendo el equipo. Intensidad, intimidación (recibimos muchos puntos debajo del aro sin él en pista) y actividad. Conjugar todo lo que aporta Ibaka con los puntos que ofrecen los Gasol es el gran reto de Scariolo que seguro que tiene en la cabeza la indudable aportación del jugador de los Thunder en la final del pasado Eurobasket. La coincidencia en el campo de Ibaka y Sergio Rodríguez ha ofrecido buenos momentos de España, no se trata de dudar de Calderón y Marc Gasol sino de ofrecer más variantes y sumar más nombres a la causa. Soy de los que piensa que los entrenadores deciden quién empieza los partidos y la actuación de los jugadores determina quién los termina.

Rudy Fernández. La versión “contenida” de Rudy no me gusta. En defensa es un jugador imprescindible vistas las carencias del equipo pero en ataque ha interiorizado demasiado que no es una opción principal. La atención que generan los Gasol no se debe traducir sólo en juego con el otro pívot sino también en conceder opciones de lanzamiento exterior para sus compañeros. Rudy es un jugador de primer nivel europeo que está jugando con la prudencia de un debutante. Tanto el propio jugador como el equipo deben analizar cómo ser capaces de “meter” al jugador del Real Madrid en la competición.

Los nombres de la Final de la NBA

Viernes, 22 Junio 2012

Lebron James ya es campeón de la NBA y se quita un lastre que amenazaba con convertirle en un jugador maldito. El triunfo de los Miami Heat viene a consolidar el proyecto iniciado con la contratación de Bosh y James en la temporada pasada. Sin embargo, harían bien los imitadores del modelo en analizar minuciosamente esta Final para reconocer la importancia de buenos complementos que, a la postre, han sido decisivos. La Serie entre Oklahoma y Miami deja héroes, víctimas y personajes que mantienen su estatus, veamos algunos casos.

(more…)

Ibaka, guinda esporádica

Martes, 25 Octubre 2011

El fichaje de Serge Ibaka por el Real Madrid es una gran operación del conjunto blanco. Es evidente que se trata de una incorporación con fecha de caducidad, pero muy determinada por la exigencia del grupo del Real Madrid en la Euroliga. Un mensaje de ambición que calará positivamente entre sus aficionados.

(more…)

Lo que hay y lo que viene

Mircoles, 3 Agosto 2011

Los éxitos de las selecciones españolas sub 20 y sub 18 no hacen sino corroborar el excelente trabajo que se está desarrollando en el baloncesto formativo español en los últimos años. No se puede hablar únicamente de un éxito de la Federación Española de Baloncesto sino como un reconocimiento a entrenadores de formación de clubes y también colegios,  Federaciones territoriales y sobre todo a esos niños y niñas que dedican innumerables horas de su infancia y adolescencia a desarrollarse en una de sus pasiones.

Hay un factor diferencial en estas nuevas generaciones, su carácter competitivo. La mayoría de estos jóvenes está creciendo viendo como muchos compatriotas ganan de manera asidua. Ahora no solo sabemos jugar sino también ganar, ya no parecen temblar las piernas cuando los partidos entran en su fase decisiva.

Cuidado.  Es la hora sin embargo de alejarse de la euforia y de intentar advertir de situaciones adversas que se pueden avecinar. Sería conveniente huir de comparaciones alejadas de la realidad que solo pueden llegar a confundir a los chavales y a su entorno. Que convivan en un mismo equipo jugadores como los Gasol, Navarro y Rudy Fernández es un hecho excepcional que puede que no se repita nunca. Estamos hablando de tener al mismo tiempo a cuatro de los diez mejores jugadores del continente. Quiero decir con esto que debemos saber valorar lo que tenemos y no desvirtuar la percepción de los jugadores que vienen. Parece claro que vienen muchos proyectos de buenos jugadores pero el salto a la excepcionalidad no es nada fácil. Además, si echamos un vistazo a las selecciones inferiores observamos que empezamos a volver a acusar la ausencia de jugadores interiores grandes. Para solucionarlo, la FEB ha estado lista y ha empezado a asimilar jugadores extranjeros captados por equipos españoles en categorías de formación. No solo se trata de Ibaka o Mirotic, los más conocidos sino otros casos como Malick Fall, de Unicaja e Ilmane Diop, jugador de Baskonia, actualmente disputando el Europeo U 16 con España. Absolutamente nada en contra de la medida que solo habla de manera positiva de la previsión de clubes y Federación de anticiparse a carencias futuras que se avecinan. El siguiente paso necesario será conseguir que la FIBA autorice más de un nacionalizado por combinado, en caso contrario el debate Mirotic-Ibaka (sorprendentemente silenciado este año) será uno de los clásicos del verano.

¿La mejor España de siempre?

Martes, 26 Julio 2011

Empieza España su preparación para el Campeonato de Europa de Lituania, cuyo papel como clasificatorio para las Olimpiadas de Londres le concede aún más relevancia. Es hora de llamadas a la prudencia (Scariolo:”es el Europeo más difícil de los últimos años”) y también de análisis sobre el potencial de un combinado que deberá dar respuesta en el parquet a las enormes expectativas que genera.

Me asombra como la presencia de Ibaka despierta la euforia de comentarios y pasiones entre aficionados y entendidos. El congoleño asimilado español parece la pieza definitiva para completar un equipo de leyenda. Estamos, dicen, ante la mejor plantilla de España de la historia, pero lo verdaderamente importante es que sea la selección que mejor juegue de nuestra historia. Sigo pensando que mucha gente habla de Ibaka sin haberle visto jugar nunca, la NBA es lo que tiene, dota de un plus de leyenda a los jugadores que en ocasiones les perjudica más que les beneficia. Ibaka no es ningún “paquete” por supuesto, es un gran jugador, con un físico dominante que ayudará a la, en ocasiones, poco sólida defensa española. De ahí, a pensar que con Ibaka se soluciona todo, va un trecho. De hecho, no creo que el jugador de Oklahoma sea mejor que Fran Vázquez, ausencia que ha pasado de puntillas por otra parte.

Si España es mejor este verano que el pasado es porque están Pau Gasol y José Manuel Calderón, porque Suárez y LLull vienen de vivir un año con gran protagonismo, porque Navarro sigue siendo una garantía y porque Marc Gasol ha llenado su mochila con varios partidos de Play Off de la NBA de gran nivel. También porque está Ibaka, pero como un añadido más, no como un factor desequilibrante, o de verdad ¿alguien piensa que va a jugar más que cualquiera de los dos Gasol?.

Es cierto que el Europeo de los ”Rosters” ese que jugamos todos en nuestras cabezas cuando vemos los jugadores que forman parte de cada equipo lo gana España de calle. Tenemos experiencia, calidad, equilibrio y mayor capacidad atlética (venga vale, por Ibaka) pero el último Campeonato del Mundo dejó asignaturas pendientes de aprobar, como la autocomplacencia que se transmitió en defensa, la falta de alegría en el juego y la sensación de que cuesta encontrar un patrón de juego y de rotaciones que hagan que la mayoría de los jugadores se sientan capaces de explotar todas sus virtudes. Sería conveniente que se partiera desde aquí y no recordando viejos títulos porque un roster tan bonito no debería quedarse fuera de unos Juegos Olímpicos..

Ibaka y Mirotic.

Viernes, 14 Enero 2011

Leo que a Serge  Ibaka, jugador de Oklahoma City Thunder le concederán la nacionalidad española por carta de naturaleza, algo así como un artículo 33 para asimilar aquellos deportistas que nos interesen. Sin duda, un refuerzo importante para el futuro de la selección española con el que sin embargo albergo dudas que tenga un impacto inmediato en el combinado nacional. Horas después asistimos a un nuevo gran partido de Nikola Mirotic con el Real Madrid en Sevilla. Quizás la pareja de pívots titular de España en cuatro o cinco años, sinónimo de los nuevos tiempos en los que los cupos siguen funcionando en la ACB mientras los equipos de formación captan cada vez más jugadores extranjeros de los que en ocasiones se nutre la Federación Española mediante nacionalizaciones-express. Algo así como vamos a proteger a los profesionales con cupos pero traedme todos los extranjeros que podáis jóvenes que ya nacionalizaremos nosotros a los que nos interesen.

Mucha gente habla de Ibaka pero tengo la sensación de que pocos le han visto jugar. El jugador de origen congoleño es un pívot atlético, móvil con gran capacidad para jugar por encima del aro pero aún tierno técnicamente y con escasa capacidad para crearse sus opciones de anotación. Ahora mismo su rol en la selección no pasaría de especialista para momentos puntuales. Por lo tanto, su nacionalización hay que verla como un “fichaje” de futuro y no dejar que los casi siempre falsos números de la NBA nos engañen.

Mirotic es algo distinto. Tampoco parece que esté preparado para disputar muchos minutos en la selección española. De hecho, igual ni es llamado para el próximo Europeo pero el jugador de origen montenegrino del Real Madrid reúne muchas cualidades para ser una de las referencias de la próxima década. Mirotic ocupa una posición, la de “cuatro” que empieza a agotarse en nuestro país una vez que Garbajosa parece haber jugado ya sus mejores partidos. El jugador madridista aporta versatilidad, capacidad de pase y lanzamiento y bastante deseo en el rebote, cualidades muy de agradecer en alguien tan joven. Por contra, aún tiene problemas en la toma de decisiones, sobre todo a la hora de elegir cuando debe poner el balón en el suelo. Estamos ante un grandísimo hallazgo que ha demostrado inteligencia a la hora de asumir la gran exigencia de Messina. Frente a compañeros que se resignan y achacan su mal rendimiento a la actitud de su entrenador, Mirotic hace lo más adecuado, ESCUCHAR.

Los Lakers y el caso “Ibaka”

Lunes, 26 Abril 2010

No adivinaba un camino fácil para los Lakers en su idea de repetir el título de Campeones de la NBA, pero tampoco pensaba que iban a sufrir tanto para derrotar a los Thunder.  Algo falla en el equipo de Phil Jackson y la respuesta hay que encontrarla nuevamente en esa más que evidente indolencia defensiva mostrada más veces de la cuenta en la Liga Regular. Pero no sólo es un problema de defensa, los Lakers juegan a un ritmo cansino, incapaz de hacer daño en las piernas frescas de los Thunder.

Ah, las piernas, tan importantes en este juego, piernas que empiezan a flaquear en los Fisher, Bryant y compañía que empiezan a delatar el comienzo de la decadencia de estos jugadores. Si Bryant quiere emular a su admirado Jordan debería asumir el desgaste del tiempo y empezar a desarrollar ese conocimiento del juego que, a veces apunta, pero que casi nunca emplea. Cuesta entender que un equipo con Odom, Gasol y Bynum no esté arrasando a uno de los juegos interiores más débiles de la Liga. Quizás Phil Jackson debería recordar a sus chicos que la mejor táctica es castigar las debilidades del rival y no buscar el cuerpo a cuerpo en posiciones más parejas.

Uno de los jugadores interiores de Oklahoma es Serge Ibaka. El jugador africano es más recordado en España por sus espectaculares mates que por su real aportación al juego. Su experiencia en la ACB es mínima y, aunque se le adivinaba potencial, nadie pensaba que estaría jugando 24 minutos de media en unos Play Offs de la NBA. ¿Qué ocurre entonces?. ¿Hay jugadores que no valen para la ACB y sí valen para la NBA?. Contestar que sí, sería una auténtica temeridad pero el caso Ibaka vuelve a poner de manifiesto que el nivel medio de la liga norteamericana es bastante más mediocre de lo que nos quieren vender. Digo esto la semana que se comenta que dos interesantes proyectos de jugadores españoles como Pablo Aguilar y Xavi Rabaseda andan con la idea de presentarse al Draft de la NBA. Máximo respeto a la idea de los dos chavales, o mejor dicho, de sus representantes, pero con 20 años la prioridad debe ser intentar ser mejor jugador y no estar en el mejor escaparate aunque casos como el de Ibaka, con más protagonismo en la NBA que en la ACB no avalen precisamente esa teoría.