Blogs

Archivo de la categoría ‘Jaume Ponsarnau.’

Dos valientes y varias lecciones

Lunes, 6 Mayo 2013

Los descensos (ya veremos si virtuales o no) de Lagún Aro y de La Bruixa d´Or Manresa dejan la Liga Endesa con el único interés de ver qué equipos acceden finalmente a los Play Offs y cómo se configuran los mismos. Las casualidades no existen y estos dos equipos se descolgaron desde el comienzo y aunque nuestra competición tiene varias historias de equipos que se han salvado “remando” durante muchas jornadas, la realidad es que nunca han alcanzado una línea sólida en su juego que les permitiera atisbar la orilla de la salvación algo más cerca.

Ponsarnau y Sito Alonso. Sin duda, son dos de los técnicos más interesantes de la Liga. Hablamos de dos entrenadores con cierto parecido en su ideario. No temen arriesgar con jugadores que no conozcan la competición y plantean opciones de juego rápidas, poco especulativas y que otorgan bastante espacio a la creatividad de sus jugadores. Dos personalidades sin miedo a exhibir alternativas novedosas tanto en defensa como en ataque.  Curiosamente, los dos sonaron para dirigir equipos de Euroliga el pasado verano con el aval de sus temporadas precedentes y unos meses después se han encontrado con un descenso que probablemente no afecte a su bien ganado crédito y a su reconocimiento pero que lamentablemente nadie podrá borrar de sus curriculums.

Proyectos. Me consta que Sito Alonso y Jaume Ponsarnau son, como otros muchos, entrenadores que buscan crear proyectos y no sólo obtener resultados.  En el caso de Alonso vio como, con la pretemporada en marcha, el presupuesto de Lagún Aro se vio bastante reducido y las expectativas de repetir la gran campaña anterior empezaban a verse cuestionadas. No es el primer caso de este tipo que hemos visto, clubes que vienen de realizar una gran temporada que quieren dar un pasito más pero la realidad les obliga a reducir costes, hacer demasiados cambios en la plantilla y comenzar un nuevo viaje con otro equipaje distinto al que pensaban llevar. Lagún Aro descendió en los primeros meses de competición, después el lastre de las derrotas fue demasiado para un equipo al que le ha costado encontrar pilares sólidos a los que agarrarse. Como los males no vienen solos, en San Sebastián y Manresa han compartido desgracias en modo de lesiones por lo que las dificultades para formar un grupo estable no han cesado en toda la temporada.

Los bases, siempre los bases.  Una situación como un descenso no puede reducirse a un sólo problema pero lo cierto es que los dos equipos han compartido inestabilidad en varios puestos claves. Manresa fue el patio de la casa de Javi Rodríguez, el sitio donde el base gallego ha demostrado encontrarse más a gusto. Su lesión vino a reforzar la sensación de que el equipo dependía demasiado de él. En Lagún Aro todos esperábamos que éste fuera el año de Raulzinho Neto pero el base brasileño no ha dado ese salto de calidad esperado porque probablemente ha sido uno de los jugadores que más ha acusado las derrotas del comienzo de temporada. Es cierto, sus estadísticas han mejorado y su peso en el equipo también pero tampoco podemos olvidar que la mayoría de los momentos decisivos de los partidos los jugaba Javi Salgado. Soy un reconocido fan de Salgado pero su condición de indispensable es una especie de termómetro que puede dar una pista sobre cuales han sido los problemas del equipo vasco.

Manresa y Sevilla

Mircoles, 14 Noviembre 2012

Duele ver a Assignia Manresa sin ninguna victoria después de las siete primeras jornadas de la Liga Endesa. En realidad, estábamos tan acostumbrados a la normalidad con la que habían gestionado sus milagros que hasta puede sorprender esta situación pero tarde o temprano la precariedad se acaba pagando.

Veo la plantilla del equipo catalán  y cuesta pensar que den un paso adelante sin refuerzos, cierto es que en Manresa hace tiempo que no tienen equipazos y precisamente ahí puede haber estado el error, pensar aquello de que “como todos los años lo hacemos, esta vez será igual” pero la verdad es que cuesta encontrar pilares sólidos dentro del grupo sobre los que se pueda asentar la recuperación. Cada derrota suma más ansiedad y tensión al partido siguiente a un equipo con muchos jugadores jóvenes que buscarán esa primera victoria como el primer paso de su recuperación. (more…)

Ponsarnau no será el entrenador del año

Martes, 6 Marzo 2012

Cuestionaba Pedro Martínez, entrenador de Gran Canaria, en su twitter, el método de concesión de los premios de Entrenador del Mes que otorga la Asociación de Entrenadores Española de Baloncesto (AEEB). La AEEB sólo toma en consideración el número de victorias y derrotas cosechadas por los equipos en un mes concreto de competición por lo que parece difícil que el premio se escape a alguno de los entrenadores de los equipos grandes.

Tampoco hay que volverse loco, el premio es lo que es, un reconocimiento que vale para poco más que una nota de prensa pero es paradójico que la propia Asociación de Entrenadores asuma el criterio más sencillo para juzgar a los técnicos y no mire un poco más allá. Supongo que eligiendo un método que huya del resultado pueda caerse en cierta subjetividad que hiera sensibilidades y la AEEB no quiera buscarse enemigos, pero se entiende que nadie mejor que los propios técnicos para buscar argumentos que puedan reconocer a más entrenadores que figuran en plazas más pequeñas, con menos altavoces y que no sólo luchan contra las propias dificultades deportivas de la competición sino que, en algunos casos, forman parte de clubes que pelean denodadamente por sobrevivir. Las cuantiosas cuotas que pagan (o pagaban) los técnicos de la Liga Endesa quizá daban para algo más de imaginación pero mientras tanto seguiremos manteniendo la intriga de si gana Alonso, Vettel o Hamilton aunque quizás tenga más mérito que Pedro Martínez…. de la Rosa acabe una carrera con su HRT.

Seguro que Jaume Ponsarnau, entrenador de Assignia Manresa, no decora su casa con muchos trofeos entregados por sus compañeros pero su trabajo en Manresa debe ser digno de admiración de todos ellos. Sus méritos son muchos. Empezaría hablando de la confianza que transmite a sus jugadores que les hace elevar enormemente su rendimiento. Después me detendría en su habilidad para la reconstrucción de su plantilla basada en dos aspectos fundamentales, veteranos que conocen la plaza (Assellin, Javi Rodríguez) y jugadores que buscan en Manresa su plataforma de despegue hacia proyectos mejores economicamente hablando (Downs, Doellman, San Miguel en su momento). Por último, el éxito de Ponsarnau es un premio a la valentía en su propuesta de juego y en dar la oportunidad a jugadores que parecen de vuelta o jóvenes descartadados de canteras vecinas como Cerqueira o Hernández.

Entiendo que el técnico de Manresa no estará nada preocupado por la ausencia de premios. Estamos empezando marzo y su equipo mira mucho más de cerca el Play Off que el descenso, al que casi ha despedido definitivamente. Tiene mérito, digo yo, aunque indudablemente mucho menos que ganar todos los partidos en un mes con plantillas tan limitadas como las de Barcelona Regal, Real Madrid y Baskonia.

Hambre

Lunes, 1 Marzo 2010

La crisis, la maldita crisis de la que todo el mundo habla y no para, ha cambiado la realidad de nuestro baloncesto. Las diferencias presupuestarias entre los clubes futboleros, Unicaja, Caja Laboral y el resto se han agrandado, la mayoría de los clubes equiparan la palabra proyecto con la idea de poder existiendo y muchos jugadores que se habían resignado a jugar en la liga LEB de por vida se agarran a la ACB a base de coraje, carácter competitivo y compromiso.

Pienso en Suzuki Manresa y Blancos de Rueda Valladolid, candidatos a jugar los Play Offs por el título de la ACB, repito, candidatos a jugar los Play Offs por el título de la ACB. Pienso en ellos y miro sus plantillas y hay varios denominadores comunes. Uno de ellos el escasísimo presupuesto, otro, la ausencia de jugadores de renombre y el más importante, el motor y la clave de sus éxitos, el hambre. Me fijo en Federico Van Lacke con Blancos de Rueda Valladolid frente a Asefa Estudiantes en el Teléfonica Arena y veo un jugador herido que no juega, compite (gran diferencia). Compite contra el rival y contra una realidad pasada de contratos bajos, partidos ante 500 espectadores e incierto futuro. Ante todo eso se enfrenta y con su juego dice claramente que eso no lo quiere volver a pasar, que está ante la oportunidad de su vida y que no piensa desaprovecharla. Hay mucha pasión por el juego en el escolta argentino y mucho mérito en sus actuaciones y en la labor de su equipo.

Si lo de Valladolid es meritorio, lo del Suzuki Manresa tiene el plus de repetir milagro año tras año en las últimas temporadas. Lejos de llorar y quejarse de sus escasos medios, su entrenador, Jaume Ponsarnau ha sabido rodearse de jugadores que vieran en Manresa un escalón a superar para consolidarse en la élite. Asselin, Rafa Martínez, Javi Rodríguez, todos ellos consiguieron grandes contratos después de pasar por Manresa y pronto seguirán sus pasos otros jugadores como Cusworth y Rodrigo San Miguel.

Los otros premios

Mircoles, 6 Mayo 2009

Es época de premios. Tanto en la ACB como en la NBA empiezan a concederse galardones individuales y colectivos de la temporada regular. Los últimos, el archicantado y merecidísimo MVP para Lebron James y el mejor quinteto de la ACB formado por Prigioni, Rakocevic, Navarro, Reyes y Vázquez.

Aprovechando el momento, se me ha ocurrido imaginar otros posibles galardones con sus distintos candidatos.

Premio  ”Quinteto decepción”, sería para aquellos jugadores que han tenido una participación muy por debajo de lo esperado, tanto en rendimiento como en minutos. El quinteto sería André Barret, Quinton Hosley, Bracey Wright, Jordi Trías y Fred Weis, aunque jugadores como Wideman, Chris Moss, Lubos Barton, Andrea Pecile o P.J Ramos también podrían formar parte de la lista.

Premio “Listo para un Grande”. Hablaríamos de aquellos jugadores que se han consolidado esta temporada y que forman parte de equipos de la parte medio-baja de la clasificación donde han demostrado estar más que capacitados para jugar en equipos de Euroliga. Incluiría en esta lista a Carlos Suárez, Saúl Blanco, Valters, Oleson (que seguro que dará el salto), Joel Freeland o Marko Banic.

Premio “Que no estoy acabado”. Pienso  en aquellos jugadores que han rendido a buen nivel y que venían de realizar temporadas discretas. Antonio Bueno en el Alta Gestión Fuenlabrada y Javi Rodríguez en el Ricoh Manresa serían los dos máximos aspirantes.

Premio “Teruel existe”. Nos podíamos referir con este “galardón” a aquellos jugadores y técnicos que rinden muy por encima del eco mediático que reciben. Por ejemplo me ha fascinado la temporada de Pau Ribas, diría que bastante mejor que la de Ricky Rubio, aunque con mucho menos trascendencia mediática. También ha sido excelente el trabajo de técnicos como Salva Maldonado, Luis Guill y Jaume Ponsarnau a los que creo que no se les ha valorado lo suficiente.

Premio “Fichaje del Año”. Varios candidatos para esta categoría. La vuelta de Navarro ha dado otra dimensión al Barça, así como la de Ivanovic al Tau, pero si he de quedarme con uno, creo que la contratación más decisiva para un equipo ha sido la de Clay Tucker para un Cajasol que estaba con un pie en la LEB. El jugador americano y Pedro Martínez han tenido mucho que ver en su salvación

Épico y Justo

Lunes, 23 Marzo 2009

La épica y la justicia no son siempre grandes amigas. Muchas hazañas deportivas permanecen en el anonimato por el brillo especial del triunfo. Ricoh Manresa sabe algo de eso, nunca antes, en toda la temporada había acaparado el equipo de Jaume Ponsarnau tantos elogios. La sensacional victoria conseguida en el partido frente al Regal Barcelona es un merecido homenaje al equipo de más mérito en toda la competición.

Es curioso el tratamiento mediático a este equipo, que, sorprendentemente, ha dado más titulares por sus iniacitivas para paliar su más que delicada situación económica que por su excelente rendimiento deportivo. En la jornada 27, esa donde muchos equipos aún hacen sus cálculos de cuántas victorias necesitarán para salvarse, Manresa puede soñar, con muchos argumentos para hacerlo, con jugar el play off por el título.

Mucha parte del éxito del grupo se debe, en mi opinión, al excelente trabajo de su técnico Jaume Ponsarnau, (¿cuándo ganará el premio de entrenador del mes?). Ponsarnau ha conseguido lo que todos los entrenadores persiguen, un grupo implicado y decidido donde todos los jugadores se encuentran con la confianza necesaria para expresarse al máximo. Hay muchos ejemplos que hablan de la buena labor de Ponsarnau como revitalizador de carreras a la deriva y de gran formador de jugadores emergentes. Dentro del primer grupo los ejemplos más destacados son Javi Rodríguez y Alfonso Alzamora. Dos jugadores que parecían haber dejado atrás sus mejores años y que son vitales en el proyecto manresano. Rodríguez supera al de sus mejores años en Lugo y es uno de los responsables del buen baloncesto de su equipo y Alzamora recuerda a aquel canterano del Barcelona que parecía dispuesto a comerse el mundo y superar a base de intensidad a pívots que le superaban en físico.

Si Alzamora y Rodríguez vuelven a disfrutar con el baloncesto, después de un periodo oscuro en sus trayectorias, Guillem Rubio y Rodrigo San Miguel están encontrando en Manresa el mejor medio para desarrollar sus aptitudes. Rubio ya no es solo el pívot batallador que cumplía en una tercera o cuarta rotación. Ahora es uno de los “jefes” del equipo, un jugador que, sin perder intensidad, se ha pulido y es capaz cada año de incorporar un detallito más a su juego que le hace mejor jugador. Es la versión Manresana de Felipe Reyes. Rodrigo San Miguel es otro factor diferencial de Manresa porque es uno de los pocos bases suplentes de la competición que está rindiendo de manera constante, algo tremendamente difícil y que habla de la madurez de un jugador que, a buen seguro, jugará muchos años en la mejor liga de Europa.