Blogs

Archivo de la categoría ‘Josep Franch’

Una de bases

Mircoles, 4 Febrero 2015

Uno de los aspectos que más me interesaba de esta temporada de la Liga Endesa era observar la evolución de determinados bases españoles. No es que andemos mal en esa posición pero sí es cierto que tenemos una buena cantidad de jugadores que ocupan la posición de base sobre los que apetece centrarse en su progresión y cómo se van adaptando a los diferentes estímulos que aparecen en su carrera. Jugadores de diferentes perfiles que, en algún caso, han afrontado el cambio a nuevos equipos y sobre los que pesa la sombra de la irregularidad.

El fichaje de Guillem Vives por el Valencia fue considerado un gran acierto el pasado verano y a buen seguro se seguirá viendo como tal dentro de unos años. Hasta el momento, sin embargo, Vives no ha pasado de la intrascendencia en la mayoría de los partidos y se ha visto, como suele pasar con muchos jugadores jóvenes, muy penalizado por la errática marcha del equipo. Es bastante probable que la presencia de Carles Durán en el banquillo puede tener una gran influencia para que el rendimiento de Vives mejore y pueda corroborar la extraordinaria sensación que dejó la pasada campaña. En gran parte, su recorrido como jugador dependerá de que sea capaz de mostrarse más fiable en su lanzamiento de tres puntos y de que intente explorar con más frecuencia todas las posibilidades que le ofrecen sus condiciones técnicas y físicas. Igual es una sensación mía, pero siempre que veo a Vives en el Valencia Basket pienso que juega algo contenido y pensando demasiado en no cometer errores.

El paso adelante de Jaime Fernández esta temporada está siendo más evidente. Sobre Fernández siempre ha pesado ese aire de sospecha que rodea a todos los bases anotadores. Su capacidad para anotar y la verticalidad con la que juega pueden hacer pensar que es un escolta camuflado en un cuerpo de base pero más que intentar adivinar su puesto, conviene valorar la extraordinaria personalidad y valentía que siempre muestra. En los buenos y en los malos momentos de su equipo, Movistar Estudiantes, Fernández nunca ha dejado de intentarlo. Es cierto, aún le queda mucho para averiguar todos los secretos de una posición compleja en la que tienes que atender a muchas variables, pero es muy de agradecer ese entusiasmo con el que compite y la actividad que demuestra. Para esta temporada, puede ser suficiente, pero el baloncesto profesional es muy competitivo y el año que viene necesitará seguir progresando, ser capaz de alternar ritmos, mejorar sus porcentajes de tiro y no tener tanta ansiedad para jugar como si tuviera que hacer muchas cosas en poco tiempo.

Las condiciones y talento de Vives y la actividad y personalidad de Jaime Fernández ilusionan, no provoca lo mismo la trayectoria que está tomando la carrera de Josep Franch. El jugador de Gipuzkoa Basket tiene tiempo y condiciones de sobra para impulsar su carrera al nivel que todos esperábamos cuando dio sus primeros pasos en la liga con la Penya. Nunca es buena señal haber conocido cuatro equipos de la Liga Endesa con 24 años. Franch transmite cierta frialdad jugando y no parece adaptarse al papel que cabe esperar de un base suplente con un titular tan consolidado como Jared Jordan. Es cierto, su situación no es nada fácil pero cabe esperar que un jugador tan joven pueda transmitir algo más de entusiasmo y vitalidad. No parece el suyo un problema de aptitudes sino de tener la mejor actitud posible para dar la vuelta a su rol. Al final, es un cambio completo de mentalidad donde tiene que abandonar esa imagen de joven promesa sobre la que siempre cabe pensar que hará un buen partido por una realidad algo más dura, un tipo que tiene que competir al máximo por ganar cada minuto beneficiando con esa actitud la progresión de un grupo que se intenta agarrar con todo a la máxima competición.

Parece

Lunes, 13 Octubre 2014

Sirven estas primeras jornadas de la Liga Endesa para hacerse una idea del potencial de los equipos e interpretar y adivinar cuales serán las claves que delimiten su rendimiento durante la temporada. Los partidos de pretemporada ajustan el nivel físico y  delimitan roles pero es la competición la que da una verdadera medida del nivel real de los distintos conjuntos.

Y es pronto, claro, muy pronto, no dejan de ser tiempos del “parece” pero no sería la primera vez que aspectos que se reflejan en las primeras jornadas de la temporada tienen trascendencia durante el desarrollo de la misma. Por ejemplo, Laboral Kutxa no ha sacado nada provechoso de estos dos primeros partidos, es cierto que el calendario le ha deparado duelos difíciles pero no ha sido capaz de competir decentemente ni contra el Barcelona ni contra Unicaja. Heurtel y San Emeterio continúan siendo sus jugadores-referencia algo que pone en cuarentena los movimientos en el mercado del conjunto vitoriano. Estoy convencido que hay jugadores preparados para destacar en la competición pero que sólo lo harán cuando el grupo encuentre una continuidad en el juego que lleve a conseguir victorias y tranquilidad. Entonces, los Johnson, White y Bertans podrán desarrollar su talento. El reto deberá ser encontrar esa dinámica de la manera más rápida posible para lo que ayudaría una mayor actividad e intensidad en defensa, algo de lo que ha carecido el equipo de Crespi hasta este momento.

Sensaciones parecidas a las que ofrece Laboral Kutxa transmite Baloncesto Sevilla. Muchos jugadores nuevos en la competición, un entrenador inhabilitado y una frágil defensa es lo que ha ofrecido de momento el nuevo proyecto andaluz. Poco provecho a la pretemporada ha sacado un equipo que aún anda buscando definir su rotación. Esta liga es muy puñetera y  penaliza al máximo todo el tiempo que se pierde en construir un grupo sólido. En Sevilla andan buscando y buscando, no parece que por paciencia sino por dudas (en su último partido 10 jugadores juegan entre 10 y 25 minutos). De este entorno dubitativo tampoco parece librarse, Porzingins, uno de los jugadores con mayor potencial  de la Liga Endesa.

Seguro que las expectativas de Gipuzkoa Basket no eran tan altas como las de Baskonia o Sevilla. Su derrota contra el Real Madrid significó, sin embargo, cierta evolución del equipo respecto a mostrado la primera jornada contra Estudiantes. Los motivos de preocupación en San Sebastián vienen por el rendimiento de sus bases y del  jugador que habían pensado que fuera su referencia anotadora en posiciones exteriores, Taquan Dean. Los bases Jared Jordan y Josep Franch deberán dar un paso adelante. Jordan es un buen pasador y director pero la configuración del equipo le obligan a tener algo más de protagonismo en la anotación, algo difícil teniendo en cuenta que nunca ha sido un gran lanzador de larga distancia y que las bandejas en la ACB tienen algo más de dificultad que en la Liga alemana. Josep Franch está ante una nueva oportunidad en una carrera que acoge demasiados equipos para su juventud, mala cosa, sin duda.