Blogs

Archivo de la categoría ‘Liga Endesa 14/15’

Lo que dejan las “Semis”

Domingo, 14 Junio 2015

Real Madrid y Barcelona disputarán nuevamente la Final de la Liga Endesa. No se puede calificar de sencillo el camino de ambos equipos que, probablemente, esperaban unas series más tranquilas después del primer partido. Digno de agradecer y muy beneficioso para la competición el espíritu competitivo de Valencia Basket y Unicaja de Málaga. Dos equipos bien dirigidos, con buena mentalidad y que han hecho dudar a dos de las mejores plantillas del continente. En resumen, unas semifinales muy interesantes, que dejan varios aspectos a destacar y que lejos de aclarar quién será el gran favorito en la final nos han mostrado ciertas costuras en el momento de forma de los dos grandes dominadores de nuestro baloncesto.

- “Tiempo de Llull”.  En pleno tiempo de rumores que sitúan al jugador balear en la NBA la próxima temporada, la serie frente a Valencia Basket nos ha vuelto a mostrar el excelente nivel actual de Sergi Llull. A su habitual confianza, Llull está sumando una mayor madurez para interpretar el transcurrir de los partidos. Nunca  la confianza máxima que siempre ha mostrado Pablo Laso en él ha tenido mejor respuesta que en estos momentos.

- Y de ¿su relevo? Jayson Granger tampoco es ajeno a los rumores sobre su futuro. El último indica que aterrizará precisamente en el Real Madrid. El uruguayo ha sido el termómetro de Unicaja en la semifinal. Sólo cuando elevó su rendimiento su equipo fue capaz de competir contra el Barcelona. Su agotamiento en el quinto partido ha resultado decisivo para que los andaluces fueran a remolque en los últimos minutos.  Sin duda, Granger está más que preparado para cualquier reto que se le presente. Por físico, edad y personalidad es un jugador preparado para dirigir cualquier equipo en Europa. Para dar un paso más debe recuperar sus prestaciones en defensa (puede hacer mucho más) y  pensar en tomar algún tiro de menos.

- El paso adelante de Vives. Dentro del  buen tono general de Valencia Basket, personalmente he disfrutado con las prestaciones de Guillem Vives, muy superiores a las que ha mostrado en la temporada. Su paso adelante viene determinado por un mayor nivel de atrevimiento. Vives ha sido un símbolo de la mentalidad de Valencia, lejos de venirse abajo por las dificultades, el grupo se ha empeñado en responder con rebeldía. Quién sabe si la actuación de Vives le ha abierto las puertas de la selección pero lo que está claro es que estamos ante un jugador especial, muy necesario para la continuidad en la élite de nuestra selección.

- Thomas y los aleros del Barça. Deshaun Thomas es un fichaje extraordinario del Barcelona. Un americano joven, comprometido y que aporta en el trazo fino y en el grueso. Dentro de los exteriores del club catalán es probablemente el jugador más fiable en estos momentos. A punto de concluir la temporada, aun no están claros los roles en las posiciones exteriores del Barcelona. Significativo que un equipo con Navarro, Oleson, Thomas, Abrines, Hezonja y Jackson (éste en la grada) juegue los momentos decisivos con sus dos bases en pista (no me vale lo de adaptarse al rival).

- Suárez y Vázquez. Inevitable comentar en “clave selección” la aportación de estos dos jugadores. El quinto partido desluce la gran serie de Carlos Suárez. En gran estado físico, su omnipresencia en defensa y rebote fue decisiva en los triunfos andaluces. No entiendo que no se le considere como un candidato para el equipo nacional. Tampoco parece que volverá a jugar con España, Fran Vázquez. Con Ibaka y Mirotic “elegibles”, Vázquez ayudaría a inclinar (aún más ) la decisión por el jugador de origen montenegrino. Pero si ni siquiera con Scariolo, uno de los técnicos que más rendimiento le ha sacado, se plantea su presencia es que el tema “Vázquez” está totalmente finiquitado.

Bajo Sospecha

Mircoles, 4 Marzo 2015

No, no voy a escribir sobre la fantástica serie de Antena 3 (apuesto porque es la madre o la abuela) sino de aquellos jugadores que por uno u otro motivo, no acaban de responder a lo que se esperaba de ellos.  Jóvenes promesas, proyectos NBA en algún caso, que no acaban de encontrar un rol importante en sus equipos.

Hablo por ejemplo de Ilimane Diop, el canterano de Baskonia que tuvo una aparición destacada la anterior temporada. Su caso recordaba al de otros jóvenes formados por el club vasco. Avalado por su envergadura y movilidad, Diop obliga a pensar que estamos ante un jugador con un futuro prometedor que, sin embargo, parece que no está evolucionando adecuadamente a tenor del poco protagonismo que está teniendo en su equipo. Camino de los 20 años, tiene margen más que de sobra para revertir la situación ya que  es habitual que los jugadores grandes tarden más tiempo en consolidarse en el alto rendimiento, pero para ello deberá hacer gala de una estabilidad emocional importante y ser lo suficientemente constante para exprimirse en el día a día buscando estar preparado para cuando lleguen las oportunidades. La dinámica de Laboral Kutxa Baskonia está mejorando desde la llegada de Ibón Navarro y seguramente ese será un factor importante para que el internacional español en categorías inferiores logre una mayor continuidad. En sus manos está.

Desquiciado, esta es la sensación que me transmite Salah Mejri en los minutos, pocos, en los que está en pista. Conocedor de que está cuestionado y penalizado en su ánimo por haber perdido su espacio en el equipo en beneficio de Slaughter, Mejri juega pasado de vueltas y muy poco concentrado (no hay decisión arbitral que no discuta). Aquello de quién mucho abarca poco cubre viene como anillo al dedo para explicar la manera de desenvolverse en la pista del tunecino. Es momento de que Mejri haga una pausa, encuentre algo más de complicidad en el cuerpo técnico y se centre en ser constante en los aspectos del juego en los que el equipo más le necesita, intimidación, juego por encima del aro y velocidad en las continuaciones a canasta después de bloqueo. A veces, “menos es más” y a Mejri le puede ayudar esta receta.

Desconozco si eran ciertos los rumores que apuntaban a que el Barcelona estaba buscando un sustituto a Tibor Pleiss. Asumo que es un jugador de un perfil parecido a Tomic y puede que el equipo dirigido por Xavi Pascual precise de alguien más atlético en esa posición pero el rendimiento de Pleiss en la Liga Endesa el curso pasado da de sobra para no tirar la toalla  tan pronto. Algo parecido ha debido pensar Xavi Pascual que ha reforzado el papel de Pleiss en los dos partidos posteriores a la Copa en un mensaje de confianza después de que ese partido dejase algo señalado al ex jugador de Baskonia. No es fácil el reto para Pleiss, el titular en su puesto, Ante Tomic es un jugador de referencia para el equipo y de máxima confianza para su entrenador. Además, el jugador croata tiene mecanismos en su juego muy asentados con sus compañeros y más experiencia en partidos de alta trascendencia. Pleiss está obligado a que las rotaciones de Tomic se noten lo menos posible y muchas veces sus prestaciones “diesel” no le permiten tener impacto de manera inmediata y el ritmo de los partidos se lo lleva por delante. No sería el primer jugador que, con Xavi Pascual, tarda en entrar en dinámica pero acaba siendo decisivo, será muy interesante observar si con el alemán acaba sucediendo lo mismo.

La crisis y los jugones

Jueves, 8 Enero 2015

Las reuniones o encuentros familiares en épocas navideñas dan para encontrarse con personas que recurren a anécdotas o comentarios sobre baloncesto como manera de “romper el hielo” e intentar hacer el rato más ameno. En una de éstas, un conocido me llamó la atención con lo que añoraba aquellos partidos donde un jugador anotaba muchos puntos y me argumentaba lo barato que es ser uno de los máximos anotadores de la Liga Endesa ahora mismo. La verdad es que en ese momento desconocía los datos estadísticos que apoyaban su argumento pero es cierto que los registros de los máximos anotadores actuales no tienen mucho que ver con los de hace unos años.

Son muchos factores los que pueden explicar este hecho. El primero de ellos es la evolución del scouting, también tiene su peso las mayores rotaciones que se emplean (¡sólo 4 jugadores de la liga promedian más de 30 minutos por partido¡), pero el factor que más me ocupa es de qué manera se está respondiendo ante la evolución defensiva que manifiesta la competición año tras año. La mejora física de los jugadores y la necesidad de exprimir al máximo las dimensiones de la pista mediante una correcta ocupación de los espacios obligan a planteamientos que privilegien el buen uso del pase pero no es menos cierto que en nuestra competición empieza a escasear el típico jugón capaz de crearse sus propias opciones de anotar.

Probablemente, la ausencia de la figura del anotador, de ese “chuponcete” que se juega los partidos a cara o cruz o de ese habitual de la línea de tiros libres  es uno de los principales reflejos en la pista de la delicada situación económica que ha asolado y asola a muchos de los equipos de la competición. Unos años atrás, casi todos los equipos contaban con un jugador exterior del perfil señalado que en estos días ha dado paso a tipos más versátiles, más atléticos pero también menos creativos y con menos capacidad para generar adeptos entre espectadores y aficionados.

El proceso que hemos vivido es lógico porque los puntos se pagan y mucho (no tanto como los centímetros pero eso da para otro debate…) pero como toda evolución tiene su lado algo más perverso y es que dejemos de valorar la figura del “jugón”, la miremos con aire de sospecha o dejemos de formarla o potenciarla en categorías inferiores. La Liga Endesa es una competición de equipos más que de jugadores, a diferencia de lo que sucedía en la década de los 80 y los 90 donde rápidamente identificabas a cada club con su jugador-referencia. Asumiendo esta evolución como irreversible y no necesariamente perjudicial no viene de más reflejar la añoranza de un determinado perfil de jugador que se está perdiendo y que tan bien vendría a nuestra competición. Y claro que no tendrá la culpa de esto el bueno de Andy Panko, que es el máximo anotador de la Liga, con sus 37 años a cuestas…

Los Otros

Martes, 30 Diciembre 2014

Conviene no reducir la Liga Endesa a las andanzas de los equipos de la Euroliga. Escribo esto como una pequeña autocrítica repasando que hace mucho tiempo que no dedico unas líneas a alguno de los equipos que están contribuyendo a una edición bastante interesante de nuestra competición, donde, a diferencia de cursos anteriores, pronosticar tiene un componente de riesgo bastante elevado.

En su momento ya mencioné lo meritorio de la propuesta del FIATC Joventut pero el equipo de Badalona sigue mereciendo todos los elogios posibles. Maldonado ha construido un equipo sin apenas jugadores de “entre tiempo”. Sus veteranos han encontrado en Badalona el mejor escenario posible para exigir un poco más a sus cuerpos y los jóvenes crecen arropados por tipos de sobrada profesionalidad que no dudarán en enseñarles el camino correcto al mínimo despiste que tengan. La manera de jugar de la Penya engancha por desenfadada y dinámica, esperemos que el vértigo que les puede dar cuando miren la clasificación no afecte al equipo.

Si el Joventut tiene bastante amarrada su presencia en la Copa del Rey algo parecido pueden decir en Bilbao, donde Sito Alonso no ha tardado mucho en consolidar una dinámica positiva. Nuevamente, como en Badalona, son algunos veteranos como Mumbrú, Hervelle y Raúl López los que aportan una dosis de estabilidad importante complementados por jóvenes prometedores como Marko y Dejan Todorovic. Merece destacarse el rendimiento que está mostrando Quino Colom, probablemente en su mejor etapa como jugador ACB.

Si la lucha por entrar en la Copa promete emociones fuertes (Valencia y Baskonia tienen muy poco margen de error), la competición paralela de todos los años por evitar el “descenso” tiene la novedad de que no hay ningún equipo que se descuelgue de manera prematura. A priori, La Bruixa D´Or Manresa parecía el equipo menos sólido pero los catalanes están progresando y cuentan con el aval de ser dirigidos por Pedro Martínez. Los manresanos compiten contra cualquier rival cuando juegan como locales y da la sensación de que seguirán sumando victorias en el Nou Congost, la duda es si el equipo también tiene interiorizada esa sensación y eso les hace ser más débiles e inconsistentes cuando juegan fuera de casa. Ahí tienen su asignatura pendiente, en cualquier caso merece destacarse la gallardía con la que se agarra a la competición un club con medios tan limitados.

Tampoco Movistar Estudiantes sabe lo que es ganar fuera de casa y eso que ha estado cerca de lograrlo en varias ocasiones. Su clasificación está por debajo de lo que transmite un equipo que, si se confirma la continuidad de Slokar, cuenta con una plantilla amplia y  capacitada como para que podamos pensar que progresarán con el paso de las jornadas.

Sorprende que cierre la clasificación Baloncesto Sevilla pero en realidad es un hecho que confirma la tendencia y dinámica de las últimas semanas donde es el equipo de los de “abajo” que peor está compitiendo. La defensa del conjunto sevillano está lejos del nivel necesario en la ACB y  se echan en falta referentes que proporcionen estabilidad en este tipo de situaciones.  Antes hemos mencionado el caso de Joventut y Bilbao donde los jóvenes crecen protegidos por las victorias que se logran en gran parte gracias a la aportación de veteranos conocedores de la Liga. En Sevilla, no existe este perfil de jugador y cuentan con muchos jugadores que no conocen la competición o que han desarrollado roles secundarios, sólo Berni Rodríguez podría ayudar en este sentido pero la dinámica del equipo también se lo ha “tragado”. Huele a cambios en Sevilla, veremos cuándo y cuántos, teniendo en cuenta que el primero que debe afectar al equipo es el de actitud. Andorra, Estudiantes, Manresa, Fuenlabada y Gipuzkoa Basket parecen tener más claro a lo que se enfrentan, es hora de que en Sevilla se olviden, por lo menos este año, de los sueños de grandeza, están de lleno metidos en el barro, es hora de tirar a la basura los trajes de gala.

Parece

Lunes, 13 Octubre 2014

Sirven estas primeras jornadas de la Liga Endesa para hacerse una idea del potencial de los equipos e interpretar y adivinar cuales serán las claves que delimiten su rendimiento durante la temporada. Los partidos de pretemporada ajustan el nivel físico y  delimitan roles pero es la competición la que da una verdadera medida del nivel real de los distintos conjuntos.

Y es pronto, claro, muy pronto, no dejan de ser tiempos del “parece” pero no sería la primera vez que aspectos que se reflejan en las primeras jornadas de la temporada tienen trascendencia durante el desarrollo de la misma. Por ejemplo, Laboral Kutxa no ha sacado nada provechoso de estos dos primeros partidos, es cierto que el calendario le ha deparado duelos difíciles pero no ha sido capaz de competir decentemente ni contra el Barcelona ni contra Unicaja. Heurtel y San Emeterio continúan siendo sus jugadores-referencia algo que pone en cuarentena los movimientos en el mercado del conjunto vitoriano. Estoy convencido que hay jugadores preparados para destacar en la competición pero que sólo lo harán cuando el grupo encuentre una continuidad en el juego que lleve a conseguir victorias y tranquilidad. Entonces, los Johnson, White y Bertans podrán desarrollar su talento. El reto deberá ser encontrar esa dinámica de la manera más rápida posible para lo que ayudaría una mayor actividad e intensidad en defensa, algo de lo que ha carecido el equipo de Crespi hasta este momento.

Sensaciones parecidas a las que ofrece Laboral Kutxa transmite Baloncesto Sevilla. Muchos jugadores nuevos en la competición, un entrenador inhabilitado y una frágil defensa es lo que ha ofrecido de momento el nuevo proyecto andaluz. Poco provecho a la pretemporada ha sacado un equipo que aún anda buscando definir su rotación. Esta liga es muy puñetera y  penaliza al máximo todo el tiempo que se pierde en construir un grupo sólido. En Sevilla andan buscando y buscando, no parece que por paciencia sino por dudas (en su último partido 10 jugadores juegan entre 10 y 25 minutos). De este entorno dubitativo tampoco parece librarse, Porzingins, uno de los jugadores con mayor potencial  de la Liga Endesa.

Seguro que las expectativas de Gipuzkoa Basket no eran tan altas como las de Baskonia o Sevilla. Su derrota contra el Real Madrid significó, sin embargo, cierta evolución del equipo respecto a mostrado la primera jornada contra Estudiantes. Los motivos de preocupación en San Sebastián vienen por el rendimiento de sus bases y del  jugador que habían pensado que fuera su referencia anotadora en posiciones exteriores, Taquan Dean. Los bases Jared Jordan y Josep Franch deberán dar un paso adelante. Jordan es un buen pasador y director pero la configuración del equipo le obligan a tener algo más de protagonismo en la anotación, algo difícil teniendo en cuenta que nunca ha sido un gran lanzador de larga distancia y que las bandejas en la ACB tienen algo más de dificultad que en la Liga alemana. Josep Franch está ante una nueva oportunidad en una carrera que acoge demasiados equipos para su juventud, mala cosa, sin duda.