Blogs

Archivo de la categoría ‘Montepaschi Siena’

Creer y Dudar

Viernes, 6 Mayo 2011

Comienza la Final Four de Barcelona. La más abierta de los últimos años, con el Real Madrid como único representante español, con el reto de volver a conquistar una competición que hace mucho tiempo que se le resiste. Realizar cualquier pronóstico sobre el ciclotímico equipo madrileño es un riesgo considerable si nos atenemos por las múltiples personalidades mostradas por el grupo durante toda la temporada.

¿Por qué creer ?

- Hambre. Se supone que el equipo saldrá a morir en la pista. Es el único equipo de los cuatro que ni siquiera es el mejor conjunto de su  país. Ha logrado la clasificación de manera muy meritoria y se enfrenta a rivales, probablemente algo más sólidos, pero sin duda alcanzables a un partido, eso es lo que debe pensar.

- Recursos. El juego interior formado por Tomic, Fischer, Reyes, Mirotic y Begic debe ser el eje sobre el que gire el juego madrileño, desde las ventajas que se generen dentro pueden producirse lanzamientos exteriores más librados. El peor Real Madrid es el que apenas circula el balón, se olvida de jugar dentro e ignora que también se puede jugar en velocidad.

- Sin presión. La sensación general es que todavía no es el momento del Real Madrid, que esta Final Four es el primer paso de un proyecto que se supone crecerá en los próximos años por la juventud de muchos de sus jugadores. Esta situación, bien conducida, puede ser de mucha utilidad para q el equipo juegue liberado y sea capaz de ofrecer su mejor nivel en este tipo de partidos.

- ¿Por qué dudar?

- Irregularidad. Si el Real Madrid quiere ser campeón de Europa tendrá que realizar de manera consecutiva dos de sus mejores partidos del año. Hablamos de un equipo al que le cuesta mantener el nivel durante 10 minutos seguidos, acostumbrado a decidir la suerte de sus encuentros por pajarones monumentales o derroches baloncestísticos en un cuarto. La Euroliga solo se ganará si esto cambia radicalmente y el equipo se muestra más sólido en ambos lados del campo.

- Defensa, el uno y el cinco. La estructura defensiva del Real Madrid se ve penalizada por los problemas defensivos en las posiciones de base y pívot. Prigioni se ha sentido más cómodo defendiendo escoltas que bases y Sergio Rodríguez, aunque mejora, no es lo soficientemente sólido. En los pívots,  Tomic sufre mucho y Fischer es un gran taponador pero no un buen defensor, tiene tendencia a utiliza mal las piernas y conceder demasiadas ventajas a los atacantes.

- La estrella. El Panathinaikos tiene a Diamantidis, Siena a McCalebb y Macabi a Pargo y el Real Madrid?. Durante todo el año he hablado sobre la necesidad que tiene el grupo de encontrar una referencia exterior de primer nivel que con su presencia descargue de presión a jugadores como Llull. En ausencia de ese jugador de primerísimo nivel, jugadores notables como LLull, Tucker o Suárez deben estar a un nivel altísimo para que el Real Madrid pueda competir de igual a igual con sus rivales.

Apuntes de los Cuartos de la Euroliga

Viernes, 1 Abril 2011

- ¿Y ahora?. Eliminado el Regal Barcelona, ¿quién es el favorito?. La lógica indica a pensar que los seis títulos del maestro Obradovic dan ventaja a su Panathinaikos pero la verdad es que Maccabi y Montepaschi han impresionado en sus Series. El ganador del Real Madrid-Power Electronics acudirá a la cita sin la presión que supone ser habituales víctimas del Barça y con todo a ganar.

- El Barça. Su derrota es un palo muy duro porque es la mejor plantilla del continente. Hay que dar mucho mérito a Panathinaikos pero no hay que  esconder que en esta serie se han hecho más evidentes en el equipo catalán algunos problemas que hasta ahora solo se esbozaban, principalmente la falta de regularidad de su juego interior y las dudas en la dirección de Ricky Rubio.

- ¿Creus Time?. Se avecina un verano interesante en el equipo catalán. El futuro de jugadores como Rubio, Vázquez, Mickeal, N´Dong, Grimau y Lakovic permanece en el aire. Los precedentes deben tranquilizar a los seguidores azulgranas, estoy convencido de que Creus ya tiene pensadas alternativas en caso de producirse definitivamente las bajas.

- Jugar para ganar o para no perder. Molin tiene la decisión en sus manos. Tomic es el máximo anotador del Real Madrid en su Serie contra Power Electronics Valencia, Fischer es una referencia defensiva que hace que los jugadores valencianos se lo piensen dos veces cuando ven camino hacia el aro. Los dos pueden alternarse pero es difícil que acaben juntos los partidos.

- Suárez y Mirotic, ¿añorando a Messina? Carlos Suárez y Nikola Mirotic eran la mejor noticia del Real Madrid hasta hace dos semanas. Los cuartos de Final de la Euroliga están poniendo a prueba su momento de forma y la verdadera confianza de Molin en ellos. Suárez se está limitando a jugar lejos del aro, quizás porque no es una opción principal dentro del juego ofensivo que castigue a sus defensores en el poste bajo (error). La importancia de Mirotic va decreciendo cada partido, suele ocurrir con los jugadores jóvenes a los que siempre ponemos en duda cuando el sol más calienta.

- ¿Quién es Richardson?. Cuando todos hablábamos de la ausencia de Claver, ninguno reparábamos en que en su lugar jugaría Jeremy Richardson. El alero americano está superando las expectativas y distinguiéndose por anotar lanzamientos en momentos muy significados de los partidos. Quizás no fuimos nosotros solos los que subestimamos su posible actuación, da la sensación de que no ocupa un lugar determinante en la preparación defensiva de los partidos del Real Madrid.

- Caja Laboral. Cuando ser fiel a un estilo te mata. La actual situación física y emocional del Caja Laboral no le permitía ganar al Macabbi jugando como lo ha hecho. Ivanovic ha sido fiel a su idea de juego veloz e intenso pero en ese terreno nadie se mueve mejor en Europa que el Macabbi actual. Quizás era el momento de apostar por un juego de más control que no desgastara tanto a la corta plantilla vitoriana y que no diera tanto ritmo a los israelitas. Aún así, soy de los que piensa que poco más se le puede exigir al Caja Laboral que defenderá con orgullo su título de campeón de la ACB.

- Maravilloso Siena. Cualquier valoración de los Cuartos de Final debe mencionar en un lugar privilegiado la espectacular victoria de Montepaschi Siena frente a Olympiakos. Su trágica derrota del primer partido despertó en los italianos los valores que hacen grande a cualquier equipo, carácter, solidaridad, ambición y competitividad. Olympiakos no ha tenido ninguna opción de victoria en los tres últimos partidos. Lo que viene ahora ya lo conocemos en el equipo griego, cambio de entrenador y fichajes millonarios. Un nuevo proyecto que empezará en desventaja.

¿Quién no quiere Play Offs?

Viernes, 25 Marzo 2011

Maravillosos ‘play off’ de cuartos de final de la Euroliga, todas las eliminatorias igualadas y de difícil pronóstico y el famoso tercer partido más decisivo que nunca. Sorprende que otras competiciones se planteen quitar este formato o lo hayan reducido en los últimos tiempos, claramente los cruces donde cada derrota tiene su penalización es el modelo dónde mejor se expresa la emoción de este deporte y en los que más se pone a prueba el valor, la determinación, la calidad y el carácter competitivo de jugadores y equipos.

El precio de recuperar a Tucker. No se puede acusar a Lele Molin de falta de personalidad, Clay Tucker es un jugador señalado por afición y prensa pero el técnico italiano le otorga protagonismo y minutos en los momentos decisivos.  En la derrota del segundo encuentro Tucker jugó todo el último cuarto y dejó en el banquillo a Carlos Suárez, probablemente, con la baja de Claver el mayor factor diferencial entre ambos equipos. Si a eso unimos el desgaste físico de Prigioni, que llegó con las pilas agotadas a los últimos minutos y la brillantez en el planteamiento de Power Electronics no es difícil entender que la eliminatoria esté ahora igualada. Creo que el Real Madrid tiene mayores recursos pero mentalmente no parece un equipo muy sólido y eso puede ser decisivo ante el equipo valenciano  que aprobó con nota su asignatura pendiente, el carácter.

Al ataque. Caja Laboral y Maccabi están disputando la serie más atractiva en cuanto a juego ofensivo. Los dos partidos han tenido momentos brillantes de juego en velocidad y el equipo israelí ha demostrado que es un firme aspirante al título. La serie está reivindicando una vez más a Fernando San Emeterio, sin duda, el verdadero líder de un Baskonia que luchará por llevar la eliminatoria hasta el quinto partido porque este era el cruce donde a priori podía resultar más perjudicial dejarse uno de los dos primeros partidos en casa.

El Viejo Zeljko y Diamantidis. Reconozco que para mí ha sido una sorpresa el rendimiento de Panathinaikos en los dos primeros partidos. La sensación que viene dando el equipo griego en los últimos años es la de una lenta desaceleración en sus prestaciones que lo alejan de los mejores equipos del continente. Lo cierto es que Obradovic ha sabido recuperar el carácter competitivo de jugadores como Diamantidis y Batiste. Sigo pensando que el Regal Barcelona jugará la Final Four porque la amplitud de su plantilla no tiene comparación en Europa pero hay que resaltar un hecho que no se había producido en estas dos últimas temporadas, el Regal Barcelona ha perdido un partido que dominaba con claridad en el tercer cuarto. El equipo de Pascual siempre se ha destacado por no dar opciones de remontada y mostrarse contundente con el marcador a favor. De momento, deberá evitar entrar en el lento ritmo de los griegos e imponer su velocidad para marcar las diferencias que esperamos.

Lo mejor y peor hasta el momento de estos cuartos de final lo ha he hecho el Montepaschi de Siena. Su ridículo del primer partido dejaba en mal lugar al equipo y a la competición. Su brillante reacción basada en una extraordinaria defensa y en el equilibrio entre el juego interior y exterior han conseguido dar un vuelco real y  mental a la serie. Brillantes los italianos, brillante Euroliga, benditos Play Offs

¿Qué hay en Europa aparte de los nuestros?

Viernes, 5 Febrero 2010

Eso  me preguntaba el otro día un amigo y de ahí nacen estas líneas como reflexión. En realidad era una pregunta cargada de justificada satisfacción viendo el poderío de nuestro baloncesto de clubes y de selecciones, y realizada desde el que se sabe dueño y seguidor del mejor producto.

Es evidente que realizar una valoración general del estado general del baloncesto en Europa es realmente complicado por lo que parece más riguroso que comentemos esos detalles más significativos de lo que nos está ofreciendo el baloncesto continental.

Baloncesto serbio. Renacer con matices. Si hay un equipo que merece destacarse a estas alturas de la temporada es el Partizan de Belgrado. Especialista en reinvenciones constantes y eterna fábrica de talentos. Su entrenador no tardará en dar el salto a algún equipo con mayor presupuesto. La selección Serbia ya destacó en el pasado europeo dejándonos una perfecta radiografía del estado del baloncesto en el país balcánico donde cada vez tenemos más y más jugadores de nivel medio-alto pero dónde se echan muchísimo de menos las primerísimas figuras de décadas pasadas.

Money, money. Cuesta llamar al Pabellón del Macabbi el Nokia Arena, te hace recordar con nostalgia “La Mano de Elías”. Pero es lo que hay. Los clubes están tiesos y hay que buscar recursos de dónde sea. Cuesta encontrar proyectos distintos a los de Olympiakos, Macabbi, Barça, Real Madrid, Panathinaikos, Caja Laboral y CSKA de Moscú ( y éste lo digo con dudas) que puedan ser candidatos a ser el mejor equipo del continente en alguno de los próximos diez años. Las diferencias entre este grupo y el resto tienden a hacerse más grandes.

Siena. Isla en el desierto. Es muy meritorio el proyecto de Montepaschi Siena de los últimos años pero no deja de ser testimonial en el decaidillo baloncesto italiano. La ausencia de la selección en las últimas grandes citas, el poco compromiso de sus jugadores en la NBA con su país y la huída de los grandes patrocinadores no hacen pensar en un renacer inmediato del baloncesto transalpino.

Turquía. Ejemplo de mala gestión. Mejor pintan las cosas para la selección turca que para el baloncesto de clubes otomano. La liga turca está siendo el primer paso de muchos jóvenes jugadores americanos que aprovechan las débiles defensas de la competición para deslumbrar con sus números y buscar mejores contratos. El Efes Pinsel de esta temporada es un ejemplo muy representativo de los problemas de gestión en Turquía. Una gran plantilla, con más de 12 jugadores, que deja en la grada a jugadores con contratos millonarios que acabarán por quizás ganar la liga turca, con suerte jugando los Cuartos de Final de la Euroliga y cambiando a más de la mitad de sus cromos la próxima temporada. Ningún jugador de prestigio ha hecho una carrera sólida en el efervescente baloncesto turco.

Lo que viene. Vendrán buenos jugadores de países con poca tradición como Suecia y Polonia, hay varios proyectos de figurones en Lituania y grandísimos atletas en Francia que no tendrán salida en ningún club de su país por la curiosa debilidad económica del baloncesto francés. Vendrán unas nuevas reglas (alejamiento línea tres puntos) que tendrán menos impacto del que se supone, aunque tengo la esperanza de que otorgue un mayor espacio y por tanto protagonismo a los pívots. Vendrán muchos de los que se fueron a Estados Unidos y tardarán en irse algo más aquellos jugadores jóvenes, cada vez menos sensibles a dejarse omnubilar por el brillo de la NBA.