Blogs

Archivo de la categoría ‘olympiakos’

Vencer a la memoria

Mircoles, 13 Mayo 2015

Me cuesta encontrar un favorito para la Final Four de la Euroliga. Más allá del tópico de que, una vez llegados aquí, cualquier equipo puede ser campeón, es difícil concentrar en un equipo más factores que puedan hacernos pensar que parte con más opciones que el resto. Y claro, yo también pienso como la mayoría que, a priori, en las semifinales tanto Real Madrid como  CSKA Moscú parecen mejores que sus rivales pero entonces recuerdo que el presupuesto del Fenerbahce supera por bastante al de los blancos y que los entrena un tipo que sabe un poquito de qué va este tema y que  Olympiacos tiene un alma de superviviente que se adapta perfectamente a los partidos del “todo o nada”.

Me rindo entonces en la tarea de escoger favorito y prefiero centrarme en aquellos factores que pueden resultar decisivos para resolver la incógnita de quién será el campeón de Europa en el año 2015. Pienso en el Real Madrid y me provoca mucha curiosidad saber cómo lidia con el hecho de ser el equipo local. Merece Pablo Laso culminar su obra con un título que se le resiste. Las opciones del Real Madrid pasarán por ser sólidos en defensa, encontrar al menos un aliado en el juego interior (Ayón parece en buen momento) y, por encima de todo, evitar que la ansiedad y la presión lleven al equipo a esos momentos en los que se utilizan demasiados botes, el balón apenas circula y  se abusa del lanzamiento exterior.

Esta competición está llena de historias de héroes que han resultado decisivos para decantar el título para sus equipos pero el Real Madrid menos brillante de la temporada es el que ha olvidado las bondades del juego colectivo y ha intentado ganar los partidos a través, exclusivamente, de la capacidad en el juego “uno contra uno” de sus jugadores exteriores más importantes. El cuarteto Llull, Rodríguez, Rudy y Reyes es diferencial en el Real Madrid. Desde su talento se ha creado un equipo impresionante que roza la excelencia cuando logra implicar a más jugadores en una dinámica positiva, por eso creo que las posibilidades de título pasan porque jugadores como Ayón, Carroll o Nocioni ofrezcan minutos de calidad y superen esa irregularidad que parece acompañarles este curso.

La semifinal frente a Fenerbahce presenta retos difíciles para Laso y su grupo. Los turcos juegan numerosísimas situaciones de “pick and roll” que medirán al Real Madrid desde los primeros minutos. Queda pendiente ver el plan de partido de Obradovic y si se atreve a retar a los locales jugando “a ritmo” o si opta por arriesgar menos y jugar con la ansiedad que puede suponer a los blancos ver que no anotan con fluidez y no pueden encontrar canastas en transición. El Real Madrid tiene ventaja en la posición de base y los turcos tienen más talento en jugadores como Goudelock, Vesely, Bogdanovic, Preldzic o Bjelica.  No cabe duda del potencial del Fenerbahce pero el Real Madrid se impondrá si domina el rebote (ojo con esto que es el termómetro del Real Madrid esta temporada) y si exprime al máximo esos minutos que tienen los turcos en todos los partidos donde sus jugadores parecen desconectar y hacer la guerra cada uno por su lado.

¿Por fin, Teodosic?.  Personalmente, uno de los alicientes que presenta esta Final Four es observar si Milos Teodosic culmina la que puede haber sido la mejor temporada de su carrera. El base serbio es un talento impresionante pero ha pegado algún petardazo que otro en este tipo de citas. El CSKA comparte con el Real Madrid un par de detalles. Como los blancos, también luchará contra su historia reciente y también, en sus peores momentos, echa en falta mayor aportación anotadora de sus jugadores interiores, aun así, ningún equipo en Europa ha jugado mejor baloncesto hasta ahora del que han exhibido los rusos en varios de sus partidos de esta edición de la  Euroliga .

Crónica del ocaso

Viernes, 24 Abril 2015

Me tiene ganado el corazón de Olympiacos. El conjunto griego ha incluido en su ADN una asombrosa capacidad para agarrarse a los partidos, vivir al límite y saber manejarse como nadie en los momentos decisivos. Cuando los demás tiemblan y dudan, más certeros se muestran los Spanoulis, Printezis, Mantzaris y compañía. Desgraciadamente, su última víctima ha sido el Barcelona, que no tendrá la oportunidad de jugar una Final Four, uno de los objetivos de una temporada que sólo tiene la Liga Endesa como única tabla de salvación después de no haber podido conseguir ni la Súpercopa, ni la Copa.

La serie contra Olympiacos ha exhibido todas las carencias del conjunto catalán. La plantilla es magnífica, sin duda, pero su propio exceso ha generado situaciones complejas que han dado la sensación de ser más un freno que un impulso. Además, mentalmente, el grupo no ha demostrado ser lo suficientemente sólido para afrontar esos momentos de los partidos donde no se juega sino que se compite.

- El base, los bases. El base del Barcelona campeón de Liga era Marcelinho Huertas, los bases del Barcelona actual son Satoransky y el propio Huertas. A priori, el combo actual supera la pareja que hacía el brasileño con Víctor Sada. Satoransky es un fichaje magnífico por su margen de progresión y su impacto en defensa y rebote pero ese último minuto del cuarto partido quizás hubiera sido otra cosa con el mejor Marcelinho en pista. La realidad es que la irrupción del jugador checo ha limitado mucho a Huertas que, como ha demostrado en su trayectoria, sólo ha rendido al máximo cuando ha tenido la sensación de ser el base titular de su equipo. Pascual aun tiene pendiente lograr que dos grandes jugadores den un gran rendimiento a una posición algo que, por ejemplo, Pablo Laso ha logrado en el Real Madrid con los “Sergios”.

- Los seis magníficos. Navarro, Oleson, Abrines, Hezonja, Thomas y Jackson. Impresionante leer la nómina de jugadores exteriores del Barcelona. La realidad está siendo distinta. En este caso, “más es menos”. Para empezar, uno de ellos casi siempre ni se viste y para el resto la falta de un rol estable no les asegura una buena evolución. Navarro es incuestionable aunque sus piernas no son lo que eran y Thomas es un jugador más específico en la posición de “tres”. Para el resto la situación no es nada sencilla. Abrines y Hezonja acusan la falta de continuidad, Oleson es un valor seguro pero en la serie ha dado muestras de cierto apocamiento y Jackson simplemente no tiene espacio. Hay veces que los equipos crecen por la competencia y en otras ocasiones empiezan a desangrarse porque la abundancia de recursos acaba por impedir que se establezcan unos roles determinados.

- Doellman como ejemplo.  No seré yo tan iluso de escribir que Doellman no es un jugador para el Barcelona pero el club catalán ha evidenciado ciertas costuras del jugador norteamericano. Sus limitaciones defensivas llaman más la atención en un equipo tan trabajado en este aspecto como el azulgrana y quizás Doellman ha ejemplificado como nadie esa falta de carácter competitivo del Barça. No es problema para Doellman que yo tenga esa sensación sino que Xavi Pascual también parece tener dudas sobre su rendimiento ya que ha limitado sus minutos en pista según ha ido avanzando la serie.

- Revolución o renovación. El desenlace de la Liga Endesa dará una pista sobre hasta donde llegará el siguiente proyecto azulgrana. La casi segura marcha de Tomic pondrá a prueba a Joan Creus que buscará seguro algo más de capacidad atlética para complementar a Pleiss (que entiendo que seguirá). A partir de ahí, veremos…

Oda a los supervivientes

Jueves, 24 Abril 2014

Acostumbrados a realizar análisis desde la óptica de los equipos que nos resultan más cercanos, tendemos a obviar e incluso infravalorar los méritos y aportaciones de otros conjuntos. Escribo esto mientras repaso el cuarto partido de la serie entre Olympiacos y Real Madrid y, más allá de que el equipo de Pablo Laso no haya jugado bien los dos partidos en Grecia, creo que es justo reconocer la extraordinaria capacidad de supervivencia del equipo griego.

Porque, sí, coincido que el Real Madrid tiene más calidad que los de Bartzokas, pero los griegos han tenido la capacidad de llevar la eliminatoria a su terreno. El Real Madrid es favorito  y el factor cancha suele ser muy determinante en estos encuentros pero los blancos se enfrentarán a unos competidores asombrosos que llevan la eliminatoria igualada sin una actuación maravillosa (ni siquiera muy buena) de su mejor jugador.

Datos y hechos. Me parece interesante y certera la aseveración de Laso de que su equipo no jugó de manera colectiva el cuarto partido pero también este hecho merece ponerse en el haber de Olympiacos que ha ralentizado el ritmo de los encuentros y ha focalizado su atención en realizar de manera extraordinaria los conceptos defensivos más básicos. El Real Madrid cuenta con jugadores muy creativos desde el dribling y muchas de las ventajas de su juego se originan en “unos contra unos” y en el ritmo de juego que pueden imprimir por su habitual buen trabajo en el rebote. En ambos aspectos, los griegos están desarrollando un gran trabajo, con un mejor equilibrio entre el juego interior-exterior y una gran responsabilidad individual en la defensa. Y claro, Sergio Rodríguez y Mirotic no están jugando bien pero hay mucho y buen trabajo del rival en este hecho. El dato más llamativo de la serie, especialmente de los partidos disputados en Grecia, están siendo los porcentajes de tiro del Real Madrid. La actividad defensiva de los jugadores griegos, la implicación de sus jugadores interiores en labores correctoras y su trabajo para limitar la velocidad de balón del Real Madrid tienen mucho que ver en este hecho.

La atmósfera del Palacio de los Deportes creará un nivel de excitación que ayudará a que los jugadores del Real Madrid jueguen con un punto de mayor actividad que les facilite superar una defensa que no encontrará en Madrid ese aliento extra que provoca el empuje del público. Quizás eso no sea suficiente. En el quinto partido de la pasada final de la Liga Endesa, Pablo Laso tomó la iniciativa táctica incluyendo a Jayce Carroll en el quinteto inicial. Este detalle permitió al escolta americano “meterse” en la Final, liberarse unos minutos de Oleson y ayudar a que su equipo tuviera la ventaja en el marcador desde los primeros instantes. Es innegable que la estudiada mecánica de rotaciones de Laso ha resultado muy exitosa pero no vendría mal algún detalle de ese tipo que altere el plan previsto por los helenos. El equipo tiene capacidad de sobra para recuperar su juego y clasificarse para la Final Four con el plan habitual pero, quién sabe…, ¿Por qué no Sergio Rodríguez, titular?.

Spanoulis y las piernas blancas

Lunes, 14 Abril 2014

Claro que no es buena cosa enfrentarse a un campeón como Olympiacos en unos Cuartos de Final de la Euroliga. La trayectoria del Real Madrid daba para un rival algo menos complicado, pero unos despistes inoportunos y que Olympiacos acusó en el Top 16 los innumerables cambios en la plantilla, nos han llevado a este duelo apasionante.Seguro que los griegos tampoco están contentos con el emparejamiento. Ese triple de Spanoulis en el último partido del Top 16 y esa celebración posterior significaban, no sólo una victoria ante el eterno rival, sino la sensación de haber eliminado de su camino a un rival poco deseado. Nadie esperaba la posterior derrota del Real Madrid en Kaunas y este cruce con aroma de Final, que no deja pensar en una serie corta y que pondrá a prueba la condición física y mental del conjunto de Pablo Laso.

¿Cómo está el Real Madrid?. Si atendemos a los últimos partidos diríamos que está lejos de su mejor versión de la temporada. El balón circula con menos fluidez, las pérdidas de balón aumentan,  la actividad defensiva es menos constante y tiene más problemas para encontrar canastas de alto porcentaje. Muchos síntomas que tienen que ver con que las piernas y la cabeza no andan demasiado frescas. Cosas lógicas porque la rotación se ha acortado por las lesiones y porque el equipo parece muy concienciado ( ¿quizás demasiado?) de acabar la fase regular de la ACB invicto.

Dicho esto, si algún equipo se merece que no dudemos de él es el Real Madrid y el reto que supone jugar contra el campeón de Europa seguro que activará de nuevo a unos jugadores que deben estar preparados para una serie complicada, igualada y donde será importante demostrar que han aprendido de lo que sucedió en la pasada final de la Euroliga donde Olympiacos llevó el encuentro a un nivel mental y físico al cual no llegó el equipo madrileño. Creo que gran parte de la eliminatoria pasará por el nivel de los secundarios (tipo Darden, Mejri, Draper o Slaughter), quizás, sobre todo en el caso de Darden, poco influyentes en el último mes, y muy necesarios, por su capacidad atlética ante equipos del perfil de Olympiacos. A favor del Real Madrid cuenta el hecho de que Rudy Fernández está a un nivel bastante superior a la temporada precedente y que Sergio Rodríguez puede atreverse a discutir la supremacía de Spanoulis.

Alguien que lea el blog hasta este momento pensará que peco de precavido. Puede ser, pero ningún buen aficionado a baloncesto debe dejar a un lado los brillantes momentos que nos ha ofrecido el equipo griego en los últimos tres años. Las dos últimas Euroligas fueron un ejemplo de cómo jugar a diferentes ritmos y  de cómo enfrentarse a situaciones adversas. Nadie ha jugado con tanto corazón como el equipo  entrenado por Bartzokas. Incluso en esta edición, marcada por la irregularidad, Olympiacos ha protagonizado partidos extraordinarios a los que sólo han podido igualar en cuanto a nivel el Barcelona y el Real Madrid.

Y además.. Spanoulis. Por si fuera poco, en Olympiacos juega Spanoulis que necesitará de más defensores además de Llull para enfrentarse a él. Draper será importante en este aspecto como a lo mejor intentar utilizar a algún exterior de más tamaño. En Spanoulis empieza y acaba mucho de Olympiacos pero no conviene despreciar el valor de sus compañeros y de una idea de juego que castiga mediante pases rotaciones lentas en defensa. El Real Madrid se merece el papel de favorito por tener mayor talento y capacidad para anotar (sobre todo si recupera a Carroll). Siendo éste un juego de iniciativas, conviene que en el primer partido el Real Madrid marque el territorio.

Jugar mucho, competir como nadie

Domingo, 12 Mayo 2013

Hay un momento en el último minuto en el que Pero Antic cambia en un bloqueo y se queda defendiendo a Rudy Fernández. Su esfuerzo por contener a un jugador más pequeño es impresionante, no le basta con intentar aguantarle sino que le presiona, intenta tomar la iniciativa y le obliga a defenderse aún teniendo la posesión del balón. Olympiacos ya gana por más de 10 puntos en ese momento.. (more…)

Lo que no debe tapar un tiro

Lunes, 14 Mayo 2012

 

La Euroliga 2012 pasará  a la historia por la remontada de Olympiacos culminada por el tiro de Printezis. El equipo griego ha conseguido un merecidísimo título con su plantilla más limitada de la última década. Salvo Spanoulis, cuesta encontrar un jugador del Olympiacos que tuviera un rol importante en cualquiera de los otros finalistas. Para ellos la gloria, para nosotros analizar qué nos ha dejado una Final Four con muchísimas más sombras que luces.

El nivel. Los partidos no han sido buenos, esa es la verdad. No soy de los que piensa que un partido es bueno o malo exclusivamente por los puntos que se anoten, pero en esta ocasión el nivel de anotación ha reflejado los malos partidos que han realizado los cuatro participantes. Ha ganado el equipo que ha logrado que sus rivales fallaran más y el que mejor mentalidad ha demotrado, quizás porque era el grupo del que menos se esperaba. El miedo a perder ha sido la sensación dominante en Estambul. La Euroliga es una competición fantástica pero también necesita de nuevos proyectos que alteren el orden establecido y que den que pensar a los cuatro o cinco equipos que siempre están presentes en estas citas. Indudablemente, si hablamos del juego,  un paso atrás respecto a la Final Four de Barcelona.

El CSKA. Creo que no exagero si digo que el CSKA de Moscú ha hecho dos de sus peores partidos de esta Euroliga en la Final Four. Su entrenador, Kazlauskas se llevará todos los palos, porque el circo está montado así, pero llama la atención el bloqueo y la suficiencia con la que se han manejado sus jugadores. La condición de favoritos les ha pesado en las piernas y sobre todo en la cabeza y su juego dinámico y con excelente circulación de balón ha dejado paso a las dudas, los botes de más y a la mala selección de tiro. Teodosic es muy bueno, que duda cabe, pero aún debe caminar para subir al escalón de los Diamantidis, Papaloukas (el de hace unos años) y McCalebb.

El Barça y su método. El nivel de juego del Barcelona Regal ha sido una enorme decepción. Su momento de forma y su habitual solidez en estos partidos aventuraban algo muy distinto a lo que ofreció en su semifinal frente a Olympiacos. El Barcelona un equipo extraordinario, con una capacidad defensiva brutal y con una disciplina ofensiva llevada al máximo que, sin embargo, adolece de un punto de genialidad, de gente capaz de alterar el guión y distribuir la atención ofensiva que acaparan Navarro y Lorbek. En este sentido, los sustitutos de Lakovic, Grimau y Morris no han mejorado lo que aportaban estos singulares jugadores desde el banquillo. Creus se ha ganado mucho margen, pero este verano tendrá nuevos retos que afrontar, se precisan jugones que descarguen a Navarro y un jugador interior capaz de generarse sus tiros como ahora hace Lorbek.

¿Fin de ciclo en Panathinaikos? Viene anunciándose desde hace meses que este era el último proyecto ganador de Panathinaikos ya que reducirá enormemente su presupuesto. El ejemplo de sus vecinos no debe descartarlos en absoluto pero da la sensación de que Obradovic buscará nuevos retos la temporada que viene. El equipo al que vaya se convertirá desde el principio en candidato al título. Por el momento, en la derrota, sólo cabe ponderar su excepcional trayectoria en un club, indudable referencia del baloncesto continental.

Ivkovic. Para terminar, una mención especial al entrenador del campeón, Dusan Ivkovic. Ha ganado de la única forma que podía ganar, limitando el talento de los rivales y con una extraordinaria disciplina táctica de sus jugadores. La valentía que le ha faltado a su propuesta de juego le ha sobrado manejando los recursos de los que dispone.

La Final Four en claves

Jueves, 10 Mayo 2012

El partido: Respetando el Olympiacos-Barcelona Regal, la semifinal que enfrentará a Panathinaikos y CSKA de Moscú tiene el aroma de un partido ya clásico por la rivalidad de los dos equipos en la última década y por la curiosidad que produce ver que recursos utilizará Obradovic para compensar el teórico favoritismo de la súper plantilla rusa. Hay partidos para ver y otros para ver y grabar, creo que éste es uno de ellos.

El Barça. Nadie podrá acusar a Xavi Pascual y su equipo de haber hecho una mala preparación. LLegan en el mejor momento del año y al habitual talento de Navarro y Lorbek suma la capacidad competitiva de Mickeal y Eidson o el poderío físico de Vázquez, N´Dong y Perovic. Puede haber alguien tan favorito como ellos, pero no más, se lo han ganado.

Los bases. Su rendimiento suele ser decisivo en estos partidos pero hay que poner esta reflexión en cuarentena. Panathinaikos y CSKA crecen cuando Diamantidis y Teodosic están muy acertados pero el Barcelona es un equipo poco dependiente del rendimiento de Marcelinho y Sada. De hecho los bases del equipo catalán no acaban de redondear una buena temporada. Veremos si en Estambul el equipo necesita más de ellos.

Olympiacos, un escalón por debajo. Siempre hay que respetar a un campeón de Europa, pero sería una  gran sorpresa que el conjunto entrenado por Ivkovic obtuviera el título. En cualquier caso, su temporada es muy positiva, en noviembre parecía un equipo sin alma, debilitado y con un entrenador pasado de rosca, mañana jugará por acceder a la Final de la Competición, las cosas del deporte. Aún así si simplificamos la comparación con sus rivales en términos como talento y capacidad atlética, está  por debajo de ellos.

CSKA. Probablemente los momentos de juego más brillantes en la competición los ha ofrecido el equipo ruso. Tiene de todo, buenos pasadores, muchos tiradores y referencias dominantes en el juego interior. La Final Four pone a prueba su alma y su capacidad competitiva, por ahí es por dónde se pueden agarrar al partido el Panathinaikos y el Barça en una hipotética final. Hubo algún detalle en la serie contra Gescrap Bizkaia que me dejó alguna duda sobre el empaque de este equipo cuando no todo va rodado.

¿Y el relevo? Analizando los nombres que serán protagonistas en Estambul te das cuenta de que estamos ante una generación magnífica de jugadores a los que está costando encontrar relevos. Salvo el ruso Shved y la mayor juventud de Teodosic, los Navarro, Spanoulis, Siskauskas, Diamantidis, Jasikevicius y compañía siguen siendo los jugadores-referencia de sus equipos. Jugadores veteranos pero de un nivel máximo que les ha permitido ser competitivos durante mucho tiempo y obligar a sus equipos a rodearles de jugadores que les permitieran llegar a esta cita. No es que los que vienen sean malos, es que ellos son absolutamente extraordinarios, merece la pena disfrutarlos una vez más.

Apuntes de los Cuartos de la Euroliga

Viernes, 1 Abril 2011

- ¿Y ahora?. Eliminado el Regal Barcelona, ¿quién es el favorito?. La lógica indica a pensar que los seis títulos del maestro Obradovic dan ventaja a su Panathinaikos pero la verdad es que Maccabi y Montepaschi han impresionado en sus Series. El ganador del Real Madrid-Power Electronics acudirá a la cita sin la presión que supone ser habituales víctimas del Barça y con todo a ganar.

- El Barça. Su derrota es un palo muy duro porque es la mejor plantilla del continente. Hay que dar mucho mérito a Panathinaikos pero no hay que  esconder que en esta serie se han hecho más evidentes en el equipo catalán algunos problemas que hasta ahora solo se esbozaban, principalmente la falta de regularidad de su juego interior y las dudas en la dirección de Ricky Rubio.

- ¿Creus Time?. Se avecina un verano interesante en el equipo catalán. El futuro de jugadores como Rubio, Vázquez, Mickeal, N´Dong, Grimau y Lakovic permanece en el aire. Los precedentes deben tranquilizar a los seguidores azulgranas, estoy convencido de que Creus ya tiene pensadas alternativas en caso de producirse definitivamente las bajas.

- Jugar para ganar o para no perder. Molin tiene la decisión en sus manos. Tomic es el máximo anotador del Real Madrid en su Serie contra Power Electronics Valencia, Fischer es una referencia defensiva que hace que los jugadores valencianos se lo piensen dos veces cuando ven camino hacia el aro. Los dos pueden alternarse pero es difícil que acaben juntos los partidos.

- Suárez y Mirotic, ¿añorando a Messina? Carlos Suárez y Nikola Mirotic eran la mejor noticia del Real Madrid hasta hace dos semanas. Los cuartos de Final de la Euroliga están poniendo a prueba su momento de forma y la verdadera confianza de Molin en ellos. Suárez se está limitando a jugar lejos del aro, quizás porque no es una opción principal dentro del juego ofensivo que castigue a sus defensores en el poste bajo (error). La importancia de Mirotic va decreciendo cada partido, suele ocurrir con los jugadores jóvenes a los que siempre ponemos en duda cuando el sol más calienta.

- ¿Quién es Richardson?. Cuando todos hablábamos de la ausencia de Claver, ninguno reparábamos en que en su lugar jugaría Jeremy Richardson. El alero americano está superando las expectativas y distinguiéndose por anotar lanzamientos en momentos muy significados de los partidos. Quizás no fuimos nosotros solos los que subestimamos su posible actuación, da la sensación de que no ocupa un lugar determinante en la preparación defensiva de los partidos del Real Madrid.

- Caja Laboral. Cuando ser fiel a un estilo te mata. La actual situación física y emocional del Caja Laboral no le permitía ganar al Macabbi jugando como lo ha hecho. Ivanovic ha sido fiel a su idea de juego veloz e intenso pero en ese terreno nadie se mueve mejor en Europa que el Macabbi actual. Quizás era el momento de apostar por un juego de más control que no desgastara tanto a la corta plantilla vitoriana y que no diera tanto ritmo a los israelitas. Aún así, soy de los que piensa que poco más se le puede exigir al Caja Laboral que defenderá con orgullo su título de campeón de la ACB.

- Maravilloso Siena. Cualquier valoración de los Cuartos de Final debe mencionar en un lugar privilegiado la espectacular victoria de Montepaschi Siena frente a Olympiakos. Su trágica derrota del primer partido despertó en los italianos los valores que hacen grande a cualquier equipo, carácter, solidaridad, ambición y competitividad. Olympiakos no ha tenido ninguna opción de victoria en los tres últimos partidos. Lo que viene ahora ya lo conocemos en el equipo griego, cambio de entrenador y fichajes millonarios. Un nuevo proyecto que empezará en desventaja.

¿Quién no quiere Play Offs?

Viernes, 25 Marzo 2011

Maravillosos ‘play off’ de cuartos de final de la Euroliga, todas las eliminatorias igualadas y de difícil pronóstico y el famoso tercer partido más decisivo que nunca. Sorprende que otras competiciones se planteen quitar este formato o lo hayan reducido en los últimos tiempos, claramente los cruces donde cada derrota tiene su penalización es el modelo dónde mejor se expresa la emoción de este deporte y en los que más se pone a prueba el valor, la determinación, la calidad y el carácter competitivo de jugadores y equipos.

El precio de recuperar a Tucker. No se puede acusar a Lele Molin de falta de personalidad, Clay Tucker es un jugador señalado por afición y prensa pero el técnico italiano le otorga protagonismo y minutos en los momentos decisivos.  En la derrota del segundo encuentro Tucker jugó todo el último cuarto y dejó en el banquillo a Carlos Suárez, probablemente, con la baja de Claver el mayor factor diferencial entre ambos equipos. Si a eso unimos el desgaste físico de Prigioni, que llegó con las pilas agotadas a los últimos minutos y la brillantez en el planteamiento de Power Electronics no es difícil entender que la eliminatoria esté ahora igualada. Creo que el Real Madrid tiene mayores recursos pero mentalmente no parece un equipo muy sólido y eso puede ser decisivo ante el equipo valenciano  que aprobó con nota su asignatura pendiente, el carácter.

Al ataque. Caja Laboral y Maccabi están disputando la serie más atractiva en cuanto a juego ofensivo. Los dos partidos han tenido momentos brillantes de juego en velocidad y el equipo israelí ha demostrado que es un firme aspirante al título. La serie está reivindicando una vez más a Fernando San Emeterio, sin duda, el verdadero líder de un Baskonia que luchará por llevar la eliminatoria hasta el quinto partido porque este era el cruce donde a priori podía resultar más perjudicial dejarse uno de los dos primeros partidos en casa.

El Viejo Zeljko y Diamantidis. Reconozco que para mí ha sido una sorpresa el rendimiento de Panathinaikos en los dos primeros partidos. La sensación que viene dando el equipo griego en los últimos años es la de una lenta desaceleración en sus prestaciones que lo alejan de los mejores equipos del continente. Lo cierto es que Obradovic ha sabido recuperar el carácter competitivo de jugadores como Diamantidis y Batiste. Sigo pensando que el Regal Barcelona jugará la Final Four porque la amplitud de su plantilla no tiene comparación en Europa pero hay que resaltar un hecho que no se había producido en estas dos últimas temporadas, el Regal Barcelona ha perdido un partido que dominaba con claridad en el tercer cuarto. El equipo de Pascual siempre se ha destacado por no dar opciones de remontada y mostrarse contundente con el marcador a favor. De momento, deberá evitar entrar en el lento ritmo de los griegos e imponer su velocidad para marcar las diferencias que esperamos.

Lo mejor y peor hasta el momento de estos cuartos de final lo ha he hecho el Montepaschi de Siena. Su ridículo del primer partido dejaba en mal lugar al equipo y a la competición. Su brillante reacción basada en una extraordinaria defensa y en el equilibrio entre el juego interior y exterior han conseguido dar un vuelco real y  mental a la serie. Brillantes los italianos, brillante Euroliga, benditos Play Offs

¿Ya no somos tan buenos?

Jueves, 18 Noviembre 2010

Habría que buscar, y mucho, en los archivos para encontrar una semana europea con tantas derrotas de equipos españoles. Gran Canaria, Real Madrid, Caja Laboral, Power Electronics y Regal Barcelona han mordido el polvo, en algún caso de manera sonrojante. ¿Casualidad?, ¿un mal día?, ¿cambio de tendencia?.

La realidad es que el nivel de la liga ACB sigue siendo bastante superior al de cualquier otra competición europea porque no hay ninguna otra liga que tenga tantos equipos de un nivel parecido pero tampoco es menos cierto que este año nuestros equipos no están mostrando una significativa autoridad contra los equipos continentales.

Pocos cambios en  Europa. El baloncesto europeo tampoco ha sido inmune a la famosa crisis. Los petrodólares rusos parecen haberse agotados y solo el Khimki y el CSKA aguantan el tipo aunque no parecen candidatos a grandes logros esta temporada. De los países del este, tenemos que prestar atención al baloncesto letón, polaco y ucraniano que buscan un club hegemónico que pueda representarles en la máxima competición con dignidad aprovechando la calidad de los jóvenes jugadores que tienen y que vendrán. De Italia, sigue sin haber noticias más allá de Siena. Duele ver a Bolonia y Treviso, dos santuarios del baloncesto lejos de sus mejores tiempos. Vienen buenos jugadores italianos en las categorías inferiores pero la LEGA  necesitará reforzarse para que sus estímulos diarios les ayuden más en su progreso. Del resto de países sigue destacando el bipolarismo griego (tan dañino para el resto de clubes y su competición) y el entusiasmo con el que se vive el deporte en Bélgica, país que ha mejorado sensiblemente el nivel de su competición doméstica y de su selección nacional en los últimos años. Por su parte, los clubes balcánicos siguen fabricando grandes talentos que no pueden aguantar mucho tiempo en sus filas por lo que costará encontrar en años un club de primera fila que luche verdaderamente por los títulos continentales.

Bajan los españoles. Visto lo visto, la respuesta a las reiteradas derrotas de los clubes españoles hay que buscarla en un descendo del rendimiento de todos ellos. El Regal Barcelona sigue siendo el máximo favorito para todas las competiciones que dispute pero aún no ha encontrado el nivel óptimo de juego que exhibió toda la pasada temporada (menos los tres últimos partidos), el Caja Laboral sigue añorando a Splitter mientras espera que Marcelinho Huertas, verdadero termómetro de su equipo actual, mejora sus prestaciones. El Power Electronics Valencia ha repetido errores clásicos de gestión. No quiere pagar a Spahija un contrato de entrenador de primer nivel por problemas presupuestarios, ficha a un entrenador con caché más bajo que afronta un calendario durísimo con muchos problemas de lesiones, le despide y se gasta más de lo que le hubiera costado mantener a Spahija en el despido del entrenador y en la contratación de Pesic. ¿Alguien tenía dudas de que esto iba a pasar?.

Y el Madrid. Lo del Real Madrid en Bélgica fue la versión 2.0 de la derrota en Alicante. El equipo tiene problemas serios, el primero de ellos es su nivel de acierto. Si analizamos el partido contra el Charleroi, los blancos lanzaron en posiciones cómodas muchísimas veces. No anotaron. Hay una evidente desconfianza en los jugadores que se manifiesta en cómo abusan del dribling, las numerosas fintas de tiro que realizan y los problemas en la circulación de balón. Todo ello liderando la ACB lo que da que pensar respecto a la fortaleza mental del grupo. Si con una buena dinámica de victorias, el equipo duda tanto….