Blogs

Archivo de la categoría ‘pivots’

El final del Perro Grande

Viernes, 12 Septiembre 2008

Shaquille O´Neal ha anunciado su retirada para el final de la temporada 2010. Entonces contará con 38 años y pasará a la historia como uno de los mejores pívots de la NBA.

Confieso que más de una vez he utilizado una de sus más famosas aseveraciones en sus famosas guerras dialécticas con Kobe Bryant.  Aquella frase de “si el perro grande no come, el perro grande no muerde” ha sido una de mis coletillas en los distintos equipos de formación en unos tiempos donde el baloncesto se mueve en una etapa poco agraciada para los jugadores interiores.

El gigante pívot de los Suns siempre ha demostrado mucho más ingenio fuera que dentro de la cancha, pero su descomunal fortaleza y habilidad para mover su mastodóntico cuerpo le bastó para dominar la liga en sus años de plenitud. En los últimos años O´Neal ha sufrido el lógico desgaste de un cuerpo enormemente castigado con más de 1.000 partidos a sus espaldas pero siempre he tenido la sensación de que ha sido infrautilizado tanto en su última etapa en los Miami Heat como en Phoenix Suns.

A veces me cuestiono por qué Shaquille O´Neal ocupa un lugar tan preferente en mi Olimpo baloncestístico. Técnicamente es un jugador limitado, con enormes problemas para finalizar con su mano izquierda, carente de un movimiento representativo que le igualara con otras leyendas y  sólo el paso de los años y su convivencia con Phil Jackson hicieron que mejorara su capacidad para entender el juego y, en especial su habilidad para asistir a sus compañeros. Además, ha tenido el dudoso honor de poner a prueba a todos los supuestos especialistas en mejorar su eficacia en los tiros libres, algo que nadie ha conseguido y que hacen de él probablemente uno de los cinco peores tiradores del mundo.

A pesar de todas estas carencias nunca he visto un jugador tan absolutamente imparable como la mejor versión de “Shaq”.  Sus limitaciones técnicas no escondían una gran habilidad para sacar partido de sus condiciones físicas, a las que fue dotando de pequeños trucos con el paso de los años. Si el exuberante O´Neal de sus primeros años en la Liga se dedicaba a romper tableros y mover más de 150 kilos con una soltura asombrosa, el Shaquille de los Lakers se volvió más selectivo a la hora de utilizar su poderío, pero dotó a su juego de nuevas habilidades que le hicieron el mejor jugador de ese momento.

Como buen admirador de Shaquille O´Neal siempre he sido esquivo a admitir su declive y, aunque es evidente que un jugador tan dependiente de su físico es muy vulnerable al paso del tiempo, estoy convencido que, bien dosificado, aún puede ser un jugador importante en la NBA y, por qué no,  añadir un nuevo título a su ya excelso palmarés. Al Perro Grande aún le queda algún mordisco.

El Barça toma la iniciativa

Martes, 1 Julio 2008

Hoy empieza la andadura de la selección española camino de los Juegos Olímpicos de Pekín. Mientras llegan los primeros partidos de preparación asistimos al periodo más importante para los equipos de la ACB, el momento de la configuración de sus plantillas.

El inicio del verano está dando pocos pero atractivos movimientos con el aliciente especial de que muchos equipos buscan reforzarse en posiciones similares por lo que entran en competencia directa por los mismos jugadores. En especial, las posiciones más demandadas son las de base y pívot que juegue cerca de canasta, “unos” y “cincos” en la jerga actual.

Si tuviéramos que evaluar los movimientos de los distintos equipos hablaríamos de que el Barcelona es el equipo que ha realizado las incorporaciones más atractivas con Navarro y Andersen. Ya avisábamos en estas mismas líneas que tenía buena pinta el proyecto de Joan Creus que está apostando por jugadores consagrados que garantizan rendimiento inmediato y que aspirará a todo, más aún, si se confirman las incorporaciones de Lavrinovic y Mcintyre, el mejor base de la pasada Euroliga. Con esta gran plantilla, Xavi Pascual será observado con lupa y, como todos los entrenadores jóvenes, estará permanentemente bajo sospecha pero estoy convencido que estará a la altura de las circunstancias.

Del resto de equipos destaca la vuelta de Dusko Ivanovic a Vitoria, algo absolutamente previsible conociendo la debilidad del presidente baskonista hacia el trabajo del ex técnico del Barcelona. La incorporación de San Emeterio y la salida de Planinic son los movimientos conocidos del actual campeón que cuenta con la continuidad en su plantilla de Pete Mickeal, un hecho que no debemos pasar por alto ya que ha vuelto a dar brillo a la posición de alero alto y muchos de los equipos punteros de la competición están buscando jugadores que puedan enfrentarse con el M.V.P de la pasada final.

El Real Madrid está buscando cerrar su plantilla con un base, un alero alto y un pívot. El regreso de Marko Tomas y la incorporación de Massey apuntalan la estructura sólida de los de Joan Plaza pero la ausencia de títulos de la última temporada y los fichajes de los rivales obligan a los blancos a acertar con las incorporaciones. En mi opinión, acertarían con Pepe Sánchez si se concreta su fichaje ya que tendrían un base capaz de hacer mejores a sus compañeros y dejaría espacio para que Sergi LLull siga evolucionando. Si aciertan con el “cinco”, una vez descartado Marc Gasol, el juego interior sería de los mejores de Europa.

Respecto a Unicaja, la noticia está en la no confirmada, pero más que previsible (no parece lógico a estas alturas que no haya anunciado entrenador) llegada de Aíto García Reneses al banquillo andaluz. A buen seguro que disfrutaremos del juego del equipo malagueño que está intentando cumplir con las peticiones del seleccionador nacional incorporando a Archibald, otro de los jugadores que deben estar agradecidos al técnico madrileño por haber reactivado enormemente su carrera.

El último de nuestros representantes en la Euroliga, el DKV Joventut afrontará el año I después de Rudy y de Aíto. Dos pérdidas muy grandes ante las que Sito Alonso tendrá el reto de hacer frente. Su primer fichaje ha sido el del versátil Bogdanovic, un jugador interesante del que habrá que esperar cómo se adapta a la competición nacional y al exigente ritmo del conjunto catalán que, seguramente, su nuevo técnico tratará de mantener.

La decisión de Marc

Lunes, 23 Junio 2008

A día de hoy, lo que sabemos del futuro de Marc Gasol es que ha decidido dar el salto a la NBA. Parece que el Barcelona ya es conocedor de las intenciones del jugador y ha reaccionado brillantemente con la incorporación del excelente pívot australiano David Andersen.

Siempre que un jugador español ha decidido dar el salto a la NBA han surgido diferentes opiniones sobre la idoneidad de su decisión. Hasta Pau Gasol, el que, sin duda, ha desarrollado una carrera de mayor éxito en la Liga Profesional Americana vio como Aíto García Reneseses cuestionaba su elección afirmando que necesitaría un año más en Europa para terminar de crecer como jugador.

Rudy Fernández ha decidido desembarcar en Portland sin el temor a que su caso sea parecido al de Sergio Rodríguez cuyo protagonismo es meramente simbólico en la franquicia de Oregón. Parece que Rudy cuenta con más opciones de disputar minutos aunque contará con dos inconvenientes, uno que el mejor jugador de Portland, Brandon Roy, juega en su puesto y otro el escaso riesgo que suele asumir Nate McMillan que ya ha hablado de una temporada de aprendizaje y de adaptación para el ya ex jugador de la “penya”.

Navarro y Garbajosa han decidido regresar al baloncesto español a sabiendas de que la depreciación del dólar hace que puedan igualar e incluso superar los ingresos en Europa y buscando reencontrarse con la agradable sensación de jugar en un equipo que aspire al título en dos competiciones tan atractivas como la ACB y la Euroliga. Los dos han demostrado tener sitio de sobra en la mejor liga del mundo pero han conocido la desagradable sensación de jugar muchos partidos sin tener un objetivo competitivo determinado.

Marc Gasol parece decidido a aceptar un contrato de tres años en Memphis. Después de una grandísima temporada en Girona, el pívot catalán ha renunciado a conocer la Euroliga y codearse de tú a tú con los mejores pívots de Europa por emprender la aventura americana. Marc ha decidido intentar contribuir a enderezar el rumbo en una franquicia perdedora que optar a conseguir títulos en Europa y económicamente no parece que la diferencia entre las distintas propuestas fueran tan abismales. En la decisión del mediano de los Gasol parece haber influido el espejo de la trayectoria de su hermano y el atractivo de codearse con los grandes jugadores que habitan en la NBA, así como la posibilidad de disfrutar de un gran número de minutos habida cuenta de la escasez de hombres grandes en los Grizzlies.

Nadie mejor que Marc Gasol para saber lo que le conviene en su desarrollo como jugador. Condiciones no le faltan para realizar una brillante carrera en la NBA y sólo hace falta escucharle para saber que estamos ante un jugador maduro y muy seguro de sí mismo. Su juventud es su mejor aval y una responsabilidad a la hora de decidir ya que estamos ante un jugador de gran nivel, pero también con gran margen de progreso. ¿Será Memphis Grizzlies el mejor sitio para que Marc Gasol encuentre ese desarrollo final como jugador?

Los Lakers aguantan el tipo

Lunes, 16 Junio 2008

En el mejor partido de Pau Gasol en las series finales, Los Ángeles Lakers consiguieron mantenerse vivos en la eliminatoria y viajarán a Boston con la obligación de ganar los dos partidos si quieren conseguir el título.

El quinto partido dejó malas y buenas noticias para el equipo entrenado por Phil Jackson. Los aspectos positivos tenemos que  buscarlos en la reacción de jugadores como Lamar Odon y Pau Gasol que compensaron el discreto partido de Kobe Bryant  y en la sensación generalizada de que los jugadores de Boston parecen más tocados físicamente y de que están acusando sus duras batallas previas antes de llegar a la final. Sin embargo, el equipo californiano no pareció aprender la lección de lo sucedido en el cuarto partido y volvió a desperdiciar una amplia renta que a punto estuvo de costarles la derrota. Nuevamente asistimos a momentos de tremenda indolencia defensiva de Los Ángeles Lakers, una constante en alguna fase de la temporada y claramente el factor diferencial de estos Play Off por el título donde el trabajo colectivo de Boston en defensa alcanza momentos sublimes.

En la remontada de Boston tuvo un papel capital Paul Pierce un jugador alejado del perfil físico dominante en la Liga pero que está alcanzando en esta temporada sus momentos más épicos y brillantes como jugador.Pierce está siendo un magnífico heredero de los valores que hacen de Boston una franquicia legendaria. Su orgullo competitivo ha sido el espejo donde compañeros de equipo de un nivel mucho menor como Powe, House o Brown  se han mirado para poder tener actuaciones decisivas a lo largo de estas finales. Pierce no es un gran saltador, ni domina el juego por su capacidad atlética pero, como suele ser habitual en esos jugadores en inferioridad física con algunos de sus rivales ha sido capaz de desarrollar a lo largo de su carrera en la NBA una gran capacidad para entender las necesidades reales de su equipo. Por eso, no es raro ver al camaleónico Pierce disfrazarse del mejor perro de presa de la liga estilo Bruce Bowen o demostrar su tremenda capacidad para pasar a los jugadores interiores o mostrarse infalible en los lanzamientos de larga distancia. Pero por encima de todo el capitán de los Celtics ha logrado transmitir una tremenda fe para ayudar a su equipo a superar situaciones tremendamente adversas.

Todo parece muy favorable para que los Celtics consigan un nuevo título de Campeones, a pesar de su última derrota transmite mayor seguridad y confianza que los dubitativos Lakers aunque todo puede cambiar en el sexto partido donde  los de Phil Jackson pondrán a prueba la capacidad de aguantar la presión de las huestes de Glen “Doc” Rivers.

La España de Aíto

Martes, 10 Junio 2008

No eran esperadas grandes revoluciones en la lista de Aíto para los Juegos Olímpicos de Pekín. Era indudable que los cambios se podían centrar en la posición de base donde la escasa participación de Sergio Rodríguez en Portland le limitaba sus opciones de estar en la lista definitiva (tampoco hay que obviar que Aíto siempre se mostró muy crítico con el salto al baloncesto americano del base canario).

La presencia de Ricky Rubio y Raúl López se antoja justa atendiendo a la temporada de ambos, aunque los últimos partidos de Carlos Cabezas han sido brillantes. Ricky vivirá su primera experiencia en el combinado nacional absoluto sabedor de que será un pilar fundamental durante muchos años. No debemos cargarle con excesiva presión y sí esperar de él ayudas en momentos puntuales para cambiar ritmos de partidos y calidad en las diferentes variantes defensivas que prepare el técnico madrileño.

Será interesante esperar quienes son los jugadores que completan la selección y si serán una o dos las plazas en juego en función de la evolución de la lesión de Garbajosa. Si el pívot de Toronto Raptors no puede acudir Aíto deberá elegir un jugador interior más entre Claver y Triguero, quizás con más posibilidades para el primero que puede ofrecer un perfil más diferente al resto de jugadores.

¿Cómo jugará la España de Aíto?. Comparándolo con Pepu, nos encontramos ante dos técnicos de ideas parecidas, que organizan el equipo con estructuras de juego poco rígidas que dan margen a que los jugadores se expresan sin demasiadas cortapisas. Pepu nos deleitó utilizando brillantes defensas zonales como defensas bases del equipo en numerosos momentos y es presumible que Aíto utilice las zonas 1-3-1 y 2-3 que le han dado éxito en muchos momentos. Es probable que García-Reneses “juguetee” más con los jugadores que pueden ocupar posiciones interiores y que podamos ver más tiempo juntos a los hermanos Gasol y también a Mumbrú y Jiménez en la posición de cuatro al estilo de lo que ha hecho en el Joventut, donde era posible ver muchos minutos juntos a Sonseca y Moiso y también a Barton alternándose en la posición de “tres” y “cuatro”. Por otra parte, tampoco debemos descartar que utilice dos bases en pista, aprovechando la polivalencia de Ricky Rubio. Los dos técnicos han sido partidarios de utilizar rotaciones amplias, porque son entrenadores que apuestan por defensas exigentes en campo abierto y un ritmo alto de juego, aunque Pepu fue reduciendo la aportación del banquillo en el último Campeonato de Europa.

Lo que está claro es que la selección española sigue en muy buenas manos y que es de esperar una brillante participación en las Olimpiadas aunque el verano se presenta complicado por la situación contractual de algunos jugadores que pueden distraer la preparación de la Selección para este ilusionante evento.

Orgullo Celta

Viernes, 6 Junio 2008

Mis primeros recuerdos de baloncesto están muy relacionados con aquellas finales Lakers-Celtics de los ochenta. Las inevitables comparaciones surgieron en cuanto observé el parquet del Banknorth Garden de Boston, parecido, pero no igual al del mítico Boston Garden. Un vistazo a los físicos de los jugadores de ambos equipos me avisaba de la evolución del baloncesto en todos estos años.

El base de aquellos magníficos Celtics era Denis Johnson, un base fuerte, poco definido y, si se me permite la expresión, bastante “culón”, pero con una extraordinaria capacidad competitiva y un apabullante conocimiento del juego. El base del actual equipo de Boston, apenas rebasa los 20 años, tiene brazos kilométricos, poderosos hombros, es tremendamente rápido y su conocimiento del juego se reduce a intentar anotar constantemente y utilizar el bote sin saber muy bien para qué. Responde al nombre de Rajon Rondo y, seguramente, en un par de años será uno de los mejores bases de la liga. Anoche, todo evocaba recuerdos, pero todo era radicalmente distinto.

Sólo hubo un factor que me resultó gratamente familiar, el orgullo de un equipo campeón que supo revolverse ante una situación adversa y honrar a su historia con una demostración de carácter que apabulló por completo al equipo californiano. En el final del segundo cuarto y comienzo del tercero, la sensación era de un dominio absoluto de Los Ángeles Lakers. Bien es cierto que la distancia nunca fue excesiva pero su juego de pases y su paciencia para encontrar la mejor opción de tiro superaba a la precipitación del equipo local. Cuando Pierce anotó dos triples consecutivo después de su “lesión” el partido cambió radicalmente. De repente, los Celtics manejaron excelentemente el pase extra y los Lakers no encontraron la respuesta adecuada en el “Bryantsistema” que esta vez no sólo no resultó suficiente sino que pareció inadecuado dado lo bien que había jugado el equipo cuando había implicado a más jugadores.

Cuestión de fe

Viernes, 30 Mayo 2008

Bueno, nuevamente me he equivocado en un pronóstico y, aunque esperaba una serie durísima que se resolviera en el Séptimo partido entre Los Ángeles Lakers y San Antonio Spurs, el equipo californiano ha logrado clasificarse para la Final por un contundente cuatro a uno que pocos esperábamos.

Los cinco partidos nos han ofrecido detalles verdaderamente interesantes. El primero de ellos, la sensación de estar asistiendo a un relevo que puede ser duradero en el dominio de la conferencia Oeste. Los Spurs han ofrecido una cierta resignación en determinados momentos de la eliminatoria, como si asumieran que sus mejores días pueden estar llegando a su fin y deben dejar paso a estos exuberantes Lakers que, cuando recuperen a Bynnum pueden marcar una época.

El equipo entrenado por Phil Jackson ha demostrado la solidaridad y fe necesarias para dar la vuelta a situaciones tremendamente adversas, especialmente en el primer y quinto partidos, a la postre decisivos para el curso de la eliminatoria, además han contado con un excepcional Kobe Bryant que, no sólo ha anotado, sino que lo ha hecho con buenos porcentajes ante uno de los mejores defensores de la competición como Bruce Bowen. Si Bryant sigue en estado de gracia la apuesta más segura para el Campeón de la NBA es el equipo californiano. El “24” de los Lakers que, tan preocupado estuvo al inicio de su carrera de parecerse a Michael Jordan, ha logrado que muchos de nosotros evocáramos la figura del mítico ex jugador de Chicago con su tremenda actuación durante toda la serie y en especial los últimos 15 minutos del quinto partido

En cuanto a nuestro Pau Gasol, creo que esta eliminatoria le ha hecho dar otro saltito más como jugador. Ha luchado más de 200 minutos contra uno de los mejores jugadores de la historia. Es cierto que muchos de esos minutos ha sido claramente superado pero ha vuelto a demostrar capacidad para entender el juego y madurez suficiente para apartar de su mente los detalles negativos y centrarse en lo que podía ofrecer al equipo en cada momento. Su esfuerzo reboteador en los dos últimos partidos es meritorio y le debe motivar para mostrarse más constante ante el reto de la Final de la NBA ya que sea Boston Celtics o Detroit Pistons tendrá grandes jugadores con los que competir.

Olajuwon: el pívot total

Jueves, 10 Abril 2008

Los que nos enganchamos al baloncesto en la segunda mitad de los ochenta hemos tenido la suerte de conocer a muchos de los mejores pívots de la historia. En los finales de los 80 y comienzos de los 90, la omnipresente figura de Michael Jordan restó brillo a  tres excelentes jugadores interiores como David Robinson, Patrick Ewing y, Akeem (posteriormente añadiría una H a su nombre) Olajuwon. Estos dos últimos jugadores, junto al actual entrenador de los Miami Heat, Pat Riley, se convertirán en nuevos miembros del Hall of Fame el próximo 5 de septiembre.

Si tuviera que elegir uno de ellos, me quedaría sin duda con Olajuwon. El pívot nigeriano representó un impacto inmediato en la NBA. Su coqueteo con otras disciplinas deportivas (fútbol y balonmano) palió su inicio tardío en el baloncesto, dotándole de una gran agilidad y coordinación a pesar de su estatura. Ya en sus tiempos de la Universidad de Houston avisó de que nos podíamos encontrar ante un jugador de época y en la fraquicia de los Rockets dibujó una trayectoria envidiable jalonada con dos títulos de la NBA donde superó a otros “center” de época como un Patrick Ewing en plenitud con sus Knicks y el poderosísimo, pero aún inexperto, Shaquille O´Neal de Orlando Magic.

Mi admiración por Olajuwon ha crecido con el paso de los años. En un tiempo donde las ventajas en el juego interior se obtienen por pura capacidad atlética, recordar a Olajuwon es reconciliarse con las inmensas posibilidades que ofrece la capacidad de saber interpretar el juego y tener los suficientes recursos técnicos para imponerse a jugadores con mayores aptitudes físicas. Sus terminaciones con ambas manos, lanzamientos tras giro en salto y ganchos en suspensión son recursos cada vez menos empleados en el baloncesto actual tan “engañado” con la presunta vistosidad de los mates.

 “The Dream”, como se le conoció en su trayectoria profesional cimentó sus números en su grandes condiciones físicas pero se convirtió en leyenda cuando venció en grandiosos duelos individuales a jugadores más grandes que él como los, ya mencionados, Ewing y O´Neal u otras superestrellas como Robinson y Mutombo.

Aquellas pequeñas cosas

Lunes, 31 Marzo 2008

Que nadie se asuste, que esto sigue siendo un “blog” de baloncesto y no vamos a escribir, aunque lo mereciera, sobre la maravillosa canción de Serrat.

Simplemente vamos a tratar de ilustrar pequeños detalles del juego que hacen a los equipos grandes. Esos detalles muchas veces ajenos al gran público no tienen la espectacularidad de los magnificados mates ni el brillo de un contraataque bien desarrollado, pero resultan fundamentales para marcar la línea que separa los buenos de los mejores.

Dentro de estos conceptos, me gustaría hablar sobre el pase, sin duda uno de los elementos del juego en los que más ha progresado el jugador español en los últimos años. No me voy a detener mucho en las más visibles asistencias de lujo, pases por la espalda y demás donde tenemos varios especialistas en la competición como por ejemplo el genial Pepe Sánchez sino en otro tipo de pases a los que se presta menos atención por parte de prensa y público y que resultan fundamentales para un buen funcionamiento colectivo del grupo.

Dentro de la formación de los pívots, uno de los aspectos fundamentales que deberíamos enseñar debe ser el pase para un tiro de un jugador exterior. Hay muy pocos jugadores interiores que pongan el balón correctamente a los jugadores exteriores jugando dentro-fuera, cuántos tiros librados se pierden por dar un mal pase. De los jugadores que yo he visto, uno de los mejores en este fundamento ha sido Alfonso Reyes, que aunque no contaba con una técnica de pase depurada ni le acompañaba la estética del pase, siempre ponía el balón en las mejores condiciones para sus compañeros, ya podía estar cayéndose o intentando librarse de una situación de “dos contra uno” que siempre daba un pase con la tensión necesaria para asegurar la ventaja en el tiro de sus compañeros.

Siguiendo con el pase, propongo a los amantes del baloncesto que se fijen en los problemas de algunos jugadores exteriores para pasar después de iniciar una penetración, o cómo, esos mismos jugadores pueden ser brillantes cuando el pase es de progresión a canasta, en especial a sus pívots y tienen más problemas para asistir a jugadores abiertos. En el partido del pasado sábado Raúl López y el, cada vez más asentado, Víctor Sada nos ilustraron perfectamente sobre estas acciones. Mientras el base del Real Madrid dio una lección de enlazar cambios de dirección enlazado con pase a un jugador interior, el jugador de Akasvayu Girona cometió dos faltas de ataque por no dar el pase en el momento oportuno, algo que, sin duda, con la evolución que está llevando mejorará con el paso de los años.

El otro Gasol

Lunes, 24 Marzo 2008

Buen partido el del sábado pasado en Fontajau entre el Akasvayu Girona y DKV Joventut, frente a frente dos de los equipos en mejor momento de forma de la competición. Los de Girona demostraron que han acertado con los cambios de piezas que han realizado (McDonald es mejor escolta que base y Daniels es más versátil que Vroman) y la “Penya” echó en falta una mayor capacidad anotadora de sus pívots en situaciones cercanas al aro.

El partido sirvió para ver en acción a dos de nuestros jugadores interiores llamados a ser piezas fundamentales del baloncesto nacional en los próximos años, dos jugadores marcados por un momento común que ha determinado su trayectoria posterior como jugadores, el momento en el que Pepu Hernández tuvo que elegir entre uno de los dos para completar el equipo nacional de cara al Campeonato del Mundo de Japón 2006.

En ese momento, muchos pensábamos que Hernández Sonseca tenía más papeletas para ir al campeonato por la escasa participación de Gasol en el Barcelona de esa temporada pero el seleccionador decidió que Gasol encajaba mejor en el equipo nacional y su decisiva participación en la competición, especialmente en la final, corroboró la decisión de Pepu.

Para Gasol, esa decisión marcó un punto de inflexión en su carrera. Apostó por buscar minutos fuera del club de toda su vida y se convenció de que podía ser un jugador decisivo. Desde entonces se ha convertido en el pívot más determinante del campeonato, su evolución física le ha hecho marcar diferencias cerca del aro, ha mejorado su movilidad, ha ampliado su gama de movimientos en el poste bajo y empieza a asomar ese lanzamiento exterior que empleaba con gran acierto en categorías inferiores. Además, sus declaraciones públicas le muestran como un jugador maduro, con la cabeza bien amueblada y consciente de la necesidad de evitar cualquier paso en falso.

El siguiente punto determinante en su trayectoria vendrá marcado por la decisión que tome en verano. Deberá decidir si embarcarse en la aventura americana en un equipo poco atractivo, con un estilo poco adaptado a sus características pero con la sensación de que disfrutará de bastantes minutos o consolidarse en el baloncesto europeo tan necesitado de grandes pívots.