Blogs

Archivo de la categoría ‘pivots’

La inteligencia del jugador

Sbado, 15 Marzo 2008

El Real Madrid se complicó la clasificación para cuartos de final de la Euroliga tras la derrota frente al Maccabi en un gran partido ayer en Vistalegre. Una victoria de gran mérito para el equipo entrenado por Zvi Sherf que ha anotado casi 200 puntos al Real Madrid en los dos partidos que han disputado, un dato de enorme mérito si valoramos con justicia la habitual calidad defensiva del equipo español que, sin embargo, no ha encontrado la fórmula en los dos partidos frente al equipo israelí de controlar la polivalencia de los jugadores de Maccabi y su calidad en el juego  pick and roll.

En toda esta clase de partidos los detalles son fundamentales y resultan decisivos para decantar el partido de un lado u otro. El Maccabi tuvo más claridad en los minutos decisivos del partido y el Real Madrid mostró mayores dudas generadas por no haber sido capaz de “matar” el encuentro cuando tuvo oportunidad para hacerlo. Además, dio la sensación de que los ayer visitantes, tuvieron más claro en quien poner el balón en cada momento del juego.

Mención especial entre los jugadores del Maccabi para Nicola Vujcic. No estará el partido de ayer entre los 100 mejores de la carrera del gran pívot croata pero tácticamente, en los momentos decisivos del partido sus habilidades resultaron decisivas. Cuando Halperin castigaba al Real Madrid en lanzamientos después de bloqueo y los pívots blancos se implicaron más en su defensa, Vujcic decidió abrirse para lanzar.

Cuando el Real Madrid decidió trabajar sin ayudas sobre él en el poste bajo, anotó con facilidad y si los de Joan Plaza decidían apostar por situaciones de dos contra uno para evitar que anotase, explotó su inmensa capacidad para pasar. Como corresponde a un jugador de su dimensión castigó cualquier decisión táctica del rival utilizando todos sus recursos y en especial el que marca la diferencia entre los buenos y los muy buenos, la inteligencia.

Mamá, no quiero ser pívot

Mircoles, 12 Marzo 2008

Si analizamos un partido de hace 15 años con uno de los que se juegan en la actualidad saltan a la vista varias diferencias reseñables. En mi opinión, los físicos se han definido, se juega a una mayor velocidad que descubre mayores carencias técnicas, se pasa menos y peor y hay más jugadores con capacidad para lanzar de 3 puntos, pero para mí la diferencia fundamental es la cada vez menor influencia del juego de los pívots en situaciones cercanas al aro

Sería interesante estudiar por qué hemos llegado a este proceso donde cada vez encontramos menos jugadores con verdaderos recursos técnicos en el poste bajo hasta el punto de estar en proceso de extinción elementos técnicos como el gancho (quién más lo utiliza es Papadopulos, que hasta tiene físico de jugador de otra época) y por qué los equipos recurren menos a jugar con los pívots en situaciones cercanas al aro.

Creo que la respuesta hay que buscarla en el trabajo que realizamos los entrenadores de formación. Soy un firme defensor de que el método con jugadores jóvenes debe ir orientado a que sean lo más completos posibles y que tenemos que huir de las especializaciones hasta las etapas finales de su formación. Pero como todas las ideas cuando se llevan al extremo, también tienen su lado perverso, y el resultado que tenemos es que casi todos los jugadores grandes tienen más facilidad para lanzar de tres que para jugar con solvencia en situaciones cercanas a la canasta. De esta forma, cada vez encontramos estructuras de juego con menos posibilidades interiores y jugadores de 2,10 poniendo bloqueos sin parar durante todo el partido porque no representan una verdadera amenaza cerca del aro.

Hace unos años, un compañero que entrenaba un equipo junior,  preocupado por la escasa presencia de sus jugadores interiores en la “pintura” se reunió con sus pívots y les planteó que sólo podrían lanzar un triple cada vez que capturaran tres rebotes ofensivos. Un reto restrictivo pero realmente formativo y es que, a veces, alguna puerta no le viene mal al campo.