Blogs

Archivo de la categoría ‘ricky rubio’

Encajar a un NBA

Mircoles, 14 Agosto 2013

Estas líneas no gustarán a aquellos que dividen las selecciones entre los que juegan en la NBA o no, y a los que otorgan a los jugadores que forman parte de la Liga americana un cierto status superior al resto. Y claro está que yo también pienso que Ricky Rubio es un fenómeno jugando aquí, allí y en la China Popular que diría aquel, pero  lo cierto es que la composición de la selección española y los compañeros de puesto del ex jugador de la Penya indican que Rubio no tendrá fácil obtener un rol de jugador-referencia en la Selección.

Y ojo, que no hablo basándome en el primer partido de preparación contra Polonia (en el cuál Rubio fue titular, por cierto) sino en sensaciones generales basadas en las necesidades del grupo y en la importancia que deben tener Calderón (por capacidad, experiencia y jerarquía) y Sergio Rodríguez (por talento, confianza y habilidad para generar vías de anotación) en el juego del equipo.

Alguien pensará que el hecho de que Rubio fuera titular en el primer partido del equipo da a entender que su situación es algo que no preocupa mucho al seleccionador. Lógico, porque acumular talento es un bendito problema, pero yo interpreto la titularidad como un experimento para buscar un encaje a un jugador que se ve penalizado para competir por su falta de constancia en el rendimiento de su tiro exterior. Claro que pueden jugar dos bases juntos, faltaría más, y es una buena noticia que lo hagan y que se abran paso alternativas que eviten el reduccionismo y la especialización en el baloncesto, pero no es eso de lo que hablo sino de si realmente esta alternativa tiene que ser un recurso o una norma, o si, por el hecho de que los tres bases se sientan importantes y ahorrarse la problemática de elegir, se penalizan otras cualidades y alternativas que ofrece el grupo.

Por lo demás, del partido de preparación, merece la pena destacar algunos apuntes, como la presencia de las defensas zonales desde el  primer encuentro, la buena disposición del equipo a intentar jugar rápido, la ya sabida importancia de Marc Gasol y la necesidad de jugadores que den un paso adelante y que acompañen al Pasillo de seguridad que forman Calderón, Rudy y Marc Gasol. Y de momento, poco más, porque uno es limitado y no se atreve a hablar de certezas con sólo un partido de preparación, porque era eso, ¿no?, un partido de preparación, porque leyendo y escuchando a alguno parecía que lo de ayer era algo más que eso y que en 40 minutos con la limitación que supone rotar a 15 jugadores esperaba ya ver un equipo afinado, completamente rodado y que arrasara a Polonia desde el primer minuto. Está bien eso de la exigencia y demás pero qué bueno es un poquito de prudencia de vez en cuando.

Ricky, impacto y juego

Lunes, 25 Febrero 2013

Dos meses después de su reaparición y con más de 25 partidos sobre sus rodillas es un buen momento para analizar lo que está dando de sí esta segunda temporada de Ricky Rubio en los Timberwolves, su impacto en el equipo, lo que le ha aportado la competición y la evolución que se puede esperar de un jugador, sin duda especial, que está llamado a ser un futuro All Star si las lesiones le respetan. (more…)

Póquer de lujo

Domingo, 16 Diciembre 2012

En esta etapa dorada de nuestro baloncesto dominada por el talento de los hermanos Gasol, la capacidad anotadora de Navarro y la omnipresencia en el juego de Rudy Fernández, este fin de semana parece más que apropiado para reconocer la trascendencia de cuatro jugadores que ocupan la posición de base y que afrontan este momento de su carrera con perspectivas muy diferentes.

Siempre Calderón. La débil plantilla de los Raptors y el claro mensaje que le enviaron los dirigentes del equipo canadiense con el fichaje de Lowry parecían argumentos bastante contundentes para que el extremeño encontrara pocos estímulos en esta temporada. El esfuerzo de Calderón por no dejarse arrastrar por la dinámica de su equipo es admirable así como su capacidad por defender su puesto en la élite durante muchos años. El impacto mediático de Ricky Rubio en Estados Unidos no debe alejarnos de valorar la trayectoria de un jugador al que lo mejor que se le puede desear en estos momentos es un equipo con mayores aspiraciones, ¿por qué no en Europa la próxima temporada?.

La reaparición de Ricky Rubio tras su larguísima lesión es una noticia fantástica que nos ha recordado la huella que dejó su juego no sólo en Minnesota sino también en toda la competición. El buen comienzo de temporada de su equipo liberará a Rubio de todo tipo de presión y la probada capacidad de adaptación que ha demostrado durante toda su trayectoria hará el resto. Los Timberwolves son el equipo perfecto para el jugador español, rodeado de un técnico que aprecia todas las bondades de su juego y varios jugadores europeos entre los que es un verdadero referente. El único objetivo de esta temporada debe ser recuperarse completamente de su lesión y acumular minutos de experiencia que le presenten nuevos retos y también obstáculos (no todo será tan fácil).

El ritmo del “Chacho”. Sergio Rodríguez está haciendo méritos para que el equilibrio entre sus devotos y los que cuestionan sus cualidades se incline claramente hacia los primeros. Entre los numerosos méritos que acumula Pablo Laso desde su llegada al Real Madrid, recuperar plenamente al jugador canario es uno de los más relevantes. Sergio nos está acostumbrando a mostrar con  regularidad lo que antes era esporádico y la consistencia de su tiro exterior le permite tener más alternativas ofensivas que nunca. Un jugador carismático y necesario en nuestra competición del que aún se puede esperar mucho más porque tiene condiciones de sobra para que su progresión no se detenga.

LLull, dominante. Quizás el debate ya no sea si el jugador balear es base o no,  sino si es el mejor jugador en esa posición en la Liga Endesa. Si su temporada anterior ya fue buena, en la actual está dando un paso más en cuanto a solidez. Es cierto que marca diferencias por su capacidad física pero también lo es que cada vez reconoce mejor las situaciones en las que tiene que poner en juego a sus compañeros. LLull no tiene el talento de Ricky ni el magnetismo de Rodríguez y su carrera no es comparable con la de Calderón pero es un ejemplo de perseverancia, tenacidad y confianza en sí mismo que le ha valido para derribar todos los obstáculos que se le han presentado en su trayectoria. Admirable, sin duda.

Pascual, la coartada perfecta

Lunes, 16 Enero 2012

Las brillantes actuaciones de Ricky Rubio en la NBA nos han pillado con el paso cambiado, o eso parece. Mandamos a un jugador dubitativo, con tendencia a dejarse llevar por los partidos y nos estamos encontrando con un base mandón, con carácter, sin miedo a tomar decisiones y con una gran incidencia en el juego. Una versión mejorada del mejor Ricky Rubio, el de sus años en la Penya y su primera temporada en el Barcelona Regal.

Llegado este punto, parece que es hora de pasar el rodillo y encontrar por qué Ricky Rubio no ha demostrado ese nivel en sus últimas actuaciones en Europa. Es evidente de que el jugador había perdido confianza, de que las necesidades del Barcelona no le obligaban a ser la primera, ni siquiera la segunda referencia ofensiva y también parece que la actuación en el Mundial de Turquía dónde se vio obligado por primera vez a ejercer de base titular de la selección le afectó emocionalmente.

Sin embargo, todas esas apreciaciones no parecen suficientes y empieza a asentarse lenta pero  firmemente la idea de que el culpable del rendimiento de Ricky Rubio en su última temporada europea fue Xavi Pascual.

No olvidaré en mi defensa de Pascual que la obligación de todos los entrenadores es sacar lo mejor de sus jugadores. Por lo tanto igual que el técnico del Barcelona Regal integró de manera perfecta a Rubio en la maquinaria azulgrana en su primera temporada, no tuvo el tino para hacer lo mismo en la segunda. De ahí, a acusar a Xavi Pascual de poner límites a la creatividad del ex base de la Penya media un análisis sesgadísimo e injusto.

Es cierto que la temporada ofensiva del Barcelona Regal alimenta a los “Conspiranoicos” que ven en Pascual un entrenador que limita la fantasía y el juego rápido en sus jugadores. El ataque del equipo catalán se ha vuelto más lento y previsible porque a Huertas le gusta más jugar en posicional que en transición y porque Lakovic y Grimau eran unos reservas muy dados a revolucionar los partidos con sus imprevisibles acciones. Comparto los análisis que hablan de este Barcelona como un equipo menos vistoso pero su grado de competitividad es igualmente máximo y cuando tenga a todos sus jugadores será el máximo aspirante a todos los títulos que dispute. Es, con mucho, el equipo con mejor defensa del continente y eso acaba dando sus frutos.

Abundan en estos días mensajes revanchistas tipo “dónde están los críticos de Ricky” o aquellos destinados a alimentar el ego del autor “yo siempre dije que este chaval era un crack”. Ante estas afirmaciones se me ocurren algunas preguntas  ¿Qué hay de malo en decir que un jugador no ha estado bien? ¿Significa eso que se deje de valorar? ¿No se debe exigir más a los que más capacidad tienen? ¿De verdad no ha dado Ricky Rubio ningún motivo para dudar de él en estos años? ¿Por qué los que hemos dudado no podemos valorarlo ahora?. La respuesta está clara, la culpa es de Xavi Pascual ( y algo de Scariolo, digo yo, porque con España tampoco Rubio ha rendido a su máximo nivel).

Ricky de Minnesota. Medidas y desmedidas

Lunes, 2 Enero 2012

Cuatro partidos han bastado para que Ricky Rubio haya desatado la euforia en Minnesota. El base formado en Badalona ha convencido a aficionados y críticos pero sobre todo a su entrenador (que le otorga una minutada cada noche) y compañeros, encantados de tener un jugador tan altruista y con buena actitud en sus filas. La pregunta que conviene hacerse a estas alturas sería ¿Es todo para tanto?.

Sensaciones. Que Ricky se siente seguro en la cancha lo demuestra la personalidad con la que se desenvuelve dentro del grupo. Se muestra comunicativo y participativo con el grupo y atiende a las indicaciones que le llegan desde todos los frentes. Su positiva actitud se traslada a la cancha dónde recuerda a aquel jugador de sus inicios más atento a disfrutar del juego que a atenazarse mirando el marcador. No conviene perder la perspectiva, ahora disfruta de un estatus dónde los errores se le disculpan. Pronto, que el rookie de Miami Norris Cole le haga 10 puntos seguidos no se mirará con tanta displicencia. Ahí está su próximo reto, adaptarse a la Liga en un entorno lleno de elogios.

Los Wolves. Minnesota Timberwolves, aquella franquicia desilusionante que aplazó su aventura americana es ahora el equipo perfecto para Ricky Rubio. Un grupo en reconstrucción con roles muy definidos y con un estilo de juego perfecto para el español, libre para imprimer ritmo y jugar sin parar situaciones de dos contra dos en bloqueo directo en las que se maneja brillantemente. El base titular, Ridnour sería un segundo o tercer base en la mayoría de las franquicias. Pista libre para Ricky.

El juego. El aspecto estadístico del juego en el que más está destacando Rubio son las asistencias. A veces, da la sensación de que juega pensando en dar una cada ataque. Está convirtiendo a muchos compañeros en amigos  y eso le será de gran ayuda. Sin embargo, echo de menos un punto más de atrevimiento ofensivo que haga que las asistencias lleguen buscando puntos. De momento, su porcentaje de tiro está siendo excelente, síntoma de su trabajo en pretemporada y la confianza en su juego, no tengo dudas de que su respuesta mental será adecuada y no se inhibirá aún más en el momento en que los porcentajes bajen, que lo harán.

Prudencia. Si el internacional español hubiera pegado un petardazo estos cuatro partidos estaríamos hablando de que necesita tiempo de adaptación, de que son pocos partidos para hacer afirmaciones categóricas y probablemente de lo injusto que es su entrenador (siempre es culpa del entrenador, ya sabéis). Las buenas prestaciones de Ricky Rubio nos ilusionan y nos predisponen a muchas madrugadas ocupadas pero no deben llevarnos a perder el norte con juicios desmedidos de los que tengamos que retractarnos dentro de varios meses. Ricky Rubio sabe mejor que nadie lo que es ser tratado primero como una estrella y luego sentir que casi no vales para este juego en apenas unos meses.

¿Quién quiere a Ricky?

Martes, 15 Noviembre 2011

El mencionadísimo “Lock Out” de la NBA está acaparando la atención del baloncesto mundial. Por lo que parece, la solución no parece cercana sino todo lo contrario y esto provocará que en las próximas semanas escuchemos un sinfín de rumores sobre movimientos de jugadores de la mejor liga del mundo a otras competiciones.

(more…)

Sobre Rubio, Vázquez y la NBA

Lunes, 20 Junio 2011

Confirmado el secreto a voces y pasados unos días para la reflexión es hora de valorar lo que supone la decisión de Ricky Rubio para la ACB, el Regal Barcelona y, sobre todo, para él mismo. La ACB pierde su jugador nacional más carismático en pleno proceso de reconstrucción, cierto que el nivel de Ricky Rubio no ha sido excepcional en la última temporada pero todas las competiciones necesitan de iconos que atraigan al público joven. El primer reto del nuevo modelo organizativo de la competición será evitar que los niños y jóvenes que empiecen a aficionarse a este juego no giren demasiado la cabeza hacia la NBA.Para el Barça la ausencia de Rubio no supone un drama deportivamente hablando. El corazón de los aficionados está ocupado por Navarro y el técnico Xavi Pascual ha dirigido a Víctor Sada hacia un mayor protagonismo como anticipándole lo que puede esperarle en temporadas venideras. Rubio parecía cada vez más desencajado en el Barça y su juego se había mecanizado en exceso, ni siquiera en defensa lograba marcar diferencias.

Y ahora, Minnesota. ¿Triunfará Ricky en la NBA? La respuesta no parece sencilla. El primer Ricky Rubio, el de la “Penya” no admitiría dudas en su pronóstico. Un jugador voraz, rápido, agresivo en sus acciones y tenaz para luchar contra alguna de sus limitaciones. Un jugador perfecto para la NBA, siempre ilusionada con jugadores activos, capaces de tomar la iniciativa sobre el juego. El Ricky del Barça durará un año en la liga americana, los rookies que no generan impacto inmediato tienden a ser condenados con celeridad. La apuesta de los Wolves no admite un jugador timorato demasiado atento a disimular su edad.

Vázquez, no con Gasol. Las últimas horas nos confirman también que Fran Vázquez y Pau Gasol no parece que coincidan nunca en el equipo nacional. Los problemas físicos de Vázquez tienen una preocupante tendencia a reproducirse en cuánto Pau confirma su presencia en la selección. Parece evidente que el jugador gallego del Regal Barcelona no quiere acudir a la selección sin una cuota mínima de minutos garantizada y que interpreta que los hermanos Gasol le limitarán a ser un mero comparsa. Una derrota más para los que pensamos que los mejores grupos nacen de la competitividad y que una de las mayores virtudes que puede tener un jugador es el permanente deseo de medirse contra los mejores.

Rose y Ricky

Martes, 5 Abril 2011

Una de bases, si es que lo son. Derrick Rose estaba llamado a ser una de las estrellas de la NBA desde que fue elegido hace tres temporadas número uno del Draft, su trayectoria en la Liga es admirable, cada año mejora y añade detalles técnicos y tácticos a su juego que le hacen más y más completo, dicen que será nombrado Jugador Más Valioso de la Temporada Regular (MVP), lo merece. Rose no es un base al uso como Nash o Kidd, digamos que Rose es un base de los de “ahora”, término más o menos peyorativo que esconde una cierta incapacidad para descubrir los entresijos del juego y una gran habilidad para ser el comienzo y el final de muchas acciones de su equipo. El mérito del jugador formado en la Universidad de Memphis ha sido mejorar su lanzamiento exterior lo que le ha permitido no solo anotar triples sino reducir la distancia de su defensor y por lo tanto tener más espacio para dividir la zona. Derrick Rose es el base titular del equipo con el mejor récord de la Conferencia Este, Chicago Bulls, está en un equipo construido en torno a él y donde todas sus cualidades se pueden expresar sin mermar el rendimiento colectivo.

Ricky Rubio tiene 20 años y juega su sexta temporada en la ACB, el dato es lo suficientemente demoledor para que nos detengamos un momento en él. La mayoría de jugadores de su camada siguen desarrollándose en categorías inferiores o con poco protagonismo en la ACB mientras Rubio empieza a sentir los rigores de una crítica que espera de él algo que no haya visto en sus temporadas precedentes. La pasada temporada de Ricky con el Barça fue excelente supo adaptarse inmediatamente a un rol que le exigía menos brillantez pero más sobriedad, sacrificar tiros por infinidad de pases extra que acababan en las manos del compañero mejor situado, fue un factor diferencial decisivo en el Barcelona campeón de Europa.

El Campeonato del Mundo de Turquía empezó a mostrar a un jugador con dudas, quizás no entendió la lesión de Calderón como una oportunidad para tener más continuidad en el juego y replicó su versión “Barça” cuando la selección sin Gasol necesitaba de más jugadores capaces de asumir anotación. Nunca pareció encontrar el ritmo a la competición.

La Serie de Euroliga contra Panathinaikos ha sido mentalmente muy dura para Ricky Rubio. Obradovic le ha sometido a un reto constante invitándole al tiro permanentemente, le ha guiñado un ojo para que recuperase sus vivencias pasadas en la Penya y Ricky no ha sabido salirse del guión que ha interiorizado estas dos últimas temporadas. La sensación actual es que ni Rubio es el mejor base para el Barça ni el Barça es el mejor equipo para Rubio. Hay veces que te detienes tanto en analizar todo lo que está pasando que te olvidas de lo esencial, jugar. Pensé que nunca diría esto pero viendo a Ricky Rubio, creo que a veces pensar tanto, no es del todo bueno. Ricky, “sal y juega”.

Informe Ricky Rubio

Viernes, 5 Noviembre 2010

Nadie duda que estamos ante un jugador que hará historia en nuestro baloncesto pero si el campeonato del Mundo de Turquía nos puso en alerta sobre su evolución, las dudas actuales que muestra  Ricky Rubio nos obligan a detenernos y analizar algunos aspectos de su juego y su trayectoria que pueden explicar el difícil momento por el que atraviesa.

1. El Foco. Es evidente que el jugador del Regal Barça siempre ha estado muy “vigilado” por los medios. Su debut con 14 años en la ACB y su desparpajo jugando le hicieron rápidamente llamar la atención. Se valoró su mesura en posponer su viaje a la NBA y se ponderó al máximo, y muy acertadamente, su gran importancia en el Barça campeón de la pasada temporada. Siempre ha sido mirado con un justo cariño y admiración. Aún así, siempre ha crecido rodeado de jugadores que le han apartado del primer plano de la responsabilidad como Rudy en la Penya y Navarro en su actual equipo. Todo ha cambiado desde el Campeonato del Mundo dónde no estuvo brillante y acusó en exceso la responsabilidad de cargar, sin el respaldo de Calderón, con la dirección del equipo nacional.

2. Ricky Penya vs Ricky Barça. Un mismo jugador con un estilo bastante diferente. Más vistoso, eléctrico, espontáneo y diferente el jugador del Joventud y más director, más maduro, más de entrenador y menos de espectador el de la Penya. Su evolución en el juego ha sido llamativa, parece que tenía muy claro que lo que necesitaba el Barça de él era algo completamente distinto a lo que hacía en Badalona. Un ejemplo más de su madurez y de su habilidad pero que puede que haya llevado demasiado al máximo sobre todo a la hora de inhibirse para ser más agresivo en el juego ofensivo, dividiendo, sacando faltas e incluso anotando. Una cosa es tener claro que hay jugadores en su equipo más dotados para conseguir puntos y otra asumir permanentemente el papel de pasa-bolas. Sería reconfortante que Ricky Rubio recordara de nuevo que solo tiene 20 años.

3. El reto. Rubio es un jugador capital el Regal Barça. Su influencia en el juego del equipo es máxima y su mal momento es acusado por el grupo. Una vez acreditada su inteligencia y su madurez, es el momento de exigirle carácter y determinación. La mejora en el lanzamiento exterior que exhibió la pasada temporada ha vuelto a dar paso a un periodo dónde el tiro es el último recurso de su juego. Su superioridad física sobre los bases rivales no se traduce en muchas visitas a la línea de tiro libre e incluso en defensa, donde es de los pocos jugadores capaces de cambiar la dinámica de un partido parece haber perdido ese “toque” para recuperar balones. ¿Podemos decir entonces que Ricky no es tan bueno?. En absoluto. Es buenísimo, su palmarés y prestaciones así lo acreditan, simplemente está en un momento menos brillante que requiere algunos ajustes en su juego. Una actitud más positiva y abierta dentro y fuera de la cancha le ayudarán a disfrutar nuevamente con el juego.

Informe Ricky Rubio

Viernes, 5 Noviembre 2010

Nadie duda que estamos ante un jugador que hará historia en nuestro baloncesto pero si el campeonato del Mundo de Turquía nos puso en alerta sobre su evolución, las dudas actuales que muestra  Ricky Rubio nos obligan a detenernos y analizar algunos aspectos de su juego y su trayectoria que pueden explicar el difícil momento por el que atraviesa.

1. El Foco. Es evidente que el jugador del Regal Barça siempre ha estado muy “vigilado” por los medios. Su debut con 14 años en la ACB y su desparpajo jugando le hicieron rápidamente llamar la atención. Se valoró su mesura en posponer su viaje a la NBA y se ponderó al máximo, y muy acertadamente, su gran importancia en el Barça campeón de la pasada temporada. Siempre ha sido mirado con un justo cariño y admiración. Aún así, siempre ha crecido rodeado de jugadores que le han apartado del primer plano de la responsabilidad como Rudy en la Penya y Navarro en su actual equipo. Todo ha cambiado desde el Campeonato del Mundo dónde no estuvo brillante y acusó en exceso la responsabilidad de cargar, sin el respaldo de Calderón, con la dirección del equipo nacional.

2. Ricky Penya vs Ricky Barça. Un mismo jugador con un estilo bastante diferente. Más vistoso, eléctrico, espontáneo y diferente el jugador del Joventud y más director, más maduro, más de entrenador y menos de espectador el de la Penya. Su evolución en el juego ha sido llamativa, parece que tenía muy claro que lo que necesitaba el Barça de él era algo completamente distinto a lo que hacía en Badalona. Un ejemplo más de su madurez y de su habilidad pero que puede que haya llevado demasiado al máximo sobre todo a la hora de inhibirse para ser más agresivo en el juego ofensivo, dividiendo, sacando faltas e incluso anotando. Una cosa es tener claro que hay jugadores en su equipo más dotados para conseguir puntos y otra asumir permanentemente el papel de pasa-bolas. Sería reconfortante que Ricky Rubio recordara de nuevo que solo tiene 20 años.

3. El reto. Rubio es un jugador capital el Regal Barça. Su influencia en el juego del equipo es máxima y su mal momento es acusado por el grupo. Una vez acreditada su inteligencia y su madurez, es el momento de exigirle carácter y determinación. La mejora en el lanzamiento exterior que exhibió la pasada temporada ha vuelto a dar paso a un periodo dónde el tiro es el último recurso de su juego. Su superioridad física sobre los bases rivales no se traduce en muchas visitas a la línea de tiro libre e incluso en defensa, donde es de los pocos jugadores capaces de cambiar la dinámica de un partido parece haber perdido ese “toque” para recuperar balones. ¿Podemos decir entonces que Ricky no es tan bueno?. En absoluto. Es buenísimo, su palmarés y prestaciones así lo acreditan, simplemente está en un momento menos brillante que requiere algunos ajustes en su juego. Una actitud más positiva y abierta dentro y fuera de la cancha le ayudarán a disfrutar nuevamente con el juego.