Blogs

Archivo de la categoría ‘Ricoh Manresa’

Semana de Copa, semana grande

Lunes, 13 Febrero 2012

En medio de un necesario debate, que supongo que se estará llevando a cabo, de cómo dotar de más interés a la Liga Endesa, es bueno reconocer el enorme prestigio que ha acumulado a lo largo de estos años la Copa del Rey de Baloncesto. En ningún otro deporte este trofeo goza de tanto interés, por su formato, su habitual calidad y por el reconocido modelo de convivencia entre modélicas aficiones que se repite año tras año.

La edición de 2012 tiene los ingredientes necesarios para volver a ser memorable. La presencia de los modestos (sólo en presupuesto) Lucentum Alicante, Fuenlabrada y Lagún Aro marcan el camino a seguir para otros equipos, pienso especialmente en Manresa, que llevan mereciendo año tras año un mayor altavoz a sus continuas gestas.

El debate los días previos a la Copa viene muy mediatizado por los últimos partidos de los máximos favoritos, Barcelona Regal, Real Madrid y Caja Laboral. El Barcelona, máximo favorito por plantilla y por las prestaciones que suele ofrecer en este tipo de citas llega en su mejor versión de los dos últimos meses, Navarro va superando sus molestias y el resto del equipo se siente más seguro con el capitán al mando. El equipo tiene la virtud de ganar la amplísima mayoría de partidos en los que juega mal, mal presagio para sus rivales que deberán agarrarse a la percepción de que el conjunto de Xavi Pascual no anda en plan tan demoledor como en pasadas temporadas.

Los debates sobre el Real Madrid siempre están sobredimesionados. La derrota en Miribilla que cuestiona seriamente su continuidad en Europa ha desatado especulaciones sobre la validez del proyecto y la propuesta de juego. Es cierto que el partido fue doloroso para los blancos especialmente por la forma en que se perdió, con una rendición a las primeras de cambio que no deja en buen lugar la capacidad competitiva del grupo. En cualquier caso, pienso que el cómputo general ofrecido hasta ahora merece un grado amplio de confianza. El equipo ha jugado más que bien muchos de sus partidos y el rendimiento individual de sus jugadores es positivo en casi todos los casos. Se cuestiona ahora incluso la apuesta, argumentando que no se puede ganar jugando sólo a correr. Error, no se puede ganar defendiendo tan mal como en Bilbao pero eso no tiene nada que ver con el estilo sino con el compromiso individual y colectivo y con las cualidades defensivas de cada jugador. El caso es que el equipo llega a la Copa con esa extraña sensación de que parece que se juega más que nadie, a priori una desventaja pero, bien conducido, un reto extremadamente motivante.

Cierra el trío de favoritos el Caja Laboral. Hasta ahora su temporada no se puede calificar de buena. Demasiada sensación de inestabilidad que se ha traducido en una excesiva irregularidad en el juego. Corre un run run por Vitoria que cuestiona la permanencia de Ivanovic en el equipo. Como todos los equipos, su rendimiento depende mucho de lo que ofrecen sus bases. En este sentido parece que lo mejor de Prigioni ya lo hemos visto y lo mejor de Heurtel está por llegar, y en ese término medio se mueve el equipo, que no sabe si va o viene. Yo respeto mucho a Ivanovic, sobre todo cuando le han dado por muerto, cuidado…..

Épico y Justo

Lunes, 23 Marzo 2009

La épica y la justicia no son siempre grandes amigas. Muchas hazañas deportivas permanecen en el anonimato por el brillo especial del triunfo. Ricoh Manresa sabe algo de eso, nunca antes, en toda la temporada había acaparado el equipo de Jaume Ponsarnau tantos elogios. La sensacional victoria conseguida en el partido frente al Regal Barcelona es un merecido homenaje al equipo de más mérito en toda la competición.

Es curioso el tratamiento mediático a este equipo, que, sorprendentemente, ha dado más titulares por sus iniacitivas para paliar su más que delicada situación económica que por su excelente rendimiento deportivo. En la jornada 27, esa donde muchos equipos aún hacen sus cálculos de cuántas victorias necesitarán para salvarse, Manresa puede soñar, con muchos argumentos para hacerlo, con jugar el play off por el título.

Mucha parte del éxito del grupo se debe, en mi opinión, al excelente trabajo de su técnico Jaume Ponsarnau, (¿cuándo ganará el premio de entrenador del mes?). Ponsarnau ha conseguido lo que todos los entrenadores persiguen, un grupo implicado y decidido donde todos los jugadores se encuentran con la confianza necesaria para expresarse al máximo. Hay muchos ejemplos que hablan de la buena labor de Ponsarnau como revitalizador de carreras a la deriva y de gran formador de jugadores emergentes. Dentro del primer grupo los ejemplos más destacados son Javi Rodríguez y Alfonso Alzamora. Dos jugadores que parecían haber dejado atrás sus mejores años y que son vitales en el proyecto manresano. Rodríguez supera al de sus mejores años en Lugo y es uno de los responsables del buen baloncesto de su equipo y Alzamora recuerda a aquel canterano del Barcelona que parecía dispuesto a comerse el mundo y superar a base de intensidad a pívots que le superaban en físico.

Si Alzamora y Rodríguez vuelven a disfrutar con el baloncesto, después de un periodo oscuro en sus trayectorias, Guillem Rubio y Rodrigo San Miguel están encontrando en Manresa el mejor medio para desarrollar sus aptitudes. Rubio ya no es solo el pívot batallador que cumplía en una tercera o cuarta rotación. Ahora es uno de los “jefes” del equipo, un jugador que, sin perder intensidad, se ha pulido y es capaz cada año de incorporar un detallito más a su juego que le hace mejor jugador. Es la versión Manresana de Felipe Reyes. Rodrigo San Miguel es otro factor diferencial de Manresa porque es uno de los pocos bases suplentes de la competición que está rindiendo de manera constante, algo tremendamente difícil y que habla de la madurez de un jugador que, a buen seguro, jugará muchos años en la mejor liga de Europa.

Paciencia a prueba

Lunes, 3 Noviembre 2008

El deporte de alta competición es tan exigente que seis jornadas pueden ser suficientes para que las dudas asalten a proyectos que uno o dos meses antes parecían tremendamente ilusionantes (que me lo digan a mí).

El Real Madrid perdió en Vitoria realizando momentos de buen baloncesto pero demostrando nuevamente que ha perdido la solidez que le ha definido en el periodo de Joan Plaza. Antes, en sus minutos malos, los blancos no permitían parciales muy contundentes mientras que ahora cuando el equipo no está fino encaja puntos con una facilidad demoledora.

Pero más allá de la derrota, el fin de semana deja la sensación de que empieza a haber movimientos sospechosos en los despachos del club madrileño. Estos últimos días hemos asistido a sospechosos artículos de defensa de Joan Plaza que huelen a llamada de representante que busca auxilio temiéndose lo peor (aunque comparto plenamente la defensa del técnico catalán)  y puesta en circulación de diferentes nombres de entrenadores para buscar refrendo en la opinión pública.

La paciencia y fe en el proyecto se ponen a prueba en el Real Madrid, es cierto que el equipo no está rindiendo bien, pero también lo es que de todas las derrotas la única injustificable es la de Cajasol porque perder con Unicaja, Tau y Partizan fuera de casa no entra dentro de lo descabellado teniendo en cuenta el nivel de las diferentes plantillas y por qué no decirlo el arbitraje con tufillo años 80 que vivieron los blancos en Belgrado.

Situación parecida a la del Real Madrid se empieza a vivir en Valencia. Después de dos años donde los dirigentes Taronjas habían apostado por el técnico griego Katiskaris, parece que las últimas derrotas frente a Menorca y Manresa han activado todas las alarmas y se empieza a cuestionar el trabajo del entrenador que más confianza ha gozado en Valencia en los últimos años.

Dos equipos bajo sospecha, dos entrenadores a mi modo de ver injustamente bajo sospecha, dos proyectos pendientes de continuidad o reinvención y dos sombras sobrevolando la ACB y en boca de mucha gente, Pepu Hernández y Sergio Scariolo.

Felipe no es suficiente

Lunes, 27 Octubre 2008

Después de cinco jornadas, ya no quedan invictos en la ACB, la derrota del Tau Vitoria ante el Bruesa de Pablo Laso deja la competición sin invictos y demuestra que los grandes deberán estar mucho más concentrados para no pagar un elevado peaje por el inicio de las competiciones europeas.

La quinta jornada vio además como los dos únicos equipos que hasta ahora no habían sumado ninguna victoria, Cajasol y Vive Menorca lograron dos triunfos de enorme valor frente a Real Madrid y Pamesa Valencia dos equipos que no acaban de encontrar una línea sólida en su juego y que alternan momentos brillantes con minutos preocupantes.

El partido entre el Real Madrid y el Cajasol puso de manifiesto los grandes retos a los que se tendrá que enfrentar el conjunto de Joan Plaza. Los blancos siguen dependiendo del núcleo duro que ganó la Liga y Copa ULEB hace dos años. Ese grupo de jugadores es dos años mayor, algo que sólo parece un condicionante positivo en Felipe Reyes al que su capacidad competitiva le hace moverse en un permanente estado de continua evolución.

Los refuerzos de las dos últimas temporadas no acaban de ser jugadores fiables y alternan actuaciones esperanzadoras con partidos discretos y el Cajasol se aprovechó de uno de los problemas estructurales de los madrileños, su debilidad defensiva en sus jugadores pequeños. Ni Bullock, ni Raúl López ni Pepe Sánchez son jugadores con grandes condiciones en defensa y esa fue la principal baza que jugaron los Pecile, Ellis, Rivero y Miso para romper sin problemas la línea defensiva blanca.
El problema es que por mucho que la actitud de estos tres jugadores sea excelente, que lo es, sus lagunas defensivas cada vez son más evidentes por lo que se antoja imprescindible que, el ahora lesionado Tomas, y el despistado Hosley acompañen a Sergi Llull y den también un paso hacia delante.

No quiero acabar mi comentario de la jornada sin hacer una referencia a Kalise Gran Canaria que ha hecho un buen trabajo en verano para compensar las carencias que alejaron al equipo de los play offs de la temporada pasada y que demostró frente a MMT Estudiantes que es uno de los equipos que mejor baloncesto está desarrollando en este inicio de temporada.  Los madrileños, por su parte,  han sumado dos abultadas derrotas en las últimas jornadas que les hace verse de nuevo en la parte peligrosa de la clasificación de la que se mantienen alejados Granada y Ricoh Manresa haciendo de sus respectivos campos verdaderos fortines.

Autoritarios Tau y Barça

Lunes, 13 Octubre 2008

Han bastado tres jornadas de competición, para que los equipos se vayan consolidando en las posiciones que más o menos se les presumían.

Granada y Manresa ocupan los puestos cabeceros e intentan aprovechar su buen trabajo de pretemporada para llegar cuanto antes al número mágico de 12 victorias (quizás este año valgan 11) mientras que por abajo Murcia no logra ganar y, lo que es más preocupante, ni siquiera competir y Cajasol se abona nuevamente a un comienzo de temporada decepcionante.

La tercera jornada nos ha dejado también la autoridad mostrada por Regal Barcelona en su victoria frente a Pamesa Valencia y del Tau Vitoria en el siempre difícil Martín Carpena de Málaga. Los catalanes no dieron opción al conjunto valenciano gracias a un extraordinario trabajo defensivo.  Destacó en el Barça Jaka Lakovic, que va camino de convertirse en otro ejemplo de jugador descartado que resulta definitivo en las victorias de su equipo. A día de hoy parece, con mucho, el mejor base del conjunto de Xavi Pascual.

El triunfo del Tau en Málaga es un golpe en la mesa del actual campeón que ha logrado frenar a un equipo que parecía inalcanzable en estos momentos. La ausencia de Splitter está siendo perfectamente suplida por Barac y por un motivadísimo Will McDonald que está encontrando confianza en Dusko Ivanovic, algo imprescindible para un jugador con grandísimas condiciones técnicas y atléticas pero que no destaca por su fortaleza mental.

Del resto de partidos, importante victoria del DKV Joventut en Menorca en un encuentro que prácticamente tenía perdido y necesaria muestra de solidez del Real Madrid que, en cualquier caso, deberá encontrar alternativas que completen el extraordinario momento de forma de Felipe Reyes.

Por último, destacar el buen partido de jóvenes jugadores españoles como Sergi LLull, Carlos Suárez y Pablo Aguilar que están aprovechando al máximo los minutos de los que disponen y que fueron factores decisivos en las victorias de sus equipos.

Unicaja y…. Manresa

Lunes, 6 Octubre 2008

El Real Madrid comenzó la temporada 2008-2009 de la misma manera que terminó la anterior, perdiendo en el Martín Carpena de Málaga frente a un Unicaja que confirmó todo lo bueno que ha ofrecido durante la pretemporada.

En realidad, los dos equipos mostraron lo mismo que han exhibido en el mes previo al inicio de la competición. Por los andaluces, Cabezas vive en un estado de continuia reivindicación, jugando de manera tremendamente agresiva y Marcus Haislip parece encontrarse más cómodo con la propuesta de baloncesto de Aíto que le permite exhibir con más continuidad su portentosa capacidad atlética. Sin duda, Unicaja es un candidato a todo.

El Real Madrid parece más en construcción y no ofrece la misma seguridad que en el comienzo de las dos últimas temporadas. La prematura derrota en los play offs del año pasado ha añadido a un bloque sólido, perfectamente definido un mal compañero de viaje para cualquier colectivo, las dudas.

Los movimientos en el mercado del verano parecen indicar que el Real Madrid ha buscado capacidad atlética de manera prioritaria y ha formado un bloque con gran capacidad para defender y rebotear pero quizás les falta un punto de talento que les impide atacar con fluidez ante defensas de gran actividad como la planteada por Unicaja.

En cualquier caso, la temporada es muy larga y considero que Joan Plaza será capaz de conseguir una buena dinámica en pocas semanas que permitan ver el verdadero nivel que puede ofrecer el conjunto blanco.

Del resto de la primera jornada merece la pena destacar las actuaciones de los jóvenes Claver y Saúl Blanco y los primeros y prometedores pasos de jugadores como Pablo Aguilar y Jason Granger que están destinados a ser, si su progresión no se detiene, jugadores importantes en esta competición.

Por último, me parece justo destacar al Ricoh Manresa, al que, probablemente todos los que tenemos la oportunidad de escribir sobre baloncesto no le hacemos la justicia que merece. Estamos ante un equipo de limitadísimo presupuesto, pero muy bien trabajado por Jaume Ponsarnau que consiguió que todos sus jugadores compitieran al máximo nivel con regularidad.