Blogs

Archivo de la categoría ‘Roberto Guerra’

Dos Historias

Lunes, 3 Junio 2013

Pensaba escribir sobre la ya famosa jugada de la canasta de Víctor Sada pero no sería justo ni siquiera para el equipo perjudicado, Gran Canaria, sobre el que merece la pena detenerse mucho más allá de una jugada puntual. Y es que el equipo de Pedro Martínez no sólo es una buenísima noticia para, claro está, sus aficionados, sino para la competición y para muchos otros conjuntos que, sumidos en la lucha por la supervivencia, tendrán un buen ejemplo en el que mirarse para superar adversidades y competir con muchísimos menos medios contra los mayores presupuestos de la competición.

Permitidme, sin embargo que me aleje un poco del juego y me centre en dos magníficas historias que presenta este equipo. Dos ejemplos que nos alejan de trayectorias deportivas convencionales. Historias de segundas oportunidades y del lento camino hacia la consolidación en la élite, historias de gente a los que, desde la distancia, sólo puedes desear que les vaya muy bien.

Tomás Bellas es un claro ejemplo del buen trabajo de reclutamiento de jugadores que realiza el club canario. Su contratación parecía muy arriesgada en su momento porque no estaba avalada por números espectaculares ni mucho menos (14 minutos de media y 5 puntos por partido en LEB). Gran Canaria tuvo mucho mérito en apostar por él y detectar cualidades para la máxima competición que para los demás habían pasado desapercibidas. Desde ese momento, Tomás Bellas ha sabido agarrarse a la Liga Endesa a base de mucho trabajo, solidez defensiva, capacidad para competir y, sobre todo, una tremenda personalidad que hace que sus compañeros le tengan como una referencia. Acostumbrados a repetirnos en los ejemplos que ponemos como referencia a nuestros jóvenes, es bueno que resaltemos la valía de ejemplos como Bellas que ha construido una carrera mucho más prometedora de la que se aventuraba gracias fundamentalmente a su esfuerzo y su rendimiento en momentos decisivos de los partidos.

Las expectativas sobre la trayectoria deportiva de Roberto Guerra eran mucho mayores, en su momento, que las que se podían aventurar en Tomás Bellas. Internacional en categorías inferiores, sus primeros años en Gran Canaria fueron esperanzadores aunque siempre dio la sensación de que no acababa de progresar en aquellos aspectos del juego donde lo necesitaba y de que su ambición se apagaba. Lejos de encontrar nuevos estímulos, cuando abandonó Gran Canaria en 2008 su carrera no acabó de impulsarse, todo lo contrario, hasta que el pasado verano decidió regresar a su casa y fichar por el filial del Gran Canaria. Desde ahí, su historia es la de un tipo que, habiendo sido referente de un proyecto un lustro atrás, firmaba contratos de dos semanas por el equipo de su vida. Esas dos semanas se han convertido en una temporada entera, en ser capaz de convencer a un entrenador tan exigente como Pedro Martínez y en jugar minutos en partidos de toda una semifinal de la Liga Endesa.

Me cuesta medir el mérito de Bellas y Guerra en todo lo bueno que le está pasando a Gran Canaria esta temporada. Lo que está claro es que su esfuerzo por defender su espacio en la “élite” seguro que ha sido extraordinariamente beneficioso para un colectivo admirable que, a pesar del dos a cero en contra, aún no ha dicho su última palabra en su semifinal contra el Barcelona Regal.