Blogs

Archivo de la categoría ‘rondo’

El ranking

Viernes, 28 Septiembre 2012

Asisto con cierto escepticismo a los resultados con cuentagotas que nos ofrece el ranking de jugadores que ha realizado la cadena americana ESPN. Me cuesta jerarquizar a jugadores que forman parte de un funcionamiento colectivo pero reconozco lo interesante de la propuesta y el enorme esfuerzo que supone analizar y ordenar según el criterio de sus 104 especialistas a más de 500 jugadores.

Rondo. El ranking de jugadores que ha publicado la ESPN y que ha otorgado a Lebron James el número uno,  da como todas las evaluaciones basadas en criterios subjetivos para muchas discrepancias y controversias, pero el hecho de que haya sido realizado por un alto número de seguidores de la Liga permite aseverar que los resultados tienen un alto grado de consenso en la opinión estadounidense. De todos los resultados el que más me llama la atención es el puesto número 12 otorgado a Rajon Rondo,  por debajo de otros bases como Chris Paul, Derrick Rose o Deron Williams. La sensación es que el base de los Boston Celtics (que en el mismo ranking el año pasado ocupó el puesto 17) aún no llena del todo o por lo menos no tanto como a los que pensamos que ahora mismo no hay un base que ofrezca mejor rendimiento en la Liga. Vuelve a manifestarse como en ocasiones los árboles de ciertas acciones espectaculares no dejan ver el bosque de una mejor dirección en el puesto de base, trabajo defensivo y capacidad para mejorar a más jugadores del grupo. Y es que sí, yo soy muy de Rondo e igual me ciego, pero ¿de verdad hay algún base mejor que él en la competición?.

Intento pensar en qué pasaría si se realizara un ranking similar de la Liga Endesa entre sus más de 200 jugadores. La verdad es que sería curioso. A un día de empezar la competición más que en empezar ese arduo trabajo pienso cuántos jugadores que no sean de Real Madrid y Barcelona estarían entre los diez mejores. Parece evidente que Rudy Fernández, Navarro, Lorbek, Mirotic y Carroll alcanzarían un alto grado de consenso en los primeros puestos, quizás Lllul, Tomic, Jawai, Huertas, Mickeal o Rodríguez también tendrían su espacio pero repito ¿y fuera de estos dos equipos?. Pues seguramente habría que mirar a Málaga y pensar en Gist o Vázquez,  o a Vitoria los que somos fans de Lampe. El interés y el nivel de la Liga depende mucho de cuántos jugadores de equipos que no sean de Real Madrid y Barcelona se cuelan en nuestro ranking imaginario a final de temporada. No es que tenga nada en contra de estos dos clubes referencia de nuestro deporte sino que pienso en los beneficios de una competición nada previsible, igualada y con varios candidatos al éxito.

Sergio y Rondo

Lunes, 4 Junio 2012

Cinco de enero de 2004. Torneo de Hospitalet Junior. Se enfrentan Estudiantes y Oak Hill Academy. Antes de ese partido, Carlos Suárez ha llamado la atención en Estudiantes por su voracidad reboteadora y su actividad en la pista y Josh Smith (hoy All Star jugador de Atlanta Hawks) ha destacado entre los norteamericanos por su exhuberancia física que hace cuestionarnos a algunos la verdadera altura de las canastas.

Antes del partido frente a Estudiantes, alguien le dice al base de Oak Hill, Rajon Rondo que va a jugar contra el mejor base de Europa de su edad, Sergio Rodríguez. Rondo toma nota y encara el partido como algo personal, consigue 55 puntos desbordando a Estudiantes y a un Sergio Rodríguez que acusa mucho el desconocimiento de sus compañeros y la ansiedad que le provoca verse superado por Rondo. (more…)

Triple Doble

Mircoles, 10 Noviembre 2010

Miro la lista de jugadores que ya han hecho un triple doble (dobles dígitos en cualquier apartado estadístico positivo, es decir, las pérdidas de balón no cuentan) esta temporada en la NBA y veo en ella a tres de los jugadores del momento en la liga, aunque por motivos bien distintos.

Uno de ellos es nuestro Pau Gasol. Con su juego en pleno madurez, sus actuaciones y un calendario benévolo en este principio de temporada, han permitido que los Lakers no conozcan la derrota en ocho partidos. Muchos relacionan el buen momento del español por su descanso con la selección este verano. No me parece tan decisivo este hecho (que debiera notarse más según avance la temporada) como la seguridad y confianza con la que juega un Pau Gasol que ha ganado peso en el engranaje ofensivo de los Lakers e incluso alguna noche lanza más que Kobe Bryant (que no lo permitirá con mucha asiduidad, ya veréis).

Gasol es un digno heredero de Sabonis y Divac, pívots que supieron exprimir en una liga de egos, el fundamento más altruista del juego, el pase. Probablemente ya haya superado a los dos como jugador.

Lebron James cae mal, pero es un jugador fabuloso. Insisto en ello (ya lo he mencionado en varios post) porque sigo viendo, escuchando, leyendo comentarios poco afinados que relacionan su forma de ser con su juego. James es un jugador completísimo en un equipo en construcción que, de momento, no está respondiendo a las expectativas.

Inteligencia u orgullo de Wade. Un dato que me llama la atención de la trayectoria de Miami Heat es que Dwayne Wade está intentando marcar su territorio desde los primeros partidos siendo la principal referencia ofensiva de su equipo. Lebron James  intenta aportar a su equipo en asistencias y en rebote asumiendo discretamente el papel de segundo espada. Veremos si el paso de las semanas confirma esta tendencia y si los Heat mejoran unas prestaciones que, de momento, están lejos del nivel que presumíamos.

Promediar casi 15 asistencias por partido no está al alcance de muchos. Rajon Rondo lo está consiguiendo, confirmando su candidatura a mejor base de la liga. Rondo, descartado para el campeonato del Mundo de Turquía, por su decepcionante capacidad para el lanzamiento de larga distancia, merecería el premio a jugador más mejorado cada temporada. El jugador dubitativo, errático y de brazos enormes que apareció en la liga ha ido moldeándose como un director de juego eficaz en ambos lados del campo y con capacidad para jugar a un ritmo elevado más adecuado para sus características o algo más pausado que eleve la producción de sus veteranos compañeros.

No lo dudéis, Rondo tiene cualidades para ser el máximo anotador de los Celtics, incluso sin ser un gran lanzador exterior. Probablemente su contrato tendría más cifras pero seguro que el equipo de Boston ganaría menos partidos.

NBA en estado puro

Viernes, 18 Junio 2010

Pensaba esta noche cuando acababa la Final de la NBA que el Séptimo partido entre Lakers y Celtics representa fielmente lo que es la situación de la Liga Norteamerica actualmente con todas sus grandezas y miserias a cuestas. Un partido de una calidad bajísima marcado por los nervios y malas lecturas de juego de la mayoría de los jugadores de ambos equipos y de una dureza defensiva extraordinaria, jugado con una pasión extrema que compensaba la permanente visión de malos pases y lanzamientos. El último minuto y medio del partido permanecerá por mucho tiempo en la memoria de los amantes de la NBA.

Los Angeles Lakers

- Orgullo. Si los de Phil Jackson igualan en corazón a Boston, tienen mayor calidad para llevarse el triunfo. La aplicación defensiva de los Lakers en los últimos 15 minutos de partido ha sido la mejor exhibición colectiva en defensa en mucho tiempo.

- Secundarios. Fisher, Artest y Odom han sido decisivos en el partido final. Tres jugadores veteranos, desconcertantes, irregulares pero con un gen competitivo especial que ha resultado decisivo.

- Bryant. Preso de su ansiedad, ha compensado su desacierto con una actividad impagable que le ha permitido ayudar en otras facetas del juego. Durante la Serie Final ha tenido momentos grandiosos pero da la sensación de que no termina de convencerse de que un punto de altruismo en su juego le haría escalar posiciones en el Olimpo del baloncesto.

- Gasol. El partido del jugador español ha sido emocionante. Extraordinario en el rebote, también ha sucumbido a la ansiedad pero ha sabido dominar sus nervios en los momentos más decisivos del partido. No hay sensación más grande que la de saberse y sentirse respetado. El crédito de Gasol crece y crece en la liga norteamericana. Mientras esté en los Lakers, estos seguirán siendo candidatos a todo.

- El futuro. Mientras esperan la decisión de Phil Jackson sobre su continuidad, los Lakers pueden vislumbrar el futuro con mucho optimismo. Bryant y Gasol están en un gran momento y Bynum debe mejorar año tras año. Aún así, deberían moverse en encontrar algún jugador fiable que de mayor consistencia a su banquillo. El año que viene serán de nuevo los máximos favoritos.

Boston Celtics

- Extraordinarios. La derrota de los Celtics es tremendamente conmovedora. El equipo ha llegado justísimo de fuerzas pero con el orgullo intacto al último partido. Han tenido el partido dominado gracias a su solidaridad en ambos lados del campo pero no han tenido piernas para defender el último arreón de los Lakers.

- Doc Rivers. El entrenador del equipo perdedor sale muy reforzado de estas finales. Ha mostrado recursos infinitos en la preparación de jugadas puntuales,  capacidad de improvisación y una sensacional preparación de los partidos.

- Rondo. Ha sido el factor decisivo para que los Celtics llegasen a la final y un auténtico dolor de cabeza para los Lakers. Poderosos físicamente, se ha destapado como un gran competidor. Va camino de ser un jugador legendario

- El futuro. Una incógnita. El rendimiento en las Finales de los Pierce, Garnett y compañía hace pensar que aún les queda un aliento de baloncesto del máximo nivel, pero la conferencia Este se antoja durísima la próxima campaña. Quizás es el momento de romper el “Big Three” y rejuvenecer el equipo. Se han movido muy bien en verano los últimos años y eso nos hace pensar que no debemos descartar una reedición de esta final la próxima campaña.

P.D. Si fuera de  los Celtics no estaría pero que nada contento con el arbitraje de este séptimo partido.

Deseo, corazón y defensa

Lunes, 14 Junio 2010

¿Puede que por primera vez acierte un pronóstico y nos vayamos al séptimo partido en la Final de la NBA?. Nada me haría más ilusión, y no por satisfacer mi maltrecho ego lleno de augurios errados (el año de Lebron, final ACB Barça-Real Madrid y tantos otros), sino porque estamos asistiendo a unas series finales extraordinariamente intensas que merecen decidirse en el último suspiro de un séptimo encuentro.

Hay momentos puntuales en los que los factores que rodean al juego en sí logran ocultar determinadas miserias. Está ocurriendo en las Finales entre Lakers y Celtics. El juego de los dos equipos dista de ser brillante pero la Final está reuniendo suficientes alicientes para ser recordada en años. Los Lakers se han disfrazado de favoritos y han adquirido demasiados vicios consecuentes de esta condición. Es un equipo muy seguro de sí mismo que roza la altanería en determinados momentos y que parece encontrarse cómodo encomendándose demasiadas veces al extraordinario Kobe Bryant. En una Serie tan larga no debes basar toda tu fortaleza en exprimir tus virtudes al máximo sino en saber analizar cuáles son las debilidades del rival. En este sentido Boston lleva la delantera y por mucho.

En cualquier caso, la confianza es el principal activo de los californianos en su regreso a Los Ángeles pero de nada les bastará si no logran igualar en deseo al equipo de Boston que juega como si supieran que es la última final que jugarán en sus vida. ¿Acaso no es la  mejor manera de afrontar una final?

Los Celtics son otra historia. Han decidido llevar la Final al terreno de la épica y se les nota encantados. Combaten cañonazos con espadas y están ganando la batalla porque siempre queda uno de sus espadachines en pie. Un día es Allen, otro Garnett, otro Paul Pierce, otro los reservas y casi siempre está Rajon Rondo.

¿Y Gasol?. El jugador español puede ser decisivo para que los Lakers impongan su baloncesto pero la agitación y el barullo va en contra de los que viven de su capacidad para entender el juego. Tampoco le ayuda la inconsistencia con la que es utilizado en el juego. Mientras los Celtics analizan al detalle cuales son los aspectos débiles de la defensa californiana para percutir una y otra vez contra ellos, Phil Jackson no está logrando un plan de juego alternativo al Kobesistema, claro que este sistema es tan bueno que igual le vale para ganar otra vez.

Lakers-Celtics. Inspiración Vs Solidez

Jueves, 3 Junio 2010

La final más deseada, la final más clásica, probablemente los dos equipos con más seguidores en el mundo, Los Angeles Lakers y Boston Celtics afrontan una Serie con numerosos ingredientes para considerarla una de las más atractivas de los últimos años

El camino de los dos equipos hasta la final ha sido enormemente autoritario y ha definido perfectamente los distintos perfiles que representan ambos conjuntos.

Los Lakers, que cuentan con el factor campo a favor se mueven al son de su talento. Cuentan con el jugador con más recursos ofensivos de la Liga y el pívot más inteligente del planeta. Parecen suficientes argumentos para derrotar a cualquier equipo si no fuera porque en cada encuentro tienen minutos dónde olvidan elementos imprescindibles que definen cualquier equipo campeón, la solidaridad y el sacrificio. Ahí es dónde entran los Celtics, veteranos, duros, competitivos, con infinidad de recursos ofensivos y una aplicación defensiva muy por encima de la de su legendario rival.

Una vez realizada la presentación general, es la hora de los detalles, esos que definirán una serie que se presume de máxima igualdad. Los Celtics mandan en la posición de base. Rondo supera en talento y capacidades a un Fisher que buscará su último? aliento para detener las acometidas del talentoso play maker de Boston. Rondo es un verdadero problema para los Lakers.

Para nosotros la atención se centrará en el duelo de Pau Gasol contra Kevin Garnett. Dentro de unos años, cuando se repase toda la trayectoria del jugador español, Garnett aparecerá mencionado muchas veces. Sus duelos no se pueden considerar legendarios pero sí han marcado la trayectoria de Gasol en la NBA. Garnett intentará imponer su físico para castigar al jugador de los Lakers en labores defensivas, mientras Gasol pondrá su cerebro a funcionar para dar el pase extra necesario, capturar el rebote decisivo e interpretar como nadie el juego de 2×2 junto a Kobe Bryant.

El mejor nivel de los Lakers supera al mejor nivel de los Celtics pero el rendimiento de los de Boston durante 48 minutos suele ser más constante que el del equipo de Phil Jackson. ¿Pronóstico? Ojalá haya séptimo partido..