Blogs

Archivo de la categoría ‘Salva Maldonado’

Invictos.. y la Penya

Martes, 10 Noviembre 2015

Quién sabe si Valencia Basket será la respuesta a esa pregunta que nos planteamos permanentemente a si habrá alternativa al “duopolio” que manda en la Liga Endesa desde hace unos años. Sin duda que es muy pronto para asegurar algo así de manera categórica y que, probablemente, a los valencianos tampoco les interese que se les señale como candidatos, pero es de agradecer la ambición y el rendimiento de un grupo que está consolidando una dinámica muy positiva.

Si tuviera que elegir un par de palabras para definir a Valencia Basket serían “equilibrio” y “solidez”, probablemente las aportaciones más relevantes que ha logrado su nuevo técnico, Pedro Martínez. Los valencianos ya venían siendo un equipo muy atractivo pero, en momentos determinados, adolecían de capacidad para controlar los partidos y exageraban su apuesta por el lanzamiento exterior. En defensa mostraban más actividad que intensidad y concedían tiros de alto porcentaje. Las incorporaciones de Hamilton y Sikma unidas a la continuidad del talentoso Dubljevic han responsabilizado al grupo de la necesidad de que estos jugadores estén correctamente “alimentados”. Todos ellos son jugadores interiores versátiles pero parecen tener más claro que tienen que producir cerca del aro y utilizar su capacidad para lanzar como un recurso y no como una norma. La constancia y regularidad de Rafa Martínez y San Emeterio y la buena dirección de Van Rossom y Vives están siendo otros factores importantes en el rendimiento de un grupo que aun espera mejores versiones de Lucic y Sato.

Un ex de Valencia Basket, Pau Ribas es una de las novedades de otro de los invictos de la competición, Barcelona Lassa. Los catalanes realizaron un buen trabajo en verano identificando las carencias de su plantilla e incorporando jugadores que ayudaran a solucionarlas. Los fichajes también han ayudado a estimular a jugadores que continúan en la plantilla como Satoransky, probablemente el base del momento y especialmente a Doellman y Tomic, más regulares que en el curso precedente. Xavi Pascual está dosificando al máximo a sus jugadores, conocedor de que cuenta con una plantilla extraordinaria. Como en años precedentes me queda la duda de si estos roles algo indefinidos no supondrán un perjuicio para algunos jugadores que necesitan más estabilidad y saber a qué atenerse para tener un mejor rendimiento.

Permitidme que cuele en este texto dedicado a los invictos a otro equipo que no puede presumir de tal condición pero sí de otros valores aun más apreciables. No es la primera vez en los últimos años que el FIATC Joventut  acumula victorias valiosas en las primeras jornadas que ayudan a la estabilidad del proyecto y a que sus jugadores jóvenes jueguen con menos presión. El mérito del equipo de Badalona es extraordinario, la mezcla entre veteranos conocedores del club y la competición y sus jóvenes jugadores funciona a la perfección ayudada por extranjeros con calidad y buenas condiciones para ser el “pegamento” perfecto. El grupo juega totalmente desinhibido y Salva Maldonado  controla a la perfección que la delgada línea que separa su estilo de la anarquía no se rebase. Lo de la Penya es un ejemplo de rebeldía en toda regla, imprescindible para mantener viva la competición y el sueño de un club legendario que sólo merece apoyo y reconocimiento.

Mucha Penya

Mircoles, 12 Noviembre 2014

Creo no exagerar si digo que el Fiatc Joventut ha ofrecido los momentos más entretenidos de baloncesto en las primeras seis jornadas de la Liga Endesa. El conjunto catalán ha obtenido cuatro victorias y un reconocimiento unánime a la manera en la que ha competido contra equipos del potencial del Real Madrid, Barcelona y Unicaja. Actuaciones como las del equipo dirigido por Salva Maldonado contribuyen al crecimiento de la competición, elevan el interés de la misma y merecen ser destacadas y valoradas sin parar porque hay vida más allá de los equipos de  Euroliga.

La Penya es uno de los muchos clubes que se ha visto (y se ve) golpeado por una situación económica precaria. A pesar de que hace tiempo que no compite por un título, su prestigio como centro formador de talentos se ha mantenido intacto. La continuidad en el banquillo de Salva Maldonado por cuarta temporada consecutiva está contribuyendo a construir un proyecto muy reconocible basado en jugadores formados en la casa y en foráneos conocedores de la Liga  que, además de sus cualidades deportivas, siempre han destacado por su implicación con los grupos de los que han formado parte.

Sin miedo. El rendimiento del Joventut viene muy determinado por la escasa atención que le prestan a la derrota. De otra manera sería imposible ver jugar a un equipo con este nivel de determinación y confianza. Ni miedo, ni especulación de ningún tipo, algo que contra los equipos grandes a los que ha enfrentado tiene doble mérito porque la mayoría de las apuestas contra estos conjuntos se reducen a intentar llevar los partidos a un ritmo lento y a meditar al máximo cada acción que se realiza. El juego que propone Maldonado huye de movimientos de distracción y de sistemas demasiado elaborados, busca generar ventajas de manera inmediata y  aprovechar los numerosos lanzadores de tres puntos de los que dispone. Para que tenga éxito esta propuesta es importante que el técnico refuerce sus ideas cuando el acierto no es tan grande y que los jugadores no se sientan exclusivamente valorados por el acierto o no en el lanzamiento. La tranquilidad y confianza en la propuesta que transmite Salva Maldonado son claves para la buena marcha de un equipo que curiosamente juega con algo más de rigidez contra los equipos de “su” liga.

Nombres.  La temporada de Sitapha Savané está superando todas las previsiones. A sus 36 años, el jugador senegalés tiene una producción altísima en los minutos que está en pista. El entusiasmo con el que compite un jugador que muchos pensábamos (sí, lo admito) que estaba muy lejos de sus mejores tiempos es el mejor ejemplo posible para los jugadores jóvenes. Lo mismo se puede decir de Tariq Kirksay que, más allá de su lanzamiento exterior, es un jugador absolutamente determinante por su capacidad para interpretar los espacios y las ayudas en defensa, probablemente el mejor ayudando a sus compañeros desde Carlos Jiménez. Completa el trío de veteranos ilustres, Demon Mallet, el pequeño base ha vuelto a la Penya con su mismo descaro de siempre. Le costó algo entrar en la competición pero en los últimos partidos ya nos recuerda al jugador de sus mejores momentos. Si Mallet mantiene el nivel, disfrutaremos sin duda del Joventut en la próxima Copa del Rey.

Palabra de Maldonado

Viernes, 14 Septiembre 2012

Siempre interesante escuchar las reflexiones de los protagonistas de la Liga Endesa antes de comenzar la competición. Salva Maldonado, entrenador del FIATC Joventut merece ser siempre leído y escuchado. Acostumbrados a dejarnos llevar por el brillo de los títulos, tendemos a no valorar en su justa medida trayectorias de técnicos como Salva Maldonado, Pedro Martínez, Luis Casimiro o Txus Vidorreta, entre otros,  cuyo título (además de los reales, que también los tienen, por cierto) es el amplísimo número de partidos dirigidos en una competición tan exigente como la española.

La fractura y el nivel. Maldonado reafirma una sensación generalizada sobre el nivel de la competición. Parece bastante consolidada la opinión de que las diferencias entre los “Euroliga”  y el resto aumenta. El Barcelona Regal se ha gastado en incorporar un jugador para su segundo equipo lo que gana un buen americano de cualquier equipo de mitad de la tabla de la competición. La realidad es la que es y conviene sacar el lado positivo y pensar en los “hijos de la crisis” que nos deparará la siguiente temporada, aquellos jugadores que tendrán un mayor espacio y posibilidad de impactar porque sus equipos se verán obligados a apostar por ellos. Dos  matices que me gustaría añadir sobre esto de la distancia y las fracturas. El primero es que  me gusta que en el Baloncesto se escuchen menos mensajes victimistas que en otros deportes (vamos, que en el fútbol), hay un mayor sentimiento de inconformismo, menos lloriqueo y más voluntad de encontrar la manera de explotar los recursos al máximo para buscar las cosquillas a los clubes más poderosos, sabiendo la dificultad de la empresa. Que van a ganar los que tienen que ganar ya lo sabemos, que cualquier equipo de la Liga Endesa no se resigna a intentar hacerles pasar un mal rato, también. El segundo aspecto a destacar es que la necesidad de mirar con más mimo a que se destina cada euro está “limpiando” la Liga de muchos jugadores que realmente aportaban poco a la competición, especialmente aquellos comunitarios ya tirando a veteranos de 10 minutos por partido acostumbrados a cambiar de equipo cada año. Echad un vistazo, de esos, cada vez menos.

La línea de tres. Otra de las reflexiones de Salva Maldonado alude a la importancia de sumar con regularidad de tres puntos para ser competitivos en el baloncesto actual. Difícil de rebatir, sin duda, y más si atendemos a los últimos Juegos Olímpicos y al ejemplo estadounidense lanzando más tiros de tres que de dos. Sin embargo, esta es una idea sobre la que se puede dar alguna vuelta y que nos puede anticipar el baloncesto que veremos esta temporada. Tengo la sensación de que este año aumentarán los lanzamientos triples por partido porque será un recurso de muchos equipos para intentar paliar otras limitaciones. Otra temporada donde se confirmará que la movilidad de los pívots cada vez es un aspecto más valorado porque su aportación cada vez está más pensada para ser generadores de espacios mediantes sus movimientos que para culminadores. Interesante, sobre todo porque el actual campeón sale con Jawai y Tomic….

El “Fuenla” y 7 más

Lunes, 16 Mayo 2011

Vaya por delante mi perdón a aficionados y profesionales de todos los equipos clasificados para los Play Off, muy especialmente a los fieles seguidores del Gran Canaria que han visto una excepcional temporada de un equipo capaz de reinventarse año tras año y que ha conseguido una brillantísima quinta posición que refuerza la trayectoria de ese entrenador ya referente en nuestra competición como es Pedro Martínez.

Pero lo del “Fuenla” merece un capítulo aparte. Un equipo sin patrocinador que pierde a su mejor jugador, Batista,  con media temporada por jugarse, que encuentra de su cantera un sustituto adecuado, Biyombo, y tampoco cuenta con él las últimas jornadas. Un  equipo que ha descubierto a un gladiador sin límites como Gustavo Ayón, quizás el jugador que mejor representa los valores que han hecho grande al Fuenlabrada, el inconformismo y el “hambre“, necesarios para hacer crecer a unos jugadores que, lejos de alimentar su ego en busca de números que les faciliten un mejor contrato, interpretan el juego colectivo como pocos equipos en la competición.

Esos locos bajitos.  En un grupo tan coral que tiene la paciencia para saber encontrar sus ventajas en cada ataque es difícil poner en valor a unos jugadores por encima de otros, la temporada ha dado momentos para todos ellos. Sin embargo es justo señalar la tremenda importancia de los bases Valters y Colom en la trayectoria del grupo. Valters volvió al equipo después de no adaptarse a la dinámica que ofrecía el Joventud, el jugador letón encuentra en Fuenlabrada el medio más adecuado para expresarse porque sus tiros, a veces alocados, ganan en precisión por la enorme confianza con la que los realiza. Quino Colom es una de las revelaciones de la temporada, un jugador joven que juega con extraordinaria madurez y que discute la titularidad de Valters con un punto mayor de pausa y algo más de actividad defensiva. Colom es cada año mejor jugador, no detiene su progresión y es un jugador  que da un rendimiento mucho mayor que otros bases de la liga con mayor reconocimiento mediático.

No me gustaría olvidarme del entrenador del Fuenlabrada, Salva Maldonado, un técnico que tiene en su trayectoria su mejor aval pero que rescatará esta temporada en el equipo madrileño como uno de los mayores hitos de su carrera. Su mayor virtud ha sido adaptarse a las circunstancias sin desenfocarse, ha huido de las excusas y ha buscado y rebuscado entre las características de sus jugadores cómo solventar las posibles carencias de la plantilla y, por encima de todo ha hecho sentir a todos ellos que son buenos jugadores y éstos se lo han creído.

El peligro de saberlo todo

Viernes, 16 Octubre 2009

Decía el bueno de Neven Spahija antes de enfrentarse al Regal Barcelona (o por lo menos así lo recogieron diferentes medios) que lo sabía todo del equipo catalán. No dudo de las palabras del entrenador croata, al que por cierto, tengo en gran estima profesional, pero a veces vale más tirar de prudencia que alardear de conocimiento de un rival que está perfectamente capacitado para sacar del campo a casi todos los equipos del continente.

El trabajo de “Scouting” o estudio sobre el rival es una de las facetas en constante evolución de nuestro baloncesto. Cada vez son más los elementos tecnológicos que ayudan a esta tarea que también está obligando a muchos equipos a buscar soluciones para intentar camuflar en la medida de lo posible sus movimientos.

Así, encontraremos equipos que nunca señalizarán sus movimientos (como hacía Salva Maldonado en Gran Canaria) sino que los verbalizan y otros que cambiarán de seña cada partido buscando tirar por la borda las muchas horas de trabajo que dedican los ayudantes a identificar las señas de cada sistema.

La importancia del estudio del rival varía de unos entrenadores a otros. Sergio Scariolo representa el perfil de entrenador que da gran importancia a todo lo que realiza el rival, haciendo que sus jugadores conozcan a la perfección todos los sistemas y variantes del equipo contrario. Aíto García Reneses se sitúa en el extremo contrario dando menos trascendencia al scouting y más a perfeccionar aquellas acciones de su propio equipo.

Ninguna de las dos opciones es garantía de éxito pero, volviendo a las palabras de Spahija, lo que parece claro es que tan importante como estudiar al equipo contrario es conocer perfectamente cuales son las características de tu propio equipo para saber cómo explotar las virtudes y camuflar sus defectos.

 A día de hoy esa es la diferencia entre el Regal Barcelona y el Valencia. Al Barça cuesta encontrarle defectos y al Valencia, como a tantos otros en esta clase de partidos, cuesta encontrarle virtudes.

Los otros premios

Mircoles, 6 Mayo 2009

Es época de premios. Tanto en la ACB como en la NBA empiezan a concederse galardones individuales y colectivos de la temporada regular. Los últimos, el archicantado y merecidísimo MVP para Lebron James y el mejor quinteto de la ACB formado por Prigioni, Rakocevic, Navarro, Reyes y Vázquez.

Aprovechando el momento, se me ha ocurrido imaginar otros posibles galardones con sus distintos candidatos.

Premio  ”Quinteto decepción”, sería para aquellos jugadores que han tenido una participación muy por debajo de lo esperado, tanto en rendimiento como en minutos. El quinteto sería André Barret, Quinton Hosley, Bracey Wright, Jordi Trías y Fred Weis, aunque jugadores como Wideman, Chris Moss, Lubos Barton, Andrea Pecile o P.J Ramos también podrían formar parte de la lista.

Premio “Listo para un Grande”. Hablaríamos de aquellos jugadores que se han consolidado esta temporada y que forman parte de equipos de la parte medio-baja de la clasificación donde han demostrado estar más que capacitados para jugar en equipos de Euroliga. Incluiría en esta lista a Carlos Suárez, Saúl Blanco, Valters, Oleson (que seguro que dará el salto), Joel Freeland o Marko Banic.

Premio “Que no estoy acabado”. Pienso  en aquellos jugadores que han rendido a buen nivel y que venían de realizar temporadas discretas. Antonio Bueno en el Alta Gestión Fuenlabrada y Javi Rodríguez en el Ricoh Manresa serían los dos máximos aspirantes.

Premio “Teruel existe”. Nos podíamos referir con este “galardón” a aquellos jugadores y técnicos que rinden muy por encima del eco mediático que reciben. Por ejemplo me ha fascinado la temporada de Pau Ribas, diría que bastante mejor que la de Ricky Rubio, aunque con mucho menos trascendencia mediática. También ha sido excelente el trabajo de técnicos como Salva Maldonado, Luis Guill y Jaume Ponsarnau a los que creo que no se les ha valorado lo suficiente.

Premio “Fichaje del Año”. Varios candidatos para esta categoría. La vuelta de Navarro ha dado otra dimensión al Barça, así como la de Ivanovic al Tau, pero si he de quedarme con uno, creo que la contratación más decisiva para un equipo ha sido la de Clay Tucker para un Cajasol que estaba con un pie en la LEB. El jugador americano y Pedro Martínez han tenido mucho que ver en su salvación