Blogs

Archivo de la categoría ‘Tiempos Muertos’

Cámaras en los tiempos muertos. Sí, pero no..

Viernes, 25 Febrero 2011

Disfruto de una nueva jornada de la Euroliga donde los equipos españoles consolidan la posición hegemónica de nuestro baloncesto. Me siento y escucho las instrucciones en los tiempos muertos de varios entrenadores. Asisto a los diversos estímulos que se pueden utilizar en ese periodo de tiempo. Messina apela a la responsabilidad y al control de las emociones en algunos momentos, su colega del Partizan insiste una y otra vez en dónde están las debilidades defensivas del Real Madrid y Dusko Ivanovic machaca la pizarra con algún detalle táctico poniendo a prueba la durabilidad de sus rotuladores.

Intento olvidar mi ya consolidado papel de espectador y recuerdo que alguna vez fui entrenador para reflexionar sobre cuál es la verdadera utilidad de asistir a ese Gran Hermano diminuto de un grupo deportivo. No logro ponerme de acuerdo conmigo mismo. Por un lado, observar ese momento de convivencia del equipo me parece enormemente atractivo, añade interés a las retransmisiones y nos ayuda a entender qué es lo que pretende el entrenador de sus jugadores. Conseguimos humanizar a personajes desconocidos, conocer sus respuestas emocionales y aprender algo más sobre los diferentes medios que se pueden utilizar para conseguir los objetivos. Sin embargo, los operadores televisivos deben ser mucho más responsables a la hora de manejar esta información y es preocupante el nivel de las interpretaciones y valoraciones que se realizan de lo que se ha vivido en ese momento. Da la sensación de que en este terreno se camina un poco a contracorriente y se intenta sacar punta a aquellos tiempos muertos que, por elocuentes, no merecen más que un refuerzo explicativo mínimo y, sin embargo, aquellas exposiciones llenas de matices que ha realizado el entrenador no logran trasladarse al gran público porque no se ha captado el contenido del mesaje. Los privilegios deben tratarse con responsabilidad y no con ligereza.

Porque no nos engañemos, que los entrenadores se vean obligados a abrir las puertas de su casa, aunque sea brevemente, es un enorme privilegio del que disfrutamos todos. Entiendo perfectamente a aquellos técnicos que no se sienten cómodos en esta situación pero tengo la sensación de que la tendencia en las retransmisiones camina hacia el entrenador-narrador. Quedará poco espacio para la especulación, el debate e incluso el misterio y pondrá aún más al entrenador en el centro de todas las dianas. La situación débil de nuestro deporte hace que se vayan cediendo determinados espacios con el fin de conseguir algún operador que emita los partidos. La preocupación no es tanto mejorar el producto como que ese producto se vea, da igual dónde ni cómo. Pan para hoy y mucha hambre para hoy y para mañana.