Blogs

Archivo de la categoría ‘ucam murcia’

No es eso, “Facu”, no es eso

Lunes, 6 Febrero 2017

Hay pocos “ejercicios” que me gusten más que analizar cómo jugaban determinados jugadores tiempo atrás y como ha influido el paso del tiempo en su evolución. Al final, la mejor manera de  triunfar y tener una carrera sólida es mejorar y, sobre todo, adaptarse a lo que va pidiendo el deporte en sí y el entorno a cada jugador.

Por eso admiro a tipos como Felipe Reyes que se mantiene en la élite por ese pequeño detalle técnico que mejora cada temporada. Un año fue el tiro libre, otro el lanzamiento de media distancia y más adelante ser capaz de producir más cuando gira sobre su hombro derecho en el poste medio. El caso es que Reyes ha demostrado interés y habilidad para seguir evolucionando y prolongar su estancia en la élite, no sólo por sus mejores técnicas, sino también por su mayor conocimiento del juego.

Me  genera inquietud  ver aquellos casos de jugadores que no acaban de entender qué es lo que se precisa de ellos y no logran explotar todas sus cualidades en beneficio del equipo.

Probablemente, UCAM Murcia es el equipo con el rendimiento más decepcionante de la Liga Endesa hasta el momento. Sus seis victorias se antojan muy pocas superada la  primera vuelta  y con el nivel de su plantilla. En el camino, Óscar Quintana, su entrenador fue cesado y Fotis Katsikaris ha regresado a Murcia con la intención de levantar el vuelo del equipo. La primera idea del técnico griego ha sido reducir el ritmo de juego e intentar mejorar el rendimiento defensivo del grupo. De momento, parece que queda mucho trabajo por hacer, entre otras cosas porque el equipo tiene un problema que debe atajar. El tipo que quizás es el mejor jugador de la plantilla no parece tener muy claro cuál es el camino para ayudar a su equipo

Facundo Campazzo es uno de los mejores bases de la competición. Es un jugador rápido, brillante en el uno contra uno, creativo y bastante molesto en defensa. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, no es capaz de ordenar todas sus cualidades y por decirlo de una manera entendible, juega a “su bola”. UCAM Murcia necesita los puntos de Campazzo, claro que sí y no quiero dar a entender que el argentino abandone su agresividad buscando la canasta. El tema es que sea más productivo con su dribling, que escoja mejor los momentos, que cada ataque no lo juegue como sea el último y que atienda con más rigor a lo que sucede en el partido.

Una cosa es que el fin de los ataques de Murcia pueda ser en muchas ocasiones jugar situaciones de “pick and roll” con el base argentino y  otra es que la idea dominante sea que Campazzo consuma gran parte de la posesión con driblings que no conducen a nada más que a desconectar a sus propios compañeros del encuentro.

Facundo Campazzo ha comentado su intención de ir a la NBA. Antes de dar el salto le vendría bien una sesión de vídeo y abandonar ese ánimo de “revulsivo” que parece que domina su juego. Murcia no necesita un héroe, sino un líder que sume a compañeros para la causa. Campazzo no es el primer jugador que confunde ambos papeles, estoy convencido de que dará la vuelta a la situación y que sus números se verán acompañados también de victorias pero para eso es necesario que él asuma que este no es el camino.

De magos, olas gigantes y canastas milagrosas

Martes, 24 Mayo 2016

No recuerdo una última jornada de la Liga Regular con tantas cosas en juego como la disputada el pasado fin de semana. Desde el primer puesto que confirmó el Barcelona y la consiguiente ventaja campo en todos los cruces de Play Off (me sigue pareciendo poco premio para un equipo que gana una competición de 34 jornadas), pasando por las últimas plazas entre los ocho primeros  y terminando por el nombre del segundo equipo abocado a un supuesto descenso.

Empiezo por esto último porque la sangre manda y aun ando un poco en shock. El descenso de Movistar Estudiantes es justo, mucho, en el fondo y cruel en la forma, en tanto en cuanto perdió un partido que nunca debió dejar marchar. Ese parcial final de 15-0 con el que el Retabet GBC derrotó a los madrileños es un fiel reflejo de muchos de los males que han acompañado a la plantilla durante toda la temporada. Un equipo huérfano de líderes, incapaz de dominar ningún partido por la fragilidad de sus jugadores de referencia y la inmadurez de jóvenes prometedores. El Estu se bloqueó cuando lo tenía todo a favor, fue víctima de sus errores,  decisiones desacertadas  y la falta de autoestima generada durante toda la temporada.  La ola gigante de la que habló Juancho Hernangómez viene gestándose desde hace mucho tiempo.

No debería temer Estudiantes tanto la LEB si la permanencia en la ACB vuelve a convertirse en una especie de anestesia para aplicar aquello de “cambiar para que nada cambie”. Es comprensible el deseo de muchos aficionados de que ese paso atrás en la gestión se refleje también en la categoría deportiva en la que juega el equipo.  No llega  un club a esta situación por responsabilidad de una persona en concreto entre otras cosas porque hace mucho tiempo que no se tiene clara la firma de determinadas decisiones. Me pareció acertado el diseño original de la plantilla en cuanto permitía espacio a jugadores jóvenes con condiciones para desarrollar varios años de su carrera en la máxima categoría. Falló estrepitosamente la elección de los jugadores destinados a proteger a estos chicos y la dinámica perdedora no sólo provocó un cambio de entrenador sino un interminable goteo de fichajes que mejoraron los resultados del equipo aunque no llegaron a consolidar  un rendimiento positivo constante. Algunas incorporaciones resultaron útiles como Simpson y Laprovittola (aunque su exceso de protagonismo ha podido restar en cuanto al ritmo que obligaba a jugar al equipo), otras más intrascendentes (Rey, Pumprla) y alguna extraña (fichar a Kendall para que apenas participe). Su entregada afición y el apoyo de los patrocinadores  son los pilares más sólidos que tiene Movistar Estudiantes para afrontar modificaciones necesarias. Falta lo más importante, tener la decisión de afrontarlas.

No llega a ser tan cruel por lo que supone un “descenso” pero la derrota de Dominion Bilbao Basket frente al Cai Zaragoza por un triple lejanísimo de Joan Sastre tiene su miga porque supone que los de Sito Alonso no disputarán el Play off por el título al que sí optarán UCAM Murcia y Montakit Fuenlabrada (probablemente libra por libra, el mejor equipo de la Fase Regular).

En una última jornada llena de emociones y de acciones que se recordarán con el paso del tiempo, Raúl López se merece cada línea y espacio que ha ocupado en los medios estos días y el unánime reconocimiento que ha recibido de todo el baloncesto español. Me alegra que se haya abandonado por fin la coletilla de lo que pudo ser y valoremos de manera extraordinaria todo lo que ha sido y su humildad para afrontar los éxitos y obstáculos en su trayectoria. Un ejemplo, se le echará de menos en las pistas.